Manejar una motocicleta en la CDMX, sin restricciones ni requisitos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Manejar una motocicleta en la CDMX, sin restricciones ni requisitos

La capital mexicana es la ciudad más laxa de América Latina con ellos, pues no exige ningún tipo de prueba para otorgar licencias.
Cuartoscuro
Por Rafael Montes / Más por Más
15 de junio, 2016
Comparte

En América Latina, la Ciudad de México es el ejemplo de lo que no se debe hacer con los motociclistas, considerados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) entre los usuarios de vía más vulnerables.

Un estudio de la Fundación Mapfre advierte que la capital es donde más fácilmente se consigue una licencia para conducir una motocicleta, pues no se exigen pruebas físicas, psicológicas ni de aptitud. Para obtener el documento —que también faculta para manejar autos—, basta con pagar 725.50 pesos y presentar identificación y comprobante de domicilio. En este análisis, se comparan las normas capitalinas, de alcance local, con las reglas nacionales de 13 países de la región y tres europeos.

El texto, titulado Informe sobre la Seguridad de los Motociclistas en Latinoamérica, incluso señala que en la ciudad sólo se pide a una persona tener 15 años para expedirle un permiso. Lo mismo ocurre en España, mientras que en Brasil, Chile y Puerto Rico la edad mínima es 18, en Nicaragua es 21 y en el resto es 16.

Además, “todos los países, excepto México, exigen algún tipo de pruebas o exámenes teóricos y prácticos para la obtención del permiso o licencia de conducción de vehículos de dos ruedas a motor”, detalla el estudio, elaborado en 2013.

En contraste, en Brasil se requiere aprobar exámenes teóricos y prácticos y, después, acumular un año de experiencia sin cometer infracciones graves. De forma similar, en Chile, el solicitante debe demostrar “idoneidad moral, física y psíquica”, y acreditar bajo juramento que no consume drogas. En Argentina se debe pasar una prueba de ética ciudadana. En Colombia hay que comprobar que se sabe leer y escribir. En Perú se debe demostrar que se aprobó la primaria. Y en todas las naciones analizadas, menos México y Puerto Rico, se piden estudios médicos.

Todo esto, coinciden el análisis y distintos expertos en movilidad, contribuye a que aumenten tanto los accidentes como la cifra de muertes.

En 2013, según los datos más recientes del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (Conapra), en la capital murieron 110 motociclistas, 34% más que en 2010. Además, esa cantidad equivalió a 25% el número de peatones muertos: 491.

¿Y el examen de manejo?

El estudio de la Fundación Mapfre señala: “La formación es la mejor garantía de uso seguro de cualquier modo de transporte, pero todavía más en el caso de los usuarios de vehículos de dos ruedas a motor, debido a la mayor complejidad de su conducción”.

Dentro de la capital mexicana, sin embargo, las autoridades no han cumplido con exigir exámenes para otorgar licencias, a pesar de que esta disposición se encuentra en la Ley de Movilidad.

Laura Ballesteros, subsecretaria de Planeación de la Secretaría de Movilidad (Semovi), dice al respecto que el gobierno capitalino está revisando qué elementos técnicos debe cubrir la aplicación del examen y, para ello, recibe asesoría de la Dirección General de Tránsito de España.

“Una de las prioridades es generar un examen para primoconductores, y que quien vaya a renovar se someta a un curso de capacitación, además de que se incluya a las motocicletas en este proceso”, asegura.

“Todo motociclista debe pasar por cursos, según el tipo de moto que quiera manejar. No puedes tener una licencia de moto de carreras para una crucero o una scooter. Y para los de alto riesgo, que la usan para trabajo, deben tener un curso especializado. No sólo los de pizza, sino las de todo tipo de reparto”, dice el experto en seguridad vial Francisco de Anda.

Hace años, agrega, en la capital existían estas licencias especiales, pero las autoridades las eliminaron bajo el argumento de que, al unificar el trámite con el de los autos, se evitarían actos de corrupción.

Fernanda Benfield, presidenta de la asociación México Previene, lamenta que exista una baja oferta de clases de conducción de motocicletas y que la mayoría de los usuarios aprenda a utilizarlas a través de familiares o amigos. Por esa razón, exige a la Semovi intervenir y fomentar estos cursos.

Más motos, más muertes

Sobre este tema, la OMS tiene una postura clara: “Facilitar el acceso a motocicletas sin necesidad de superar un examen especial aumenta el número de lesionados de tráfico que implican motocicletas”.

De 1999 a 2009, según el organismo, el parque de motocicletas en México creció 312%, en tanto las muertes de motociclistas subieron en proporción similar: 332%.

En la ciudad, de 2009 a 2013 los choques contra motos se incrementaron 20%, si bien la cantidad de heridos graves disminuyó 0.6%. La mayoría de los motociclistas fallecidos tenía entre 20 y 39 años.

La muerte de estas personas en América Latina representa 20% de los decesos por hechos de tránsito, según la OMS. Para Eugenia Rodrigues, asesora del organismo, esto demuestra que la región debe crear “políticas de transporte público adecuadas para el aumento del uso de las motocicletas y que establezcan medidas necesarias para proteger a todos los usuarios vulnerables”.

En cifras

  • 91 mil motocicletas circulaban en la Ciudad de México en 2013, según datos del Conapra.
  • 54% creció el parque vehicular de motocicletas de 2012 a 2013, de acuerdo con el órgano federal.
  • 1008 motocicletas estuvieron involucradas en diversos accidentes durante 2013.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Ana Paula Jiménez, la joven mexicana que no deja de ganar medallas en matemáticas

Nacida en Ciudad de México, se convirtió este año en la primera mexicana en ganar dos medallas de bronce en la Olimpiada Internacional de Matemáticas.
9 de octubre, 2020
Comparte

“Supóngase que a un tablero de ajedrez estándar de 8×8 se le eliminan dos esquinas diagonalmente opuestas, dejando 62 casillas. ¿Es posible colocar 31 piezas de dominó de tamaño 2×1 recubriendo todo el tablero?”.

Cuando Ana Paula Jiménez leyó este enunciado, más conocido como el “Problema del tablero de ajedrez” que fue propuesto por el filósofo analítico Max Black en 1946, se enamoró de las matemáticas para siempre.

Por una razón muy sencilla: “Cuando lo leí, me di cuenta que resolver problemas de matemáticas no era solo ese proceso repetitivo y aburrido, sino que se podía y debía utilizar la creatividad”, le cuenta a BBC Mundo.

Desde entonces eso se convirtió en su pasión. En los últimos seis años, Jiménez ha ganado más de 24 medallas en olimpiadas nacionales e internacionales de matemáticas.

Entre ellas, dos medallas de oro en la Olimpiada Matemática Europea Femenina y dos preseas de bronce en la prestigiosa Olimpiada Internacional de Matemáticas (IMO, por sus siglas en inglés).

Fue la primera mexicana en hacerlo, y por esa razón recibió el premio Maryam Mirzakhani -en honor a la primera mujer en recibir la Medalla Fields, el Nobel de las matemáticas- que se le otorga a la mujer con mejores resultados en las IMO en América del Norte.

“No ha sido fácil. Dedicarme a esto ha hecho que me pierda de algunas cosas durante mi adolescencia, pero he logrado otras como por ejemplo ayudar a quitar el prejuicio de que las mujeres no somos buenas para las matemáticas”, explica Jiménez.

“No me llamaban tanto la atención”

Los primeros recuerdos de Jiménez, quien nació en el año 2001, y las matemáticas se remontan a cuando estaba en el jardín de infantes y las profesoras comenzaron a enseñarle sobre sumas, decenas y centenas.

Pero durante gran parte de la primaria y principios de la secundaria las matemáticas no le atrajeron demasiado.

Siempre me parecieron muy repetitivas y no es que me atrajeran tanto como para pasar cuatro o cinco horas diarias como hago ahora“, nos contó la joven.

El cambio radical ocurrió en primero de secundaria. En su colegio comenzaron a organizar una serie de pruebas con el fin de ver quiénes podían participar en las competencias estatales de matemáticas.

“Pasé varias pruebas y finalmente fui escogida”, relata.

Para prepararse para las pruebas estatales, Ana Paula comenzó una serie de sesiones de entrenamientos.

Fue entonces cuando se encontró con problemas como el enunciado de Black y otros similares.

"Las matemáticas son arte"", Source: Ana Paula Jiménez, Source description: Medallista de Oro en Olimpiadas de Matemáticas, Image:

“Ahí me di cuenta que las matemáticas no solo eran mucho más complejas, sino que había que ser creativos para resolver la mayoría de los problemas. Y eso hizo que me apasionara por esto”, cuenta.

Una pasión que la llevaría a múltiples victorias.

Medallas nacionales e internacionales

Cuando le pregunto cuándo fue la primera vez que se ganó una medalla en una competencia de números, recuerda con exactitud el año: 2015.

Pero le cuesta responder cuántos años tenía al momento de ganarla.

“Creo que tenía 14… Fue una medalla de oro en unos nacionales en Mexicali. Ahí comenzó todo”, relata.

Jiménez tiene claro que la complejidad de los números solo puede ser descifrada después de muchas horas de trabajo y estudio.

Para las competencias estatales y nacionales -ella representa a Ciudad de México, donde nació- tiene una rutina de tres horas diarias de estudio.

Pero cuando se trata de ir a competir en torneos internacionales como las IMO o las Olimpiadas Europeas de mujeres, el asunto se vuelve más serio: concentrada y aislada en un lugar con sesiones diarias de casi nueve horas.

Ana Paula con sus medallas

Ana Paula Jimenez.
Ana Paula Jiménez ha recibido cerca de 24 medallas por su pasión por las matemáticas.

Todo esto acompañado por tutores y personas que guían a los competidores durante las prácticas.

“Nos pasamos las nueve horas resolviendo problemas. Es como el entrenamiento de un atleta para los Olímpicos”, señala.

Y como atleta para las olimpiadas, también tienen trabajos específicos para mejorar en sus campos.

“Se trabaja en cuatro áreas: geometría, álgebra, teoría de números y matemáticas discretas”, dice.

“Me va muy bien en geometría y en general tengo que trabajar un poco más en álgebra. Pero creo que me va bien en todas en general”.

¿Y no es mucho tiempo dedicado a resolver solo problemas? Responde que ella tiene claro el por qué de esas sesiones intensas.

“Una prueba en una olimpiada internacional dura cuatro horas. Te dan tres problemas para resolver en cuatro horas”, relata.

Olimpiadas internacionales

Hace cuatro años comenzó a competir de manera internacional, tras la experiencia adquirida en competencias nacionales.

Después de ganar cuatro medallas, dos de oro y dos de plata en las Olimpiadas Europeas Femeninas, uno de los más grandes retos le llegó en 2019: la Olimpiada Internacional de Matemáticas, que se realizó en la localidad de Bath, en el suroeste de Reino Unido.

Medalla de oro para Ana Paula Jimenez

Getty Images
Jiménez recibió una medalla de oro en la Olimpiada Matemática Europea Femenina.

“Es un reto, porque solo el 10% de quienes compiten allí son mujeres, así que se siente bastante presión”, señala.

En Bath, después de varias tensas pruebas, logró quedarse con la medalla de bronce.

“Fue muy emocionante, porque durante varios días compartes con personas de todo alrededor del mundo que también tienen esta misma pasión por las matemáticas”, señala Jiménez.

Este año, de forma virtual, volvió a repetir la hazaña. Se convirtió en la primera mujer mexicana en ganar dos medallas de bronce en una IMO.

Mujeres y matemáticas

Uno de los reconocimientos que recibió se debió a su notable desempeño en las IMO, el premio Maryam Mirzakhani.

Este galardón fue creado en 2017 para reconocer el desempeño de las mujeres en las Olimpiadas Internacionales. Ese mismo año falleció, a los 40 años, la matemática iraní Maryam Mirzakhani, quien ha sido la única mujer en recibir la medalla Fields, considerada el Nobel de esta disciplina.

Para mí fue muy importante ese reconocimiento, porque algo que queda claro desde que entras en esto es que hay un prejuicio de que las mujeres no somos buenas para las matemáticas”, señala.

“Y para mí fue muy importante tener en mi proceso a otras mujeres como entrenadoras. Por ejemplo, Olga Medrano, que fue la primera mexicana en ganar una medalla en las Olimpiadas Europeas”, agrega.

Ahora Jiménez terminó el colegio y entró en la universidad, por supuesto siguiendo la carrera de matemáticas.

“Para mí las matemáticas son arte. Pero también ganas. Dedicación. Perseverancia. Es algo que ha estado presente en mi vida durante mucho tiempo”, concluye.

A punto de colgar, le pregunto cuál es la solución al problema enunciado por Black.

“La solución es que el rompecabezas que él propone no se puede completar. Pero cuesta bastante tiempo llegar a esa respuesta”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=aBKdOAVLVEc

https://www.youtube.com/watch?v=0fHkEolNWFc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.