Cómo hacer para que el traslado de cada día al trabajo no te arruine la salud
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Cómo hacer para que el traslado de cada día al trabajo no te arruine la salud

Es un hecho: sea que uses el transporte público o el automóvil, la experiencia de ir todos los día de la casa al trabajo y de regreso no suele ser placentera. Te contamos qué se puede hacer para mejorarla.
Cuartoscuro Archivo
Por BBC Mundo
2 de agosto, 2016
Comparte

Jessica Patch tenía buenas razones para aceptar un trabajo publicitario bien remunerado en San Francisco, EE.UU.

Aparte del reto en sí del puesto, sabía que el dinero extra la ayudaría a financiarse un costoso tratamiento de fertilidad.

El lado negativo: tener que manejar casi 90 km hasta la oficina, lo que significaba estar hasta cuatro horas al día en el auto.

Para matar el tiempo, Patch escuchaba podcasts y recibía un programa de radio sobre terapias para aliviar el estrés, pero la presión del desplazamiento al trabajo, añadida a la larga jornada laboral, le “arruinó completamente el cuerpo”, según cuenta.

De 35 años, Patch desarrolló problemas estomacales relacionados con el estrés, se deprimió y terminó con problemas en la zona lumbarde tanto estar detrás del volante.

Y ni pensar en intentar concebir.

Después de nueve meses, renunció y se dedicó a trabajar como freelance en diseño y fotografía, algo que podía hacer desde casa (aunque con menos paga). Ahora espera su primer hijo en octubre.

Su experiencia negativa de los largos viajes diarios no es poco común.

El espejo retrovisor de un autoHay estrategias para ayudar a que ese traslado diario no te deje exhausto.

Es algo estresante y el estrés tiene todo tipo de efectos secundarios sobre la salud“, explica Iain Gately, autor de Rush Hour, un libro que explora cómo 500 millones de personas sobreviven diariamente a los desplazamientos diarios al trabajo.

“Creo que muchos de nosotros experimentamos una abrumadora sensación de impotencia porque estamos atascados en el tren o en la carretera y no hay nada que podamos hacer”, dice.

De hecho, estudios hechos desde Ghana hasta Alemania muestran que una mayor distancia entre nuestra oficina y la casa puede llevarnos a sufrir de agotamiento, malos hábitos de sueño, aislamiento social e incluso provocar problemas emocionales para nuestros hijos.

En EE.UU., datos estadísticos oficiales muestran que “cada minuto que se pasa en el viaje está asociado con una reducción de 0,0257 minutos en el tiempo para hacer ejercicio, 0,0387 minutos menos para cocinar y 0,2205 minutos menos de sueño“.

Por ejemplo, durante el transcurso de un año, descontadas unas dos semanas de vacaciones, alguien que se desplaza 15 horas semanalmente pierde cerca de media hora de sueño cada día.

Viajar con un plan

Sin embargo, según nuevos estudios, ese desplazamiento al trabajo puede ser, en realidad, aprovechado para hacer una mejor división entre la vida familiar y la oficina.

Creo que muchos de nosotros experimentamos una abrumadora sensación de impotencia porque estamos atascados en el tren o en la carretera y no hay nada que podamos hacer”

Un equipo internacional de investigadores hizo este año un sondeo con 225 empleados de una empresa británica mediática grande y encontró que entre mayor era la distancia a su trabajo, estaban menos contentos y satisfechos emocionalmente con sus empleos.

Sin embargo, esa relación negativa entre el tiempo de viaje y la satisfacción laboral no existía en las personas que se destacaban especialmente por una cualidad: el autocontrol.

Jon Jachimowicz, coautor del trabajo de investigación Commuting With A Plan, señala que estudios a ambos lados del Atlántico muestran que “personas con un nivel más alto de autocontrol tienen más probabilidades de ocuparse en la prospección de fines concretos, camino al trabajo”.

Es decir, que el simple acto de hacer una planificación mental durante el tiempo de viaje hace una gran diferencia.

Básicamente, quienes tienen mayores niveles de autocontrol se pueden plantear preguntas en la mañana como: ¿qué debo hacer hoy?, ¿cómo encaja eso en lo que tengo que hacer esta semana?, ¿tendrá efectos en mis objetivos de carrera?

Atasco de tráfico¿En un atasco? Encontrar una forma de aprovechar ese tiempo detrás del volante hace una gran diferencia sobre la forma en que los traslados diarios nos hacen sentir.

Al hacer eso, durante unos pocos minutos, el estudio mostró que las personas están mejor equipadas para hacer la transición tanto psicológica como temporal de su rol en casa (como padre, madre o compañero de casa) a su rol en la oficina (como jefe, subalterno o colega).

Y, por consiguiente, reportan sentir menos estrés o agotamiento.

Jachimowicz apunta que si bien es algo que quienes tienen más autocontrol hacen naturalmente, “es una estrategia disponible para todo el mundo”.

Aislamiento errado

Por otra parte, es verdad que quienes no conducimos al trabajo podemos encontrar más tiempo para leer, responder correos o desconectarnos durante nuestro desplazamiento diario.

Sin embargo, resulta ser que la forma solitaria e insociable como nos comportamos en el transporte público podría ser, en realidad, perjudicial.

Un vagón del metro lleno de genteLa forma solitaria y poco sociable en que nos compartamos en el transporte masivo puede ser perjudicial para nosotros mismos.

En la mayoría de la circunstancias solo le permitimos a los demás estar a una cierta distancia de nosotros, pero viajar en transporte público viola casi todas las reglas de participación social.

Gately argumenta en Rush Hour que muy frecuentemente viajamos en condiciones que serían consideradas crueles en el trasporte de ganado, especialmente en ciudades como Tokio, Pekín o Moscú, donde los sistemas de transporte están entre los más concurridos del mundo.

Gately explica que en ese contexto “realmente no tratamos a las personas como personas”.

“Las tratamos como si fuesen piezas de mobiliario y eso permite que nos las arreglemos sin tener que interactuar con ellas, como lo haríamos en circunstancias normales”.

Eso puede ayudarnos a lidiar con el hacinamiento, pero las investigaciones muestran que podría ser parte de la razón por la que nos sentimos tan estresados.

Para Nicholas Epley, un profesor de Ciencias de la Conducta de la Universidad de Chicago, EE.UU., existe una paradoja social que se ve, cada mañana, en los trenes y buses de todo el mundo cuando los trabajadores erróneamente buscan la soledad.

Un juglar cantando a un grupo en el metro¿Podríamos acabar con la infelicidad en el transporte si le habláramos a extraños?

“La gente tiende a pensar que los demás no son tan sociables y que si comienzas una conversación sería algo desagradable, pero en eso están equivocados”, sostiene.

“Lo que aprendimos de nuestros experimentos es que el mayor costo del viaje diario -la infelicidad que aparece en casi toda encuesta que haces- puede desaparecer simplemente al hablar con un extraño”.

Epley enfatiza que los humanos somos animales extremadamente sociales que ansiamos conectarnos. Sin embargo, subestimamos considerablemente el interés que tendrían muchos desconocidos en hablarnos.

El promedio de los participante en el estudio reciente, que se llevó a cabo en el transporte público de Chicago, aventuró la hipótesis de que solo el 40% de los viajeros entablaría una conversación. La cifra real: 100%.

Epley sugiere comenzar con un halago o una observación para romper el hielo y dice que su experimento sugiere que “tanto extrovertidos como introvertidos podrían estar sorprendentemente más felices, si fuesen un poquito más sociales de lo que son ahora mismo”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Remdesivir: cómo funciona el medicamento contra COVID aprobado por México pero desaconsejado por la OMS

Los entes reguladores sanitarios tanto de México como de Brasil autorizaron el tratamiento específico contra el covid-19 en sus respectivos países. Te explicamos cómo se espera que funcione y en qué situaciones se utilizará.
15 de marzo, 2021
Comparte
Ampolletas de remdesivir

Getty Images
Remdesivir solo se prescribirá en situaciones muy específicas, según el ente regulador sanitario de Brasil

A un año de la declaración del inicio de la pandemia de covid-19, México y Brasil acaban de aprobar el fármaco remdesivir -desarrollado por la farmacéutica estadounidense Gilead Sciences- para uso específico de esta enfermedad.

Tanto la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios de México (COFEPRIS), como la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (ANVISA), anunciaron la autorización este viernes.

El aval del medicamento en México enfrentó muchos obstáculos y su uso fue rechazado en dos ocasiones por falta de evidencia de su efectividad, por lo cual las autoridades solicitaron más información antes de autorizarlo finalmente.

Según la página del gobierno de México “la COFEPRIS acotó la indicación terapéutica para evitar un mal uso del medicamento, incluyendo especificaciones para su prescripción médica”, al tiempo que advirtió contra la automedicación y autoprescripción.

Por su parte, Gustavo Mendes, gerente general de Medicamentos y Productos Biológicos de ANVISA, expresó: “El registro del medicamento es el resultado de la eficacia, seguridad y calidad presentada. Su uso estará restringido a los hospitales, para que los pacientes sean debidamente monitoreados”.

Aunque el fármaco ya está aprobado en más de 50 países (incluyendo EE.UU., Canadá, Japón y la Unión Europea), su uso fue desaconsejado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en noviembre de 2020.

En Brasil, la infectóloga Raquel Stucchi, de la Universidad Estatal de Campinas, asegura que remdesivir no va a ayudar a controlar o modificar el curso de la pandemia. “Es un medicamento que puede reducir levemente la posibilidad de que el paciente gravemente enfermo necesite un respirador, pero en los estudios no ha cambiado la mortalidad y tiene un costo muy elevado”, señaló.

En efecto, el precio por dosis fijado por Gilead Sciences es de US$390, pero según sus propios estudios los pacientes deben recibir un promedio de seis dosis, lo que eleva el costo total a US$2.340.

Pero, ¿cómo funciona este tratamiento? ¿Y en qué casos de covid-19 se administrará?

Obstáculo conta el virus

El medicamento desarrollado por Gilead Sciences pertenece a la clase de antivirales, cuyo objetivo es disminuir o detener la multiplicación del virus dentro de nuestro cuerpo.

“El papel exacto que juega contra el covid-19 sigue siendo incierto“, observa el especialista en enfermedades infecciosas Leonardo Weissmann, del Instituto Emílio Ribas, en São Paulo.

Al comienzo de la infección, el coronavirus invade las células ubicadas en la boca, la nariz y los ojos.

A partir de ahí, aprovecha la maquinaria celular para crear nuevas copias de sí mismo, que perpetúan este proceso al apoderarse de nuevas células.

Este ataque avanza a través de varias partes del cuerpo y llega a órganos como los pulmones y los intestinos.

Para colmo de males, se produce una reacción inflamatoria que puede dañar otros sistemas y tejidos vitales del cuerpo.

La consecuencia de toda esta agresión son los síntomas típicos del covid-19, como fiebre, dolores musculares, tos y dificultad para respirar.

Logotipo de Gilead Sciences

Getty Images
Remdesivir fue desarrollado por la farmacéutica estadounidense Gilead Sciences.

En la mayoría de los casos, el sistema inmunológico puede controlar la situación después de unos días.

Sin embargo, a muchos pacientes les va mal. Necesitan permanecer en el hospital y recibir oxígeno y otros cuidados para sobrevivir.

Una parte de ellos, lamentablemente, no resiste y termina muriendo.

Remdesivir actuaría en cualquiera de estas etapas del proceso infeccioso, frenando la replicación del virus en el organismo humano.

¿Qué dice la ciencia?

Remdesivir fue probado en un estudio patrocinado por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE.UU. que involucró a 1.048 voluntarios hospitalizados con covid-19.

Entre febrero y mayo del año pasado, 532 participantes de la investigación recibieron dosis del medicamento durante 10 días.

A los otros 516 se les suministró un placebo, que es una sustancia sin efecto terapéutico.

Al observar cómo les fue a los dos grupos, los científicos notaron que los que fueron tratados se recuperaron después de un promedio de 10 días.

En el grupo que recibió el placebo, este período se extendió a 15 días.

Estos datos fueron publicados el 5 de noviembre en la revista científica The New England Journal of Medicine.

Dos semanas después, la OMS publicó una actualización de sus directrices contraindicando el uso de remdesivir por no considerar que aún existían pruebas científicas sólidas.

“La evidencia sugiere una falta de beneficios en cuanto a la mortalidad, la necesidad de ventilación mecánica, un momento para la mejora clínica y otros resultados importantes”, anunció la organización.

Para la infectóloga Stucchi, la decisión de la OMS tiene que ver con los efectos discretos y el alto valor del tratamiento. “En términos de costo-beneficio, el remdesivir aún no ha sido efectivo”, opinó.

Trump en el balcón de la Casa Blanca quitándose el tapabocas

EPA/KEN CEDENO
Cuando estuvo contagiado de covid, el ahora expresdiente Donald Trump fue tratado con remdesivir.

A través de una nota enviada a la prensa luego de la aprobación de ANVISA, la directora médica senior de Gilead Sciences en Brasil, Rita Manzano Sarti, dijo creer que se pueden salvar muchas vidas y “generar alivio en un momento de máxima pandemia, aliviando el sistema de salud y brindando la oportunidad de que más pacientes reciban un tratamiento adecuado”.

Durante la rueda de prensa, ANVISA también brindó su punto de vista sobre las diferentes evaluaciones realizadas por los organismos reguladores internacionales y la OMS:

“El estudio realizado por la OMS evaluó la ocurrencia de mortalidad y pacientes con un perfil ligeramente diferente a los evaluados en los otros estudios que consideramos para dar a conocer el medicamento. El estudio que consideramos válido se centró en reducir el tiempo de hospitalización de los pacientes , y vimos que hubo una reducción de la hospitalización”, aseguró Renata Soares, gerente de evaluación de seguridad y efectividad de Anvisa.

¿Cómo va a ser aplicado?

El ente regulador de México, COFEPRIS, declaró que el medicamento está autorizado para uso exclusivo de hospitales y médicos especializados durante las primeras etapas de la enfermedad.

Lo mismo estableció ANVISA en Brasil, añadiendo que remdesivir solo se prescribirá en situaciones muy específicas.

También señala que el medicamento no estará disponible en farmacias y la terapia solo está permitida para su uso entre cinco y diez días en personas mayores de 12 años y que pesen más de 40 libras.

Además de sufrir de covid-19 avanzado, el paciente elegible para el tratamiento debe tener neumonía y necesitar oxígeno no invasivo suplementario.

En otras palabras, no puede recibir ventilación mecánica ni oxigenación por membrana extracorpórea (conocida como ECMO).

Para el especialista Leonardo Weissmann, el fármaco todavía está rodeado de incertidumbres. “Los datos que tenemos sugieren que reduce el tiempo de recuperación, lo que puede ser de beneficio clínico. Sin embargo, no se ha demostrado claramente una reducción de la mortalidad”, dice.

El uso o no de la terapia dependerá de la valoración caso por caso que realizará el equipo de profesionales sanitarios.

Tedros Adhanom Ghebreyesus durante una teleconferencia en septiembre 2020

Getty Images
La Organización Mundial de la Salud no aconseja el uso de remdisivir.

Otros tratamientos

Por ahora, no se ha demostrado que ningún otro fármaco pueda prevenir o tratar específicamente el covid-19.

En los casos más graves, que requieren hospitalización e intubación, los médicos suelen utilizar oxígeno y algunos medicamentos antiinflamatorios.

En condiciones leves y moderadas, la indicación es quedarse en casa, descansar, beber mucha agua y, si es necesario, utilizar medicamentos que controlen la fiebre y los dolores corporales.

Si experimentas dificultad para respirar o los síntomas empeoran, vale la pena buscar orientación de un profesional de la salud o ir a una sala de emergencias.

Fármacos como la hidroxicloroquina, la ivermectina y la azitromicina, que componen el llamado “tratamiento precoz” o “kit-covid”, no tienen eficacia y están contraindicados por las más importantes instituciones sanitarias nacionales e internacionales, debido al riesgo de efectos graves efectos secundarios, como arritmia cardíaca.

*Con información de André Biernath de BBC News Brasil, en Sao Paulo


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dWSHsixAaIM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.