Cómo se está utilizando Pokémon Go para llamar la atención sobre la situación en Siria
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial.

Cómo se está utilizando Pokémon Go para llamar la atención sobre la situación en Siria

Grupos de artistas y activistas sirios usan el popular juego Pokémon Go para alertar sobre la situación que prevalece en su país.
Especial.
Por Ed Main de BBC Mundo
23 de julio, 2016
Comparte

Han pasado más de cinco años desde que comenzó la guerra en Siria. Y no siempre es fácil para las partes interesadas lograr que la opinión pública se concentre, de nuevo, en un conflicto a veces parece simplemente no tener solución.

Para muchos que observan desde la distancia, el impacto de los informes que hablan de las consecuencias de las bombas de barril, los ataques suicidas, los civiles torturados y muertos de hambre pueden disminuir con la repetición.

Una de las tácticas que están empleando los activistas para superar el problema es aprovechar el fenómeno cultural en el que se ha convertido el juego para celulares Pokémon Go.

Y Pikachu, Squirtle y Weedle son sólo algunos de los personajes del juego de realidad aumentada que han entrado a escena en forma extraoficial para arrojar luz sobre las duras realidades de la guerra.

Esta semana la oficina de medios de las Fuerzas Revolucionarias de Siria (RFS, por sus siglas en inglés) -un grupo de activistas de medios de comunicación que apoyan a grupos que se oponen al gobierno de Bashar Asad- publicó una serie de fotografías de niños que posan con dibujos de personajes de Pokémon.

Un niño que sostiene el dibujo de un Pokémon con una leyenda que pide ayudaImage copyrightRFS

Los dibujos llevan una leyenda que identifican al niño que una localidad específica en un área controlada por rebeldes en el norte de Siria.

La imagen de arriba dice “Soy de Kafr Nabl en la provincia de Idlib. Ven a salvarme“.

Las circunstancias en las que las fotos fueron tomadas no están totalmente claras. Las RFS no ha respondido a una petición de entrevista por parte de la BBC.

Lee: 10 pokemones clásicos en Pokémon GO y su ubicación en la CDMX.

Pero Kafr Nabl es un poblado con antecedentes en materia de producción de imágenes para atraer la atención internacional, con frecuencia en busca de apoyo militar occidental contra el gobierno sirio.

El mensaje detrás de los retratos con Pokémon, que han sido compartidos miles de veces en redes sociales, parece ser el siguiente: “Si puedes pasar tanto tiempo persiguiendo criaturas fantásticas imaginarias, ¿por qué no puedes hacer más por los niños que están creciendo en medio de una guerra?“.

Foto de un niño que sostiene un dibujo de un Pokémon, pidiendo ayudaLas palabras en este dibujo dicen que el niño que pide ayuda se encuentra en la provincia de Hama, controlada por rebeldes.

Artistas que se encuentran fuera del país también han tomado prestado a Pokémon para expresar su opinión.

La foto con la que comienza este artículo es autoría de Moustafa Jano, un sirio que ahora vive en Suecia.

Forma parte de una serie que ha publicado en Facebook en la que Pikachu -el más famoso de los Pokémon- hace el mismo viaje que muchos refugiados que han escapado de la guerra y arriesgado sus vidas en el mar para enfrentar un futuro incierto en Europa.

Pokémones en un bote de inmigrantes
“Pokémon escapa de Siria en busca de un lugar seguro en la Tierra”, dice esta entrada de Facebook de Moustafa Jano.
Pokémon frente a un alambre de púas, su camino bloqueado“Cuando Pokémon llegó a Europa quedó en shock… La frontera estaba cerrada y las leyes de humanidad habían cambiado… Y le dijeron que tenía que irse a otro planeta en busca de esperanza y paz”, se lee en esta entrada de Facebook.

En una de sus publicaciones Jano cita al novelista sueco, Jonas Gardell: “Abuelo, ¿qué hiciste en el verano de 2016, cuando el mundo se incendiaba? ¡Oh, queridos nietos, estábamos buscando Pokémones en el teléfono!

Y, en Dinamarca, un diseñador gráfico llamado Saif Tahhan ha tomado la interfaz del juego como inspiración.

Tahhan produjo una serie de escenas de un juego imaginario llamado “Syria Go”.

En vez de buscar Pokémones, el objetivo es encontrar seguridad, educación, suministros médicos u otros recursos esenciales difíciles de obtener para los civiles atrapados en la guerra.

Una pantalla de SAIF TAHHAN
El símbolo de libros de escuela en la pantalla de SAIF TAHHAN

Saif es un refugiado que dejó Siria en 2011. Viajé vía Egipto e Italia, antes de establecerse en Dinamarca, hace dos años.

“Creé estas imágenes como una forma de llamar la atención sobre la causa siria y de que nos enfocáramos en el sufrimiento sirio, en vez de Pokémon (¡sobre el que la gente está vuelta loca AHORA!), le escribió a BBC Trending.

“La idea logró miles de ‘me gusta’ y fue compartida miles de veces, así que puedo decir que a la gente le gusta este tipo de (campaña de) concientización. Espero que reaccionen muy pronto en la vida real“.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El meteorito que cayó en un pueblo de Inglaterra y que ofrece nuevas pistas sobre cómo se formó el agua de la Tierra

El agua en la roca espacial representaba un 11% de su peso. Su composición era casi idéntica a la del agua que hay en la Tierra.
19 de noviembre, 2022
Comparte

Un meteorito que se estrelló el año pasado en la ciudad de Winchcombe, en Reino Unido, contenía agua que coincidía casi a la perfección con la de la Tierra.

Esto refuerza la idea de que las rocas del espacio trajeron componentes químicos clave, incluida el agua, al planeta al principio de su historia, hace miles de millones de años.

El meteorito es considerado como el más importante recuperado en Reino Unido.

Los científicos que publicaron el primer análisis detallado dicen que ha arrojado ideas fascinantes.

Más de 500 gramos de restos ennegrecidos se recogieron de los jardines y de los campos locales donde cayó, después de que una bola de fuego gigante iluminara el cielo nocturno.

Los restos desmenuzados se catalogaron cuidadosamente en el Museo de Historia Natural (NHM) de Londres y luego se prestaron a equipos de toda Europa para investigar.

Una bola de fuego cruza una noche estrellada

Getty Images
Simulación de lo que podrían haber visto en el cielo los habitantes del pueblo de Inglaterra.

El agua representaba hasta el 11% del peso del meteorito y contenía una proporción muy similar de átomos de hidrógeno al agua en la Tierra.

Algunos científicos dicen que la Tierra, en su etapa más joven, estaba tan caliente que habría expulsado gran parte de su contenido volátil, incluida el agua.

Que la Tierra tenga tanta agua hoy en día (el 70% de su superficie está cubierta por océanos) sugiere que debe haber habido una adición posterior.

Algunos dicen que esto podría provenir de un bombardeo de cometas helados, pero su química no cuadra.

Sin embargo, las condritas carbonáceas (meteoritos como el de Winchcombe) ciertamente sí.

Vista de la Tierra desde el exterior

Getty Images
El 70% de la Tierra está cubierta por agua.

El hecho de que las partes del meteorito se recuperaran menos de 12 horas después de estrellarse significa que había absorbido muy poca agua terrestre o, de hecho, cualquier contaminante.

“Todos los demás meteoritos se han visto comprometidos de alguna manera por el entorno terrestre”, dijo a BBC News el coautor del estudio, Ashley King, del NHM.

Pero el de Winchcombe es diferente por la velocidad con la que fue recogido.

“Esto significa que, cuando lo analizamos, supimos que la composición que estamos observando nos retrotrae a la composición al comienzo del Sistema Solar, hace 4 mil 600 millones de años”.

“Excluyendo la búsqueda de muestras de rocas de un asteroide con una nave espacial, no podríamos tener un espécimen más prístino”.

Ashley King

BBC
El investigador Ashley King.

Los científicos que examinaron los compuestos orgánicos del meteorito que contienen carbono y nitrógeno, incluidos sus aminoácidos, obtuvieron una imagen igualmente limpia.

Este es el tipo de química que podría haber sido la materia prima que permitió que la biología comenzara en la Tierra primitiva.

El nuevo análisis también confirma el origen del meteorito.

Trayectoria precisa

Las imágenes de la cámara de la bola de fuego han permitido a los investigadores determinar una trayectoria muy precisa.

Calculando hacia atrás, averiguaron que el meteorito vino del cinturón exterior de asteroides entre Marte y Júpiter.

El material de Winchcombe se vendió recientemente en una subasta por más de 120 veces el valor de su peso en oro.

Fragmento del meteorito

NHM
Fragmento del meteorito.

Investigaciones posteriores revelaron que se desprendió de un asteroide más grande, presumiblemente en alguna colisión.

Luego, le llevó entre 200 mil a 300 mil años llegar a la Tierra, según revela la cantidad de átomos particulares, como el neón, creados en el material del meteorito a través de la irradiación constante de partículas espaciales de alta velocidad, o rayos cósmicos.

“0.2-0.3 millones de años parece mucho tiempo, pero desde una perspectiva geológica, en realidad es muy rápido“, dijo Helena Bates, del NHM.

“Las condritas carbonáceas tienen que llegar aquí rápidamente o no sobrevivirán, porque son tan desmenuzables que simplemente se romperían”.

Winchcombe meteorite

NHM

“Más secretos”

El primer análisis de los científicos, en la edición de esta semana de la revista Science Advances, es solo una descripción general de las propiedades del meteorito de Winchcombe.

Próximamente se publicará una docena de artículos más sobre temas especializados en una edición de la revista Meteoritics & Planetary Science.

E incluso ellos no serán la última palabra.

“Los investigadores continuarán trabajando en esta muestra durante los próximos años, revelando más secretos sobre los orígenes de nuestro Sistema Solar”, dijo el coautor del estudio, Luke Daly, de la Universidad de Glasgow.

Te puede interesar: La ciencia que el planeta demanda


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.