close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP
¿Por qué Obama no pidió perdón a Japón por el lanzamiento de la bomba atómica en Hiroshima?
Este viernes Barack Obama se convirtió en el primer presidente estadounidense en funciones que visita Hiroshima, lo que desató un debate sobre si el mandatario debería pedir perdón por las acciones de su país.
AP
Por BBC Mundo
27 de mayo, 2016
Comparte

El 6 de agosto de 1945 cambió inexorablemente el curso de la historia.

Ese día Estados Unidos lanzó una bomba atómica sobre la ciudad japonesa de Hiroshima y mató a decenas de miles de personas.

Fue la primera vez que una nación usaba un arma nuclear contra otra.

Este viernes Barack Obama se convirtió en el primer presidente estadounidense en funciones que visita Hiroshima, lo que desató un debate sobre si el mandatario debería pedir perdón por las acciones de su país.

El gobierno de Washington siempre ha defendido que el ataque contra Hiroshima, y la destrucción tres días después con otra bomba nuclear de la ciudad de Nagasaki, fueron fundamentales para lograr la rendición de Japón y precipitar así el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Y una vez en la ciudad Obama no ofreció disculpas, pero depositó una ofrenda floral en el Memorial de la Paz de Hiroshima, les rindió un homenaje a las víctimas, e invitó a trabajar juntos por un mundo sin armas nucleares.

“Vinimos a reflexionar sobre la terrible fuerza desatada en un pasado no muy lejano. Venimos a llorar a los muertos […]. Sus almas nos hablan“, dijo Obama.

“Encontremos, juntos, el coraje para esparcir la paz y buscar un mundo sin armas nucleares“, agregó el mandatario.

“Justificado”

No fue una sorpresa. El domingo pasado la cadena japonesa NHK ya le había preguntado a Obama si su visita a la ciudad japonesa incluiría una disculpa.

El mandatario respondió: “No, porque creo que es importante reconocer que en medio de una guerra los líderes toman todo tipo de decisiones”.

Mujer
Para algunos sobrevivientes una disculpa sería un “paso importante hacia la paz”.

“El trabajo de los historiadores es plantear preguntas y analizarlas, pero yo, que he estado en esta posición durante los pasados siete años y medio, sé que cada líder debe tomar decisiones muy difíciles, particularmente durante una guerra“, dijo el presidente estadounidense.

El argumento que ha prevalecido en Estados Unidos desde el ataque –que aprobó el entonces presidente Harry Truman– es que éste estuvo justificado.

La decisión, dicen, “salvó vidas” al evitar que Japón siguiera combatiendo.

La alternativa, subrayan, hubiera sido una invasión terrestre a Japón que habría causado mucho más derramamiento de sangre, tanto de japoneses como de los soldados aliados.

Otro argumento de peso, según le dijo al diario Washington Post Jennifer Lind, profesora de la universidad Dartmouth College, en New Hampshire, es que “Estados Unidos, igual que otros países, simplemente no piden perdón”.

Obama explicó a la cadena japonesa NHK por qué no va a pedir disculpas.

“Nosotros nunca nos disculpamos”, aseguró Lind. “Los países en general no se disculpan por la violencia contra otros países”.

Sin embargo, afirmó que Alemania y Japón son excepciones, ya que de alguna manera en el pasado han pedido disculpas por sus acciones.

Por otro lado, también está el asunto de las reparaciones.

Una disculpa puede conducir al reconocimiento de que se cometieron “errores en el pasado” y, por lo tanto, esto puede abrir la puerta a que las víctimas de esos errores pidan una compensación.

Costo humano

Los críticos, sin embargo, aseguran que la narrativa que ha defendido Washington desde 1945 no toma en cuenta el terrible costo humano que tuvieron las bombas atómicas.

Hiroshima    Tres días después de la bomba de Hiroshima, EE.UU. lanzó otra bomba contra Nagasaki.

Se calcula que entre 66.000 y 150.000 personas murieron en Hiroshima tanto instantáneamente como por los efectos posteriores de la radiación.

Tres días después, en el ataque a Nagasaki, perdieron la vida entre 40.000 y 80.000 personas.

Pero, ¿quieren o esperan los japoneses una disculpa del presidente Obama?

En un sondeo de opinión realizado a principios de mayo por el diario The Japan Times, la mayoría de los entrevistados indicó que Obama “no necesita decir ‘lo siento’ durante su visita a Hiroshima”.

“En lugar de desenterrar recuerdos del pasado, Obama podría enfocarse en la futura colaboración con las Fuerzas de Autodefensa de Japón y dar otros pasos positivos para el futuro“, le dijo al diario Kazuki Sasayama, de 22 años.

Y un hombre de 67 años le aseguró al periódico: “Lo único que deseo es que Obama use esta oportunidad para mirar y contemplar lo que ocurrió y analizar por qué esto nunca debe volver a ocurrir“.

Hiroshima
Se calcula que entre 66.000 y 150.000 personas murieron por el ataque en Hiroshima.

La investigadora y escritora británica Elizabeth Chappell ha estado reuniendo testimonios de los sobrevivientes de Hiroshima en la página de internet The Last Survivors of Hiroshima (“Los últimos sobrevivientes de Hiroshima”).

Según le dijo a BBC Mundo, el objetivo de este proyecto “es tener una historia oral de los eventos que ocurrieron en 1945 y permitir que hablen los sobrevivientes”.

Porque los hechos se han politizado mucho y también se ha politizado la forma cómo se ha contado la historia. Y esto no ha permitido que las víctimas hablen”.

 La investigadora cree que una disculpa sería “un buen comienzo para que ambos países comiencen a hablar y discutir los hechos de la historia”.

¿Y los “hibakusha”?

La japonesa Kyoko Gibson no es estrictamente una sobreviviente, o “hibakusha”,en japonés.

“Yo nací tres años después de que la bomba fuera lanzada, pero mi familia, amigos y vecinos sufrieron el síndrome de irradiación (por los efectos de la radiación nuclear)”, le cuenta a BBC Mundo.

“E incluso la gente como yo, que no fuimos directamente alcanzados por la bombacontinuamos sufriendo mental, emocional y físicamente“.

Foto del Ejército de EE.UU.
La foto del Ejército de EU muestra la devastación que dejó la bomba atómica en Hiroshima.

Parte de este sufrimiento fue el hecho de que muchos de los sobrevivientes no pudieron nunca hablar de la experiencia del ataque, porque no hubo espacios para hacerlo.

Cuando se le pregunta a Kyoko si le gustaría escuchar una disculpa del presidente Obama, responde:

Sí. Debe disculparse y todos los que contribuyeron a las masivas tragedias de la Segunda Guerra Mundial deben disculparse por las atrocidades que ocurrieron”, afirma.

Por supuesto que una disculpa no desaparecerá todas las experiencias de quienes sufrieron y continúan sufriendo“.

“Pero una disculpa del lado estadounidense da cierto indicio de responsabilidad para quienes sufrieron mental y físicamente incluso hoy en día”, le dice a BBC Mundo.

Y agrega: “Una disculpa es un paso hacia la paz”.

Hiroshima

Desarme nuclear

Tal como explica Elizabeth Chappell, “muchos de los sobrevivientes (que ahora tienen en promedio unos 80 años) han estado haciendo campañas vocales y trabajando activamente para acabar con las armas nucleares“.

“Porque ellos saben que nada amenaza más la estructura de la vida como las armas nucleares, su proliferación y la terrible posibilidad de su su uso”.

“Los hibakusha han estado urgiendo al mundo a tomar pasos concretos para abolir las armas nucleares y prevenir el sufrimiento que pueden causar”, dice a BBC Mundo.

Hiroshima      En Japón no ha habido espacios para que los sobrevivientes discutan sus experiencias en Hiroshima.

Así que quizás más que una disculpa, lo que muchos esperan en Japón y el resto del mundo son pasos concretos para que eventos como el de Hiroshima y Nagasaki no vuelvan a ocurrir.

Obama debería hacer algo más que dar un hermoso discurso en Hiroshima sobre desarme nuclear“, afirma la física Lisbeth Gronlund, codirectora del Programa de Seguridad Global de la organización Union of Concerned Scientists (UCS), un grupo fundado en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos.

Más que una disculpa, dice Gronlund en su blog, “el mundo necesita desesperadamente acciones concretas“.

Por ejemplo, agrega, “podría limitar sus planes de gastar más de US$1 billón para construir una nueva generación de ojivas, misiles, bombarderos y submarinos”.

“Podría reducir un tercio el despliegue del arsenal estratégico de EU” y “eliminar el actual estatus de ‘listos para lanzar’ de los misiles basados en territorio de EU”.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty Images
Qualcomm, el gigante de la tecnología que derrotó a Apple y domina el 5G
Dos gigantes del mundo de la tecnología, Apple y Qualcomm, mantuvieron un litigio en los tribunales durante años. Finalmente, todo terminó en acuerdo porque Apple decidió pagar. Pero, ¿qué consigue a cambio la compañía fundada por Steve Jobs?
Getty Images
6 de mayo, 2019
Comparte

En la batalla por dominar la tecnología 5G, el fabricante estadounidense de chips Qualcomm logró una victoria importante.

Después de más de dos años de batallas legales con Apple, este mes de abril llegó a un acuerdo con la compañía de la manzana que le permitirá tener una posición dominante en lo que será ya la conexión del futuro.

En enero de 2017, Apple interpuso dos recursos legales contra Qualcomm alegando que había abusado de su posición de mercado dominante en la fabricación de microchips módem, los que permiten que los teléfonos se conecten a internet.

Logo de Apple.

Getty Images
Apple interpuso una demanda contra Qualcomm porque aseguraba que la fabricante de chips abusaba de su posición dominante en el mercado mediante el cobro de regalías.

En julio del mismo año, Qualcomm, que es el principal proveedor de procesadores para dispositivos móviles del mundo, acusó a Apple de violar seis de sus patentes al utilizar chips de empresas rivales como Intel.

Ahora, el acuerdo firmado entre ambas tecnológicas establece, entre otras cosas, que Apple debe abonar al fabricante de chips una cantidad no especificada, según el comunicado que ambas compañías publicaron en sus página web.

También que la compañía fundada por Steve Jobs seguirá usando a Qualcomm durante por lo menos los próximos seis años como principal proveedor de chips módems, sin los cuales un teléfono móvil no tiene conexión.

Mano de mujer con celular.

Getty Images
Samsung, el competidor directo de Apple, ya tiene su primer terminal con tecnología 5G, aunque la red aún no ha sido instalada.

No tendrá que ser el único suministrador de la compañía de la manzana, pero es el único que tiene la capacidad para que Apple pueda competir en el terreno de dispositivos con tecnología 5G con su máximo competidor: Samsung.

Una posición ventajosa

Y es que Qualcomm parte con una posición preferente, como explica a BBC Mundo Raquel Pérez Leal, doctora de la Universidad Carlos III de Madrid y experta en sistema de comunicaciones.

“En este momento Qualcomm es el (fabricante) que está más avanzado en garantizar la tecnología 5G, afirma.

“Apple es líder y se dirige a un segmento muy alto del mercado y le interesa lanzar los productos lo antes posible, así que no se puede permitir llegar tarde ni que las prestaciones sean inferiores a las de sus seguidores más próximos, como Samsung. Y Qualcomm es en este momento el que ha lanzado el chip módem más potente”.

Es por eso que quizás, tras un litigio legal de más de dos años, Apple haya decidido enterrar la disputa y pagar.

“De acuerdo con la información que hacen pública los fabricantes y la información de las revistas especializadas, parece que las prestaciones (de los chips de Qualcomm) son mejores que las de competidores como Samsung, Huawei o MediaTek Inc”, dice Pérez Leal.

Qualcomm tiene ya el chip integrado, un formato que ocupa mucho menos espacio físico en el dispositivo, explica López Leal, dejando más lugar para que el celular tenga otras características que resulten atractivas para el consumidor.

Además, Qualcomm asegura que es la única compañía que ha desarrollado los chips multiestándar, un único utensilio que es capaz de conectarse a través de 3G, 4G y 5G.

Logo de Qualcomm con 5G

Getty Images
Qualcomm es el fabricante de chips mejor posicionado para poder ofrecer conexiones con la tecnología 5G.

Esto supone una clara ventaja, ya es que un mismo dispositivo podrá acceder a distintas redes en función de la disponibilidad.

Otro factor a tener en cuenta, señala la experta, es que la posición dominante de Qualcomm en el mercado le permite ofrecer productos muy competitivos a menor precio al gozar de una economía de escala: a mayor producción, más se abaratan los costos y se incrementan los beneficios por unidad producida.

Pocas opciones para Apple

Pero es que además, Apple se ha quedado casi sin proveedores alternativos a los que acudir, por lo que Qualcomm es ya casi un monopolio en el sector.

Intel, a quien Apple confió la fabricación de los chips durante los dos años de litigio legal con Qualcomm, anunció horas después de conocerse el acuerdo entre las dos grandes tecnológicas que se retiraba de la fabricación de chips para tecnología 5G alegando que el margen de beneficio no era tan grande como en otros de sus productos.

Qualcomm no es el único fabricante de este tipo de chips. Dejando fuera a Intel, quedan también Samsung, Huawei y MediaTek Inc.

Hombre con celular y logos de Qualcomm y Apple.

Getty Images
Qualcomm da garantías a Apple de que podrá desarrollar la tecnología que Apple requiere para sacar adelante su primer iPhone con tecnología 5G.

Pero mientras los dos primeros solo fabrican chips para sus propios dispositivos, el último suministra estos componentes a teléfonos de baja gama, muy lejanos al producto refinado que vende Apple.

Descartada queda la opción de que Apple pueda fabricar sus propios chips. La razón es clara: “La tecnología de las comunicaciones no es el punto fuerte de Apple, sino la fabricación de equipos de usuarios”, dice la experta Pérez Leal.

El gigante Qualcomm

Qualcomm es líder en el mercado, y su especialización desde hace muchos años en el terreno de conexiones inalámbricas lo hacen un actor clave en el desarrollo de tecnologías móviles, asegura la doctora Pérez Leal.

La sola noticia del acuerdo ya reportó los primeros beneficios al fabricante estadounidense. Sus acciones subieron en más de un 20% cuando el 22 de abril se dio a conocer que el acuerdo había entrado en vigor.

Además, la empresa espera ingresar alrededor de US$2.500 millones más al año por el suministro de sus productos a Apple, según el informe de ingresos que la tecnológica presentó a sus inversores.

Los ingresos vendrán, especialmente, del cobro de regalías a la compañía de la manzana por el uso de su tecnología en cada uno de los iPhone vendidos, pero cabe la duda de si será finalmente el consumidor el que acabe pagando el precio.

Diferentes dispositivos inalámbricos en una mesa con gráficos de conexión.

Getty Images
Qualcomm es líder en el mercado de la tecnología que permite la conexión a redes inalámbricas.

“Como este tipo de chips son muy caros, quizás al principio Apple pueda repercutir, pero solo parcialmente, el precio de esa regalías en el producto y con el tiempo puede ir aumentando la repercusión en el cliente final”, opina Pérez Leal aclarando que eso, en todo caso, será una decisión empresarial.

De acuerdo a un informe de empresas de la agencia de noticias Reuters, Qualcomm fue fundada en 1985 y actualmente tiene su sede en San Diego, California (Estados Unidos). Tiene más de 35.000 empleados en todo el mundo.

Su especialidad son los llamados circuitos integrados (chips) y la creación del software que necesitan los dispositivos móviles para conectarse a redes inalámbricas, asegura la propia empresa.

Pero comercializa también otros productos y servicios para aparatos que necesitan cableados, aunque donde se ha hecho realmente fuerte es en el mercado de redes inalámbricas, donde actúa como proveedor para grandes fabricantes de telefonía móvil e inalámbrica como Apple y Samsung, a quienes cobra por el uso de sus patentes.

Fueron pioneros en la fabricación de tecnologías inalámbricas 3G (tercera generación), 4G (cuarta generación) y ahora es también líder en 5G (quinta generación).

Su volumen de negocio anual en 2018 fue de algo más de US$21.000 millones, de acuerdo con el reporte financiero de la compañía, con un beneficio de más de US$6.000 millones.

Números que lo convierten en un gigante tecnológico, aunque no muchos lo conozcan.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=gYz4XUuO_rk&t=58s

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.