Melania Trump y el presunto plagio de su discurso se llevan la Convención Republicana
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Melania Trump y el presunto plagio de su discurso se llevan la Convención Republicana

La máxima reunión del Partido republicano arrancó con protestas de los delegados que se oponen a Donald Trump; además, su esposa dio un discurso que pareciera una copia del de Michelle Obama. Te compartimos otros momentos clave de la convención.
AFP
Por Redacción Animal Político
19 de julio, 2016
Comparte

La élite republicana prometió este lunes 18 de julio una nueva era de seguridad para Estados Unidos con Donald Trump como presidente, durante la inauguración de su convención de cuatro días frente a un telón de fondo de violencia en las calles y profundas divisiones partidistas.

La esposa de Trump fue la primera de varios miembros de la familia y amigos del multimillonario que subirán al escenario de Cleveland, Ohio, durante la convención, que marca oficialmente el inicio de la contienda electoral contra Hillary Clinton por la presidencia de EU.

Sin embargo, muchos de los pesos pesados de diferentes épocas del partido brillan por su ausencia en la lista de oradores, lo que pone de manifiesto las preocupaciones de los dirigentes del Partido Republicano para alinearse con Trump.

Te compartimos un resumen de lo que fue el primer día de la Convención Republicana:

¿El plagio de la “futura primera dama”?

Uno de los discursos más esperados de la convención era el de Melania Trumpquien describió a su esposo como un “patriota” e inclusivo con afroamericanos y latinos que está “listo para liderar” a Estados Unidos, en lo que pareció ser un intento de suavizar la virulenta retórica del candidato republicano.

Donald pretende representar a todas las personas (…) Eso incluye cristianos y judíos y musulmanes. Incluye hispanos y afroestadounidenses y asiáticoestadounidenses, los pobres y la clase media“, dijo Melania Trump, una exmodelo eslovena 24 años más joven que el magnate.

Es duro cuando debe serlo, pero también es amable, justo y cariñoso. Esa amabilidad no siempre se nota pero está allí, para que todos la vean. Esa es una de las razones por las que me enamoré de él”, dijo.

Sin embargo, en cuanto terminó su mensaje, los comentarios no se hicieron esperar: fragmentos del discurso parecer ser un plagio de un mensaje que la primera dama Michelle Obama dio durante la Convención Demócrata de 2008. 

La esposa de Trump dijo: “Queremos que los niños de esta nación sepan que el único límite a sus logros es la fuerza de sus sueños y su disposición a trabajar por ellos“.

En 2008, Obama afirmó: “Queremos que nuestros hijos –y todos los niños de esta nación– sepan que el único límite al tamaño de sus logros es el  alcance de sus sueños y su disposición a trabajar para ellos“.

Otro de los párrafos presuntamente plagiados: “Desde temprana edad, mis padres me inculcaron los valores que trabajas duro por lo que quieres en la vida, que tu palabra es tu obligación y que haces lo que dices y cumples tu promesa, que tratas a las personas con respeto”, dijo la señora Trump.

El 25 de agosto de 2008, durante la Convención Nacional Demócrata, Michelle Obama incluyó este párrafo en su discurso:

“Barack y yo nos criamos con muchos de los mismos valores. Por ejemplo:trabajas duro por lo que quieres en la vida, que tu palabra es tu obligación que haces lo que dices que harás, que tratas a las personas con dignidad y respeto así no las conozcas o no estés de acuerdo con ellas”.

Al ritmo de Queen

Al ritmo del éxito de Queen, We Are The Champions, Trump hizo su primera aparición en la feria partidista republicana para presentar a su esposa.

“Vamos a ganar, vamos a ganar en grande”, dijo Trump simplemente antes de dejar a su esposa el escenario del Quicken Loans Arena, donde el empresario neoyorquino será oficialmente investido como candidato presidencial republicano a los comicios del 8 de noviembre.

Sin embargo, para los críticos del magnate, la elección de la canción fue desafortunada e incluso una “cruel ironía”, ya que el líder de la banda, Freddy Mercury, fue un hombre gay que murió por complicaciones del VIH/Sida. 

En contraste, apenas el fin de semana pasado, Trump anunció que su compañero de fórmula es Mike Pence, un republicano ultraconservador y que se ha manifestado en contra de la comunidad LGBT. En el Congreso, apoyó el recorte de fondos al programa federal de planeación familiar.

Un día después, este 19 de julio, la agrupación británica reclamó por el uso “desautorizado” de su canción y exigieron al candidato republicano no volver a usar una de sus canciones.

Las protestas

Las divisiones republicanas aparecieron brevemente en el pleno de la convención el lunes en la tarde después de que funcionarios del partido aprobaran las reglas mediante votación a mano alzada.

Las fuerzas antiTrump, que buscan impedir que obtenga la candidatura, respondieron con gritos fuertes y airados, aunque fueron rápidamente acallados. No hubo indicios persistentes de protestas cuando los delegados regresaron a la amplia sala de convenciones para el programa de la tarde.

Trump se había mostrado confiado en que el caos fuera menor. A pesar de las persistentes divisiones internas, su equipo de campaña espera que los inconformes se aglutinen en torno al magnate ante su desdén compartido hacia Clinton.

El tema de la noche inaugural fue “Hagamos a Estados Unidos una nación segura otra vez” y entre los oradores hubo personas que narraron historias conmovedoras sobre seres queridos muertos cuando estaban en servicio en las fuerzas armadas o a manos de personas que ingresaron sin permiso en Estados Unidos.

 El invitado incómodo

Un video publicado en internet muestra presentador del programa Late Show, Stephen Colbert, quien caracterizado de un personaje de Los Juegos del Hambre roba el micrófono en el escenario de la Convención Nacional Republicana.

El video muestra a Colbert detrás del podio diciendo que es un honor para él “inaugurar los juegos republicanos del hambre de poder 2016”. De pronto, una persona, aparentemente del equipo de seguridad, confronta a Colbert, quien responde: “sé que se supone que no debo estar aquí, pero tampoco Donald Trump”, para luego bajar del escenario.

Breve guía para entender la Convención Republicana

La Convención Nacional Republicana comenzó el lunes y no será como las anteriores. Donald Trump ha prometido un despliegue “monumentalmente espléndido” dentro del Coliseo Quicken Loans, en Cleveland. Pero está por verse si es que si es que esta convención cumplirá con sus expectativas.

Muchos republicanos están profundamente reacios a nominar al magnate y astro televisivo de reality shows. Organizadores republicanos han tenido que esforzarse bastante para atraer a las personalidades que generalmente vienen a esta convención, y todavía hay más preguntas que respuestas, especialmente sobre el programa a seguir.

Como sea, el Partido Republicano tiene que abordar unos cuantos asuntos importantes antes de enfocarse en ganar la Casa Blanca en noviembre. Esto es un resumen de lo más destacado sobre la convención de cuatro días:

El objetivo 

El Partido Republicano y el Partido Demócrata usan sus convenciones nacionales para nominar formalmente a sus candidatos a la presidencia y vicepresidencia. Los más altos representantes de los partidos se reúnen para destacar a sus nominados, y los discursos televisados en horario estelar de los candidatos y otros políticos prominentes atraen a muchas personas. Esto convierte a la convención en una oportunidad clave para que el partido presente a sus candidatos al país.

Durante la convención, el Partido Republicano también adoptará su plataforma partidaria oficial, documento formal que establece sus principios políticos pero carece de poder para hacer cumplir estas resoluciones a los candidatos una vez que lleguen al poder.

¿Quién va? 

Se espera que lleguen unos 50.000 delegados y delegados alternos republicanos, legisladores e invitados, así como unos 15.000 periodistas de todo el mundo.

De los 2.472 delegados que planean asistir, muchos fueron escogidos en convenciones de estado y congreso.

¿Quién no va?

Algunos prominentes republicanos del status quo, incluyendo muchos legisladores que este año están en campaña de reelección. Preocupados de que su asociación con Trump tenga un efecto negativo con los votantes, estos republicanos se están manteniendo al margen de la convención.

Los senadores republicanos Kelly Ayotte, de New Hampshire; Mark Kirk, de Illinois; y John McCain, de Arizona, todos ellos en año de reelección, han dicho que no van a asistir. Tampoco asistirán Mitt Romney, el candidato presidencial de las elecciones pasadas, y el exprecandidato a la presidencia John Kasich, gobernador de Ohio, donde se realiza la convención. Los dos últimos presidentes republicanos, George W. Bush y George H.W. Bush, tampoco asistirán.

La votación

El punto más importante de la semana será una votación oral y formal para nominar a Trump, probablemente el martes o miércoles, en el que cada estado tendrá un turno para anunciar cómo votarán sus delegados.

Trump llega a la convención con 1.543 delegados, 306 más de los necesarios para ganar la nominación, de acuerdo con un conteo de The Associated Press. De los 1.543 delegados, 1.448 están obligados a votar por Trump en la primera votación y 95 no están obligados pero han respaldado públicamente a Trump.

Con información de AFP y AP.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Elecciones en Venezuela: qué hace diferentes a las ‘megaelecciones’ de este domingo

Hoy vuelve la oposición mayoritaria a unas elecciones en Venezuela. Esta vez, más que la permanencia de Maduro en el poder, los resultados revelarán cómo será que Venezuela se dirija -y quién va a liderar el camino- hacia una transición política.
21 de noviembre, 2021
Comparte

La competencia, tras años de boicot opositor, vuelve al campo electoral en Venezuela.

En las “megaelecciones” de este domingo se eligen 3.082 cargos: 23 gobernaciones, 335 alcaldías y cientos de escaños en consejos locales.

3.082 elecciones en las que el chavismo se enfrentará a un amplio sector de la oposición que, en su mayoría, no reconoció el sistema electoral en las presidenciales de 2018 ni en las legislativas de 2020.

Esta vez habrá, además, observación imparcial de los comicios. Y un interés internacional por si el gobierno de Nicolás Maduro puede garantizar la competencia democrática.

“Este domingo le vamos a dar buenas noticias al mundo”, dijo el presidente venezolano.

Los venezolanos irán a las urnas en un momento raro para el país: tras décadas de profunda polarización, la política ha dejado de ser una de las principales preocupaciones de la gente y la dolarización de facto y la apertura económica han permitido mitigar la crisis, activar la producción y aliviar, parcialmente, las necesidades urgentes.

A la apatía se añade que un quinto de los 21 millones de venezolanos registrados para votar no podrán hacerlo por estar en el extranjero, a donde han viajado huyendo de la crisis. Por eso una de las claves de estas regionales y municipales es si se superará, y por cuánto, el magro 30% de participación de las legislativas del año pasado, en las que el chavismo ganó sin competencia real.

Y este domingo, aunque participa la oposición, lo más probable es que el chavismo vuelva a imponerse.

“Está claro que, por la abstención y por los desniveles en la contienda, la primera fuerza política del país será el chavismo”, dice la consultora política Colette Capriles. “Pero por eso estas elecciones servirán más como una suerte de primarias, una medición de fuerzas, dentro de cada bando”.

Tanto el chavismo como la oposición llegan divididos, afectados por una serie de inhabilitaciones, intervenciones y proscripciones que para muchos no garantizan un proceso auténticamente democrático. En ambos lados hay decenas de candidaturas frustradas por fallos judiciales.

Sin embargo, la renovación en mayo de los rectores en el Consejo Nacional Electoral (CNE), algunos compromisos establecidos en el proceso de negociación en México y la observación electoral internacional dan, para algunos, la noción de que una transición democrática está naciendo tímidamente.

“Tenemos que reconstruir nuestras instituciones”, dice Enrique Márquez, político opositor y ahora rector del CNE, ente que regula los comicios y llevaba años formado por miembros nombrados por el chavismo.

“Pero para eso tenemos que ir poco a poco, como quien remodela una casa, parte por parte (…) Ahora al menos podemos decir con absoluta certeza que en el ámbito electoral, tras varias auditorías y procesos de tecnificación, tendremos otra vez una votación segura, protegida y secreta”, añade el funcionario.

Elecciones en Venezuela

EPA

En qué son diferentes estas elecciones

Las elecciones contarán con la observación de una misión de la Unión Europea, otra de Naciones Unidas y una del Centro Carter, una organización especializada en procesos electorales.

Desde las legislativas de 2015, en las que ganó la oposición por amplio margen, la observación de entes neutrales internacionales se fue reduciendo hasta desaparecer.

Si en 2020 estas comisiones electorales justificaron su ausencia por “falta de condiciones democráticas”, argumento esgrimido por la oposición, ahora, al menos en principio, se mostraron medianamente satisfechas.

A pesar de que decenas de políticos están inhabilitados, proscritos o incluso presos, la renovación del CNE ha sido un desarrollo inédito en décadas.

Elecciones en Venezuela

EPA

Desde 2006, la presidenta del CNE fue Tibisay Lucena, hoy ministra en el gabinete de Maduro, y la representatividad de los rectores fue siempre cuestionada por la oposición, que solo contaba con uno de cinco representantes en el ente electoral.

“Las sanciones de Estados Unidos obligaron al gobierno a ceder en varios ámbitos, y esta renovación del CNE es uno de ellos”, dice Luis Vicente León, analista y encuestador.

Hoy la oposición cuenta con dos de los cinco rectores del CNE, una diferencia que, según Márquez, se ha traducido en que, entre otras garantías, “tendremos sólidos sistemas de acreditación de testigos”.

El dilema de la oposición

La otra gran diferencia de estas elecciones con las anteriores es que la oposición, que desde 2018 no reconoce a Maduro como presidente, volvió al juego electoral.

No es la misma oposición de antes -hay nuevos partidos y nuevos candidatos- ni es toda la oposición, porque aún existen agrupaciones que llaman a la abstención, como el ala de Voluntad Popular que lidera Juan Guaidó, quien asegura que “las regionales y las municipales no son la solución a los conflictos”.

Aún así, el antichavismo este domingo tendrá por quién votar, si es que se anima.

Nicolas Maduro

EPA

“En la oposición al chavismo hasta ahora tuvo más fuerza la rama que prometía una insurrección o un cambio abrupto de gobierno, pero ahora esa disponibilidad de apoyo instantáneo al cambio repentino parece haberse desinflado”, dice Colette Capriles.

El sufrimiento personal ha sido tan grande que ha obligado a la gente a cortar sus lazos con la política y eso, aunque afecta los mecanismos de solidaridad, a su vez permite cierta renovación de la estructura partidaria de la oposición”, explica.

Esta vez, la oposición no promete el fin del gobierno de Maduro ni basa su causa en la indignación contra el chavismo. “Que nadie venga con aires triunfalistas”, decía en su cierre de campaña Gustavo Duque, candidato opositor a la alcaldía de Caracas.

Los expertos ven las elecciones como un referendo sobre el ala radical de la oposición que lidera Gauidó, considerado por decenas de países como el presidente interino de Venezuela y cuyo liderazgo está cada vez más cuestionado.

“La oposición que participa busca asentarse como la verdadera oposición, la que realmente puede generar cambios al país”, dice Luis Vicente León.

Henrique Capriles

EPA
Aunque no es candidato ni la cara de la oposición, Henrique Capriles ha sido uno de los impulsores relevantes de la vuelta a elecciones de la oposición.

Pero, al tiempo, se mantiene escéptico: “El problema es que los que participan no lograron unirse, irán divididos en dos o tres alianzas muy diversas, y eso impedirá tener un mapa claro de las fuerzas opositoras tras las elecciones”.

En el tarjetón electrónico habrá casi 40 partidos. De oposición hay cuatro fuerzas distintas que, dependiendo de sus resultados, reclamarán más o menos protagonismo.

Esto será clave para el liderazgo de Guaidó, para el proceso de negociación con Maduro en México, que debe reanudarse en enero, y para las venideras elecciones (las presidenciales serán en 2024 y existe la posibilidad, si bien remota, de que se active un referendo revocatorio en 2022).

Venezuela intenta entrar en una transición política en medio de la ya iniciada transición económica. Parece claro que la primera, si es que se da, será mucho más lenta que la segunda.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=hBXMhuGqcAg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.