La Fiscalía de Oaxaca investiga las muertes de Nochixtlán tarde y sin resguardar la evidencia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

La Fiscalía de Oaxaca investiga las muertes de Nochixtlán tarde y sin resguardar la evidencia

Las autoridades de la fiscalía iniciaron las investigaciones cinco días después de lo ocurrido el 19 de junio. Parte de la evidencia se perdió por las fuertes lluvias, fueron sepultadas o por descuido movidas del lugar.
Cuartoscuro
Por Paris Martínez
4 de julio, 2016
Comparte

El pasado 28 de junio, el secretario de Gobernación federal, Miguel Ángel Osorio Chong, aseguró que los siete asesinatos ocurridos en Nochixtlán, Oaxaca (perpetrados en el marco de un operativo conjunto de las policías Federal y Estatal realizado el 19 de junio), serán esclarecidos a partir de los peritajes que ya se realizan en la zona.

Esos peritajes, sin embargo, no están a cargo de las autoridades federales, sino de la Fiscalía General de Oaxaca, la cual cuenta con una oficina permanente en Nochixtlán, a pesar de lo cual, sus investigaciones iniciaron formalmente el 24 de junio, es decir, cinco días después de los hechos.

Javier de la Fuente, quien fue nombrado como “fiscal especial para el caso Nochixtlán”, informó el pasado 24 de junio que la tardanza en iniciar las investigaciones se debió a que “la gente estaba muy enojada y molesta con todo lo que fuera gobierno del estado y gobierno federal”, por lo que “ante esas condiciones, indudablemente la sensibilidad humana debe prevalecer”.

Durante los cinco días que las autoridades tardaron en iniciar las diligencias, las evidencias de los ataques contra la población civil quedaron sin resguardo y, en algunos casos, fueron sepultadas, arrastradas o borradas por la lluvia.

Lee: Así fue el desalojo del plantón de Nochixtlán, narrado por testigos

Debido a ello, los peritos de la Fiscalía de Oaxaca que acudieron a Nochixtlán el pasado 24 de junio sólo pudieron recuperar una bala 9 milímetros (sin casquillo), y tres casquillos calibre .223, para armas largas, tal como pudo constatar Animal Político el día de las diligencias.

Esta “inspección pericial” inició a las 14:40 en la gasolinería ubicada junto al bloqueo carretero de Nochixtlán, lugar en el que videos captados durante el operativo exhiben a policías federales disparando sus armas de fuego.

Es en este lugar donde la Fiscalía de Oaxaca encontró los cuatro “elementos balísticos”.

La búsqueda se realizó sin que la zona fuera acordonada, debido a que ya había pasado demasiado tiempo sin protección, y luego de que los peritos se retiraron –40 minutos después–, este punto quedó sin ningún tipo de resguardo.

Lee: ¿Quién emboscó a quién en Nochixtlán?

La segunda fase de los peritajes realizados consistió en una breve plática con familiares de las personas que fueron asesinadas el 19 de junio en Nochixtlán, en los puntos donde estas víctimas fueron atacadas, y luego todas estos familiares fueron trasladados a las oficinas de la Fiscalía en esta población, para que rindieran su declaración ministerial.

Durante estos peritajes, la Fiscalía no pudo determinar el lugar exacto en el que murieron las víctimas, tampoco la hora en la que sucedieron los hechos.

Además, estas inspecciones oficiales tampoco incluyeron una revisión del palacio municipal de Nochixtlán, en cuya azotea fueron abandonados cuatro uniformes de la Policía Estatal, junto a dos cajas de balas .223, es decir, el mismo tipo de municiones que se encontraron percutidas en la zona de la gasolinería.

A pesar de ello, el pasado 30 de junio, el subsecretario de Derechos humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa, aseguró que las autoridades ministeriales están haciendo una “investigación exhaustiva y transparente” para esclarecer lo ocurrido el 19 de junio en Nochixtlán.

Campa, además, insistió en que las indagatorias que realizan las autoridades ministeriales están basadas en “evidencia científica para tener plena certeza sobre lo sucedido y deslindar responsabilidades”.

Lee: ¿Infiltrados? Hombres con chalecos antibalas recorrieron Nochixtlán antes del enfrentamiento

Aunque la Fiscalía de Oaxaca está al frente de las investigaciones, ya que el delito de homicidio se persigue en el fuero común, la Policía Federal no ha proporcionado las armas que sus elementos utilizaron durante el operativo, y es esta misma corporación federal la que investiga si alguna de estas armas fue usada para asesinar a alguna de las víctimas.

Por su parte, la titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Arely Gómez, anunció el pasado 1 de junio que ya integró “27 carpetas de investigación” en torno a lo ocurrido en Nochixtlán y “estamos colaborando con la Fiscalía (estatal) en todo lo que sea necesario para el esclarecimiento de esos hechos violentos”.

Preservación de evidencias

Cerca de la carretera federal México-Oaxaca que los maestros de la CNTE mantenían bloqueada, el pasado 19 de junio murieron tres civiles.

Anselmo Cruz recibió un disparo en la quijada que le atravesó el pulmón. Yalid Jiménez y Jesús Cadena fueron baleados con minutos de diferencia.

Seis días después de los hechos, los familiares de estos tres jóvenes hacían guardias en el lugar donde cayeron sus seres queridos, en el intento de preservar las evidencias, una gorra, un pañuelo, y un charco de sangre, en espera de que los investigadores acudieran a tomar nota de ellas.

Cinco días esperaron estas familias, plantados en el campo de cultivo donde se desangraron sus hijos y hermanos, hasta que la Fiscalía de Oaxaca se decidió a acudir a Nochixtlán.

Para entonces, sin embargo, la lluvia ya había borrado la sangre que se había acumulado, y que marcaba el punto exacto donde cayeron las víctimas.

“Se ha perdido evidencia”, lamenta X., testigo del triple homicidio.

En un descuido “alguien movió de lugar una gorra que era de una de las víctimas, y una mancha de sangre fue diluida por la fuerte lluvia” que hubo antes de las diligencias.

Todo ocurrió en menos de cinco minutos, narra X.

Anselmo y Yalid estaban pecho tierra cuando recibieron los disparos. Jesús se levantó, tal vez porque quería correr para escapar, pero fue baleado y murió minutos después.

X. y la madre de Yalid aguardan, impacientes, a que el fiscal Javier de la Fuente y su equipo de peritos terminen de deambular por la carretera, y se acerquen al punto que vienen resguardando desde hace cinco días.

Y mientras esperan, la madre de Yalid echa fuera su rabia y su tristeza. “Estos diablos –dice, en referencia a los policías– vinieron a matar a un ser humano… eso es lo que a mí me duele como madre. No se vale, ¿qué tipo de gobierno tenemos? (…) Mi hijo no venía armado, venía para ayudar a la gente, y estos desgraciados, a la mejor no tuvieron el dolor de madre (…) Ese día venía yo a la plaza, al mercado, y me voy encontrando con este dolor. Esto no se va a quedar así, por lo más humilde que sea, mis lágrimas jamás me las van a pagar.”

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo el costo económico del Coronavirus se expande en China y más allá de sus fronteras

Empresas como Hyundai, Ikea o Starbucks han suspendido operaciones en China. Varias aerolíneas cancelaron vuelos y hay temor de que las cadenas de producción de celulares y computadores puedan retrasarse y afectar a los consumidores.
8 de febrero, 2020
Comparte

El costo humano del brote de coronavirus sigue aumentando en China y más allá de sus fronteras.

Y el costo económico también. Aunque en su mayor parte no se deba tanto al virus en sí como a los esfuerzos para evitar que se propague.

Las restricciones al movimiento de personas son muy estrictas en Wuhan, la ciudad de 11 millones de habitantes donde comenzó el brote.

El bloqueo, extendido a otras partes de la provincia de Hubei, ha interrumpido tanto los viajes de negocios, como el movimiento de mercancías y trabajadores.

El miedo al virus también significa que muchas personas evitarán actividades que creen pueden exponerlas al riesgo de infección.

Por lo tanto, restaurantes, cines, proveedores de transporte, hoteles y tiendas están sintiendo rápidamente el impacto.

Y el momento de la crisis de salud, durante el receso del Año Nuevo Lunar, significa que esas industrias han estado particularmente expuestas a pérdidas comerciales.

Vagón de metro en China

Getty Images
Las restricciones al movimiento de personas son muy estrictas en China.

Las autoridades nacionales chinas prorrogaron el feriado de Año Nuevo durante unos días y algunas autoridades provinciales impusieron extensiones más largas, lo que retrasó aún más el regreso al trabajo de algunas empresas.

Es probable que cualquier retraso en la reanudación de la producción y la venta de bienes genere problemas de flujo de dinero, especialmente para operaciones más pequeñas.

Muchas compañías tendrán que seguir pagando facturas, incluido el pago de los salarios a los empleados.

Y para los fabricantes que venden productos en el extranjero puede haber algunos problemas con los clientes cada vez más reacios a comprar en China.

Tienda Starbucks en China

Getty Images
La cadena de cafeterías Starbucks cerró temporalmente sus tiendas en China.

Herbert Wun, propietario de Wing Sang Electrical, una empresa que fabrica productos como planchas para el cabello y secadores de pelo en la provincia de Guangdong, le dijo a la BBC que muchas compañías no tendrían mucha holgura para resistir este tipo de impacto, que se suma a la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Y la epidemia “aumentará la presión sobre las empresas que intentan trasladar a otra parte su cadena de suministro ubicada en China”.

Impacto global

Pero el impacto económico no se limita a China.

Los minoristas internacionales han cerrado temporalmente operaciones en China: el vendedor de muebles Ikea y la cadena de cafeterías Starbucks, por ejemplo.

Varias aerolíneas extranjeras han suspendido los vuelos a China y las cadenas internacionales de hoteles han estado ofreciendo reembolsos.

Y más allá de eso, existe una creciente preocupación por las cadenas de suministro internacionales integradas.

China tiene un papel mucho más importante ahora en estas redes de producción que en el momento del último gran problema de salud que surgió del país: el virus del síndrome respiratorio agudo severo (SARS, por sus siglas en inglés) hace 17 años.

Hyundai, de Corea del Sur, ha suspendido su producción de automóviles debido a problemas con el suministro de piezas de su operación en China, una señal de advertencia temprana de una posible interrupción extensa en el futuro.

China es un proveedor importante para la industria automotriz mundial y el sector de la electrónica.

Muchos teléfonos celulares y computadoras se fabrican en China o al menos tienen componentes fabricados allí.

El gobierno chino ha enviado trabajadores a las calles para rociar con desinfectante.

Getty Images
El gobierno chino ha enviado trabajadores a las calles para rociar con desinfectante.

Los mercados financieros también han sentido el efecto de la crisis de salud.

Por ejemplo, los mercados bursátiles de todo el mundo han caído por debajo de los niveles de hace dos semanas. Y el mercado de China cayó un 8% en el primer día comercial después de las vacaciones.

También se ha registrado un impacto particularmente marcado en los precios de las materias primas industriales, ya que China es un comprador muy importante.

El precio del petróleo alcanzó su nivel más bajo en más de un año.

Se ha reducido aproximadamente en un 15% en las últimas dos semanas, lo que refleja la disminución de la demanda de China,

Y un grupo de países exportadores de petróleo está considerando recortes de producción en un esfuerzo por revertir la caída de los precios.

El precio del cobre también ha bajado: aproximadamente un 13% en las últimas dos semanas.

Éste es un material importante para la industria de la construcción, que seguramente también se verá afectada en China.

Guardia afuera de una tienda en Pekín.

Getty Images
Algunos analistas proyectan que, en el mejor de los escenarios, el crecimiento económico de China se reduciría a 5,6%.

Muchos de los países que exportan estos productos a China son economías emergentes y en desarrollo.

Es aún pronto para intentar cuantificar los probables efectos económicos para estas naciones. Dependerá mucho del éxito que tengan las autoridades chinas para contener el virus.

Con todo, algunos analistas han tratado de hacer proyecciones tentativas, pero algunos pronosticadores han hecho esfuerzos bastante tentativos para poner algunos números en el impacto.

Un ejemplo es la consultora Oxford Economics, que predice que la economía china crecerá menos del 4% en el primer trimestre de 2020 respecto al mismo periodo del año anterior. Para todo el año, el pronóstico es un crecimiento promedio de 5,6%.

En las dos instancias, el pronóstico anterior al virus era del 6%.

También espera que la economía mundial crezca un poco menos, con una reducción de 0,2 puntos porcentuales producto del coronavirus.

Pero Oxford Economics dice que todo esto se basa en la suposición de que se evitará el “peor de los escenarios”.

Por lo tanto, existe el riesgo de que el daño económico resulte más severo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

https://www.youtube.com/watch?v=FAfZ-GhFurA

https://www.youtube.com/watch?v=nKSZ-QzamhU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.