Los Tiburones Rojos deben pagar adeudos a extrabajadores o serán embargados

La promotora que maneja al club no ha pagado casi 12 millones a extrabajadores. El Tribunal federal evidenció las mentiras de los abogados de Kuri para evadir cobertura por despidos injustificados.

Los Tiburones Rojos deben pagar adeudos a extrabajadores o serán embargados
Cuartoscuro

El próximo 15 de junio la Junta de Conciliación y Arbitraje de Veracruz ordenará a la promotora que maneja el club de futbol Tiburones Rojos pagar de forma inmediata salarios caídos e indemnizaciones que adeuda por el despido injustificado de trabajadores, o de lo contrario, iniciará a petición de los afectados el proceso de embargo de bienes del club, desde vehículos de transporte hasta cuentas bancarias.

Esto luego de que un Tribunal federal dictó sentencia definitiva, de la que Animal Político tiene copia, en la que los magistrados de forma unánime desecharon el último recurso de inconformidad que interpuso el club operado actualmente por el empresario y diputado federal Fidel Kuri Grajales, y concluyeron que estaba obligado a cubrir los adeudos laborales.

En total son 12 millones de pesos los que el club adeuda a una decena de extrabajadores.

Consultado por Animal Político sobre el caso, el presidente de la Junta de Conciliación y Arbitraje número 10 de Veracruz Eutiquio Vargas Ortega, responsable del proceso, dijo que no está autorizado para dar detalles, pero confirmó que los tribunales ya se pronunciaron de forma definitiva en el caso y la promotora que maneja al club está obligada a pagar a la parte afectada como mandatan la sentencias.

Julio Cesar Arroyo Martínez, exauxiliar deportivo del club y quien es el primer trabajador que deber ser indemnizado con casi tres millones de pesos, lamentó que hasta ahora la asociación civil que ostenta la operación del club de futbol, Promotora Deportiva de Orizaba AC, no haya querido cubrir los pagos pese a que la ley ya resolvió que debe hacerlo.

“La Junta de Conciliación ya fijó la fecha para la diligencia de requerimiento de pago al club deportivo el 15 de junio. La Promotora no se ha pronunciado ni mostrado intención de pagar entonces nosotros llevaremos información sobre bienes del club, como lo estipula la ley, para pedir que se proceda con el embargo” dijo en entrevista.

TRIBUNAL

El extrabajador señaló que entre otras cosas, ya tienen identificadas cuentas bancarias de Promotora Deportiva de Orizaba AC para que se proceda con su aseguramiento como garantía de pago a los afectados.

La Ley Federal del Trabajo faculta a las juntas de conciliación y arbitraje para proceder con los embargos precautorios de los bienes de cualquier patrón, como medida de protección para la cobertura de salarios e indemnizaciones a los trabajadores.

El artículo 114 establece que “La Junta de Conciliación y Arbitraje procederá al embargo y remate de los bienes necesarios para el pago de los salarios e indemnizaciones”. En tanto, el artículo 857 indica que “a petición de parte” el presidente de la Junta podrá decretar como medida cautelar  el “embargo precautorio” para asegurar los bienes.

Tiburones mentirosos: sentencia

Animal Político publicó el pasado 9 de marzo que el club Tiburones Rojos de Veracruz debía más de diez millones de pesos a una docena de extrabajadores despedidos de forma injustificada. Esto tras una batalla legal de cinco años, en la que jueces determinaron que la empresa Promotora Deportiva de Orizaba AC tenía la calidad de patrón sustituto de los afectados, luego de que recibió en comodato el club de parte del gobierno de Javier Duarte.

El propietario de empresa Promotora Deportiva de Orizaba AC es Fidel Kuri Grajales. Antes a la publicación de ese reportaje este medio solicitó su posición a través de la referida promotora, sin que hasta ahora haya habido respuesta.

En ese contexto el  4 de abril los tres magistrados del Primer Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo del Séptimo Circuito decidieron de forma unánime desechar el último recurso de inconformidad interpuesto por la promotora, en el que alegaba que la Junta de Conciliación se había excedido al declararle “patrón sustituto” de los trabajadores.

La sentencia de 85 páginas, no solo advierte que lo reclamado por la empresa que maneja al Club Tiburones Rojos  es en varios puntos incorrecto o ineficaz para tratar de eximir su responsabilidad, sino que incluso se basa en mentiras.

Por ejemplo,  los abogados de Fidel Kuri expusieron que la junta local de conciliación había declarado patrón sustituto a la Promotora argumentando que el contrato de comodato no los ostentaba con una figura distinta y estaba vencido, y no por falta de pruebas como dijeron los jueces.

Sin embargo, los magistrados dijeron que en ninguna parte de la sentencia existe lo que señalaron los abogados.

“Los anteriores argumentos resultan inoperantes toda vez que la inconforme (Promotora Deportiva de Orizaba AC) parte de premisas falsas, pues las afirmaciones que formula en sus agravios se sustentan en la existencia de razonamientos que en realidad no existen en la resolución con la que se dio cumplimento a la sentencia de amparo” señala la sentencia del tribunal.

Por ello los magistrados, con voto unánime, determinaron declarar infundado el recurso interpuesto por el club, lo que deja sin cambios la resolución que tomó la Junta de Conciliación  y Arbitraje en la que advierte que la empresa Promotora Deportiva de Orizaba AC es el patrón sustituto de los trabajadores despedidos sin justificación alguna, y por lo tanto, es responsable de cubrir los pagos.

No hay pago; piden apoyo a secretario del Trabajo

Aunque todas las resoluciones judiciales y laborales les han dado la razón, hasta ahora ni Julio Martínez ni ninguno de los exempleados del Club de Futbol Veracruz han recibido los salarios caídos ni las indemnizaciones correspondientes. Menos se ha recontratado a alguno de ellos.

El pasado 16 de mayo, aprovechando la presentación de Pablo Marini como el nuevo director técnico del equipo de futbol de Primera División, una decena de extrabajadores se manifestaron a las afueras de las taquillas del estadio “Luis Pirata Fuente” para exigir el pago de sus salarios al empresario Fidel Kuri.

Entre dichos trabajadores estaba por ejemplo Ana María Gutiérrez Torres, quien laboraba en el área de intendencia del equipo de futbol, quien dijo que lo que más le afecta es haberse quedado sin seguro social para las medicinas que requiere su hijo el cual padece una enfermedad.

Julio Cesar Martínez Arroyo, que forma parte de los empleados afectados, lamentó el que se vaya a recurrir al tema del embargo de bienes pues subrayó que no tienen ninguna intención de afectar la operación del club deportivo, pero también sostuvo que están batallando por lo que por derecho les corresponde.

De acuerdo con el extrabajador, ellos por su cuenta han tenido que invertir de sus ahorros para averiguar los detalles de cuentas bancarias o de bienes que posee la promotora del club, y de esta forma presentar al  juez la solicitud de los embargos. Consideró que la Junta local tampoco ha actuado con la celeridad con la que debía haberlo hecho.

Dijo que antes de iniciar todo el procedimiento legal intentaron dialogar con Fidel Kuri y con la Promotora sobre la situación de ellos para llegar un acuerdo pero fue imposible, y por eso tuvieron que optar por las vías legales.

Todavía este año, ya con varias resoluciones laborales y judiciales a favor, el extrabajador comentó que tuvieron contacto con el representante legal de la promotora, Rodall Osegura quien les reiteró que Kuri Grajales “n tenía intención” alguna de pagarles. “El no va a pagar ni madres” fue el comentario del licenciado, según el testimonio de Martínez Arroyo.

“A este señor (Kuri Grajales) no le importa en  realidad la gente que dimos nuestra vida por el club. Él tiene un interés económico y político. Ya lo vimos ahora que amenazó con llevarse al quipo si no ganaba el PRI la elección y luego se tuvo que retractar, pero eso evidencia cómo se maneja” indicó.

En ese sentido, Arroyo pidió apoyo a nombre de los extrabajadores apoyo a Fernando Aguilera, designado la semana pasada nuevo Secretario de Trabajo  de Veracruz, tras la renuncia de Gabriel Deantes, funcionario presuntamente implicado en desvíos de recursos denunciados por la Auditoría Superior de la Federación en la PGR.

“Hacemos a un llamado al nuevo secretario del trabajo  para que intervenga en los juicios labores del Tiburones Rojos que se vienen arrastrando desde hace más de 5 años y por arbitrariedad e intromisión indebida del todavía presidente de la junta local número diez Eutiquio Vargas ha impedido hasta el día de hoy que no se pueda llevar a cabo la sección de ejecución de dichos laudos” dijo.

Acuerdo Resolucion Tribunal Colegiado

Close
Comentarios