Las aerolíneas estadounidenses que permiten tener sexo en las alturas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

Las aerolíneas estadounidenses que permiten tener sexo en las alturas

Por 495 dólares puedes tener un vuelo de una hora con tu pareja en una avioneta privada, con cortinas separándote del piloto.
BBC Mundo
Por BBC Mundo
11 de julio, 2016
Comparte

La idea del sexo en las nubes ha inspirado fantasías desde el comienzo de la era de la aviación.

Muchos aspiran a ser integrantes de lo que coloquialmente se conoce en inglés como el Mile High Club (“el club de la milla de altura”), el galardón imaginario otorgado a quienes han tenido relaciones íntimas a bordo de un avión de línea.

Por ello, no extraña del todo que algunas empresas estadounidenses estén buscando explotar este particular mercado.

David MacDonald es el dueño de Flamingo Air, una aerolínea de vuelos charterbasada en Cincinnati.

“Por 495 dólares te damos a ti y a tu pareja un vuelo de una hora en una avioneta privada, con cortinas separándote del piloto”, le dice a BBC Mundo.

“Retiramos la fila central de asientos y llenamos el espacio con cojines. El precio incluye además champaña y chocolates. Es algo especial para hacer con alguien especial”.

Más romance que sexo

El dueño de Flamingo Air, que lleva ofreciendo estos vuelos desde 1991, asegura que el secreto para tener éxito en promocionar los vuelos está en hacer énfasis en el romance, no en el sexo.

“Hemos encontrado que este es un mercado estrictamente femenino. Hemos volado miles de estos vuelos, y excepto en unos diez casos, son las mujeres las que hacen las reservaciones. Y a las mujeres les gusta el romance”, alega.

Lo que ayuda a explicar el más bien recatado nombre de Vuelos Románticos con el que su publicidad se refiere al servicio que ofrecen.

No todos piensan así. Otra aerolínea competidora, basada en Las Vegas, se llamaLove Cloud (“La nube del amor”) y en su sitio web explícitamente ofrecen un“Vuelo del Club de la Milla de Altura”.

Más allá de las dudas

Pero, discretos o no, nadie tiene dudas de lo que pasa allá arriba.

“En su mayoría nuestros clientes son parejas de 35 a 65 años de edad. Aunque de vez en cuando nos contratan tríos”, dice MacDonald.

Flamingo AirFLAMINGO AIR
Los vuelos de Flamingo Air incluyen champaña y chocolates

El equipaje que llevan al vuelo puede ser singular. “Recuerdo el de una pareja sadomasoquista”, asegura.

El empresario cuenta que entre los que les envían clientes hay consejeros matrimoniales, incluyendo varios afiliados a organizaciones religiosas, quienes le recomiendan a parejas en dificultades darse el gusto de viajar con esta peculiar aerolínea.

“Le ponemos algo de picante a la relación”, asegura.

Aunque también menciona que en ocasiones el acompañante de sus clientas casadas no es necesariamente el marido.

“Nos preciamos mucho de nuestra discreción”, aclara McDonald en conversación telefónica con BBC Mundo.

Un mercado por temporadas

Flamingo Air realiza unos tres vuelos por semana.

Pero alrededor de la época de la fiesta de San Valentín, el día de los enamorados según la tradición estadounidense, pueden llegar a diez al día.

Flamingo AirFLAMINGO AIR
El romanticismo de la cabina de un avión.

MacDonald suena como un hombre que se divierte con su negocio. Y asegura haber hecho feliz a mucha gente.

Celebran aniversarios, compromisos, e incluso han tenido tres matrimonios a bordo de sus aviones.

“¡Pero no se consumaron!”, exclama de repente. “Recuerde que el sacerdote todavía estaba a bordo”.

Las apariencias

Por lo general, insiste, sus clientes son gente normal, tranquila y más bien tradicional, que de vez en cuando quieren “lanzar una cana al aire”.

Ala de avión
¿El mejor lugar para echar una cana al aire?

“Soy un emprendedor. Siempre me ha gustado la aviación, y en este negocio no pasa mucho tiempo antes que alguien mencione el tema del sexo en las alturas“, le confiesa a BBC Mundo.

“Todo empezó cuando estaba hablando con unos amigos de la industria, y efectivamente llegamos a ese tema. Dije entonces que apostaba a que podría montar un negocio en torno a eso. Pero mis colegas decían que nunca lo lograría. Que esta era una ciudad muy conservadora”, exclama a carcajadas.

“Y 26 años después sigo en ello. Las personas aquí son muy conservadoras cuando hay gente mirándolas. Pero basta que cierres la puerta, y todo cambia”, sentencia MacDonald.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro Archivo

Inician 'desconversión' de Hospital General de México ante baja de hospitalizados por COVID

“Desde el 31 de mayo hasta la fecha, hemos ido en un franco descenso de ocupación hospitalaria", dijo la doctora Guadalupe Guerrero Avendaño, directora del hospital.
Cuartoscuro Archivo
10 de agosto, 2020
Comparte

El Hospital General de México Eduardo Liceaga, el más grande del país, inició su proceso de desconversión como hospital COVID-19, ante una baja sostenida de pacientes graves y críticos que han requerido ser atendidos y también de intubados.

La doctora Guadalupe Guerrero Avendaño, directora del hospital, explicó en la conferencia de prensa diaria de este lunes que a partir del 23 de marzo tuvieron su primer paciente de coronavirus y el hospital llegó a su máximo de ocupación el 31 de mayo, cuando tuvieron 202 camas ocupadas.

“Desde el 31 de mayo hasta la fecha, hemos ido en un franco descenso de ocupación hospitalaria y el día de hoy ya empezamos con la desconversión hospitalaria y tenemos ocupadas únicamente —bueno, son pocas para nosotras— 81 camas con 36 pacientes intubados y el resto no intubados”, señaló.

De 65 edificios que tiene el hospital, 45 de ellos para atención médica, designaron seis únicamente para atender enfermos de coronavirus: una torre de urgencias, un edificio de medicina interna, el edificio de infectología, la torre de cardiología y neumología, la torre quirúrgica y el edificio de infectología de pediatría.

El hospital completo tiene mil 132 camas, de las que reconvirtieron 227, que pensaban aumentar hasta 300, pero ya no hizo falta, según detalló.

Las camas que hubieran servido originalmente para este tipo de pacientes eran las de cardio-neumología, que eran 70, sumando las 58 de observación y 12 de cuidados intensivos (UCI). Las primeras aumentaron hasta 168 y las de cuidados intensivos hasta 67, por lo que fue un incremento total de 324% de la capacidad de camas del hospital.

La doctora Guerrero Avendaño aseguró que al haber reconvertido solo una parte, nunca se dejó de atender a pacientes de otras enfermedades, aunque las atenciones bajaron porque por temor a contagiarse muchos enfermos de otras cosas no acudieron al hospital, y ahora están llegando en estado grave.

También afirmó que ningún paciente de COVID-19 fue rechazado, y explicó que a veces las personas eran redirigidas porque no sabían a qué hospital debían acudir y llegaban a uno de primer o segundo nivel de atención, cuando el enfermo ya está grave y lo que requiere es un hospital de tercer nivel, como éste, que es el nivel más especializado.

Actualmente, al tener menos de 140 camas ocupadas, el hospital ya está en semáforo naranja y la próxima semana podría pasar a amarillo. Ante ello, la torre quirúrgica, una de las seis que había sido reconvertida, ya volvió a la normalidad y ya no atiende a enfermos de coronavirus.

También detalló la cantidad de pruebas de COVID-19 que se han hecho en estos meses, que se aplicaron en su mayoría a personal del propio hospital: 6 mil 387 exámenes en total. De esos, 3 mil 829 fueron a personal médico, de enfermería o técnico, en los que hubo 578 positivos. Mientras que a personas que llegaron para ser revisadas se les realizaron 2 mil 558 pruebas y mil 534 dieron positivo.

La directora del Hospital General, que presumió ser la primera mujer en ocupar ese cargo en 115 años, agradeció a las y los médicos de todas las especialidades que también cambiaron sus áreas para dedicarse a atender a enfermos de COVID-19.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.