Las historias que nos dejan los Juegos Olímpicos de Río 2016
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

Las historias que nos dejan los Juegos Olímpicos de Río 2016

Estos Juegos Olímpicos, los primeros en América Latina desde México 1986, nos dejaron historias de amistad, disciplina y demostraron que nada es imposible si en verdad lo deseas.
AP
Por Redacción Animal Político
20 de agosto, 2016
Comparte

Los Juegos Olímpicos de Río 2016 dejaron nuevos récords, como las 6 medallas (5 de oro y 1 de plata) que se llevó el nadador Michael Phepls, figuras nacientes, como la gimnasta estadounidense Simone Biles, que en sus primeros juegos logró 4 medallas de oro y un bronce.

Vimos también la velocidad de Usain Bolt, quien, igual que Phelps, anunció que serían sus últimos juegos.

Te dejamos algunas de las historias que conocimos durante los 16 días que el mundo se reunió para ver a los mejores atletas del mundo.

Fuera ropa… en plena competencia

La tenía, era suya y por festejar antes, el representante de Mongolia, Ganzoriguiin Mandajnaran perdió la medalla de bronce en el último día de los Juegos Olímpicos de Río 2016 en la semifinal de los 65 kilos de lucha grecorromana.

Quedaban unos segundos en el reloj y el mongol iba 7 – 6 sobre Ixtiyor Navroʻzov de Uzbekistán, pero comenzó a festejar alzando los brazos y brincando alrededor del tapiz mientras el uzbeko lo buscaba para continuar el combate.

Hasta los entrenadores del mongol subieron para festejar. Como sanción, los jueces le concedieron el empate al uzbeco y la medalla de bronce, pues el mongol ya estaba amonestado y eso fue otro factor de desempate.

Entonces se vio lo que pocas veces en unos olímpicos. Los dos entrenadores del mongol se subieron al tapiz y se despojaron de su ropa para protestar por el retiro del triunfo.

Al final, esto le costó un punto más como amonestación a favor del uzbeco para terminar 8 – 7 en contra del mongol.

El mejor día para México

Fue un día de triunfos para los mexicanos. Después de más de 10 días sin obtener ninguna medalla bastó que Lupita González abriera el medallero este viernes con una plata en caminata de 20 kilómetros para que el ánimo en la delegación mexicana cambiara. 

Este sábado el clavadista Germán Sánchez ganó medalla de plata en la plataforma de 10 metros; Ismael Hernández el bronce en pentatlón moderno y plata en taekwondo gracias a María del Rosario Espinoza.

El amor llega a Río

Una de las primeras historias nacida en los Olímpicos fue la propuesta de matrimonio que Marjorie Enya, una voluntaria de los juegos, hizo a su novia, la jugadora de rugby brasileña Isadora Cerullo.

Tras la entrega de medallas a la selección de Australia, que se llevó el oro sobre el equipo de Nueva Zelanda, Marjorie saltó a la cancha micrófono en mano para hacer la propuesta a Isadora. Por el abrazo que vimos, podemos decir que la respuesta fue un “sí, acepto”.

En Brasil, el matrimonio entre personas del mismo sexo fue legalizado en 2013.

Y nada como un amor seguro

Para que el amor no tuviera ningún riesgo, el Comité Olímpico Internacional repartió entre los atletas de la Villa Olímpica casi medio millón de condones.

Esta cantidad triplica el número de preservativos distribuidos Londres 2012. Son 350 mil preservativos masculinos y 100 mil femeninos y en promedio, cada atleta tuvo disponibles 40 preservativos.

Su camaradería las lleva a la final

En la segunda serie de la primera ronda de los 5,000 metros femenil, la neozelandesa Nikki Hamblin cayó al chocar con otra competidora, provocando que Abbey D’Agostino, de EU, también se desplomara sobre la pista.

Ambas se ayudaron a incorporarse para seguir la carrera, pero D’Agostino volvió a caer lesionada.

Hambling no dudó en regresar y ayudar a terminar la carrera a la estadounidense. Ambas llegaron últimas en la prueba, pero gracias a su camaradería, los jueces decidieron recalificarlas y enviarlas a la final.

Inseparables hasta la meta

Las gemelas alemanas Lisa y Anna Hahner llegaron felices a la meta, aunque estuvieron muy lejos de las medallas. Las hermanas terminaron la maratón tomadas de la mano y quedaron en los lugares 81 y 82 de la competencia.

Aunque muchos destacaron el gesto, la Asociación Alemana de Atletismo (DLV, por sus siglas en alemán) lo vio como si las hermanas lo hubieran tomado como un juego. Ellas dijeron que no estaban satisfechas con su resultado pero que cruzar juntas la meta había sido “uno de sus mejores momentos deportivos”.

Los mejores amigos valen más que una medalla

La atleta de doma ecuestre Adelinde Cornelissen prefirió cuidar la salud de su caballo que pelear por una medalla en Río 2016.

Parzival, el caballo de la holandesa, se enfermó por la picadura de un insecto. Tras unos minutos en la competencia, Cornelissen decidió abandonarla pues “el caballo que lo ha dado todo por mí toda su vida no se merece que lo ponga en peligro”, dijo la competidora en su Facebook.

Parzi ya se encuentra bien de salud.

El misterio del agua verde

El agua cristalina la fosa de clavados de Río empezó a cambiar de color misteriosamente.

La mexicana Paola Espinosa dijo que la piscina empezó a oscurecerse conforme avanzaba la competición desde la plataforma de 10 metros.

En un principio los organizadores no sabían qué pasaba, después dijeron que fue a causa de un alga en el agua, la cual proliferó por el calor y la falta de viento.

Aunque no había riesgo para los atletas, algunos prefirieron no abrir la boca al entrar al agua.

La selfie de la paz

Esta no fue una selfie cualquiera. Con ella, las gimnastas Lee Eun-ju, de Corea del Sur, y Hong Un-jong, de Corea del Norte unieron a los dos países que viven en medio de disputas desde hace décadas.

En los últimos meses ha aumentado la tensión ambos países por el lanzamiento de misiles de Corea del Norte.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Si ya tuve COVID-19, ¿es necesario que me vacune?

A un año de pandemia y pocos meses de vacunación, cada vez se sabe más sobre cuáles son las formas más ventajosas de inmunizar a la sociedad.
5 de marzo, 2021
Comparte

Si una persona se contagió con coronavirus hace dos meses y otra persona se vacunó hace exactamente el mismo tiempo, ¿cuál de las dos está más protegida?

La pregunta bien podría parecer un problema matemático, pero se aproxima al razonamiento del que parten expertos y autoridades médicas para definir qué tan necesario es vacunar contra la covid a aquellos que ya pasaron la infección.

Con los problemas de distribución en varias regiones, decidir quién necesita dos dosis, una o ninguna es vital para conseguir que más personas estén protegidas cuanto antes, lo que implica menos muertes y hospitalizaciones.

Un estudio reciente de la revista británica The Lancet “razona” que haberse infectado por coronavirus ofrece tanta protección como una sola dosis de una vacuna.

Esto significa que muchos pacientes solo necesitarían una de las dos dosis requeridas por varios fabricantes de vacunas. De ser así, los países podrían repartir sus dosis con más eficiencia.

España, por ejemplo, aplazó seis meses la vacunación a los menores de 55 años que ya han pasado la enfermedad.

De la misma forma, el Ministerio de Salud Pública de Ecuador anunció en diciembre que aquellos que ya pasaron la infección no recibirían la vacuna de forma inicial.

A la par que evoluciona la pandemia, también lo hacen las recomendaciones sanitarias. Por ello todas estas guías varían frecuentemente.

Pero, ahora mismo, ¿es recomendable vacunarse si ya hemos pasado la infección por covid-19?

Realización de prueba PCR a una paciente.

Getty Images
Varias investigaciones analizan la posibilidad de solo dar una dosis a las personas que ya han pasado la enfermedad.

“La protección más completa posible”

La respuesta más directa a la pregunta anterior es sí. ¿Por qué?

“Porque lo ideal es tener la protección más completa posible”, dice a BBC Mundo José Manuel Bautista, catedrático del departamento de Bioquímica de la Universidad Complutense de Madrid en España.

“Las vacunas han demostrado funcionar muy bien, con porcentajes de protección superiores al 90% y son un indicador más fiable. Las infecciones de la enfermedad son muy heterógeneas”, añade el académico.

Esto quiere decir que en dos personas sanas de la misma edad, la infección por coronavirus puede dejar niveles de protección distintos.

Vacunación en una residencia de ancianos en Mallorca, España.

Getty Images
Sacar conclusiones universales sobre qué funciona y qué no con las vacunas no es recomendable, dado que la respuesta puede ser distinta según el grupo de edad.

Por no hablar de las diferencias entre pacientes sanos y aquellos más vulnerables como ancianos o con dolencias crónicas. Es por ello que sacar conclusiones universales ahora mismo es prematuro y los expertos recomiendan más seguimiento.

Por lo tanto, Bautista estima conveniente que los infectados también se vacunen, para que “se estabilice la respuesta inmunitaria y sea protectora”.

En este sentido, el experto también considera que pensar en alternativas como dar una sola dosis a los que ya pasaron la enfermedad ayudaría a contrarrestar los problemas de distribución de vacunas que acusan regiones del mundo como la Unión Europea y América Latina, por ejemplo.

¿Y si se le da una sola dosis a los infectados?

Una vez aclarado que a pesar de superar la infección sigue siendo conveniente vacunarse, algunos científicos y gobiernos debaten sobre la posibilidad de retrasar la inoculación o solo ofrecer una dosis a esos pacientes.

Las autoridades se basan en que, según estudios recientes, una persona que recibe las dos dosis de la vacuna de Pfizer, por ejemplo, adquiere una protección similar que otra que, tras pasar la infección, recibe una dosis única del mismo fabricante.

Jeringuillas apiladas.

Getty Images
Definir la mejor estrategia de vacunación puede contrarrestar los problemas de distribución de vacunas que sufren varios países.

Esto es porque en las vacunas bidosis, la primera funciona para crear la protección y la segunda para reforzarla y hacerla más duradera.

“Una sola dosis de vacuna puede cumplir la función de reforzar la protección si el individuo ya tiene inmunidad natural por haberse infectado”, explica a BBC Mundo el virólogo Julian Tang, de la Universidad de Leicester en Reino Unido.

Esto, agrega el experto, “puede ser útil pero no necesariamente requerido”.

“Dependerá de cuánto refuerzo natural también hayas desarrollado por exponerte al virus en tu comunidad”, complementa Tang.

Entonces, ¿quién está más protegido? ¿Vacunados o infectados?

Como suele ser habitual en las ciencias médicas, no hay respuestas absolutas.

Amós García Rojas, presidente de la Asociación Española de Vacunología, asegura a BBC Mundo que ambos casos estarían protegidos.

Otro asunto es saber cuánto duraría esa protección. En este caso influye mucho cuánto durará la protección natural por coronavirus y cuánto la ofrecida por las vacunas.

No ha habido mucho tiempo para analizar esto, dado que apenas llevamos un año de pandemia y pocos meses de vacunación.

El doctor Andrew Badley, de la Clínica Mayo en Estados Unidos, confía en que la protección de las vacunas “dure años”.

Tang, por otra parte, asegura que “habitualmente una infección produce una respuesta inmune más amplia y duradera que una sola dosis de una vacuna. Por ello es necesario complementar la inoculación con una segunda”.

Claro que, al infectarse, uno también se arriesga a ser hospitalizado o enfermar de gravedad, por lo que lo ideal, por supuesto, es protegerse a través de la vacuna.

https://www.youtube.com/watch?v=Ujpo0T9Cz-0&feature=emb_title

Otra cuestión a considerar es cuán eficaz será la protección si aparecen nuevas variantes del patógeno que mermen la eficacia de los inmunizadores.

Bautista considera que por mucho que mute una variante, al menos próximamente no debería afectar la protección contra formas graves de la enfermedad, aunque se requieren más estudios para aclararlo.

Mientras, García Rojas opina que “el único escenario que debe plantearse ahora mismo es vacunar lo más que se pueda. Y ser conscientes de que en un futuro pueda ser necesario revacunarnos en la medida que los fabricantes modifiquen sus inmunizadores contra nuevas variantes”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PdtPAfO8A2o

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.