close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

CNTE exige mesa de negociación con Segob, aunque también acuerda más bloqueos, paro y marchas

Tras el ultimátum del gobierno, los maestros de la CNTE exigieron una mesa de negociación, y a la par acordaron una jornada de lucha de 72 horas
Cuartoscuro Archivo
Por Redacción Animal Político
4 de julio, 2016
Comparte

Tras el ultimátum del gobierno federal, los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) exigen la inmediata instalación de una “mesa de negociación” con las autoridades, aunque también acordaron hacer más bloqueos carreteros, paro de labores y marchas.

En una lista de acuerdos tras una de sus asambleas nacionales, el pasado sábado 2 de julio, está el punto en el que exigen la instalación inmediata de la mesa de negociación, con la participación de autoridades de la Secretaría de Gobernación (Segob) e integrantes de la Comisión Nacional Única de Negociación de la CNTE, además del acompañamiento e la Comisión Nacional de Mediación (Conamed).

En esa mesa, indicaron, su punto central seguiría siendo la abrogación de la reforma educativa. 

A la par de esa exigencia, los profesores de la Coordinadora acordaron hacer un llamado para que se generalice el paro indefinido de labores de los maestros, en todo el país, e incluso diseñar una ruta para que su movimiento de protesta gane apoyo a nivel internacional.

Para el lunes 4 de julio, tienen previsto iniciar lo que denominaron como una jornada nacional de lucha de 72 horas, hasta el próximo 6 de julio.  En ella, se mencionan “bloqueos carreteros y en puntos fronterizos, mítines y concentraciones en empresas transnacionales, libre peaje en casetas de cobro”.

El 5 de julio, tienen previsto un “paro indefinido de labores de los trabajadores de la educación de la Sección 9 Democrática en el marco de la Huelga Nacional Magisterial, y una “marcha nacional magisterial popular”, del Ángel de la Independencia al Zócalo, a las 16:00 horas en la Ciudad de México.

Para el miércoles 6 de julio, acordaron continuar con el plan de una caravana motorizada rumbo a Nochixtlán, Oaxaca, y entregar ahí víveres y medicamentos.

En Nochixtlán, el 19 de junio pasado, se dio un choque violento después de que la Policía Federal y policías estatales acudieran a desalojar un bloqueo de la CNTE y de sus simpatizantes.

De acuerdo con autoridades estatales y federales, grupos radicales infiltrados en la protesta de la CNTE fueron los responsables de que el desalojo desembocara en un enfrentamiento en el que murieron nueve personas, aunque están en marcha investigaciones para definir quién disparó las balas que provocaron fallecimientos.

Tras esos hechos, tanto la CNTE como Gobernación acordaron tener mesas de diálogo.

Han tenido un par de esos encuentros, aunque por un lado el gobierno federal ha mantenido la postura de que no es negociable la reforma educativa que establece la evaluación obligatoria de los maestros, y por el otro lado la CNTE ha señalado que debe de cancelarse.

A la par de esas mesas, la Coordinadora ha mantenido sus bloqueos, también exigiendo que sea liberado uno de sus principales líderes, Rubén Núñez, y que se haga justicia para las víctimas de Nochixtlán, y ante esas acciones de afectación en las carreteras es que Gobernación lanzó el ultimátum.

Se ha agotado el tiempo, los bloqueos y las afectaciones a la ciudadanía deben de terminar. Por ello en breve se estarán tomando las medidas necesarias para permitir el tránsito en vías estratégicas y el reabastecimiento de las comunidades”, dijo el secretario Miguel Ángel Osorio Chong el viernes pasado, aunque sin detallar cuándo se tomarían esas medidas.

Osorio Chong mencionó que el gobierno había estado abierto el diálogo, aunque con la condicionante de que no se afecte a los ciudadanos con bloqueos carreteros.

“Sí al diálogo y sí a los soluciones pero no por encima de la sociedad”, expresó el funcionario federal.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

La revolucionaria ley que permite convertir los cadáveres humanos en abono para jardines

El estado de Washington es el primero de EU en aprobar una ley que permite que el cuerpo se transforme en compostaje como una forma de entierro.
Getty Images
29 de abril, 2019
Comparte

“Polvo eres y en polvo te convertirás”: una máxima que se ha repetido por siglos como una forma de definir lo que ocurre con nuestro cuerpo una vez acaba la vida.

Sin embargo, en el estado de Washington, Estados Unidos, han decidido cambiar un poco esa aproximación: en vez de polvo, el cuerpo humano puede convertirse en el compostaje perfecto para jardines y cultivos en general.

O sea, que los restos humanos pueden ser los cimientos de un jardín florecido a las puertas de una casa o pueden servir para alimentar las raíces de los árboles.

La idea, que fue aprobada la semana anterior por el Senado estatal y está a la espera de la firma del gobernador Jay Inslee para su visto bueno final, es convertir el compostaje en una alternativa al entierro o la cremación, mediante un proceso que dura 30 días y por el que el cadáver se convierte en abono natural.

Una idea que cada vez tiene más adeptos en EE.UU. como una forma de aportar al medio ambiente después de la muerte. Y sobre todo, hacerlo de forma legal, porque en muchos países está prohibido disponer de restos humanos por fuera de cementerios o sitios de entierro autorizados.

Ataudes

Getty Images
Se estima que más de la mitad de los cuerpos son cremados en EE.UU. y no enterrados como se hacía tradicionalmente.

Pero, ¿cómo cambia la forma en que se degrada el cuerpo con este método, comparado con el proceso que ocurre naturalmente con un cuerpo enterrado? ¿Y cómo puede ser beneficioso para el medio ambiente?

Maneras ecológicas de morir

De acuerdo al antropólogo forense Daniel Wescott, al cuerpo humano le toma meses degradarse en la tierra.

Y todo depende de la calidad del suelo. En un ambiente seco, el cuerpo puede terminar momificado. En zonas más húmedas, un rostro puede degradarse hasta llegar a los huesos en pocas semanas.

“Si tienes una buena cantidad de actividad de bacterias, en un mes el cuerpo humano ya debería estar degradado en la tierra“, le dijo Wescott a la BBC.

Pero es algo que cada vez pasa menos: más de la mitad de los cuerpos de quienes fallecieron en 2016 en Estados Unidos fueron cremados, no enterrados.

Y los que son enterrados van dentro de ataúdes de madera, que ralentizan el proceso de degradación.

Por eso, hay personas que llevan años pensando en que deberían extenderse otras maneras de ser depositado bajo tierra.

“La naturaleza sabe cómo transformar nuestros cuerpos en tierra. En abono“, le dijo a la BBC Nina Schoen, una de las promotoras de la idea de convertir el cuerpo humano en compostaje.

Ataudes

Getty Images
Para 2035 se estima que solo el 15% de los entierros se realizarán de la forma tradicional.

“Lo que es más importante, al menos para mí, es que mi cuerpo sea capaz de devolverle a la Tierra lo que ella hizo por mí cuando yo estaba viva y, a través de ese proceso, crear nuevas fuentes de vida”, agregó.

Pero, ¿cómo hacerlo?

Tal vez la mayor impulsora de esta nueva ley estadounidense es Katrina Spade, la fundadora de la compañía Recompose, con sede en la ciudad de Seattle, en el oeste del país.

Es ella la que señala que puede convertir el cuerpo humano en un fértil abono en tan solo 30 días.

“Lo que hacen es simplemente acelerar el proceso natural de descomposición”, explicó Nora Menkin, directora People’s Memorial, una organización sin ánimo de lucro que provee servicios funerarios a personas sin recursos en Seattle.

El método de Recompose, que ha sido tratado por investigadores de la Universidad de Washington, consiste en seguir el proceso normal de compostaje, pero en el caso del cuerpo humano se le añade una mezcla de astillas de madera y otros ingredientes biodegradables.

Lo que hace que microbios y bacterias termofílicas -o sea, a las que les gusta el calor- hagan su trabajo y aceleren la descomposición.

Todo el proceso ocurre a unos 55 C, que además termina de matar a posibles bacterias responsables del contagio de enfermedades.

El resultado es abono que se puede usar de manera segura, que es la razón definitiva por la que muchas personas apoyan esta forma de tratar los cuerpos tras la muerte.

“Tenemos toda esta energía que muchas veces es quemada o sellada en ataúdes que podemos utilizar para ayudar a que la vida continúe”, dijo Menkin.

Por su parte, Schoen aclara que apoya esta opción porque quiere que su cuerpo aporte al medio ambiente.

“Las preocupaciones sobre el medio ambiente son muy importantes para mí y tienen un rol central en las decisiones que tomo a diario”, dijo.

Costoso… por ahora

Para 2035, la Asociación de Funerarias de Estados Unidos (NFDA, por sus siglas en inglés) anticipa que solo el 15% de los entierros serán de tipo tradicional.

Sin embargo, experimentar puede resultar costoso.

“Es un hecho que la mayoría de las personas señalan que (el proceso de convertir al cuerpo en compostaje) es una opción costosa“, dijo Menkin.

“Ahora mismo puede llegar a costar unos US$5.500. No es un proyecto barato”, agregó.

cremación

Getty Images
La cremación sigue siendo el método más económico para disponer los restos mortales del cuerpo humano.

El costo promedio de un entierro tradicional es de alrededor de US$7.000. Sin embargo, una cremación llega solo a los US$1.000.

Por ahora, los entierros ecológicos no son muy populares.

Además de que existen reparos éticos sobre esta manera de disponer de los restos de lo que fue un ser humano.

¿Los cuerpos van a ser cuidados de forma respetable?, ¿podremos en el futuro ser capaces de recordarlos, de recordar que formaron parte de una comunidad? Esas preguntas siempre estarán cuando se insiste en cambiar la forma en que enterramos a quienes mueren”, dijo el profesor de la Universidad de California David Sloane.

Sin embargo, tanto Menkin como Schoen creen que la idea es convencer a la gente de que aunque “sea diferente, no es malo”.

“Lo que pasa es que aquí en EE.UU. nadie quiere hablar sobre el tema. No hablamos lo suficiente sobre lo que significa la muerte o sobre la muerte en general”, recalcó Schoen.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=rCXa2gRXlcM

https://www.youtube.com/watch?v=VhMGk9zH0Zo

https://www.youtube.com/watch?v=QWwnV83nGzY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.