Votantes conservan al PP como primera fuerza en España; dejan el cambio para otra ocasión
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Votantes conservan al PP como primera fuerza en España; dejan el cambio para otra ocasión

Aunque el partido de Mariano Rajoy pasó de 123 a 136 escaños, no obtuvo la mayoría absoluta para formar gobierno en solitario; tendrá que buscar aliados.
AFP
Por AFP
26 de junio, 2016
Comparte

El conservador Partido Popular, del jefe del gobierno español saliente Mariano Rajoy, salió reforzado de las legislativas del domingo, según datos casi definitivos, pese a no obtener mayoría absoluta para gobernar en solitario. Un resultado muy similar al de diciembre.

Convocados a las urnas por segunda vez en seis meses, los españoles estaban llamados a romper el bloqueo político que mantiene a la cuarta economía de la Eurozona con un gobierno interino desde diciembre.

Sin embargo, los resultados con el 90% escrutado volvían a pintar un paisaje político con gran fragmentación entre cuatro formaciones.

El PP se erigía como el más beneficiado: pese a haber renunciado a formar gobierno tras las elecciones de diciembre por falta de apoyos, Rajoy logró que su partido pasase de 123 a 136 escaños en una cámara de 350 diputados.

“Seguimos siendo la fuerza política más votada”, se congratuló su portavoz Andrea Levy en declaraciones la televisión pública TVE.

Pese a los innumerables casos que corrupción que pesan sobre su partido, Rajoy, de 61 años, logró volver a quedar primero defendiendo su balance económico.

Tras seis años de crisis, la economía creció 1.4% en 2014 y 3.2% en 2015 y el desempleo bajó seis puntos aunque siga siendo extremadamente elevado (21%).

“Voto por Rajoy porque prefiero lo malo conocido a lo malo por conocer”, decía a la AFP Luis Fernández, un mediador social de 37 años, al acudir a las urnas en el popular barrio madrileño de Lavapiés.

El PP se queda no obstante lejos de la mayoría absoluta que le permitiría gobernar solo y necesitará buscar aliados.

Buscará sin duda el apoyo del PSOE, que obtenía 86 escaños.

Pese a que su líder Pedro Sánchez, de 44 años, haya asegurando una y otra vez durante la campaña que no votaría por un gobierno conservador, la situación política podría llevarlo a permitir con su abstención un ejecutivo del PP en minoría.

De momento, Sánchez logró evitar la gran amenaza que pendía sobre su cabeza: que la coalición Unidos Podemos le arrebatase el liderazgo de la izquierda española.

Encabezada por el politólogo Pablo Iglesias, de 37 años, esta coalición formada por el partido antiausteridad Podemos, los ecocomunistas de Izquierda Unida y varias pequeñas formaciones regionales, sumó 71 diputados, como en diciembre.

El principal perdedor fue el liberal Ciudadanos, la otra formación emergente que junto a Podemos irrumpió en el Parlamento español en diciembre: pasó de 40 a 32 escaños.

Este resultado vaticina, por lo tanto, una nueva y complicada negociación a partir del lunes.

“Espero que lo hagan mejor y que sean capaces de dejarse de egoísmo y formar un gobierno”, había dicho a la AFP Justina Zamora, jubilada de 65 años, tras votar a los socialistas en L’Hospitalet de Llobregat, cerca de Barcelona.

Espero que “estén obligados a negociar y pactar”, deseaba también Cristina Jiménez, profesora de 38 años, pese a que el fragmentado parlamento elegido en diciembre no logró investir a un gobierno, provocando estas nuevas elecciones.

El ‘cambio’ esperará

Tras años de drásticos recortes en políticas sociales que dispararon la desigualdad, muchos españoles confiaban en un fuerte ascenso de Unidos Podemos que lograse poner en cuestión la austeridad imperante en la UE, aliado a otras izquierdas europeas.

Sin embargo, sus aspiraciones se vieron frustadas y “el cambio” que tanto prometieron tendrá de esperar.

“Tenemos que decir que estos no son unos buenos resultados (…) para Unidos Podemos (…) ni para España, en la medida en que retrasan un proceso de cambio político para nuestro país”, afirmó su portavoz Íñigo Errejón.

En el otro lado del espectro político, el PP hizo campaña presentándose como garante de “estabilidad” ante los desafíos que planteará la salida del Reino Unido de la Unión Europea, tras el resultado del referéndum británico del jueves.

En un caluroso día de verano y con las vacaciones escolares ya iniciadas, una de las principales incógnitas de estos comicios había sido la participación. Una alta abstención habría beneficiado el PP. Sin embargo, la tasa fue prácticamente igual a hace seis meses (73%) y, no obstante, los conservadores salieron victoriosos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El poderoso cardenal y las otras 9 personas que enfrentan un insólito juicio en el Vaticano por malversación

Angelo Becciu, antiguo asesor del Papa, es una de 10 personas que comparecen ante un tribunal acusado de delitos financieros.
27 de julio, 2021
Comparte

El cardenal Angelo Becciu es el clérigo de mayor rango que se sienta en el banquillo por presuntos delitos financieros.

Junto a Beccio otras 9 personas enfrentan el juicio que inicia este 27 de julio en el Vaticano por cargos que incluyen malversación, blanqueo de dinero, fraude, extorsión y abuso de poder.

El influyente cardenal de 73 años, que niega las acusaciones, fue forzado a dimitir el pasado septiembre, pero mantiene su título.

Las acusaciones están relacionadas a la compra multimillonaria de una propiedad en Londres con fondos de la Iglesia.

Becciu era un cercano asesor del papa Francisco que anteriormente había ocupado un cargo clave en el Secretariado de Estado del Vaticano, que administra las donaciones de la Iglesia.

El cardenal deberá responder preguntas sobre una controvertida inversión en un edificio de lujo en Londres que conllevó pérdidas durante su tiempo a cargo del Secretariado: desde entonces, la transacción ha estado bajo una investigación financiera.

El pago de US$200 millones por un edificio de apartamentos en la elegante avenida Sloane de Londres se hizo con dinero de la Iglesia a través de fondos y compañías en paraísos fiscales, una transacción que el cardenal había defendido en el pasado.

En un comunicado emitido a principios de mes por personas allegadas, el cardenal expresó que era “la víctima de una conspiración” y manifestó su “absoluta inocencia”, informó la agencia AFP.


¿Mayor escrutinio de la Santa Sede?

Análisis de John McManus, experto en temas religiosos de la BBC

Llegar al fondo de la problemática relación entre el Vaticano y sus finanzas se ha convertido en tema central del Vaticano bajo el papa Francisco.

En paralelo con su deseo de convertir a la Iglesia en un santuario donde todos, no importa cuán imperfectos, puedan encontrar un lugar, está su labor para lograr que el Vaticano sea un destino especialmente hostil para aquellos que busquen usarlo para enriquecerse.

Los supuestos crímenes enumerados ahora todavía tienen que ser probados en el tribunal.

Pero el simple hecho de que el Papa estuviera dispuesto al proceso y el juicio de un cardenal que no sólo era un alto miembro de la jerarquía en el Vaticano, sino también un amigo de Francisco, es una señal de su clara intención de que cuando se trata de delitos financieros, está preparado para tomar medidas sin precedentes para limpiar la reputación de la Iglesia.

El riesgo para el Papa, y para la iglesia, es que este juicio abrirá la posible mala gestión de las finanzas de la Santa Sede a un mayor escrutinio público.


Edificio en la avenida Sloane, Londres

Getty Images
El edificio en el que el cardenal Becciu invirtió el dinero del Vaticano queda en la elegante avenida Sloane, de Londres.

Dos antiguos directores de la unidad de inteligencia financiera del Vaticano están entre los diez imputados.

Enfrentan cargos de malversación, lavado de dinero, fraude, extorsión y abuso de poder.

Una mujer italiana que trabajó para el cardenal Becciu fue acusada de malversación el año pasado.

Se espera que el juicio dure dos meses. De ser encontrados culpables, podrían enfrentar penas de prisión o multas.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=3gwP5X5szQM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.