Niantic, la empresa que está detrás del fenómeno de Pokémon Go
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

Niantic, la empresa que está detrás del fenómeno de Pokémon Go

El hombre que impulsó la creación del juego Pokémon Go fue recibido por más de 6,500 admiradores, como si fuera una celebridad en la Comic-Con.
BBC Mundo
Por BBC Mundo
26 de julio, 2016
Comparte

La claridad de Nintendo con sus inversores le sirvió para que sus acciones cayeran un 18%.

El gigante japonés de los videojuegos reconoció en un comunicado que el impacto de Pokémon Go en cuanto a ingresos será limitado por cuanto el juego no es un desarrollo propio de la empresa.

No era algo secreto ni hubo intento por parte de Nintendo de apropiarse de un producto ajeno, pero lo cierto es que, desde el lanzamiento de la aplicación convertida en fenómeno social, el foco se puso en la empresa japonesa y en sus excelentes datos económicos.

¿Quiénes son, entonces, los creadores de Pokémon Go, la última revolución en el mundo de los videojuegos?

 

Un visionario de los videojuegos

Para los entendidos del sector de los llamados “juegos del mundo real”, el éxito de Pokémon Go es obra de un claro cerebro: John Hanke.

No en vano en la reciente convención anual de cómics ComicCon celebrada en San Diego, California, Hanke fue recibido por más de 6,500 admiradores como si fuera una celebridad.

Nacido en Texas, Hanke es un visionario tecnológico que estudió en la Universidad de California en Berkely, y lleva más de 15 años trabajando en el mundo de internet, los mapas, la realidad aumentada y los videojuegos.

Chicas jugando a Pokémon Go en Nueva YorkGETTY IMAGES
El juego Pokémon Go causa furor entre los jóvenes.

Su nombre quizá no sea tan popular como el de Steve Jobs o Mark Zuckerberg, pero en su currículo vemos que Hanke ayudó a crear lo que ahora conocemos como Google Earth y desarrolló otros videojuegos con los que también movilizó a millones de usuarios.

El reconocimiento le llega ahora con Niantic, la modesta empresa emergente con sede en San Francisco que Hanke fundó en 2010, que el año pasado se independizó de Google y que aparece como la orgullosa creadora de Pokémon Go.

John HankeREUTERS
La primera empresa de John Hanke, KEyhole, colaboró en la creación de Earth Viewer, predecesor del actual Google Earth.

Inspirado en una embarcación

Niantic Inc. (antes coniocida como Niantic Labs) recibe su nombre de un ballenero que recaló en San Francisco en 1849, en plena fiebre del oro en la costa oeste de EE.UU.

Con el tiempo, la embarcación fue enterrada y terminó por convertirse en un viejo almacén.

“El nombre es un recordatorio de que hay un montón de cosas chéveres debajo de la superficie”, le dijo Hanke a la agencia The Associated Press hace dos años.

Pero para que lo más chévere de su trabajo saliera a la luz, tuvieron que darse una serie de circunstancias que derivaron en el gran éxito que vemos estos días

Pokémon GoGETTY IMAGES
El juego ha desatado grandes pasiones en aquellos países en los que está disponible.

Una broma como origen

Google hizo una broma del 1ro de abril (el equivalente anglosajón al día de los Inocentes) que terminó convirtiéndose en algo muy serio.

En un video publicado en YouTube, la empresa anunció que iba a lanzar un juego para cazar pokémones utilizando su aplicación Google Maps.

Niantic se inspiró en la ocurrencia de Google para trabajar en un nuevo proyecto de realidad aumentada, un campo todavía en exploración que implica sobreponer elementos digitales en imágenes de casas, oficinas, calles, parques y otros escenarios de la vida real.

Niantic ya tenía la base tecnológica para desarrollar la idea gracias a Ingress, un juego de ciencia ficción en el que los usuarios deben visitar lugares emblemáticos para adquirir armas y todo lo necesario para ganar puntos, conquistar territorio y combatir contra otro bando.

John HankeREUTERS
“Es más divertido jugar y competir con otras personas que con una computadora”, dice John Hanke, fundador y CEO de Niantic Inc.

Desde su lanzamiento en 2012, Ingress fue descargado más de 12 millones de veces.

De Ingress a Pokémon

Para desarrollar Pokémon Go, sin embargo no bastaba con tener los conocimientos técnicos.

Había que tener los derechos para usar los “monstruos de bolsillo”de la colección Pokémon.

Las negociaciones de Niantic para conseguirlos fueron facilitadas por el hecho de que el director ejecutivo de Pokemon Company, que manerja toda la franquicia de los muñequitos japoneses, Tsunekazu Ishihara era ya fan de Ingress.

Niantic presentó los planes para desarrollar Pokémon Go el pasado septiembre y consiguió que Google, Nintendo y Pokémon Company acordaran invertir US$20 millones con la promesa de añadir otros US$10 millones si se lograban una serie de objetivos no revelados.

Pokémon GoGETTY IMAGES
Pokémon Go se ha utilizado también para recordar y llamar la atención sobre lo que ocurre en Siria.

Para Nintendo, que había caído en una espiral de pérdidas, Pokémon Go suponía una potencial salida de su agujero.

Liberado de Google

La última pieza del rompecabezas se resolvió meses antes de la presentación del plan de Niantic para crear Pokémon Go.

Era agosto de 2015 y Google decidió reorganizarse como un conglomerado empresarial llamado Alphabet con una colección de compañías subsidiarias independientes, desde algunas grandes como Google hasta otras pequeñas como Niantic.

Pero Niantic rápidamente se liberó de Google para explorar colaboraciones con otras empresas que podían ser reacias a asociarse directamente con el buscador.

Casi un año después de esa movida, John Hanke y sus apenas 50 empleados en Niantic no pueden sino celebrar la cadena de eventos que los ha llevado hasta aquí.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Entre la esperanza y el caos, así se vivió la primera jornada de vacunación a adultos mayores en CDMX

En este primer día de vacunación, las personas de 60 años y más que viven en las zonas alejadas de los estados tuvieron que madrugar, dar vueltas o esperar por horas en fila para recibir la inmunización. 
Cuartoscuro
Por Andrea Vega y Lidia Sánchez
16 de febrero, 2021
Comparte

Eran las tres de la madrugada cuando Irene Buendía de 72 años tomó su bolso con su medicamento, su desayuno y un pequeño banquito, para después salir de casa decidida a ser la primera en recibir la vacuna contra la COVID-19, en la Escuela Agustín Legorreta en Milpa Alta. 

“A mí me da miedo enfermarme de COVID, yo no me quiero enfermar de eso. Y yo dije, ¡no, pues va a haber mucha gente y yo quiero ser de las primeras!”, comenta Irene.

Leer más | 📷 Inicia segunda etapa de vacunación contra COVID: inyectan primera dosis a 23 mil 369 adultos mayores

A pesar de las recomendaciones de no llegar a hacer fila de madrugada, en este Barrio de Tecómitl, al sur de la delegación Milpa Alta, al menos otros 200 adultos mayores llegaron muy temprano. 

“Nos venimos a formar antes de las 6 de la mañana y había muy poquita gente pero conforme pasó el tiempo esto se llenó”, cuenta Gustavo Aldama de 57 años, quien trajo a su madre de 74 a recibir la inoculación.

A las 9 de la mañana, Irene sintió felicidad y nerviosismo. Tenía la ficha número uno, de una lista de 500 que deben entregar al día por cada sede de vacunación. 

Casi dos horas más tarde salió de las instalaciones de la escuela primaria de Tecómitl contenta, sin dolores ni malestares post-vacuna, pese a su hipertensión.

María de Luz Franco, de 73 años, sufre hipertensión y diabetes. Dice que recibir la vacuna “es un beneficio para nosotros que ya estamos grandes. Y me gusta que no nos van a olvidar solo por estar hasta acá en Milpa Alta”. 

A Irene y María les dijeron que en un promedio de dos semanas recibirán una llamada para indicarles la fecha y hora en que recibirán su segunda dosis. 

Entre la esperanza y el caos, así se vivió la primera jornada de vacunación a adultos mayores en CDMX

 

En este primer día de vacunación, las personas de 60 años y más que viven en las zonas alejadas de los estados tuvieron que madrugar, dar vueltas o esperar por horas en fila para recibir la inmunización. 

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó apenas este domingo 14 de febrero por la mañana que al día siguiente iniciaría el proceso de inmunización para los de mayor edad y la confusión reinó. Algunas personas se enteraron que les tocaba vacunarse apenas unas horas antes y cada módulo parecía tener su propio protocolo, sin un proceso unificado para todos. 

Retrasos y vueltas

En los puntos de vacunación, las dosis de AstraZeneca llegaron sobre las 9 de la mañana. Pero en el módulo de vacunación de San Jerónimo, en Magdalena Contreras, las vacunas llegaron pasado el mediodía, se queja Mónica Czaplewski. 

“Mis papás fueron los primeros en la fila, llegaron a las 8, pero como mi mamá tiene EPOC y mi papá ya tiene 82 años, les dieron los primeros lugares. Aún así tuvieron que esperar hasta las 12:40 para que los vacunaran”, dice Mónica. 

En la Ciudad de México, el objetivo es aplicar 79 mil 550 dosis de la vacuna AstraZeneca al mismo número de adultos mayores de tres Alcaldías, Cuajimalpa, Magdalena Contreras y Milpa Alta, en 70 unidades vacunadoras (58 escuelas y 12 unidades de salud), que operan de 09:00 a 20:00 horas.

Este lunes se atendió a las personas con apellidos paternos de la A a la G; este martes se atenderá a los de la letra H a la P; el miércoles 17 a los de apellidos que empiezan con letras de la Q a la Z o sin apellido paterno; y el 18 y 19 se atenderá a quienes hayan faltado de las tres alcaldías y a los rezagados. 

En lugares de vacunación como el de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) del IMSS, a las personas les dieron una ficha con una hora asignada para que no estuvieran haciendo fila. 

A las 12 del día, Julieta espera que salga su suegro, quien por fin está en el último tramo de espera para recibir la vacuna. Julieta llegó a la UMF del IMSS a las 6:45 de la mañana. No llevó a su suegro desde esa hora porque no quería tenerlo esperando de pie y en el frío. El señor tiene 88 años y problemas en las rodillas. 

Le dijeron que por no ser familiar directo no podía ella recibir la ficha para el adulto mayor. Que fuera por su acta de matrimonio para comprobar el parentesco o que se presentara el interesado. 

Para no andar buscando papeles, regresó con el señor a las 7:30. “Pedí que me apartaran mi lugar y sí me lo guardaron. La gente en la fila se ha portado muy empática”, dice. 

Estuvieron formados hasta las 8:30, cuando por fin le dieron su ficha al señor y le dijeron que podía irse y regresar a vacunarse a las 11:45. 

Regresaron a las 11:20. Julieta y su suegro viven en la colonia López Mateos en la alcaldía de Cuajimalpa y la clínica 42 del IMSS no les queda lejos. “Pero para mi suegro sí es mucho ajetreo”, dice. 

Julieta cuenta que ayer vieron en las noticias que el señor se podía vacunar hoy, por lugar de residencia y apellido. Aunque estaba ya registrado en la plataforma de Mi Vacuna, nadie les llamó ni les mandaron ningún mensaje por SMS, como aseguraron las autoridades que sucedería, para decirles a qué módulo debía acudir el adulto mayor. 

En Locatel, donde llamó para recibir informes, nunca le respondieron. Julieta vio en redes que podían buscar en la plataforma, puso el CURP del adulto mayor y le salió la dirección de la Clínica 42 del IMSS. 

En este módulo de vacunación sí piden el folio que arroja el sistema de la plataforma al registrarse. Quienes lo traen ingresan más rápido. El resto debe esperar. Esto pese a que las autoridades de la Ciudad de Méxco aseguraron que el folio solo era un preregistro y no un requisito. 

A la nuera de José Luis Galicia, de 67 años, sí le llegó por SMS la dirección del módulo al que debía acudir su suegro. Ella lo registró en la plataforma de Mi Vacuna y dejó su número como dato de contacto. 

Don José Luis llegó a la fila a las 9:30 de la mañana, con su folio de registro en mano. Alrededor de las 11:30 ya había ingresado a la zona de espera para recibir la inmunización, después de que se presentara en el lugar Víctor Hugo Borja, director de Prestaciones Médicas del IMSS y encargado de la vacunación en Ciudad de México por parte del gobierno federal.

En otros módulos no estaban pidiendo el folio de registro en la plataforma de Mi Vacuna, como en el del IEMS Plantel Josefa Ortiz de Domínguez, también en Cuajimalpa. 

Luis Cuatecontzi, su papá, el señor Lorenzo, y su mamá, la señora Amada, llegaron al IEMS a las 7:15 de la mañana. Son de la colonia San Mateo Tlaltenango, Cuajimalpa. Se enteraron que les tocaba la vacunación este 15 de febrero por las noticias y como estaban registrados ya en la plataforma de Mi Vacuna ingresaron los CURP y les salió la dirección a la que debían acudir. Les tocó la ficha 53 y 54. Pero nunca les pidieron el folio de registro en la plataforma. 

Cuatro horas y media después de su llegada, al cuarto para las 12 del medio día, los dos adultos mayores tenían ya su primera dosis de la vacuna de AstraZeneca. En las primeras horas posteriores a la inmunización no han presentado ningún malestar. 

Enterarse por la tele 

Macario Garibay llegó poco antes de las 4 de la tarde a formarse al módulo de vacunación COVID, ubicado en el Centro de Salud T-II Dr. Luis Alberto Erosa León, en la alcaldía de Milpa Alta. Apenas dos horas antes, a las 2 pm, se enteró que ese día le tocaba vacunarse. Lo escuchó en las noticias. Nadie lo puso antes sobre aviso. 

Él es el último en la fila de unas 70 personas que todavía esperan para que las vacunen. 

Macario Garibay cuenta que les dijeron que los atenderán a todos y espera en la fila con el ánimo firme. “Voy llegando porque todavía me tuve que regresar a conseguir el correo electrónico de alguien, que también están pidiendo aquí. Yo no tengo. La primera vuelta al centro de salud la di después de las 2 de la tarde, en cuanto me enteré que hoy me tocaba vacunarme, pero tuve que regresar a ver quién me daba un correo”. 

Don Macario no se registró en la plataforma de mivacuna.salud.gob.mx , no supo cómo. Tampoco le llamó ni lo visitó ningún Servidor de la Nación para decirle que él era de los afortunados con los que arrancaría el proceso de vacunación a adultos mayores.

A las 4 de la tarde con 4 minutos, Martha Cabello Reynoso, habitante de San Pedro Atocpan, Milpa Alta, sale del centro de salud ya con su primera dosis de la vacuna COVID de AstraZeneca. Llegó a las 10 de la mañana. Fueron seis horas de espera. Pero está contenta. Dice que para ella y su esposo, que también se vacunó hoy, tenerla ya es una protección. 

Antonia Chavira Flores, otra habitante de San Pedro Atocpan, llegó al centro de salud de Milpa Alta a las 9 de la mañana. Poco después de las 2 de la tarde ya tiene su primera dosis de vacuna COVID. Cuenta que se tuvo que esperar aquí todo ese tiempo. Pero no se queja. “Si es por esperar la vacuna, pues el tiempo que sea para que esté uno bien”, afirma. 

Después de la media hora de observación que deben pasar todos lo que reciben la inmunización COVID para ver si no hay alguna reacción grave, la señora Antonia se siente bien. Está contenta también. “Es una protección porque yo la verdad sí tenía miedo de enfermarme”. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.