close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Sindicalistas en el Senado: no debaten, faltan, no presentan iniciativas pero cobran millones al año

Romero Deschamps, líder petrolero, nunca ha subido al pleno; Joel Ayala tiene 104 faltas “justificadas”. Cada uno de estos senadores ha cobrado 5.5 millones de pesos por concepto de salarios.
Cuartoscuro
Por Nayeli Roldán
29 de agosto, 2016
Comparte

Aunque la actual legislatura del Senado es calificada por sus integrantes como una de las más “productivas” por avalar las reformas estructurales, no todos trabajan por igual. En el PRI hay tres senadores sindicalistas que han hecho muy poco: en 268 sesiones realizadas, en cuatro años, nunca han hablado frente al pleno, han propuesto menos de 15 iniciativas y tienen una centena de faltas “justificadas”.

Se trata de Carlos Romero Deschamps, secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM); Joel Ayala Almeida, líder de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE) e Isaías González, secretario general de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), las tres organizaciones de tradición priista.

Anima Político revisó el diario de debates y las fichas de trabajo de los senadores sindicalistas, quienes representan los intereses de un sector de trabajadores; lo que encontró fue un desempeño menor si se compara con sus correligionarios en el Senado.

Romero Deschamps, de 74 años, es un caso peculiar. Ha sido diputado y senador en cinco ocasiones, pero en los cuatro años de la actual legislatura no ha tenido ninguna intervención en el pleno durante poco menos de 300 sesiones.

Ninguna de las 263 iniciativas propuestas en el Senado durante cuatro años le ha merecido algún tipo de intervención o debate con sus correligionarios. Tampoco las reformas constitucionales en materia educativa, ni los nombramientos de los integrantes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) o del presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Romero Deschamps ha encabezado el sindicato petrolero en los últimos 20 años y en la reforma energética tampoco entró a debate. De las 17 iniciativas de reformas de ley que promovió o apoyó, ninguna ha sido aprobada, según indica el informe de actividades del Senado hasta abril del presente año. 

La primera iniciativa que presentó fue el 26 de noviembre de 2015, tres años después de rendir protesta. En alianza con otros 13 senadores, propuso reformar el artículo 27 de la Constitución respecto a la designación de magistrados agrarios, para que el Presidente de la República hiciera la designación en caso que el Senado no lo hiciera en 30 días; la idea no prosperó.

Por su baja productividad legislativa Romero Deschamps, así como el resto de los senadores, ha recibido 117 mil pesos mensuales de salario, aunado a los “apoyos de traslado, asistencia legislativa, atención ciudadana”, seguros de vida, de gastos médicos mayores, de separación y gratificación de fin de año, según establece el Manual de percepciones de los senadores y servidores públicos de mando. En suma, sólo en salarios, ha recibido alrededor de 5.5 millones de pesos en cuatro años de sesiones.

Animal Político solicitó al equipo de trabajo de Romero Deschamps, alguna postura respecto al desempeño del legislador, pero no hubo respuesta.

Faltista justificado

Joel Ayala Almeida encabeza la FTSE desde 1998 y ha sido diputado en tres ocasiones, ésta es la segunda vez que ocupa un escaño en el Senado. Al igual que Romero Deschamps tampoco ha tenido intervenciones en el pleno y, peor aún, no ha estado en 102 sesiones de las 268 realizadas en cuatro años, es decir 38% del total.

Según se explica en la página del Senado, sus ausencias han sido “justificadas”, por lo que no se consideran faltas en realidad.

Según el reglamento del Senado, las ausencias pueden ser justificadas por motivos de enfermedad, asistencia a reuniones de trabajo o comités realizadas de manera simultánea; también por cumplimientos oficiales, como participación en actos de la Federación, casos de fuerza mayor o permisos otorgados por el presidente de la mesa directiva.

En el artículo 62 del reglamento explica que el presidente de la mesa no puede justificar más de seis faltas en una sesión y en casos de enfermedad, sólo se justifican 10 sesiones consecutivas como máximo.

Ayala Almeida asistió a la primera sesión el miércoles 29 de agosto de 2012 y faltó en las siguientes 10. Se presentó nuevamente hasta el martes 2 de octubre, pero mantuvo faltas constantes el resto del año. Del 14 de noviembre de 2013 hasta la última sesión de ese año, el 13 de diciembre, estuvo ausente de manera justificada. Entre 2014, 2015 y 2016 ha tenido ausencias espaciadas que suman 102 en su gestión.

Animal Político consultó al equipo de comunicación social del senador para saber las causas de las faltas justificadas, pero no hubo respuesta.

La única iniciativa que propuso Ayala Almeida ha sido referente en la separación de la unidad de salario mínimo para el crédito de vivienda, a través de la reforma a la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores.

Entre los 11 senadores priistas que presentaron la iniciativa el 7 de abril de 2016, también estuvo Isaías González Cuevas, secretario general de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC).

¿Cabildeo constante? 

Isaías González, senador por el PRI, ha tenido 14 intervenciones en el pleno y ha presentado y apoyado 10 iniciativas en cuatro años, sólo una, la reforma a la ley del INFONAVIT fue aprobada.

Su primera propuesta de reforma fue el 13 de octubre de 2015, que pretendía reformar el artículo 4 de la Ley de vivienda para que la definición de “espacios habitables” se refiriera “al requerimiento de que la vivienda cuente con el número de recamaras necesarias para evitar el hacinamiento” y que el concepto de “espacios auxiliares”, no considerara como “actividades de trabajo”, pero no fue aprobada.

Alfonso Suárez, asesor del senador Isaías González aseguró que el trabajo en el Senado incluye un cabildeo político constante, pero eso no se contabiliza.

Es “injusto”, dijo, que “no se refleje” el trabajo querealiza al interior de las comisiones de las que forma parte.

Insistió que González fue el operador de la reforma que separó el salario mínimo de los créditos de INFONAVIT, una medida que beneficia a todos los trabajadores.

Tanto Romero Deschamps, Ayala Almeida e Isaías González apoyaron, con sus votos, las reformas estructurales en materia educativa y energética. También votaron para echar abajo la ley 3de3, propuesta realizada por más de 600 mil ciudadanos para que los funcionarios públicos hicieran pública su declaración patrimonial, de interés y fiscal.  

Este es el cuarto año de la 53 legislatura del Senado y el 1 de septiembre próximo inician otro periodo de sesiones. Estos tres senadores sindicalistas han cobrado, por concepto de salarios, alrededor de 16.5 millones de pesos por una producción legislativa baja y aún les quedan 2 años de sesiones.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué se ha disparado el precio del aguacate y hasta cuándo seguirá subiendo

En México, el aguacate ha alcanzado un precio de hasta casi 120 pesos; el precio promedio para el consumidor mexicano aumentó 38%.
7 de agosto, 2019
Comparte

Hay un “boom” del aguacate a nivel global.

Consumidores estadounidenses, europeos y asiáticos están cada vez más interesados en comprar esta fruta, también conocida en Sudamérica como palta.

“La gente está enamorada del aguacate”, le dice a BBC Mundo David Magaña, vicepresidente y analista sénior de la consultora RaboResearch Food & Agribusiness, con sede en Estados Unidos.

“Es la fruta cuyo consumo ha aumentado más en la última década a nivel global”.

Aunque más del 80% del aguacate en EE.UU, proviene de México, la primera economía del mundo también produce esta fruta en California y, recientemente, ha comenzado a importar aguacate de Perú y de Colombia.

El “boom” global por el aguacate

“Al menos en Estados Unidos, la demanda está en su punto más alto en la historia“, explica Magaña.

Y las razones son varias: es versátil (se puede usar en muchos platos); los restaurantes lo incluyen cada vez más en sus menús y se ha vuelto más popular en la cocina de las casas.

Eso se debe a que la gente le agrega aguacate a las hamburguesas, a los sándwich o a las tostadas, entre otros, y que suponen nuevos hábitos de consumo que se suman a la expansión de la gastronomía mexicana.

Trabajadora empacando

Getty Images
La demanda global por aguacate en el mundo se disparó en la última década.

El valor del aguacate hass de tamaño medio al por mayor llegó a US$85 la caja de 25 libras (11.3 kilos) en la primera semana de julio, el precio más alto en esta época del año desde que se llevan registros (unos 15 años).

Eso es un 130% más que el mismo mes del año pasado.

Y aunque en agosto el precio de la caja ha bajado a unos US$65 (porque California está produciendo más), aún se mantiene alto.

De hecho, un precio promedio normal se sitúa entre los US$30 o US$40 la caja.

Las razones de la frenética escalada

Según Magaña, el récord del precio en las últimas semanas en el mercado estadounidense se produjo por una combinación de factores.

Precio del aguacate de exportación. Desde México a EE.UU. (mes de julio, US$). Gráfico del precio del aguacate de exportación .

  • La producción en California bajó a la mitad. Hubo una ola de calor que impactó la floración.
  • Como había escasez, México cosechó antes para suplir la falta de aguacate de California, con precios más elevados.
  • En julio hubo una transición de temporadas entre la cosecha anterior y la nueva, que hizo subir aún más los precios
  • La demanda estadounidense está en su punto más alto.

El precio depende de cómo se combina la cosecha de California y la de México. En teoría, en octubre lo precios deberían estar mucho más bajos, siguiendo una tendencia de reducción gradual.

“Esperamos que en el primer semestre de 2020 los precios regresen a la normalidad” en el mercado estadounidense, proyecta el analista, siempre y cuando no haya interrupciones en el suministro desde México, ya sea por razones climáticas, huelgas o cualquier otro motivo.

Otro aspecto interesante desde el punto de vista de la oferta es que el aguacate tiene un ciclo alternado de dos años: este año era el ciclo bajo (menos fruta en los árboles) y el próximo toca el “año bueno”.

Justamente para evitar tanta volatilidad en los precios y responder al alza en la demanda, grandes cadenas de restaurantes como Chipotle, están aumentando la importación de aguacate proveniente de Perú y mirando hacia otros mercados como Chile, para suplir una parte de sus compras en períodos de escasez.

¿Qué está pasando en México?

En algunos comercios pequeños de Ciudad de México el kilo de aguacate llegó en julio a los US$6 (120 pesos), marcando un alza superior al 120%.

Pero ese fue un caso extremo que no representa la media del mercado local.

Cosecha de aguacates en la municipalidad de Uruapán, en el estado mexicano de Michoacán

Getty Images
En México el precio promedio del aguacate subió casi 40% en el mercado local.

Comparando julio de este año con el mismo mes del año anterior, el precio promedio para el consumidor mexicano aumentó 38%, le dice a BBC Mundo Juan Carlos Anaya, director del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA).

Pero donde se produjo el mayor incremento fue en el aguacate mexicano de exportación, con un alza del 85% en el mismo período, una cifra récord en más de una década.

“El aumento del precio del aguacate se debe principalmente a que la producción cayó por razones climáticas y la demanda siguió aumentando”, explica Anaya.

Precio al consumidor en México. Aguacate Hass - mes de julio, en pesos. .

“Es un tema de oferta y demanda, el mercado se encarga. Esto es bueno para el productor y malo para el cliente”.

“Mi esposa me dice que está demasiado caro y yo le digo: ‘Pues compra menos'”.

En los próximos meses el precio bajará, pronostica Anaya, básicamente porque aumentará la producción.

Sin embargo, su proyección es que más allá del factor estacional, la demanda de Estados Unidos seguirá creciendo y, por lo tanto, los precios tenderán a estabilizarse en un rango un poco más alto que los valores históricos.

A nivel mundial, México es por lejos el principal productor y exportador de este producto. Tanto es así, que concentra tres cuartas partes de todo el aguacate que se produce en el planeta.

Y dentro de México, la mayor parte de la producción proviene de Michoacán.

El “guacamole falso”

Con estos precios históricamente altos, no es de extrañar que en restaurantes mexicanos y estadounidenses sirvan el llamado “falso guacamole”, que en realidad es una salsa de aguacate sin aguacate.

En esta salsa, el aguacate es sustituido por calabacín, un vegetal que en México es llamado calabacita.

Un plato de salsa de aguacate

Getty Images
En algunos restaurantes y taquerías venden salsa de aguacate sin aguacate.

El calabacín aporta una consistencia y sabor similar al aguacate cuando se condimenta con tomate verde o tomatillo, ajo, cilantro, jalapeño, sal y aceite vegetal, razón que explica por qué mucha gente no se da cuenta del cambio.

Expertos en gastronomía mexicana dicen que sería más correcto decir “falsa salsa de aguacate”, porque ese es el producto que se vende adulterado.

Sin embargo, para el paladar no especializado como el de los turistas que van a México y los consumidores de otros países, guacamole y salsa de aguacate pueden ser prácticamente lo mismo.

Y como la receta de la salsa con calabacín tiene un sabor que parece de aguacate real, es difícil no caer en el engaño.

Es probable que esta práctica siga existiendo si los precios siguen al alza a nivel global en los próximos años.

“El comercio de aguacate fresco y su consumo ha subido en los últimos 15 años”, declaró Philippe Binard, gerente de Freshfel Europe, la Asociación Europea de Productos Frescos.

Y en la última década se disparó, agregó. La producción mundial de esta fruta pasó de tres millones de toneladas métricas hace una década a cerca de cinco millones de toneladas métricas, según los últimos datos disponibles.

En ese escenario, al liderazgo indiscutido de México se sumarán otros países que quieren aumentar sus exportaciones en los próximos años como Perú, Colombia, Chile, Indonesia y Kenia.

Y un dato clave que facilitó Binard: el consumo per cápita de aguacate en EE.UU. se ha más que triplicado desde el año 2000.

Así las cosas, parece que el “boom” del aguacate está lejos de llegar a su fin.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=o8u_cuNTP8E

https://www.youtube.com/watch?v=tuYURBKMZzc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.