Una investigadora mexicana huye de Nicaragua por acoso policial
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Confidencial

Una investigadora mexicana huye de Nicaragua por acoso policial

Viridiana Rios, PhD de Harvard, asociada al Wilson Center de Washington, realizaba una investigación regional sobre crecimiento económico y desigualdad, pero tuvo que dejar el país porque la policía comenzó a seguirla sin una causa.
Confidencial
Por Arlen Cerda / Confidencial
24 de junio, 2016
Comparte
Una politóloga mexicana que arribó a Nicaragua la madrugada de este martes, para realizar una investigación sobre desigualdad y crecimiento económico que lleva a cabo en varios países, tuvo que marcharse al día siguiente por temor a las autoridades policiales que la estaban siguiendo.

La académica es Viridiana Rios, PhD de la universidad de Harvard e investigadora del Wilson Center de Washington.

El incidente ocurrió a menos de cinco días de la deportación del estudiante mexicano Jobany Torres, quien estuvo detenido durante doce días en manos de la policía, sin ningún contacto con su consulado, y luego fue acusado y condenado por “simulación de delito”. Torres fue presentado en el juzgado con golpes en ambos ojos, que las autoridades alegan se autoinfligió.

“La Policía me estaba siguiendo. No entendí la razón por la cual ellos me estaban siguiendo, pero me fue claro que lo estaban haciendo”, relató Rios en entrevista vía telefónica con Confidencial.

La académica mexicana cumplió con normalidad su agenda de entrevistas el martes. Pero el miércoles en la mañana, dos oficiales de la policía llegaron a buscarla a las instalaciones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), donde ella se encontraba por motivos del trabajo que realiza.

Rios afirma que los guardas del BID le informaron que los oficiales llegaron a buscarla a la sede, sin precisar los motivos por los cuales estaban detrás de ella. Horas antes, la policía la había buscado en el hotel donde se hospedaba.

“A mí me sorprendió, porque en realidad nadie en el hotel tenía evidencia que yo estaba ahí (en el BID)”, asegura Rios. Su reacción inmediata fue comunicarse con el Consulado de México, en Managua.

Consulado mexicano le sugirió marcharse

Según la académica, “ante los hechos que se han presentado recientemente”, con la detención y deportación del estudiante mexicano y la expulsión de un académico y dos funcionarios estadounidenses la semana pasada, “ellos me recomendaron que lo más seguro, dada la investigación que yo estaba realizando, era que dejara el país de inmediato y lo hice”, comenta.

Rios salió de Nicaragua al final de la tarde del miércoles en el siguiente vuelo disponible hacia otro país centroamericano, donde continúa labores relacionadas con su investigación.

“Claro (que sentí miedo), sobre todo me sorprendió porque la investigación que yo estoy realizando es de corte completamente académico, no periodística, y entonces me sorprende que estén interesados en algo así”, asegura Rios.

Desde Washington,  Cynthia Arnson, directora del programa latinoamericano del Wilson Center for International Scholars, reaccionó sorprendida por el acoso oficial a su colega.

“Viri Rios es Global Fellow del Wilson Center, y una reconocida experta en temas de seguridad ciudadana, entre otros.  Lamentamos, de veras, la actitud hostil de las autoridades nicaragüenses hacia la investigación independiente por parte de expertos internacionales. En una democracia, no hay temor de debates de ideas desde muchas y amplias perspectivas. Aún más durante un año electoral, los debates abiertos son más importantes que nunca. El espacio debería de ampliarse, no cerrarse¨, afirmó Arnson.

Rios pretendía estar en Nicaragua durante una semana y media. En ese tiempo tendría entrevistas con organismos internacionales y organizaciones no gubernamentales y además haría “un poco de turismo”, porque era su primera vez en el país.

En la Policía Nacional, nadie atendió a las consultas de Confidencial para conocer los motivos por los cuales seguían a Rios.

“Decepconada y afligida”

La académica asegura que aún no define que hará con el caso de Nicaragua dentro de su investigación regional, pero por ahora continúa con la labor en el resto de países.

“Me siento decepcionada porque yo estaba entusiasmada de poder estudiar Nicaragua y también afligida por mis connacionales y lo que ha pasado a otros investigadores. Me pregunto por qué hay esa investigación tan fuerte hacia los investigadores”, cuestionó.

Rios es experta en Economía y Estado de Derecho, con diez años de experiencia, y afirma que nunca había vivido algo similar al incidente en Nicaragua.

Su último trabajo publicado fue un análisis sobre los efectos que la violencia, la calidad institucional y la corrupción tienen en los mercados de trabajo, la productividad y los indicadores de desarrollo en México.

Antes de unirse al Wilson Center, Rios fue directora de México ¿Cómo Vamos?, una iniciativa que reúne a mexicanos especializados en la traducción de investigación para el lenguaje de los medios de comunicación y funcionarios del gobierno.

Además, ha sido asesora del Ministerio de Hacienda en México, y del portavoz presidencial. Ha trabajado con las Naciones Unidas, USAID, el Banco Mundial, el Centro de Estudios México-Estados Unidos de la Universidad de California en San Diego, el Instituto Transfronterizo de la Universidad de San Diego, y los ministerios mexicanos de desarrollo Social (SEDESOL), educación (SEP), y seguridad (SNSP) y es columnista dominical de Excélsior.

Los antecedentes

El 16 de junio fue deportado el estudiante mexicano Jobany Torres, después de ser condenado judicialmente bajo el cargo de simular su desaparición para “dañar la imagen” del gobierno del comandante Daniel Ortega. El caso de Torres, que estuvo desaparecido doce días durante su detención, generó un reclamo diplomático de México a Nicaragua, pero a la fecha hay muchas preguntas sin respuestas, mientras el estudiante se recupera en su país.

El 14 de junio el gobierno expulsó al académico estadounidense Evan Ellis, que realizaría una investigación sobre el canal interoceánico y a dos funcionarios que realizaban labores de inspección y seguridad aduanera para cumplir procesos de certificación de exportaciones a Estados Unidos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Reuters

Escuela en Mariúpol donde se refugiaban 400 personas fue bombardeada por un misil ruso

Se teme que haya decenas de personas atrapadas bajo los escombros de una escuela de arte en la ciudad de Mariúpol que, según las autoridades ucranianas, ha sido destruida.
Reuters
20 de marzo, 2022
Comparte

Una escuela de arte en la ciudad portuaria de Mariúpol donde se refugiaban 400 personas fue bombardeada por las fuerzas rusas este sábado, según denunció el ayuntamiento de esa ciudad, en el sureste de Ucrania.

En una actualización de Telegram, los funcionarios locales dijeron que el edificio fue destruido y que hay mujeres, niños y ancianos atrapados bajo los escombros.

Todavía no hay información sobre personas fallecidas en el ataque.

El acceso a Mariúpol es muy difícil y la BBC no ha podido hasta el momento verificar estos reportes de manera independiente.

El miércoles, un teatro en el centro de la ciudad fue bombardeado, a pesar de que estaba claramente marcado como un refugio civil, con la palabra “niños” en ruso escrita en el suelo, fuera del edificio, según mostraron imágenes satelitales.

Gráfico

BBC

El sótano del teatro resistió el ataque y unas 130 personas abandonaron el lugar. Pero se estima que quedan ahí 1.300 civiles más, en su mayoría mujeres, niños y ancianos.

El sábado, el alcalde le dijo a la BBC que los combates en la zona estaban obstaculizando los esfuerzos para rescatarlos.

Rusia niega haber atacado sitios civiles.

Sin embargo, las imágenes de Mariúpol muestran barrios enteros en ruinas, con innumerables bloques de viviendas y otras instalaciones no militares, incluido un hospital y una iglesia, destruidos por los bombardeos.

Muchos tratan de sobrevivir sin electricidad, gas, agua corriente y otros suministros vitales.

Vista general de los restos del teatro que fue alcanzado por una bomba cuando cientos de personas se refugiaban en el interior, en medio de la invasión rusa en curso, en Mariupol, Ucrania, en esta foto del folleto publicada el 18 de marzo de 2022

Reuters
Este teatro fue bombardeado. Cientos de personas se refugiaban en el interior y se cree que hay más de mil personas atrapadas.

También hay reportes de una planta siderúrgica que habría sido destruida por los bombardeos rusos. La fábrica de siderurgia y metalurgia Azovstal es una de las más importantes de Europa.

Moscú lleva dos semanas tratando de capturar Mariúpol, un emplazamiento clave a orillas del mar de Asov.

Es una ciudad pequeña pero estratégica para Rusia, pues le permitiría tener un corredor terrestre entre las regiones orientales de Donetsk y Luhansk, controladas por separatistas respaldados por Rusia, y Crimea, la península que Rusia invadió y se anexionó en 2014.

Situación “muy tensa”

La diputada ucraniana Halyna Yanchenko dijo que la situación en Mariúpol, que está completamente asediada por las fuerzas rusas, es “muy tensa”.

Los rusos “bombardearon alrededor del 80% de todos los edificios de la ciudad“, explicó a la BBC.

Yanchenko explicó que alrededor de medio millón de personas vivían en Mariúpol antes de la invasión, y que la gente está tratando de encontrar refugio en lugares como teatros, escuelas, hospitales e iglesias, pero todos esos tipos de edificios están siendo atacados.

También señaló que unas 2.000 personas lograron escapar de la ciudad en los últimos días.

Las autoridades están tratando de negociar un corredor humanitario para permitir que la gente salga de la ciudad.

Mariúpol, el 7 de marzo.

ARIS MESSINIS/Getty Images
Hay miles de personas atrapadas en Mariúpol.

Las autoridades de la ciudad también dijeron que miles de residentes han sido secuestrados y transportados a Rusia en contra de su voluntad.

La viceprimera ministra de Ucrania, Olha Stefanishyna, acusó a Rusia de cometer actos de “genocidio” durante la invasión de su país y dijo que el presidente Vladimir Putin y los líderes del Kremlin “son criminales de guerra”.

En un video emitido el sábado, el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, condenó el constante bombardeo de Mariúpol por las fuerzas rusas, y dijo que “este terror que será recordado por siglos”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dbXzZ6Ac7IU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.