Por qué en América Latina no pronunciamos la Z y la C como en España
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Por qué en América Latina no pronunciamos la Z y la C como en España

¿Voy a la casa o a la caza? En América Latina se respeta la distinción al escribir, pero al hablar predomina indistintamente la S. Una explicación de cómo ocurrió eso se ha afianzado como aceptada por (casi) todos los expertos.
Por BBC Mundo
29 de agosto, 2016
Comparte

Que en Latinoamérica la Z y la C se pronuncian igual que la S, diferente a lo que pasa en la mayor parte de España, está lejos de ser una novedad. Pero, ¿desde cuándo es así? ¿Y por qué?

Estas preguntas han ocupado a especialistas y a hispanohablantes en general, intrigados porque en la tierra donde nació el castellano se hable distinto que en la región donde se trasplantó.

Sobre la pronunciación de la Z en España han llegado a crearse hasta leyendas, como que se extendió para reproducir el ceceo que padecía algún rey o príncipe al hablar.

Pero los expertos descartan que eso sea cierto.

C¿Pronuncias la C…
Z…y la Z…
S…como una S?

“Aunque (sea) una leyenda simpática, no tiene ningún sustento”, le dice a BBC Mundo el filólogo español Juan Sánchez Méndez, autor del libro “Historia de la lengua española en América”.

Entre fines del siglo XIX y comienzos del XX ganó fuerza la idea de que en Latinoamérica se habla diferente el español porque cambió con la influencia de las lenguas indígenas.

Sin embargo, esa teoría indigenista o “sustrática”, que tuvo como padre al lingüista alemán naturalizado chileno Rodolfo Lenz, también perdió fuerza ante la evidencia científica.

Y la explicación que se ha impuesto como más aceptada es que la pronunciación diferenciada de la Z y la C no se perdió en algún sitio misterioso rumbo a América, sino que básicamente nunca embarcó.

Habla sevillana

“Todo tiene que ver con el momento en que se produjo la colonización del Nuevo Mundo, el descubrimiento de América”, señala Sánchez Méndez, catedrático en la universidad de Neuchâtel, en Suiza.

Por aquel entonces ya había dos modos de hablar el castellano: uno hacia el norte de Castilla, que se impuso en Madrid, y otro en Sevilla, en el sur de España.

La cuestión es que, en Sevilla, la Z y la C se pronunciaban de modo similar a la S.

SevillaEn el momento de la colonización, en Sevilla ya no se hablaba…
Madrid….como en Madrid.

Y allí fue donde estuvo la principal cabecera de enlace con América, el Puerto de Indias.

Una mayoría relativa de los primeros colonizadores españoles que llegaron a América provenía de Sevilla y otras partes de Andalucía: 37% entre 1493 y 1539, según estudios del historiador estadounidense Peter Boyd-Bowman.

“En toda América triunfó la manera sevillana de hablar español”

Sánchez Méndez, catedrático en la universidad de Neuchâtel, en Suiza
“En toda América triunfó la manera sevillana de hablar español. Mientras que en la ortografía es la manera de Madrid, que es donde estaba la Corte, el rey, los nobles, y por tanto tenía mucho prestigio”, concluye Sánchez Méndez.

¿Correcto o incorrecto?

Arturo Andújar Cobo, miembro del grupo de investigación sociolingüística andaluza de la Universidad de Sevilla, señala que en esta ciudad pasaban temporadas quienes aguardaban embarcar hacia América, por lo que el seseo ya era dominante a la hora de partir.

Máquina de escribirEn la escritura, la C y la Z sí se diferencian.

“En Andalucía concretamente la pronunciación de la zeta la consideran de menos prestigio social, porque esa pronunciación se la atribuyen a los moriscos y entonces parece que se asocia a una clase social baja”, le dice ese doctor en filología hispánica a BBC Mundo.

También pudo haber una razón de practicidad en el Nuevo Mundo: unificar fonemas simplificaba las cosas a los colonos que implantaban el español, y a los indígenas que lo aprendían.

“Es más cómodo, más sonoro, más agradable la pronunciación del seseo que la del ceceo”, sostiene Andújar Cobo.

Por lo tanto, quizá la influencia de los indígenas en el modo de hablar de los latinoamericanos tampoco pueda descartarse del todo.

“Es más cómodo, más sonoro, más agradable la pronunciación del seseo que la del ceceo”

Andújar Cobo, investigador de la Universidad de Sevilla

Ya en el siglo XIX hubo algunos intentos en tierras americanas que se independizaban de España por distinguir la pronunciación de la S, la C y la Z, bajo el argumento de que contribuiría a escribir con menos faltas de ortografía.

Pero esos esfuerzos naufragaron, como es evidente en las ciudades latinoamericanas de hoy.

BolívarEn el siglo XIX hubo intentos en tierras americanas que se independizaban de España por distinguir la pronunciación de la S y Z.

Entonces, ¿está develada la incógnita?

No necesariamente, advierte la lingüista Guiomar Ciapuscio, directora alterna del Instituto de Filología y Literaturas Hispánicas de la Universidad de Buenos Aires.

“Es complicado decir que es algo que está solucionado definitivamente, porque no hay tanto trabajo empírico hecho aquí en América”, le afirma Ciapuscio a BBC Mundo.

Pero a su juicio, hay algo que, a esta altura del campeonato, sí está saldado: no existe una forma correcta o incorrecta de pronunciar la Z o la C.

“Nuestra norma culta aquí en América es pronunciar la Z y la C como S”, explica. “Es totalmente generalizada, es lo que los hablantes hacen”.

Este artículo es parte de la versión digital del Hay Festival Querétaro, un encuentro de escritores y pensadores que se realiza en esa ciudad mexicana entre el 1 y 4 de septiembre de 2016.

Sigue toda la información relacionada con el Hay Festival

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Reuters

Trump reaparece con un ataque a políticas de Biden e insinúa que será candidato a la presidencia en 2024

El expresidente Trump dio un largo discurso en la Conferencia de Acción Política Conservadora de Orlando, donde recordó que sus ambiciones políticas siguen intactas.
Reuters
28 de febrero, 2021
Comparte

El expresidente Donald Trump reapareció el domingo en la Conferencia de Acción Política Conservadora de Orlando con una intervención llena de críticas a las políticas puestas en marcha por su sucesor, Joe Biden y en la que abrió la puerta a volver a ser candidato a la presidencia de Estados Unidos en 2024.

“Quién sabe, quién sabe. Podría incluso decidir vencerlos por tercera vez”, dijo en referencia a sus rivales demócratas.

“Un presidente republicano regresará a la Casa Blanca. Me pregunto quién podrá ser”, añadió.

Ante una audiencia formada por seguidores, Trump insistió sin aportar pruebasen que perdió en las elecciones de 2020 porque fueron “amañadas” e hizo un llamamiento a sus seguidores a mantener activo su movimiento político.

Una estatua dorada de Trump.
Reuters

El acto se convirtió en una reivindicación de la figura de Trump.

“No importa cuánto el establecimiento de Washington y los poderosos intereses especiales quieran silenciarnos, que no quede ninguna duda. Saldremos victoriosos y Estados Unidos será más fuerte y más grande que nunca”, dijo.

El expresidente apagó los rumores de que podría crear un nuevo partido, pero dejó claro que seguirá teniendo actividad dentro del Partido Republicano. “No voy a crear un nuevo partido. Tenemos el Partido Republicano. Se va a unir y a hacer más fuerte que nunca antes”.

Ante un público entregado, Trump no ahorró ataques a Biden, al que atribuyó “el primer mes más desastroso de cualquier presidente en la historia moderna”, y fue especialmente demoledor con el plan de reforma migratoria que Biden impulsa en el Congreso de la que dijo que, de aprobarse, convertiría a Estados Unidos en “un santuario” para la inmigración irregular.

Superado el “impeachment” por su papel en el asalto al Capitolio el pasado 6 de enero, Trump parece decidido a competir por el liderazgo del Partido Republicano o, al menos, por mantener su influencia.

Trump ha mantenido diferencias públicas con algunos dirigentes republicanos críticos con su actuación al final de su mandato, como el líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, y cargó contra los miembros del Partido que han marcado distancias con él y buscarán la reelección en las elecciones de mitad de mandato de 2022.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.