Elecciones en Estados Unidos: 5 cosas que probablemente no sabías sobre Hillary Clinton
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

Elecciones en Estados Unidos: 5 cosas que probablemente no sabías sobre Hillary Clinton

Conoce algunos de los momentos clave en la vida de Clinton, la primera mujer postulada por uno de los dos grandes partidos de EU para buscar la presidencia.
BBC Mundo
Por BBC Mundo/Ángel Bermúdez
27 de julio, 2016
Comparte

Primera dama de Estados Unidos, senadora por Nueva York, secretaria de Estado, y confirmada como candidata presidencial por el Partido Demócrata.

Esos son los cuatro hitos que suelen usarse para resumir la vida y trayectoria de Hillary Diane Rodham Clinton o, en estos tiempos de campaña electoral, Hillary Clinton.

Nacida el 26 de octubre de 1947 en el seno de una familia de clase media de Chicago, Clinton es la primera candidata presidencial de uno de los dos grandes partidos estadounidenses en la Convención Demócrata que comenzó este lunes en Filadelfia y que se extenderá hasta el jueves.

BBC Mundo te cuenta algunos detalles que quizá no conocías de la mujer que tendrá la oportunidad de ser la primera mujer en gobernar Estados Unidos.

De republicana a demócrata

Aunque acumula una trayectoria de más de 40 años en el Partido Demócrata, Clinton no siempre militó en sus filas.

Durante su juventud, llegó a estar afiliada con los conservadores e, incluso, llegó a participar activamente en la campaña electoral del aspirante presidencial por el Partido Republicano Barry Goldwater en 1964 y fue líder de la seccional local de las Juventudes Republicanas en su época de estudiante universitaria en el Wellesley College.

Hillary Clinton en su época de estudiante.WELLESLEY COLLEGE ARCHIVES
Hillary Clinton en sus tiempos de estudiante en el Wellesley College.

Esa cercanía al Partido Republicano le venía de familia, pues creció en un hogar conservador. Su padre era un veterano de la II Guerra Mundial que siempre había sido republicano.

En la Universidad, Clinton se fue acercando progresivamente al movimiento por los derechos civiles y a los activistas contra la guerra de Vietnam.

Eran tiempos de cambio y 1968 fue un año clave. Al igual que gran parte del país, Clinton fue sacudida por la noticia del asesinato de Martin Luther King Jr.

Ese año, acudió a la Convención Nacional Republicana en Miami para apoyar la candidatura del gobernador de Nueva York Nelson Rockefeller, quien fue derrotado por Richard Nixon. Entonces, Clinton abandonó a los republicanos para siempre.

Quiso ser astronauta

En su libro de memorias “Living History”, Clinton cuenta que cuando era adolescente quiso ser astronauta.

“El presidente Kennedy acababa de iniciar su campaña para llegar a la luna, era 1961, y yo tenía como 14 años… así que escribí esta carta a la NASA, les pregunté cuáles eran los requisitos para ser astronauta y les conté algunas cosas acerca de mí”, relató en el libro.

Hillary Clinton en la NASA.GETTY IMAGES
Clinton llegó a la NASA, pero como primera dama.

“Ellos me respondieron diciendo que no estaban aceptando chicas como astronautas, lo que realmente me causó furia”, agregó.

En un discurso en 2012, Clinton comentó sobre este episodio y dijo que, tras el malestar que le causó el ser rechazada, se dio cuenta de que, de todas formas, su vista no era muy buena y tampoco tenía una constitución física muy atlética.

“Por lo que probablemente, de todas maneras tampoco habría podido ser la primera mujer astronauta“, señala.

Hillay Rodham

Hillary se casó en el año 1975 con Bill Clinton, quien en 1993 llegaría a ser presidente de Estados Unidos. Eso sí, sólo después de que él se lo propusiera por tercera vez (la primera había sido en 1973).

La pareja se había conocido en la Universidad de Yale, donde ambos estudiaban derecho.

En una reseña de la boda publicada entonces en el Arkansas Gazette se señalaba que ella seguiría usando su nombre de soltera: Hillary Rodham.

Bill Clinton y Hillary Clinton.WILLIAM J. CLINTON PRESIDENTIAL LIBRARY
Bill Clinton y Hillary Rodham se conocieron en la Universidad de Yale.

¿La razón? Ella quería mantener su vida profesional separada de la de su marido.“Yo necesitaba tener mi propia identidad”, dijo posteriormente.

Su decisión, sin embargo, fue usada políticamente en contra de su marido cuando se postuló por primera vez al cargo de gobernador de Arkansas.

A comienzos de la década de 1980, ella decidió empezar a usar el apellido Clinton para evitar que ese asunto siguiera dañando la imagen de su matrimonio y de su marido entre los votantes. A partir de entonces comenzó a llamarse Hillary Rodham Clinton.

Su apellido de soltera empezaría a desvanecerse en el año 2000, cuando se postuló como candidata al Senado por Nueva York. En esa campaña aparecía simplemente como Hillary. En octubre de 2001 se registró el dominio web hillaryclinton.com. El Rodham había pasado a la historia.

Ayudó a la remoción de Nixon de la Casa Blanca

Pese a que fue conocida en el mundo entero por haber sido primera dama de Estados Unidos, Hillary tuvo durante muchos años una carrera profesional exitosa, que empezó antes de casarse con Bill Clinton y que siguió desarrollando durante muchos años después.

Como jurista, destacó en trabajos académicos y llegó a publicar artículos acerca de los derechos de los niños y de las políticas públicas sobre la infancia en prestigiosas revistas como la Harvard Educational Review y The Yale Law Journal.

Richard Nixon.AP
Clinton formó parte del equipo de abogados que investigó al presidente Richard Nixon.

Pero también trabajó como abogada en importantes bufetes, lo que le hizo obtener importantes ingresos económicos que durante años superaban los de su marido como gobernador de Arkansas.

Uno de los capítulos más destacados de esa carrera legal fue su participación en el equipo de abogados que investigó al entonces presidente de Estados Unidos Richard Nixon, de cara a su juicio político en el Congreso.

Ese equipo legal tenía como misión encontrar evidencia sobre la participación de Nixon en el entramado de espionaje y corrupción del escándalo de Watergate.

Nixon renunció a su cargo antes de ser sometido al impeachment, pero se considera que esa investigación en la que participó Clinton fue un elemento fundamental en la decisión del mandatario de dimitir.

Antes de Obamacare fue el Hillarycare

En un mitin realizado en enero pasado en Iowa, durante la campaña para las primarias, Clinton se refirió al seguro de salud obligatorio puesto en marcha por el actual presidente, Barack Obama, y dijo a los asistentes: “Se llamaba Hillarycare antes de ser llamado Obamacare”.

Con esa frase, la aspirante presidencial reivindicaba una de sus iniciativas políticas más arriesgadas y, al mismo tiempo, uno de sus mayores fracasos.

Cuando Bill Clinton llegó a la Casa Blanca en 1993 encargó a su esposa crear e impulsar un plan de reforma del sistema de salud.

Hillary Clinton en 1993.AP
En 1993, Hillary Clinton encabezó un fallido intento de reforma sanitaria.

Hillary encabezó entonces una iniciativa, considerada por los expertos en políticas públicas como mucho más ambiciosa que el actual seguro de salud obligatorio instaurado por Obama (el llamado Obamacare).

Pero la ex secretaria de Estado no logró ni siquiera ser sometido a votación en el Congreso, pese a que los demócratas tenían mayoría en ambas cámaras.

De todas maneras, la iniciativa resultó costosa en términos políticos tanto para Hillary como para su esposo.

Durante la campaña para las legislativas de 1994, los republicanos usaron el Hillarycare como un arma de ataque contra el gobierno y contra los demócratas, que perdieron el control tanto del Senado como de la Cámara de Representantes.

Algunos analistas aseguran que ese fracaso sirvió años después para que Obama tuviera conciencia de las dificultades de impulsar una reforma radical del sistema de salud y se conformara con una propuesta más moderada, pero con mayores opciones de ser aprobada.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Diego Luna estrena 'La Advertencia', podcast sobre el caso Guatemala, corrupción y el poder ciudadano

En siete episodios, la serie documental cuenta una historia sobre impunidad y los caminos para lograr la justicia política, a partir de un análisis de la historia reciente de Guatemala.
Por Fernanda Estrada
13 de octubre, 2020
Comparte

“Quizá no hemos valorado el poder que tenemos como ciudadanos para cambiar la historia de nuestros países”, dice Diego Luna al comenzar el primer episodio del podcast La Advertencia, un proyecto narrado por él y coproducido por La Corriente del Golfo Podcast y Antifaz.

En siete episodios, la serie documental que se estrena este 14 de octubre, cuenta una historia sobre impunidad, corrupción y caminos para lograr la justicia política, a partir de un análisis de la historia reciente de Guatemala.  

“Va desde los años 50s, casi hasta la fecha. Pasa por zonas tan complejas de la historia de Guatemala como lo es un genocidio, un proceso de paz, golpes militares, sentar en el banquillo de los acusados a un genocida, que llegue una comisión internacional y empiece a operar y a mostrar resultados, pero luego se vea bajo ataque”, dice Ricardo Giraldo, Director de la división de podcast de la La Corriente del Golfo, casa productora fundada por Diego Luna y Gael García Bernal en 2018.

Giraldo se refiere a que la serie recupera momentos de la historia de un país que, incluso estando sumido en la corrupción, logró la renuncia de su presidente para después llevarlo a la cárcel, al igual que a militares, políticos, empresarios y narcotraficantes. Esto, gracias a la colaboración entre el Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), un órgano anticorrupción y antimafias enviado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Sin embargo, la apuesta creativa de este proyecto no busca quedarse solo en relatar la historia guatemalteca, sino que encuentra en los procesos políticos y sociales de este país la oportunidad para visibilizar los paralelismos con la situación política en México y Latinoamérica. 

De acuerdo con sus productores, el podcast quiere que esos paralelismos inviten al escucha a imaginar alternativas posibles de justicia en sus propios países. 

“Yo creo que lo potente de la historia está en que Guatemala encontró el modo para salir de sus problemas, logró experimentar, innovar, hacerse cargo de sus limitaciones y en función de eso, trabajaron con cosas que eran antes impensables: abogados internacionales, protección de la ONU, lucha contra la corrupción y la impunidad… Todas esas cosas nos hacen imaginar, para nuestros propios entornos —los más íntimos, los más inmediatos— qué necesitamos resolver, qué soluciones necesitamos experimentar para poder enfrentar nuestras propias realidades”, comenta para Animal Político, Miguel Pulido, co-fundador y director de Antifaz, un proyecto progresista de comunicación política. 

A decir de Giraldo y Pulido, la búsqueda por dejar en los escuchas una reflexión sobre lo necesaria que es la participación política, requirió de varios ingredientes.

Desde lo histórico: La recopilación de archivos; la realización de entrevistas; y una investigación profunda a través de las voces de extrabajadores y excolaboradores de la CICIG, excomisionados, magistrados, políticos, activistas, empresarios y miembros de la sociedad civil –muchos de ellos perseguidos y amedrentados–, para conocer las estrategias de los grupos de poder que mantuvieron el control mediante corrupción, asesinatos, genocidio y pactos de impunidad.

Y desde lo sensorial y lo creativo: La realización de un diseño sonoro; la “destilación” y análisis de los eventos históricos para poder narrarlos en los 20 minutos de cada episodio; la integración de la música de la activista y cantante guatemalteca, Rebeca Lane y los acompañamientos sonoros del compositor Leonardo Heiblum en una narrativa que contara la historia que querían contar.

El podcast que estrenará sus primeros 3 episodios este miércoles, y dos cada miércoles siguiente, aspira a llegar hasta las emociones de sus escuchas a través de un motor de curiosidad. 

“Queremos invitar a dejarse llevar la curiosidad, acompañados por el diálogo de Diego como narrador, quien al mismo tiempo reconoce que él no sabe todos los rincones de la historia, no es un especialista en Guatemala, ni en justicia transicional, ni en comisiones internacionales”, dice Pulido.

Para ambos creadores, escuchar La Advertencia es dejarse vivir la experiencia sensorial y después pasar al campo de la sofisticación intelectual. 

“Pero primero la política nos tiene que hacer sentir, nos tiene que hacer vibrar. Esa es la contribución del podcast: que un pensamiento político más complejo y que ideas sobre participación, democracia, combate a la impunidad, se dejen alimentar, se dejen sacudir, también por las emociones”, concluyen. 

La Advertencia está conformada por 7 episodios de aproximadamente 20 minutos. Se estrenarán los primeros 3 episodios el miércoles 14 de octubre y dos cada miércoles siguiente a través de Spotify, Apple Podcast, Google Podcast y todas las plataformas de podcast disponibles.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.