De cómo Jesús Tecatito Corona se convirtió en la joven estrella más alucinante de México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Vice Sports

De cómo Jesús Tecatito Corona se convirtió en la joven estrella más alucinante de México

Uno de sus primeros entrenadores lo recuerda lanzando piedritas desde la banca a sus compañeros en la cancha, para que salieran y él pudiera tomar su lugar.
Vice Sports
Por Duncan Tucker
18 de junio, 2016
Comparte

vice-sports

 

Con 79 minutos en el reloj, Martha Elena Ruíz agoniza. México está abajo en el marcador por un gol ante Venezuela en el partido de Copa América que necesita empatar para poder terminar como primero de grupo y evitar al favorito del torneo, Argentina, en los cuartos de final de este sábado. Sorbiendo nerviosamente una cerveza Tecate en un bar con temática deportiva en Hermosillo, ciudad industrial en el corazón del desierto de Sonora, Ruíz se sienta junto a su esposo, Narciso Corona, sus tres hijos, y una docena de amigos y familiares, todos vistiendo orgullosamente la playera de México.

“Bien, hijo”, dice en apoyo al mismo tiempo que su hijo, Jesús “Tecatito” Corona, recoge el balón fuera del área. “Vamos mi amor, vamos”. Segundos antes, Corona, de 23 años y luciendo un corte de cabello descrito por uno de los comentaristas como el de “Pebbles de Los Picapiedra”, había burlado a varios defensores y mandado un remate cerca del poste más lejano. Habría sido un gol maravilloso. Pero poco después, Corona se inventaría algo más espectacular, al dejar atrás, de alguna forma, a cinco defensas y meter un disparo inatajable al fondo de la red. El bar estalla, sus familiares gritan de emoción e intercambian eufóricos abrazos y saludos.

El partido termina 1-1. México se adueña del grupo C y Corona es nombrado el jugador del partido. Minutos después le manda un mensaje de texto a su madre para decirle que la ama y que le dedica el gol —sin duda su gol más impresionante jugando para la selección mexicana— a su familia.

Luego de entrar al campo en el minuto 18 en sustitución de Javier Aquino quien salió lesionado, Corona estuvo en el corazón de los mejores momentos de México, empujando hacia el frente incesantemente como si estuviera avergonzado por su ausencia de la alineación principal, incluso cuando sólo se pretendía que descansara para la siguiente ronda.

“Tecatito” es uno de los mejores jugadores de México, un extremo que comenzó su carrera en la Liga MX con Monterrey a los 17 años. En la actualidad juega para el Porto de Portugal, pero pronto podría partir a un equipo más grande. Los rumores lo colocan en el Real Madrid, Barcelona, y Manchester United. Ha contado con una fuerte mentalidad desde hace mucho tiempo.

“Siempre que lo dejaba en la banca estaba ansioso por entrar y anotar goles sólo para demostrarme que estaba equivocado”, rememora Francisco Fierro, el primer entrenador de Corona. “Era tan impaciente que aventaba piedritas a sus propios compañeros con la esperanza de que salieran para que él pudiera tomar su lugar”.

El tercero de cinco hijos, Corona nació en una familia de clase media baja en Hermosillo, la capital del arenoso estado de Sonora. Rodeada por afloramientos minerales, la ciudad es una expansión de edificios pequeños con fachadas de cal intercalados con palmeras y uno que otro cactus…

Puedes leer la nota completa en Vice Sports 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo miles de millones de rayos pudieron ser el origen de la vida en la Tierra

Cómo se formó la vida en la Tierra es una de las grandes preguntas de la ciencia. Ahora un equipo de Universidad de Yale y la Universidad de Leeds proponen una respuesta.
17 de marzo, 2021
Comparte

Hay una nueva pieza en el rompecabezas del origen de la vida en la Tierra.

Miles de millones de rayos que bombardearon la Tierra durante un largo periodo pudieron ser la chispa que permitió que la vida comenzara a formarse en nuestro planeta.

Esa es la conclusión a la que llegó una reciente investigación de la Universidad de Yale en Estados Unidos y la Universidad de Leeds, en Reino Unido.

El estudio sostiene que durante millones de años los rayos que impactaban la Tierra fueron liberando el fósforo necesario para la creación de las biomoléculas que fueron la base de la vida en el planeta.

Los autores de la investigación afirman que su hallazgo ayuda a comprender cómo se pudo haber formado la vida en la Tierra y cómo podría estar formándose en otros planetas.

La clave es el fósforo

El fósforo es esencial para que se produzca vida.

Este elemento quimico, sin embargo, no estaba fácilmente disponible en la Tierra primitiva, ya que estaba bloqueado dentro de minerales insolubles en la superficie del planeta.

Durante mucho tiempo, los científicos se han preguntado cómo el fósforo de la Tierra se hizo accesible para ayudar en la formación del ADN y otras biomoléculas necesarias para la vida.

ADN

Getty
El fósforo es clave para la formación de biomoléculas.

Este nuevo estudio sugiere que ese fósforo se volvió disponible gracias a los rayos que impactaban la Tierra.

Cuando un rayo golpea el suelo puede crear fulguritos, una formación vítrea que contiene schreibersita, un mineral que a su vez contiene fósforo.

Los fulguritos contienen algo del fósforo de la superficie del suelo, pero en forma soluble.

Con base en modelos computacionales, los investigadores calcularon que hace entre tres mil quinientos y cuatro mil quinientos millones de años, cuando la vida comenzaba a formarse, la tierra firme del planeta era impactada por cerca de entre cien y mil millones de rayos cada año.

Eso, en un periódo de mil millones de años, equivaldría a un total de entre 0,1 y 1 quintillón de rayos (1 seguido de 30 ceros) ayudando a la formación de fósforo en el planeta.

fulgurito

Benjamin Hess/Yale
Los fulguritos se forman cuando un rayo impacta la Tierra.

Bombardeo constante

Anteriormente, otras investigaciones habían sugerido que la fuente de la schreibersita eran los meteoritos.

Este nuevo estudio sin embargo, afirma que la cantidad de meteoritos no hubiera sido suficiente, y tampoco hubiera sido constante, como sí lo fueron los rayos.

Además, es probable que los rayos fueran más frecuentes en regiones tropicales, proporcionando áreas más concentradas de fósforo utilizable, según el estudio.

Los investigadores calcularon que durante la etapa de formación de vida en el planeta, los rayos pudieron ser el origen de entre 110 y 11.000 kilos de fósforo cada año.

planta

Getty
El origen de la vida en la Tierra es una de las grandes preguntas de la ciencia.

Esa cantidad pudo haber sido suficiente para ayudar a la formación de vida, según le dice al portal Live Science Benjamin Hess, estudiante de posgrado en el Departamento de Ciencias de la Tierra y Planetarias de Yale, coautor del estudio.

“Para que se forme vida, solo es necesario que haya un lugar que tenga los ingredientes adecuados“, dijo Hess a WordsSideKick.com, citado en un reportaje de Live Sicence.

“Si de fósforo al año se concentraran en un solo arco de islas tropicales, entonces sí, bien podría haber sido suficiente. Pero es más probable que eso suceda si hay muchos de esos lugares”.

Según Hess, estos hallazgos convierten a los rayos en buenos candidatos para ayudar a entender el origen de la vida en la Tierra.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PdtPAfO8A2o

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.