Así fue la lucha de José Jesús, el activista que buscó a su hija y acabó asesinado en Veracruz
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Así fue la lucha de José Jesús, el activista que buscó a su hija y acabó asesinado en Veracruz

Integrantes de la Brigada de Búsqueda de Personas Desaparecidas denuncian que el asesinato en Veracruz es una amenaza para que no sigan haciendo su labor.
Cuartoscuro
Por Manu Ureste
26 de junio, 2016
Comparte

La madrugada del 21 de mayo de 2011, Iván Eduardo se comunicó por radio con su hermano para decirle que ya iba de regreso a casa. Era la una, aproximadamente, y el joven de 18 años acababa de salir de una feria en Poza Rica, al norte del estado de Veracruz, a la que fue a pasar un rato agradable con sus amigos.

Ya a bordo de una camioneta blanca modelo ‘Lobo’, Iván, Pedro, Jenny y Yaquelinne, decidieron que antes de ponerle fin a la noche pasarían por la colonia 20 de noviembre. Allí cenarían tranquilamente unos tacos, le comentó Iván a su hermano, quien luego pasaría a dejarlos a cada uno en sus casas.

Sin embargo, tal cosa jamás sucedió.

Porque tras cortar Iván la llamada, no se volvió a saber nada de ellos.

Rescates, extorsiones, chantajes… 

A partir de entonces, los padres de los muchachos emprendieron juntos una lucha desesperada por hallar a sus hijos en un estado donde, oficialmente, hay 680 personas desaparecidas hasta el último corte de abril de este año, aunque la cifra negra es incalculable.

José Jesús Jiménez y Francisca Vázquez, padres de Jenny Isabel Jiménez, estudiante de enfermería de 23 años, de algo menos de un metro sesenta de altura, tez cobriza, ojos negros y pelo oscuro, lo intentaron absolutamente todo. Incluso, durante dos años pagaron rescates que sólo les sirvió para ser víctimas de falsas promesas, chantajes y continuas extorsiones.

Ante la falta de resultados, José Jesús, de 56 años, y Francisca, de 52, acudieron a las redes sociales. A Facebook, concretamente. Donde una y otra vez difundieron las fichas con los rostros aniñados de los cuatro amigos, con sus datos personales, características físicas, un resumen de los hechos, y correos electrónicos y varios números telefónicos de contacto.

Pero tampoco hubo respuesta, ni pistas. Aunque Facebook sí les abrió una puerta: ahí encontraron varias notas de la creación de la Brigada Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas; un grupo de familiares y asociaciones civiles que en abril de este año realizó su primera misión en Córdoba, la zona centro del estado de Veracruz, donde en tan solo 15 días hallaron 15 fosas clandestinas con cientos de restos humanos que podrían ser la respuesta a muchas otras historias de incertidumbre y angustia.

“José Jesús ya estaba apuntado para venir con la Brigada; estaba muy entusiasmado”

José Jesús vio en la Brigada una esperanza: se contactó con Juan Carlos Trujillo, integrante de la organización Familiares en Búsqueda María Herrera, y acordaron crear una pequeña ‘delegación’ en Poza Rica, de la que José Jesús sería su representante.

Precisamente, relata Trujillo a Animal Político, hace tan solo unos días, el 15 de junio, José Jesús tuvo su primera reunión institucional con el subsecretario de Derechos Humanos, Roberto Campa, a quien le pidió apoyo para que el Gobierno Federal obligara a las autoridades veracruzanas a que investigaran las desapariciones.

-La lucha de José Jesús por encontrar a su hija fue una lucha sorda. Y así se lo expresó a Roberto Campa, a quien le dijo que en Poza Rica nunca pasa nada. No hay investigaciones, no hay atención a las víctimas, ni tampoco hay labores de búsqueda de los desaparecidos –refiere el activista-.

Por eso, ante los nulos resultados de las investigaciones ministeriales, José Jesús le dijo a sus familiares que ya tenía tomada la decisión: participaría como buscador en la segunda misión que el próximo 15 de julio la Brigada llevará a cabo de nuevo en la zona conurbada de Córdoba y Amatlán de los Reyes. El mismo lugar donde, con ayuda de los pobladores, encontraron en abril “un tiradero de cuerpos” en apenas unos metros cuadrados de terreno.

-José Jesús ya estaba apuntado para venir con nosotros. Estaba muy entusiasmado porque había conseguido formar un grupo de víctimas en Poza Rica, y ahora venía con la esperanza de encontrar a su hija y a otros desaparecidos –asegura Mario Vergara, de la organización Los otros desaparecidos de Iguala, quien desde el 5 de julio de 2012 busca a su hermano Tomás.

Sin embargo, tal cosa tampoco sucederá jamás.

“Tenemos miedo, pero seguiremos buscando”

La tarde del miércoles 22 de junio, José Jesús iba con su esposa circulando a bordo de un Ford Focus blanco por las calles de la colonia Flores Magón, en la ciudad de Poza Rica, cuando según la Fiscalía del estado, una camioneta Dodge Journey color roja les dio alcance y les soltó una ráfaga de balas con rifles de asalto.

Tras la agresión, Francisca fue trasladada de urgencia al hospital de Petróleos Mexicanos, donde su condición se reporta grave tras recibir al menos tres impactos.

Mientras que, a falta de unos días para emprender nuevamente las labores de búsqueda de su hija Jenny, José Jesús murió asesinado de cinco disparos.

-Hace sólo ocho días que tuvo su primera reunión institucional. Y sin embargo, ayer terminó la lucha de José Jesús. Una lucha en la que, en lugar de encontrar a su hija, lo que encontró fue la muerte –lamenta Juan Carlos Trujillo, quien no duda en cargar contra la Procuraduría General de la República (PGR) por la desprotección a la que someten a las víctimas.

-La muerte del compañero es producto de la desatención y de la falta de humanidad de la procuradora de la república (Arely Gómez) –denuncia-. Se la hecho ver en infinidad de ocasiones que los casos de desaparición forzada no pueden ser investigados por las fiscalías estatales, porque en muchas ocasiones los mismos gobiernos locales participan directamente en la desaparición de personas.

Y esa situación, añade Trujillo, hace aún más vulnerables a las víctimas. “Por eso, la consecuencia directa es que ahora mismo estemos en el velorio de un compañero”.

Por su parte, aunque la Fiscalía de Veracruz apuntó en un comunicado que está trabajando para “esclarecer los hechos”, Mario Vergara apunta que el asesinato es una respuesta a las labores de búsqueda y al activismo de las víctimas.

-El asesinato de José es una muestra de lo que le puede pasar a las familias que buscan a sus desaparecidos. Por desgracia, podemos terminar muertos, como mi compañero” –lamenta Vergara, quien no obstante asegura que la Brigada continuará con sus labores de búsqueda.

-Tenemos mucho miedo –admite-, porque la justicia en ese país está desaparecida, congelada. Pero tratamos de dominar el temor y por eso continuaremos buscando a nuestros familiares.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El enorme atasco en el puerto de Shanghái por el confinamiento y sus consecuencias para América Latina

Los expertos están preocupados de que las exportaciones desde el puerto de Shanghái se vean afectadas y del impacto inflacionario en el mundo.
24 de abril, 2022
Comparte

Decenas ciudades chinas se encuentran estos días bajo confinamientos parciales o totales, después de un nuevo auge en casos de coronavirus en el gigante asiático que amenazan la controvertida estrategia de “Covid cero” de las autoridades.

Debido a la propagación de la variante ómicron, Shanghái, con 25 millones de habitantes y un peso vital para la economía del país, sufre la peor ola desde la originada en Wuhan hace más de dos años.

Pero esta metrópolis china no es solo un centro financiero global, es también uno de los puertos de mercancías más importantes del comercio internacional.

En 2021 representó el 17% del tráfico de contenedores de China y el 27% de las exportaciones de China, y ha sido el puerto más grande del mundo durante los últimos 10 años.

Sin embargo, el confinamiento al que está sometida la ciudad dificulta la llegada de los camiones que tienen que llevarse las mercancías por carretera o distribuirlas a las fábricas cercanas. Muchas, como la de Volkswagen o Tesla tuvieron que parar sus actividades.

“Las restricciones afectan principalmente a las carreteras que llegan y salen del puerto, lo que resulta en una acumulación de contenedores y una reducción del 30% en la productividad”, explica Mike Kerley, gestor de inversiones de la firma Janus Henderson.

Shanghái

Getty Images

A esto se suma la escasez de trabajadores portuarios que tramitan los documentos necesarios para que los barcos descarguen su mercancía o la inspeccionen previamente.

El primer problema es los barcos se acumulan enfrente de la costa y en los canales alrededor del puerto a la espera de luz verde.

Los datos de VesselsValue demuestran cómo el tiempo de espera de los buques cisterna, graneleros y portacontenedores ha subido de forma abrupta.

El segundo de los problemas es que miles de contenedores se apilan en el puerto poniendo de nuevo en jaque la cadena de suministros global justo cuando los analistas confiaban en su recuperación tras lo sucedido durante la pandemia.

La Cámara de Comercio de la Unión Europea estimó que había entre un 40% y un 50% menos de camiones disponibles.

Y menos del 30% de la mano de obra de Shanghái podía volver al trabajo.

Según las medidas impuestas por China en esta nueva ola, todos los que dan positivo por el virus, incluso si no tienen síntomas, deben ser puestos en cuarentena en instalaciones centralizadas donde muchas personas se han quejado de las malas condiciones.

Promedio de horas de espera en Shanghái para buques cisterna, graneleros y portacontenedores

BBC Mundo

Lavadoras, aspiradoras y ropa

Y aunque el puerto de contenedores más grande del mundo permanece operativo, los expertos apuntan a que se está atascando cada vez más.

Los principales productos exportados a través de Shanghái incluyen lavadoras, aspiradoras, paneles solares, componentes electrónicos y textiles.

“La escasez temporal podría ser evidente para estos productos, ya que la exportación a través de Shanghái representa entre el 30% y el 50% de las exportaciones totales de estos productos de China”, afirmó Kerley, de Janus Henderson.

“Los contenedores se están acumulando en el puerto de Shanghai”, dijo a sus clientes Ocean Network Express, una empresa japonesa de transporte y envío de contenedores.

“La situación no ha mejorado desde nuestra última actualización del 6 de abril. El transporte por carretera sigue siendo limitado y las terminales aún están congestionadas, mientras que la capacidad de conexión de la zona de refrigerados sigue estando muy tensa”, afirmó la empresa.

Contenedores en el puerto de Shanghái

Getty Images

La naviera Maersk, la más grande del mundo también emitió un comunicado esta semana diciendo que “varios buques omitirán en sus rutas el puerto de Shanghái” debido a la escasez de espacio disponible para contenedores.

Las consecuencias a nivel global no van a esperar: cadenas de suministro tensas, flujo de importaciones lento y un aumento en la inflación.

“Hay mucha preocupación de que las exportaciones se vean afectadas y del impacto inflacionario en el mundo, incluida América Latina, que es un gran socio comercial de China”, dice Alicia García-Herrero, economista jefe para Asia Pacífico el banco de inversión Natixis.

“Debido a que la capacidad del puerto no es la misma que en marzo, ni en febrero, llevará algún tiempo resolver todo eso. Incluso si el confinamiento de la ciudad terminara mañana, existe un retraso en la capacidad que no se resolverá rápidamente”, le dijo a BBC Mundo Rodrigo Zeidan, profesor de Economía y Finanzas de la NYU de Shanghái.

“La inflación estará aquí por un tiempo. Los precios de muchos bienes tardarán algún tiempo en estabilizarse”, añadió Zeidan.

Shanghái

Getty Images

Por su parte, los expertos de Bank of America creen que es probable que el impacto más severo se vea durante el mes de abril.

“Aunque las autoridades ya notaron los problemas y comenzaron a tomar medidas en los últimos días […] es probable que estas interrupciones se extiendan por todo el mundo dentro de 3 a 6 semanas y duren al menos hasta fines del segundo trimestre”, afirman en un informe.

Qué pasará en Latinoamérica

El efecto en América Latina puede ser doble, cree Zeidán.

Primero en términos de actividad económica, dice, ya que incluso aunque haya demanda de China de todas las materias primas que importa de América Latina, los envíos no serán fáciles de hacer.

“Esto ya está sucediendo. Las tarifas de envío se están manteniendo absurdamente altas durante mucho tiempo y de hecho, los precios están subiendo”.

Y segundo, la inflación subirá un poco más de dónde está ahora.

Puerto de Shanghái

Getty Images

Sin embargo, varios de los expertos consultados creen que teniendo en cuenta la importancia del puerto de Shanghái para el comercio de China, es poco probable que las restricciones duren mucho tiempo.

Y que el Gobierno haga lo posible por volver a la normalidad lo antes posible.

Para Zeidan la situación debería mejorar para mediados de mayo.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=x8FioTCY5gA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.