close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
close
Cuartoscuro
Detenciones, cuentas congeladas y cero diálogo, los golpes a la CNTE
Pese a las movilizaciones y peticiones al gobierno federal, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación no ha conseguido entablar un diálogo y que sus demandas sean atendidas.
Cuartoscuro
Por Nayeli Roldán (@nayaroldan)
13 de junio, 2016
Comparte

Por primera vez en los 37 años de existencia de la Coordinadora  Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Oaxaca, dos de los principales dirigentes fueron apresados. Mientras la Procuraduría General de la República (PGR) los acusa de lavado de dinero y robo, la disidencia magisterial denuncia revancha política por parte del gobierno Federal.

Cinco horas después de ofrecer una conferencia de prensa donde denunció la “desaparición forzada” de Francisco Villalobos, secretario de organización de la CNTE en Oaxaca, Rubén Núñez, secretario general, fue aprehendido por Policía Federal en la avenida Insurgentes Norte cuando se dirigía al Estado de México.

La PGR acusa a Núñez de lavado de dinero por 132 millones de pesos a través del “cobro indebido” a empresas que prestaban servicios a los agremiados sindicales.

Según las investigaciones, la CNTE firmó convenios con empresas para que depositaran una comisión quincenal de 3.5% de las ventas por los productos y servicios que se les descontaba vía nómina a los profesores y que la CNTE administraba a través del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO).

Por este concepto, Núñez recibió de manera directa e indirecta 24 millones de pesos sólo de 2013 a 2015, que sirvió para “beneficio propio y para financiar las movilizaciones magisteriales”, según informó la PGR.

En tanto, Francisco Villalobos, aprehendido en Oaxaca la tarde de este sábado 11 de junio, fue acusado de robo agravado por la sustracción de libros de texto gratuito, propiedad de la Secretaría de Educación Pública, en 2015, donde resultó lesionada una persona.

Según Adelfo Alejandro, secretario general de la sección 7 de Chiapas, esto es una revancha del gobierno federal. Son “presos políticos” y por lo tanto, dijo, las movilizaciones en Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Michoacán y Chiapas continuarán, según acordaron en la Asamblea nacional representativa .

Isaías Villa, dirigente de Oaxaca, confirmó que este lunes realizarán bloqueos carreteros en el estado en respuesta a la detención de sus líderes. Además, en asambleas con padres de familia realizadas este sábado, acordaron hacer movilizaciones en las cinco regiones de la entidad durante el martes.

En Guerrero también se prevén bloqueos en vías de comunicación, pero “nos conduciremos con orden para cuidar a nuestra base” y el miércoles habrá una mega marcha, aseguró Ramos Reyes, secretario general de la sección 14 de la entidad.

¿La CNTE acéfala?

Sin los principales dirigentes de la sección 22 de Oaxaca, los representantes de las ocho regiones de la entidad decidirán la forma de sustituir a Rubén Núñez y Francisco Villalobos, quienes estaban por concluir su periodo de cuatro años en la estructura sindical.

La CNTE tenía previsto la realización de un Congreso para septiembre próximo en el cual se elegiría al nuevo comité seccional. Con las detenciones, fuentes de la asamblea estatal, aseguran que existen dos escenarios: adelantar el Congreso para el relevo o que se elija de entre los integrantes de la dirección política estatal a quienes ocupen los cargos de manera provisional.

Rómulo García, ex secretario particular de Núñez, asegura que se trata de golpe que servirá para unir al movimiento porque  la CNTE “es un monstruo de mil cabezas, pueden cortar una, pero hay más”.

En entrevista con Animal Político, sostiene que el movimiento magisterial no está fincado en líderes sino en la estructura y la Coordinadora resistirá este embate, como lo ha hecho en otras ocasiones y no permitirán que se concrete esta “estrategia de represión para aniquilar un movimiento social”.

Detenciones, cuentas congeladas y cero diálogo, los golpes a la CNTE

En 2015, luego del amago por parte de la CNTE para boicotear las elecciones, la dirigencia magisterial contuvo su plan de movilizaciones debido a la existencia de órdenes de aprehensión en contra de los principales líderes.

Meses después, comenzaron a concretarse. En octubre pasado fueron aprehendidos Juan Carlos Orozco, Othón Nazariega, Efraín Picaso y Roberto Jiménez, acusados de delitos federales como la toma violenta de las instalaciones de la Junta Distrital en Tehuantepec, de instalaciones estratégicas de Petróleos Mexicanos —entre las que están la refinería Antonio Dovalí, en Salina Cruz, y el centro de distribución y almacenamiento El Tule, en la ciudad de Oaxaca—.

Aciel Sibaja, secretario de Finanzas, fue detenido en abril pasado, acusado del delito de operaciones con recursos de procedencia ilícito, por el mismo esquema de cobro irregular a las empresas con las que la sección 22 hacía convenios.

La primera gran estocada contra la CNTE ocurrió con la transformación del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), tras un decreto publicado el 21 de junio de 2015. Con él se prohibía que los dirigentes magisteriales tuvieran cargos en la institución encargada de las decisiones educativas en la entidad.

Esto significó que 310 integrantes de la CNTE dejaran los cargos de dirección en la estructura del IEEPO y regresaran a sus actividades sindicales o en las escuelas y, por lo tanto, la Coordinadora perdió margen de acción para manejar recursos y decisiones laborales.

El 20 de julio de 2015, la Unidad de Inteligencia Financiera, de la Secretaría de Hacienda, congeló las cuentas bancarias de la CNTE en Oaxaca porque había sido “introducido al listado de personas bloqueadas” como parte de la actuación para “la prevención y combate a los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, conocido como lavado de dinero, y de terrorismo y su financiamiento”.

Líderes de la CNTE confirmaron que las cuentas continúan congeladas y los gastos se han solventado con pagos “solidarios” de los agremiados de base.

El 4 de junio de 2015, en la Secretaría de Gobernación, los líderes de la CNTE de Michoacán, Guerrero, Distrito Federal y Oaxaca, estaban por firmar una minuta en la que el gobierno Federal aceptaba prácticamente echar a bajo la reforma educativa, toda vez que garantizaba la “permanencia” de los maestros como parte de sus “derechos sindicales”.

Sin embargo, un día después, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, advirtió a la dirigencia que no permitiría el boicot a las elecciones del 7 de junio como había amenazado la CNTE y según fuentes magisteriales, ahí supieron de la existencia de las órdenes de aprehensión.

Después de esa fecha, los maestros no han sido recibidos nuevamente para entablar una mesa de diálogo como parte de su rechazo a la Reforma educativa. El gobierno de la Ciudad de México y el Federal han impedido que la CNTE instale un campamento en avenida Bucareli, en el centro de la Ciudad, o en el Monumento a la Revolución, gracias a operativos de resguardo y a los desalojos después de unas horas de plantón.

Aunque en las últimas semanas han marchado incluso a Los Pinos, no han sido recibidos y el secretario de Educación, Aurelio Nuño, ha advertido que no son interlocutores, toda vez que la representación legal sindical está a cargo del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte