Ovillanta, la ingeniosa trampa hecha de llantas para acabar con el mosquito del zika
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Ovillanta, la ingeniosa trampa hecha de llantas para acabar con el mosquito del zika

La ovillanta es una efectiva trampa gracias a que emula las condiciones favoritas de reproducción del mosquito. Hecha de llantas recicladas se trata de una solución al alcance de todos que promete buenos resultados.
Cuartoscuro
Por Ken Wysocky para BBC Mundo
16 de mayo, 2016
Comparte

En un avance que podría tener enormes consecuencias contra el zika y el dengue, un grupo de investigadores canadienses y mexicanos ha desarrollado una forma económica, efectiva y no contaminante de reducir drásticamente las poblaciones de mosquitos portadores de enfermedades.

¿Cómo? Utilizando un elemento omnipresente y donde, irónicamente, a las plagas de mosquitos les encanta reproducirse: los neumáticos usados.

Estamos volviendo en su contra un arma –llantas gastadas– que los mosquitos utilizan contra nosotros“, dice Gerardo Ulibarri, profesor asociado de Química Médica y Ecosalud de la Universidad Laurentian en Sudbury, Ontario (Canadá).

Ulibarri desarrolló un dispositivo, al que llama “ovillanta”, capaz de destruir las larvas del Aedes aegypti, el mosquito transmisor de los virus del Zika, el dengue, la chikungunya y la fiebre amarilla.

Para empezar, elimina la necesidad de utilizar pesticidas, dañinos para el medioambiente y con posibles riesgos colaterales para otros insectos (incluidos los que comen a los mosquitos).

Además, las generaciones posteriores de mosquitos pueden desarrollar resistencia a los pesticidas, haciendo que estos sean cada vez menos efectivos, explica Ulibarri.

Un problema hecho solución

La nueva herramienta también proporciona una respuesta, aunque limitada, a una de las cuestiones de eliminación de residuos más complicadas de gestionar en el mundo: qué hacer con los neumáticos usados.

Por otra parte, las trampas tienen un costo muy bajo, son relativamente fáciles de fabricar y hay un suministro prácticamente inagotable de materiales disponibles (cada año se gastan en el mundo unos 1.500 millones de neumáticos).

Ulibarri desarrolló otro tipo de trampa para ayudar a combatir un brote del virus del Nilo Occidental en Ontario en el año 2012, pero resultó ser muy costoso y difícil de transportar a los países en vías de desarrollo.

“Así que comencé a observar materiales locales y se me ocurrió utilizar llantas, pues casi el 30% de los mosquitos Aedes se reproducen en neumáticos de automóvil llenos de agua“, explica el científico.

“No lo teníamos pensado de esa manera; fue un hallazgo inesperado”.

Resultados de las pruebas

Las pruebas iniciales mostraron que la ovillanta es muy efectiva.

Durante una investigación de 10 meses en Guatemala, los investigadores descubrieron que 84 ovillantas, colocadas en siete barrios de la ciudad de Sayaxché, acabaron con más de 18.000 larvas de Aedes al mes.

Y estas cifras multiplican casi por siete los resultados de las trampas tradicionales.

También es digno de mención el hecho de que no se reportaran casos de dengue en la zona durante ese periodo; normalmente, ocurrían entre dos y tres docenas de casos durante ese tiempo, dice Ulibarri.

La ovillanta, que consiste en dos piezas de neumáticos de unos 50 centímetros de largo y en una válvula de drenaje, imita el lugar donde se reproducen los Aedes.

Un solo neumático puede dar lugar a tres ovillantas.

Así es como funciona: la mitad inferior del dispositivo se llena de unos dos litros de agua y se añaden las llamadas “tiras de aterrizaje” (por ejemplo, pedazos de papel pellón) en donde las hembras de mosquito pondrán sus huevos.

___________

Otro “vehículo” de destrucción

Reutilizar neumáticos usados no es el único enfoque novedoso para matar a los mosquitos portadores de enfermedades.

MotoRepellent es un pequeño dispositivo portátil desarrollado en Asia que permite dispensar un aceite repelente para mosquitos no tóxico a través de una máquina que es casi tan abundante en Asia como los mosquitos: la motocicleta.

MotoRepellent se adhiere magnéticamente al tubo de escape de la motocicleta.

El calor de los gases de escape activa el aceite y emite un olor que repele a los moquitos.

___________

“Los mosquitos no dejarán sus huevos en una superficie seca, pero necesitan humedad para salir del cascarón”, dice Ulibarri.

“En un clima cálido debes añadir agua de vez en cuando, porque se evapora muy rápidamente”, agrega.

El agua en el dispositivo debe ser drenada dos veces por semana en un recipiente cubierto con un filtro; algo tan simple como un pedazo de tela blanca funciona bien, pues el color hace a las larvas claramente visibles, explica.

Después de eso, hay que destruir los huevos, verter el agua de nuevo en la ovillanta (llenándola de agua fresca) e instalar dos nuevas tiras de aterrizaje.

“Es importante reciclar el agua porque una vez eclosionan los huevos, liberan una feromona que les indica a otros mosquitos que es un lugar bueno y seguro para depositar sus huevos”, dice Ulibarri, cuyo trabajo está financiado por Grand Challenges Canada, una agencia gubernamental que promueve proyectos en materia sanitaria a escala mundial.

Comprender al enemigo es la mejor manera de luchar contra él“, añade Ulibarri.

Normalmente, suele tomar en torno a un mes –el ciclo de vida promedio de una hembra Aedes en climas cálidos– antes de que la trampa comience a hacer mella en las poblaciones locales de mosquitos.

Tan solo hacen falta dos ollivantas por acre (más de 4.000 m2) para reducir significativamente las poblaciones de mosquitos, pero cuantas más haya, mejores serán los resultados, dice Uibarri.

Hasta ahora, los dispositivos fueron probados en Guatemala y México, y Ulibarri dice que han invitado a su equipo a hacer más pruebas en Brasil y Paraguay.

Pero ¿cuál es el potencial de la ovillanta?

“Creo que si se utiliza de manera adecuada puede tener un gran impacto en diferentes enfermedades como el zika, el dengue, la chikungunya y la fiebre amarilla”, explica el científico.

“Y, con diferentes atrayentes, también podemos luchar contra los mosquitos Culex y Anopheles, que portan los virus del Nilo Occidental y de la malaria”, dice Ulibarri.

“Si trabajamos todos juntos, tal vez podamos hacer la diferencia”, agrega.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Vacuna de AstraZeneca: por qué Reino Unido dejará de ofrecerla a los menores de 30 años

El contexto actual de la pandemia en Reino Unido y la amplia disponibilidad de vacunas permitirá ofrecer a los más jóvenes la vacuna más adecuada posible.
8 de abril, 2021
Comparte

Reino Unido ofrecerá una alternativa a la vacuna de AstraZeneca a los menores de 30 años tras consolidarse su vínculo con la aparición muy poco frecuente de trombos.

A fines de marzo, de 20 millones de personas vacunadas con AstraZeneca en Reino Unido, 79 pacientes sufrieron coágulos y 19 de ellos murieron, según la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios.

Casi dos tercios de los casos fueron mujeres y los fallecidos tenían entre 18 y 79 años, tres de ellos menores de 30.

El regulador británico insiste en que los números no prueban que la vacuna sea la causante de los coágulos, aunque admitió que el vínculo se estaba consolidando.

Mientras, la Agencia Europea de Medicamentos comunicó este miércoles que estos inusuales trombos debían ser incluidos como posibles “muy raros efectos secundarios” de la vacuna de AstraZeneca, y que sus beneficios superaban los riesgos.

Entonces, si el riesgo es tan bajo y las autoridades insisten en que la vacuna está salvando miles de vidas, ¿por qué Reino Unido recomienda no ofrecerla a los menores de 30?

Riesgo y beneficio

Logo de AstraZeneca con jeringuillas.

Getty Images
La vacuna de AstraZeneca ha estado en el punto de mira varias semanas por vincularse casos de trombos como posibles muy raros efectos secundarios.

Primero hay que reiterar que ninguna vacuna o medicamento está libre de riesgos. La pregunta clave es determinar si beneficia más de lo que perjudica.

La propia píldora anticonceptiva, en general, aumenta seis veces la probablidad de desarrollar un trombo.

Los últimos datos siguen demostrando que la vacuna de AstraZeneca es muy beneficiosa, incluso asumiendo que estos trombos son causados por la misma, lo cual no está confirmado todavía.

El riesgo de morir por un trombo tras vacunarse es increíblemente pequeño, de uno entre un millón, según estimaciones de los datos disponibles en Reino Unido.

Por el contrario, la covid-19 mata a una de cada ocho personas infectadas mayores de 75 años, y uno de cada 1.000 infectados sintomáticos con alrededor de 40 años.

Sin embargo, el balance entre riesgo y beneficio en los menores de 30 años no es tan amplio, dado que los pacientes en este rango de edad son mucho menos propensos a morir o enfermar de gravedad por covid.

Pero incluso en este grupo de población el compuesto de AstraZeneca sigue aportando muchos más beneficios que riesgos.

Personal sanitario en Reino Unido con una inyección de la vacuna de AstraZeneca.

PA Media
La vacuna de AstraZeneca sigue aportando mayores beneficios que riesgos a cualquier grupo de edad y está salvando miles de vidas.

Solo que otras vacunas, en este caso, pueden ser una mejor apuesta.

“Mientras más te acercas a una persona de 20 años, sin culpar su estado de salud, más debes pensar sobre estos efectos secundarios muy raros. Los riesgos y beneficios quizás se aproximen a la paridad”, explicó el doctor Chris Witty, jefe médico de Inglaterra.

Puede que los titulares de los últimos días y el torrente de información sobre los efectos secundarios de las vacunas preocupen, pero hay que pensar que son una probabilidad extremadamente baja.

Normalmente, el ser humano no piensa en lo que hace o deja de hacer solamente en función de los riesgos.

Por ejemplo, hacer 400 kilómetros en auto implica una entre un millón de probabilidades de morir en un accidente. Sin embargo, ¿cuántos de nosotros pensamos esto antes de ponernos a manejar?

Otros riesgos de la covid-19 en los menores de 30

Analizar los riesgos y beneficios, en este caso con AstraZeneca, no solo debe limitarse a la probabilidad de morir o no por coronavirus, según explica el jefe de estadísticas de la BBC Robert Cuffe.

“Alrededor de un cuarto de personas en cuidado intensivo con covid-19 también acaban desarrollando algún trombo producto de la infección”, señala Cuffe.

Paciente hospitalizado en Londres, Reino Unido.

Getty Images
Muchos pacientes ingresados con coronavirus también desarrollan trombos como consecuencia de la infección.

A eso se le suma la probabilidad de sufrir lo que se conoce como “covid de larga duración” o “covid crónica”, en que algunos de los síntomas de la enfermedad persisten durante varias semanas o meses.

“Y la covid persistente es más probable que afecte a treintañeros que a pacientes con 70 años”, explica Cuffe.

Un balance “complejo”

Frente a la posibilidad de sufrir uno de estos muy poco frecuentes efectos secundarios, autoridades médicas e individuos deberán tomar la decisión de equilibrar pros y contras.

“Analizar el balance de riesgos y beneficios puede ser muy complejo”, explicó al programa de radio Today de la BBC David Spiegelhalter, del Centro Winton de Comunicación de Riesgos y Evidencia de la Universidad de Cambridge.

“Para los jóvenes, el beneficio directo de la vacuna es menor. Entonces es inevitable que este balance se incline en algún contexto determinado”, añadió el experto.

En el caso de Reino Unido, al actualmente haber tan poco virus circulando, se optó por inclinar la balanza y ofrecer una vacuna alternativa a los menores de 30.

“Pero en otro contexto, con más virus circulando y sin otras vacunas disponibles, la recomendación sería distinta“, asegura Spiegelhalter.

El experto también insiste en que los jóvenes, aunque ellos mismos no sufran las peores consecuencias del virus, estando inoculados ayudan a evitar más muertes de pacientes con mayor riesgo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=EqG2FLNJvIQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.