Reducir la desigualdad, el reto de las Zonas Económicas Especiales: #SemáforoEconómico
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Reducir la desigualdad, el reto de las Zonas Económicas Especiales: #SemáforoEconómico

Las Zonas Económicas Especiales serán exitosas si generen bienestar para los más pobres con base en su capital humano, indican los expertos de México, ¿Cómo Vamos?
Cuartoscuro
Por México, ¿Cómo Vamos?
9 de junio, 2016
Comparte

Existe una clara discrepancia en el nivel de desarrollo a lo largo de México. Son varios Méxicos, dentro de uno solo. Zonas distintas con diferentes resultados en materia económica y nivel de bienestar, de acuerdo con el #SemáforoEconómico de México, ¿Cómo Vamos? las entidades federativas se podrían agrupar en tres bloques según sus resultados económicos. 

Por un lado, aquellos estados con una economía dinámica con tasas de crecimiento superiores a 3.5%, promedio anual, con incrementos sustanciales en el nivel de vida de su población, disminución de la informalidad y pobreza laboral, principalmente ubicados en el norte del país y la zona del Bajío.

Otro grupo estaría conformado por estados que han tenido tasas de crecimiento positivas, pero no lo suficientemente altas para lograr mejores niveles de bienestar de su población. Pero también, hay estados que decrecen, estados rezagados en crecimiento económico y con altos niveles de pobreza.

Hasta el momento, no existen datos que indiquen que se esté dando un cambio en el status quo del nivel de desarrollo de las economías estatales. A pesar de que en los últimos 10 años se han implementado diversos programas sociales, los tres estados con menor PIB per cápita hoy son los mismos que hace 10 años: Chiapas, Oaxaca y Guerrero.

A pesar de que el gasto social ha crecido más de 23% promedio anual entre 1998 y 2015 en Chiapas, este estado es el que tiene el mayor porcentaje de población en pobreza extrema (31.8%), seguido por Oaxaca (28.3%) y Guerrero (24.5%). De acuerdo con el CONEVAL, las personas que se encuentran en esta situación disponen de un ingreso tan bajo que aunque lo dedicaran por completo a comprar alimentos, no tendrían los nutrientes necesarios para tener una vida sana.

Los datos evidencian que lejos de darse un giro en las discrepancias en el nivel desarrollo estatal, éstas se acrecentan. En 2004, el PIB per cápita de Nuevo León era 3.7 veces el de Chiapas. Con el tiempo esta proporción empeoró. En 2014, el PIB per cápita de Nuevo León representaba 4.4 veces el de Chiapas.

Lee: “#SemáforoEconómico: México falla en empleo, crea sólo la mitad de los que necesita”.

De acuerdo con datos del #SemáforoEconómico, los estados con mayor crecimiento en los últimos 5 años son también los de mayor crecimiento en los últimos 10 años; con la excepción de Zacatecas, que aunque se encuentra entre los cinco estados con mayor crecimiento durante los últimos 10 años, fue sustituido en la lista por Guanajuato que está en los estados con mayor crecimiento económico durante los últimos cinco.

El resto de los estados que aparecen entre los cinco estados con mayor crecimiento ante ambos periodos, siguen siendo los mismos: Querétaro, Aguascalientes, Quintana Roo y Nuevo León.

Semáforo Gráfica1 08062016

En contraste, Campeche, Chiapas y Tamaulipas, están entre los cinco estados con menor crecimiento en los últimos cinco años y también en los últimos diez. Campeche es el único estado que, en promedio, ha decrecido en los últimos 10 años. Es decir, Campeche está produciendo menos de lo que producía hace 10 años. Campeche es la excepción en muchos sentidos, ya que también es el estado con mayor PIB per cápita; debido a que el 80% de su producción proviene del sector de minería petrolera.

Semáforo Gráfica2 08062016

En 2014, último dato disponible, el PIB per cápita de Chiapas, Oaxaca y Guerrero era de $45,303, $52,393 y $55,476 pesos constantes respectivamente. Si estos estados crecieran a la meta propuesta por México, ¿Cómo Vamos?, es decir, 4.5% anual, para 2030 llegarían a tener un PIB per cápita de $77,528, $ 98,376, y $105,489, respectivamente. Incluso esa tasa de crecimiento, no sería suficiente para alcanzar el PIB per cápita que se tiene a nivel nacional hoy en día.

Chiapas ha crecido a una tasa promedio anual de 1.4% en los últimos 5 años, si siguiera creciendo a este ritmo su PIB per cápita en 2030 llegaría ser de $47,886 pesos constantes al año y creciendo a la meta de crecimiento llegaría ser de $77,528, es decir, 62% mayor.

Si suponemos que el PIB per cápita funciona como un indicador de bienestar de la población, si Chiapas creciera a 4.5% promedio anual hasta 2030 alcanzaría los niveles de bienestar de Hidalgo en 2014, Oaxaca los de Guanajuato y Guerrero los de Chihuahua. Sin embargo, es importante notar que el resto de los estados seguirían avanzando, por lo que no necesariamente se cerraría o eliminaría la brecha de desarrollo entre éstos.

Te puede interesar: “#SemáforoEconómico: Mexicanos producen menos y trabajan el mismo número de horas”.

En este contexto de desigualdades regionales se implementarán las Zonas Económicas Especiales (ZEE). Son la promesa de un cambio en este status quo en materia económica. Las ZEE reflejan una estrategia para crear nichos de desarrollo a partir de delimitar zonas objetivo en las que se implementarán ventajas fiscales, facilidades regulatorias, infraestructura necesaria, así como otros estímulos preferenciales; todo esto con el objetivo de promover actividades productivas en la región.

Es importante notar que esta herramienta representará un punto de inflexión únicamente si se da un crecimiento inclusivo que permita a la población marginada participar en el proceso productivo, es decir, que la población con menores recursos participe en estas nuevas actividades productivas, de forma que puedan beneficiarse del desarrollo económico.

En este sentido, Rodolfo De la Torre García, Director del Programa de Desarrollo Social con Equidad del CEEY y experto de México, ¿Cómo Vamos?, señala que las “ZEE serán exitosas en la medida que generen bienestar para los más pobres con base en su capital humano”.

En la misma línea, David Kaplan, Especialista de la Unidad de Mercados Laborales y Seguridad Social del BID y experto de México, ¿Cómo Vamos?, recalca que “cualquier ZEE fracasará si las nuevas empresas no encuentran a trabajadores con las habilidades necesarias” y para ello “será importante adecuar las políticas educativas y laborales para asegurar que la formación de capital humano de estas zonas sea consistente con la demanda del sector privado, incluyendo las nuevas empresas que llegarían en unos años”.

El sur está en espera de un cambio histórico, en espera de que las ZEE traigan el desarrollo económico que ayude a 5.66 millones de mexicanos a salir de la pobreza extrema en la que viven en Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Michoacán y Veracruz; estados en los que se implementará la primera fase de las ZEE. Esto solo será posible si los incentivos fiscales, facilidades regulatorias, inversiones en infraestructura y demás estímulos se dan a la par con una capacitación del capital humano de la región que ayude a la población a participar en las nuevas actividades económicas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Cuáles son los factores que hacen más probable que la COVID-19 se vuelva "'crónica'

Un reciente estudio indica que algunos pacientes de coronavirus desarrollan una forma crónica de la enfermedad. Entre los grupos en riesgo se encuentran las mujeres.
Getty Images
23 de octubre, 2020
Comparte

La edad avanzada y la manifestación de una amplia gama de síntomas iniciales aumentan el riesgo de padecer de “COVID de larga duración”, según los científicos.

Un estudio, al que tuvo acceso la BBC, estima que una de cada 20 personas permanece enferma durante por lo menos ocho semanas.

La investigación realizada por el King´s College de Londres también mostró que ser mujer, tener sobrepeso y sufrir de asma también aumenta el riesgo.

El propósito del estudio es poder desarrollar un sistema que advierta sobre pacientes que podrían necesitar cuidados adicionales o beneficiarse de tratamientos tempranos.

Las conclusiones se lograron tras el análisis de personas que incluyeron información sobre sus síntomas y resultados de pruebas en la aplicación Covid Sympton Study.

Los científicos estudiaron detalladamente los datos para encontrar patrones que pudieran predecir quién podría resultar afectado por la enfermedad crónica.

Los resultados, que serán publicados online, demuestran que la COVID de larga duración puede afectar a cualquiera, pero algunos factores elevan el riesgo.

¿Qué eleva el riesgo?

“El tener más de cinco síntomas diferentes durante la primera semana fue uno de los factores de riesgo clave”, comentó a la BBC la doctora Claire Steves, de King´s College.

COVID-19 es más que una simple tos y el virus que la causa puede afectar los órganos en todo el cuerpo.

Alguien que tuviera tos, fatiga, jaqueca y diarrea, y haya perdido el sentido del olfato -que son todos síntomas posibles- estaría en mayor riesgo que alguien que solo tuviera tos.

El riesgo también aumenta con la edad -especialmente por encima de los 50 años-, y en el caso de las mujeres.

“De los primeros datos hemos observado que los hombres está en mucho mayor riesgo de sufrir una enfermedad severa y tristemente morir de COVID, pero parece que las mujeres tienen mayor riesgo de tener COVID de larga duración”.

“De las condiciones médicas previas sólo el asma y la enfermedad pulmonar fueron asociadas a la COVID de larga duración”.

¿Cómo es tener COVID de larga duración?

Vicky Bourne

Vicky Bourne
Vicky Bourne todavía presenta síntomas en octubre después de enfermarse el pasado marzo.

Los síntomas específicos de COVID de larga duración varían de paciente en paciente, pero la fatiga es común.

Vicky Bourne, de 48 años, empezó con una fiebre y lo que describió como una “patética tos leve” en marzo, que acabó convirtiéndose en algo “completamente aterrorizante” con dificultades para respirar y la necesidad de que le administraran oxígeno.

No fue ingresada en un hospital, pero este octubre aún vive con COVID de larga duración.

La salud de Vicky está mejorando, pero su visión se ha visto alterada y todavía sufre de “oleadas” de enfermedades más severas. Incluso sacar al perro a caminar le cuesta tanto que no puede conversar al mismo tiempo que lo hace.

“Siento mis articulaciones raras, casi artríticas, y lo raro es que hace dos semanas perdí el sentido del gusto y olfato otra vez, se me fueron completamente”, le contó a la BBC.

“Es como se mi cuerpo tuviera una inflamación que va de aquí para allá y no puedo deshacerme de ella, así que aparece, desaparece y vuelve a salir e irse otra vez”.

Vicky Bourne

Vicky Bourne
La visión de Vicky Bourne ha quedado alterada.

Vicky no está sola. El estudio estima que:

  • Una de cada 7 personas se enferma durante al menos cuatro semanas
  • Una de cada 20 personas permanece enferma al menos ocho semanas
  • Una de cada 45 personas permanece enferma al menos 12 semanas

Los investigadores de King´s College han creado un código informático para detectar, desde el principio de una infección de coronavirus, quién está en riesgo de contraer COVID de larga duración.

No es perfecto. Identifica correctamente al 69% de las personas que desarrollan la COVID de larga duración, pero también le indica a alrededor del 25% de los pacientes que se recuperan rápido que desarrollarían la enfermedad crónica también.

“Creo que esto va a ser muy importante, porque podríamos identificar a esas personas, quizá ofrecerles estrategias preventivas y, aun más importante, hacerles seguimiento para asegurar que reciban la rehabilitación necesaria”, expresó la doctora Steves.

Tim Spector, que lidera el estudio de los síntomas de COVID consideró por su parte que no solo es importante preocuparse de las muertes por COVID-19, también de aquellos que se han visto y se verán afectados por síntomas de esta enfermedad en el largo plazo si no controlamos la pandemia “pronto”.


Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial

Banner

BBC

El profesor Tim Spector, que dirige el Covid Sympton Study, señaló: “Es importante que, al tiempo en que nos preocupamos del exceso de muertes, también consideremos los que serán afectados por COVID de larga duración en caso de que no logremos controlar la pandemia pronto”.

Por su parte, el secretario de Salud y Bienestar, Matt Hancock, también resaltó el valor de los hallazgos del estudio. “Son crudos y deberían servir como una fuerte advertencia al público, incluyendo la juventud, que COVID-19 no discrimina y puede tener efectos a largo plazo y potencialmente devastadores“.

El gobierno británico ha lanzado un nuevo filme con miras a generar consciencia sobre los síntomas de COVID de larga duración.

El sistema de salud pública de Reino Unido anunció una inversión de casi 130 millones de dólares para la realización de consultas de COVID de larga duración en todas las áreas de Inglaterra.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kWa06mmJT4U&t=4s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.