close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Nueva versión de PGR omite actuación de policías federales y estatales en ataque a normalistas

En la nueva versión oficial que presentó la Procuraduría a los padres de los normalistas se acepta la existencia de un quinto autobús, que fue atacado pero solo por policías de Iguala.
Cuartoscuro
Por Paris Martínez
9 de junio, 2016
Comparte

Este miércoles, 8 de junio, la Procuraduría General de la República presentó la nueva versión oficial de los hechos ocurridos entre el 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero, durante los cuales 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa fueron desaparecidos, tres asesinados, y que dejaron también tres civiles muertos.

La nueva “verdad histórica”, como fuera bautizada la versión oficial de los hechos por el ex procurador General de la República, Jesús Murillo, corrige diversos errores presentes en la primera versión de los hechos (divulgada en enero de 2015), aunque prevalecen importantes omisiones, denunciadas en los meses pasados tanto por el Grupo Internacional de Expertos Independientes, como por la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Una de las principales enmiendas practicadas a la verdad histórica que había presentado la PGR es el reconocimiento de que en los hechos de Iguala sí existió un quinto autobús con normalistas, el cual fue atacado al sur de la ciudad, algo que originalmente había sido descartado por el Ministerio Público Federal.

Sin embargo, aunque la nueva versión oficial de la PGR admite la existencia de este autobús, y del ataque a sus tripulantes, dicho ataque se lo atribuye exclusivamente a la Policía de Iguala, a pesar de que existen distintos testimonios, tanto de víctimas como de participantes, según los cuales en la agresión contra el quinto camión participaron también elementos de la Policía Municipal de Huitzuco, así como de la Policía Estatal, de la Policía Estatal Ministerial y de la Policía Federal.

Verdades a medias

Tal como reveló el Grupo Internacional de Expertos Independientes (GIEI), en septiembre de 2015, y luego la CNDH, en abril de 2016, existen al menos tres testigos que narran el ataque al quinto autobús –en el que viajaban entre 13 y 15 estudiantes, todos desaparecidos hasta la fecha–, y es en la declaración de estos testigos que se basó la PGR para armar su nueva versión oficial, aunque omitiendo aquellas partes de la declaración en las que se hace referencia a policías estatales o municipales.

Así, por ejemplo, según la nueva versión oficial, el chofer del quinto autobús declaró “que en su trayecto a Chilpancingo, casi al llegar a la altura de (el puente) El Chipote, alcanzó a escuchar detonaciones de arma de fuego y observó que una patrulla obstaculizó el paso, deteniendo la unidad”.

Según la PGR, este autobús “fue interceptado” por las patrullas de la Policía Municipal de Iguala 024 y 028.

Lo que no incluye la nueva versión oficial de la PGR es que, en esa misma declaración ministerial, el chofer del autobús aseguró que “me detuve porque una patrulla azul completa, la cual no vi su número, se metió en sentido contrario y ya no pude moverme”.

Esta parte de la declaración, omitida en la nueva versión, es importante por un hecho: las patrullas de la Policía Municipal de Iguala son de color azul y blanco, no completamente azules. Las patrullas que esa noche se encontraban en Iguala y que eran completamente azules pertenecen, en realidad, a la Policía Federal.

Otro testimonio que confirma la presencia de federales, de hecho, es el de Alejandro Andrade de la Cruz, policía municipal de Iguala que tripulaba la patrulla 028, quien declaró ante el Ministerio Público que “al llegar a dicho lugar (al puente de El Chipote, frente al Palacio de Justicia del municipio) me percaté que había varias patrullas, entre cinco o seis patrullas (…) y ahí me percaté que llegaron dos patrullas de la Federal, así como una patrulla de la Policía Ministerial (órgano que pertenece a la Procuraduría General de Justicia de Guerrero)”.

Aunque la PGR reconoce que este patrullero participó en el ataque al quinto autobús, e incluso cita partes de su declaración ministerial como prueba, su nueva versión oficial omite mencionar las referencias que este policía hizo tanto a la presencia de la Policía Federal como de la Policía Estatal Ministerial.

En abril pasado, por último, la Comisión Nacional de Derechos Humanos presentó el testimonio de un testigo más, cuya identidad se mantiene bajo reserva, el cual también indicó que en el ataque al quinto autobús participaron los tripulantes de dos patrullas de la Policía Federal.

Según la PGR, sin embargo, este ataque fue perpetrado únicamente por elementos de la Policía Municipal de Iguala, a bordo de dos patrullas.

Federales… y estatales también

Para reconstruir el ataque perpetrado contra el quinto autobús de normalistas, la nueva versión de la PGR se basa fundamentalmente en la declaración ministerial del chofer de este autobús, única víctima que no fue privada de la libertad y desaparecida.

Según este chofer, luego de que fue obligado a detenerse, al menos 20 policías comenzaron a romper los vidrios y arrojar gas lacrimógeno dentro, por lo que el conductor se arrojó fuera del autobús a través de una ventana rota.

La nueva versión oficial de la PGR destaca que “el conductor decidió aventarse por una de las ventanas que rompieron los policías y, al caer, éstos empezaron a golpearlo, luego lo sometieron y lo colocaron en la parte de atrás de una patrulla”.

Curiosamente, la PGR omite señalar que, según el propio chofer del autobús, la patrulla a la que fue conducido pertenecía a la Policía Estatal de Guerrero, no a la municipal de Iguala.

De hecho, el chofer declaró que luego del ataque, fue conducido a bordo de esta patrulla de la Policía Estatal hacia una casa de seguridad en el centro de Iguala, en la que un civil no identificado dio la autorización para que fuese liberado.

No obstante, nada de esto es mencionado por la PGR en su nueva versión de los hechos.

El cuarto autobús

En la primera verdad histórica de la PGR, presentada en enero de 2015, se aseguraba que el ataque contra los normalistas se había dado exclusivamente en Periférico Norte, y que se había centrado en tres autobuses con estudiantes, mientras que un cuarto autobús, que había tomado un rumbo distinto, había sido abandonado por sus tripulantes poco antes de llegar al puente de El Chipote.

Ahora, la nueva versión oficial reconoce que este cuarto autobús no fue simplemente abandonado, sino que los estudiantes que venían abordo huyeron de él, según la PGR, “al parecer por haber sido detenidos y agredidos por policías de Iguala”.

Para reconstruir el ataque a este cuarto autobús, la PGR emplea en su nueva versión oficial los testimonios de los normalistas que viajaban en dicho vehículo. Sin embargo, omite la parte del testimonio en que estos mismos normalistas identificaron a los policías que les marcaron el alto no como municipales de Iguala, sino como agentes de la Policía Federal.

Según la declaración ministerial de uno de estos normalistas sobrevivientes, citada en el Primer Informe del GIEI, “cuando estábamos en la salida ya hacia Chilpancingo, empezamos a ver que los autos se estaban deteniendo y se echaban de reversa, por sentido contrario. Un carro nos hizo señas de que estaban disparando y el autobús se paró (…) en ese tiempo llegan patrullas de federales detrás del autobús en que íbamos, y se pararon como 30 metros delante y empezaron a revisar los carros. Me bajé y un policía me echó la luz y (me empezó a) apuntar con el arma, por lo que nos bajamos todos…”

Para la PGR, esta parte del testimonio no es válida.

Peor aún: la PGR tampoco tomó en cuenta para su nueva versión oficial la narración escrita de los hechos que ese mismo día redactó el chofer del cuarto autobús, según la cual, “Salimos con dirección a Chilpancingo, pero en la salida a la ciudad de Iguala, a la altura de la Procuraduría (el chofer se refiere, en realidad, al Palacio de Justicia) se encontraban dos patrullas de la Federal de Caminos (Policía Federal), ya estando cuatro oficiales debajo de las patrullas, con sus armas en mano, apuntando hacia el autobús”.

Según esta declaración, escrita por el chofer del cuarto autobús el mismo 26 de septiembre de 2014, luego de que los normalistas que venían en el vehículo huyeron de los policías federales, estos agentes escoltaron su vehículo hasta la salida de Iguala, y le permitieron irse.

Esta declaración firmada, sin embargo, también fue ignorada por la PGR al preparar su nueva versión oficial.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Warner Bros

Joker: por qué causa controversia la película interpretada por Joaquin Phoenix y aclamada por la crítica

La película dirigida por Todd Phillips ganó el León de Oro de la Muestra de Venecia, donde fue ovacionada. La cinta sobre la vida del Guasón ha llevado a los críticos a posiciones muy opuestas, unos la aman y otros la odian.
Warner Bros
8 de septiembre, 2019
Comparte

Con la ovación más grande de la Muestra de Venecia, la película “Joker”, del director estadounidense Todd Phillips, se alzó este sábado con el León de Oro, el máximo galardón del festival.

El retrato de la vida del “Guasón”, protagonizado por Joaquin Phoenix, ha dejado a muchos espectadores sorprendidos y a los críticos entusiasmados en Venecia, pese a que no es el tipo de filmes que normalmente triunfan en la muestra.

“Roma” y “La forma del agua” fueron los anteriores dos ganadores (que luego se llevaron el Oscar a Mejor película), pero una cinta de superhéroes nunca había sido la triunfadora. Hasta hoy.

Tanto el filme -que se estrena en octubre en la mayor parte del mundo- como la actuación de Phoenix se han llevado buenos titulares.

El diario británico The Guardian ha calificado el filme como “gloriosamente atrevido”, mientras que Total Film señaló que era “desafiante y subversivo”.

La actuación de Phoenix ha sido descrita como “imponente” en The Hollywood Reporter, o “asombrosa en la revista Variety.

Todd Phillips (der) y Joaquin Phoenix

AFP
Todd Phillips (der) y Joaquin Phoenix recibieron en Venecia el máximo galardón del certamen, el León de Oro.

Sin embargo hay otros que no están tan entusiasmados, como Stephanie Zacharek de la revista Time, quien en su crítica advirtió que la película es “agresiva y posiblemente irresponsable”.

“Phillips puede querer que pensemos que nos trae una película sobre el vacío de nuestra cultura. Pero en realidad solo está ofreciendo un excelente ejemplo de ello“, dice Zacharek.

Y es que, a través del retrato de la vida de Arthur Fleck, “Joker” presenta una crítica a la forma en que la sociedad margina a las personas que padecen enfermedades mentales.

Fleck es un payaso a sueldo cuya vida se encamina a la criminalidad violenta cuando sus sueños de ser un comediante de stand-up se esfuman.

El tráiler final de la película, lanzado a fines de la semana pasada, ya ha acumulado más de 30 millones de visitas hasta este fin de semana.

¿Camino al Oscar?

El personaje del “Guasón” ya había sido interpretado por el fallecido Heath Ledger, quien ganó un premio póstumo de la Academia por su actuación en el éxito de taquilla de 2008 “Batman: el caballero de la noche”.

Pero según el crítico Jim Vejvoda, Phoenix también merece un Oscar por su interpretación “fascinante (y) totalmente comprometida”.

“Un nominado al Oscar ya está en camino”, coincide David Sexton en el London Evening Standard, al elogiar la “actuación absolutamente convulsa” de Phoenix.

El actor de 44 años fue nominado previamente para ese galardón por sus papeles en “Gladiador”, “Johnny & June: pasión y locura” y “The Master: todo hombre necesita un guía”.

Pero aún no ha ganado el premio.

Joaquin Phoenix in Joker

Warner Bros
El actor dice que no consideró personificaciones pasadas al hacer su propia interpretación.

Según Phil De Semlyen de Time Out, Joker es una “reinvención implacable, sombría y visceral del supervillano de DC”.

Sin embargo, el crítico Glenn Kenny no duda en descalificar el presunto mensaje de la cinta: “Como comentario social, ‘Joker’ es basura perniciosa”.

Por su parte, Zacharek en Time reflexiona: “Phoenix se esfuerza tanto al actuar que puedes sentir la desesperación palpitando en sus venas”.

“Te deja con ganas de comenzar una recaudación en GoFundMe para que no tenga que volver a sudar tanto en su trabajo. Pero la terrible agresividad de su actuación no es completamente su culpa”, dice al criticar la historia que plantea Phillips.

“Las grietas de la película, y prácticamente todas son grietas, están llenas de filosofía falsa”, sentencia.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=0erzbX0Kg3k&t=15s

https://www.youtube.com/watch?v=pVg29BThB0s

https://www.youtube.com/watch?v=1n31Ogeuvvw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.