Robadas o perdidas, en un año desaparecen de PGR casi 300 armas asignadas a agentes
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Robadas o perdidas, en un año desaparecen de PGR casi 300 armas asignadas a agentes

De 2012 a 2015 la pérdida de armas de la Procuraduría se ha disparado más de 200%. A nivel nacional, solo las policías del estado de México y la Ciudad de México han extraviado o les han robado más armamento que a PGR.
Cuartoscuro
Por Arturo Angel
14 de junio, 2016
Comparte

En 2015 la Procuraduría General de la República (PGR) reportó la pérdida o robo de 290 armas de fuego cortas y largas asignadas a sus agentes. Es la mayor cantidad de armas perdidas por la Procuraduría desde que se tiene registro y equivalen a la quinta parte de todas las armas que las fuerzas de policía del país perdieron ese año.

Datos oficiales revelados  vía transparencia, arrojan que 2012 a 2015 creció más de 200 por ciento el número anual de armas oficiales perdidas por los agentes de la PGR. En total, desde el 2006 la Procuraduría ha perdido mil 171 armas de fuego, cifra superior incluso al número de armas perdidas por la Policía Federal pese a que esta tiene más de 40 mil elementos, por apenas 8 mil de la PGR.

A escala nacional, solamente la secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México y la Coordinación Estatal de Seguridad Ciudadana del estado de México han perdido o les han robado más armas que a PGR.

En total, hay actualmente 13 mil 259  armas de fuego reportadas como perdidas o robadas  por las corporaciones civiles de policía en el país de todos los niveles entre enero de 2006 y abril de 2016 (incluidas empresas de seguridad privada)

Por lo menos, una de cada cuatro armas “extraviadas” por los agentes de policía eran armas largas, es decir, escopetas y rifles permitidos a civiles como los AR-15.

Esta información fue transparentada por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) que es la única instancia en el país autorizada para conceder licencias de portación de armas de fuego. Las corporaciones de seguridad están obligadas a reportarle el extravío o robo de cada una de las armas que les son autorizadas.

Hay casos como el de la Ciudad de México, donde el gobierno local ha rechazado dar a conocer la cantidad de armas que han perdido clasificando la información como reservada, bajo el argumento de que  “se podría generar pánico” entre la sociedad y afectar campañas como las del canje de armas voluntario.

grafico-armas-1

PGR, pérdidas silenciosas

En la última década, la información oficial revela que los agentes de la PGR han perdido o les han robado mil 171 armas de fuego, de las cuales 917 son armas cortas y 252 armas largas. Es la dependencia civil federal con la mayor cantidad de armamento extraviado y a escala nacional, tomando en cuenta policías de todos los niveles, ocupa el tercer puesto.

De hecho, una de cada 13 armas de fuego robadas en México en la última década estaba asignada a un agente de la PGR.

Entre 2006 y 2010 la PGR logró reducir de 181 a 61 su cantidad anual de armamento extraviado En 2011 incluso la dependencia no reportó una sola pistola o rifle robado a sus agentes. Sin embargo a partir de ese momento inició una tendencia al alza que no se ha detenido.

En 2015, la Procuraduría reportó 290 armas desaparecidas, la mayor cifra anual registrada hasta el momento. Es además un alza en esta estadística por cuarto año consecutivo, y un incremento de 78 por ciento tan solo respecto a 2014, cuando la cifra fue de 169 armas extraviadas.

Sobre la pérdida del armamento a manos de sus agentes la Procuraduría General de la República no ha hecho señalamientos públicos al respecto. Animal Político consultó a la dependencia si tenían identificadas las causas de esta situación y alguna posición o investigación  al respecto, pero la respuesta fue que se revisarían los datos.

Los datos de la Sedena, revelados en respuesta a la solicitud de transparencia folio 000070077316, no diferencian en ningún caso el modelo específico de armas robadas más allá de si se trata de cortas o largas.

Los agentes de la PGR en su mayoría adscritos a la Policía Federal Ministerial, tienen autorizada la portación de pistolas de cargo calibre 380  de marcar como Glock, mientras que los elementos adscritos a su grupo táctico de reacción porta armas largas como los rifles AR-15.

A nivel federal, la segunda corporación civil con mayor pérdida de armamento es la Policía Federal con un total de mil 69 armas cortas y largas extraviadas. Es un centenar de armas menos que la PGR aunque la Policía Federal quintuplica en número de elementos operativos a la Procuraduría, y por ende cuenta con más armamento bajo su responsabilidad.

La otra corporación civil a nivel federal con licencias de portación de armas de fuego es el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN). Los agentes de inteligencia de esta dependencia perdieron 102 armas de fuego en 2007 y 2008. En los últimos años no se registran nuevos casos.

grafico-armas-2

Policías que más pierden

De acuerdo con los datos de la Sedena, hasta abril de este año hay 13 mil 259 armas de fuego perdida so robadas a los policías. De ellas, diez mil 536 fueron extraviadas por las corporaciones de seguridad pública y las procuradurías estatales o municipales.

El estado de México es la entidad líder en pérdidas de armas. Los policías estatales y los ministeriales de esa entidad han extraviado o les han robado en menos de diez años más de dos mil armas de fuego.

Varios casos de robos de armas a las fuerzas del orden en esa entidad se han hecho públicos. Apenas el pasado 18 de febrero, un grupo de delincuentes consiguió llevarse 14 armas de fuego de un módulo de la policía municipal en Nezahualcóyotl.

En mayo de 2015, fue el cuerpo de seguridad auxiliar del estado de México el que perdió cinco pistolas de cargo luego de que delincuentes sometieron a elementos de esta corporación y los desarmaron. En abril, por citar solo otro caso, nueve fusiles AR-15 bajo responsabilidad de la policía de Naucalpan fueron robados de una de las armerías de esa dependencia.

La segunda entidad en donde los policías pierden sus armas en mayor cantidad es la Ciudad de México. Los datos oficiales de la Sedena revelan que los agentes de la policía y la procuraduría capitalina acumulan mil 836 armas de fuego perdidas o robadas del 2006 a la fecha.

Esta cantidad se pudo conocer gracias a la Defensa Nacional pues la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México argumentó, en respuesta una solicitud de transparencia, que era información reservada y darla a conocer generaría varios riesgos, entre ellos, que se genere un estado de “pánico” entre los capitalinos que a su vez, provoque que la sociedad busque armarse.

“(Dar a conocer las armas perdidas por la policía) pondría en claro riesgo la vida, la seguridad o la salud, al generar inseguridad en los habitantes de la Ciudad de México y potenciar negativamente la necesidad de la ciudadanía para asumir una cultura de seguridad preventiva, tomando las acciones necesarias para su autoprotección al adquirir artefactos para su autodefensa como lo son las armas de fuego” respondió la dependencia a la solicitud de transparencia folio 0109000258816.

Guerrero es la tercera entidad federativa con más pérdidas de armamento de parte de sus policías con 807 casos en el mismo periodo. Le siguen Michoacán con 540 pistolas y fusiles robados a sus fuerzas estatales y municipales, y luego Chihuahua con 510 armas.

En el balance anual, y tomando en cuenta las armas perdidas tanto por las policías estatales como por las federales, el 2009 ha sido el año en que ms armamento se perdido con dos mil 81 armas de fuego en total.

Roban armas también a policías privados

Las corporaciones de seguridad privada que se encuentran legalmente reguladas y que tienen licencias oficiales expedidas para portar armas de fuego, también han perdido o han extraviado fusiles y pistolas. De 2006 a 2016, el saldo es de 381 casos en total, de acuerdo con los datos oficiales de la Secretaria de la defensa Nacional.

La empresa Servicios Panamericanos SEPSA SA de CV es la que registra la mayor cantidad de amras robadas con 49 armas perdidas o extraviadas en la Ciudad de México y municipios conurbados, así como en Monterrey, Nuevo León y Guadalajara, Jalisco.

La segunda compañía privada con más pérdidas de armamento es Seguritec Transporte de Valores SA de CV con 45 casos en la Ciudad de México, el estado de México, así como en Monterrey, Nuevo León y Guadalajara, Jalisco.

Estados dos empresas se dedican fundamentalmente al traslado de valores, y el armamento de sus custodios consiste generalmente en revólveres calibre 380 así como en escopetas de distintos calibres.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo el ejercicio físico puede ayudarnos a crear nuevas neuronas y a mejorar la memoria

Por mucho tiempo se pensó que el cerebro no podía generar nuevas neuronas, pero ahora se sabe que la neurogénesis no se detiene ni siquiera durante la vejez.
31 de agosto, 2021
Comparte

Hace tiempo se pensaba que en el cerebro no se podían generar nuevas neuronas. Éste se entendía como una entidad estática e invariable que, simplemente, degeneraba a medida que envejecíamos o debido a lesiones cerebrales.

No obstante, a partir de los experimentos de la bióloga de la Universidad de Berkeley (Estados Unidos) Marian Diamond, se demostró en 1964 que el cerebro adulto era plástico y adaptativo.

Ese estudio fue pionero en identificar cómo las características del entorno afectaban directamente al desarrollo y crecimiento cerebral.

El experimento realizado contaba con una jaula grande y espaciosa con doce ratas que crecían en un ambiente enriquecido (elementos para jugar o correr en la rueda giratoria, compañía, alimentación diversa), así como con otras doce ratas que se encontraban en una jaula pequeña, aisladas, sin estímulos sociales o de juego.

Tras ochenta días, Diamond analizó sus cerebros y descubrió que el córtex cerebral se había modificado en el grupo del ambiente enriquecido.

En estos, la corteza cerebral era más extensa, debido al crecimiento de las espinas dendríticas de las neuronas, se observó angiogénesis —mayor número de vasos sanguíneos—, se vió incrementado el nivel del neurotransmisor acetilcolina, así como el del factor neutrófico derivado del cerebro, conocido por sus siglas en inglés BDNF, una proteína que se expresa especialmente en la corteza cerebral y el hipocampo, áreas fundamentales para procesos como aprendizaje y memoria.

Estos datos han generado un sinfín de estudios dirigidos a analizar el papel de cada uno de los elementos que componían ese ambiente enriquecido.

Neurogénesis y ejercicio físico

Desde los estudios pioneros de neuroplasticidad, múltiples han sido las evidencias científicas que demuestran cómo factores tales como la dieta, la actividad cognitiva diversa, el ambiente social, la novedad y el ejercicio físico son elementos que favorecen indiscutiblemente este fenómeno.

Cerebro.

Getty Images
El ejercicio físico regular puede contribuir a la neurogénesis.

Centrémonos en el ejercicio físico.

Los múltiples beneficios del ejercicio físico regular se han demostrado ampliamente en modelos humanos y animales. Sabemos que puede contribuir a la neurogénesis, así como poseer un rol importante para revertir y reparar el daño neural existente, tanto en mamíferos como en peces.

Comprender cómo se produce este proceso, y qué factores lo ponen en marcha, puede resolver el rompecabezas para mejorar la pérdida de memoria relacionada con la edad y tal vez prevenir enfermedades neurodegenerativas, incluido el Alzhéimer.

El cerebro promedio contiene alrededor de 100 000 millones de células cerebrales, la mayoría de las cuales se formaron antes del nacimiento. En las primeras etapas de la infancia se siguen generando nuevas células cerebrales a un ritmo acelerado.

Con los años, la neurogénesis disminuye gradualmente, pero el proceso no se detiene ni durante la vejez. Los factores neurotróficos ayudan a estimular y controlar este proceso, siendo el BDNF el más importante.

Entre 700 y 1.500 nuevas por día

Eso es especialmente cierto en el giro dentado del hipocampo, a pesar de que hay otras regiones cerebrales que también producen nuevas células cerebrales.

Recientemente, un equipo de investigación de la Universidad de Harvard, liderado por Rudolph Tanzi, ha encontrado que el hipocampo puede producir entre 700 y 1.500 nuevas neuronas cada día.

Hipocampo.

Getty Images
El ejercicio consigue acelerar la maduración de células madre a células adultas totalmente funcionales.

Quizás esto pueda no parecer mucho si tenemos en cuenta la vasta galaxia de neuronas que poseemos, pero incluso este pequeño número tiene valor, ya que mantiene activas muchas conexiones neurales ya existentes.

Así, si bien la mayoría de los cerebros puede desarrollar nuevas células, el objetivo de la ciencia ahora es encontrar las mejores maneras de hacerlo.

La idea sería que, si se puede aumentar el número de neuronas aún más a través de la neurogénesis, se podría intensificar la función principal del hipocampo y mejorar la forma en que las personas aprenden nueva información y acceden a la memoria a corto y largo plazo.

Los resultados de este estudio respaldan el vínculo entre ejercicio y neurogénesis.

Se encontró que el ejercicio aeróbico durante ocho semanas puede doblar la ratio de generación de nuevas neuronas en el hipocampo, en relación a aquellos sujetos que no realizan ejercicio.

Además de producir BDNF, el ejercicio aeróbico podría ayudar a aumentar la producción hepática de una enzima (Gpld1), que también puede ayudar con la neurogénesis.

Sabemos que el ejercicio consigue acelerar la maduración de células madre a células adultas totalmente funcionales y fomenta el principal mecanismo celular existente para el aprendizaje y la memoria, denominado aprendizaje a largo plazo. Todos estos elementos son clave para fomentar el aprendizaje y la memoria.

¿Cómo reducir el riesgo de enfermedades como el alzhéimer?

Aunque estos hallazgos provienen de estudios en animales, las personas podrían obtener los mismos beneficios cerebrales a través del ejercicio aeróbico. En este momento, no hay sustituto para el ejercicio regular para ayudar con la neurogénesis.

Mujer haciendo deporte.

Getty Images
Cualquier ejercicio físico que aumente la frecuencia cardíaca es ideal.

Sin embargo, no está claro qué tipo de ejercicio aeróbico funciona mejor, ni cuánto tiempo y cuánto es suficiente. Existen datos que sugieren entre 120 y 150 minutos recomendados de ejercicio de intensidad moderada por semana.

Estudios apuntan a la natación como uno de los deportes más completos. Promueve un claro beneficio cognitivo (mejoras en procesos atencionales, flexibilidad cognitiva, memoria) tanto en jóvenes como en personas mayores.

No obstante, cualquier ejercicio físico que aumente la frecuencia cardíaca, como usar usar una cinta de correr, andar en bicicleta o caminar con fuerza, son ideales. El cerebro en movimiento aprende más rápido.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PpyNdI_pg38

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.