CNDH pide a Oaxaca reparar el daño a dos indígenas que tuvieron que parir en baños
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

CNDH pide a Oaxaca reparar el daño a dos indígenas que tuvieron que parir en baños

La Comisión relató que ambas mujeres indígenas recibieron en 2014 una trato inadecuado en hospitales, con médicos que incurrieron en violencia obstétrica.
Cuartoscuro Archivo
Por Redacción Animal Político
11 de agosto, 2016
Comparte

Dos mujeres indígenas en Oaxaca tuvieron que parir en baños de hospitales en 2014, porque no recibieron la atención médica adecuada, y ante ese caso la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación para que se repare el daño.

El primer caso mencionada por la Comisión es el de una mujer indígena zapoteca de 18 años de edad, originaria de la comunidad El Paraíso, Santo Domingo, Oaxaca.

“Presentaba un embarazo de 38 semanas, de alto riesgo y dolores de trabajo de parto, acudió el 24 de febrero de 2014 al Hospital Básico Comunitario ‘De la Paz Teojomulco-Texmelucan’; el médico que la atendió no indicó su ingreso al hospital ni ordenó los estudios necesarios para el adecuado seguimiento de su condición, situación que se repitió al día siguiente, al ser revisada por un segundo médico”, apuntó la CNDH.

“El 26 de febrero de 2014 a las 11:00 horas, la mujer acudió de nuevo al Hospital Básico con los mismos síntomas, y fue valorada en 5 ocasiones por personal médico sin ser ingresada al nosocomio, a pesar de encontrarse en trabajo de parto y tratarse de un embarazo de alto riesgo”, agregó.

La mujer, continuó la CNDH, atendió las indicaciones del médico y siguió caminando, pero al no aguantar el dolor -alrededor de la 01:20 horas del 27 de febrero de 2014- se trasladó al Albergue de la Mujer Embarazada, anexo al Hospital Básico, “donde sintió la necesidad de ir al sanitario, suscitándose el nacimiento de su bebé”.

El hospital carecía de los insumos básicos, por lo que la bebé fue cubierta con la camisa de un familiar de la mujer indígena.

El otro caso es el de una mujer indígena zapoteca de 40 años, originaria de Santo Domingo, Oaxaca. Ella ingresó al área de Urgencias del Hospital General de San Pedro Pochutla, con dolores de trabajo de parto.

“Fue trasladada al área de pre-labor, donde personal administrativo del nosocomio le indicó que no se alejara; media hora después, un médico le instruyó que esperara en el Módulo Mater, porque sólo había un médico en funciones en el área de Gineco-Obstetricia, sin considerar que se trataba de un embarazo de alto riesgo”, apuntó la CNDH.

“Durante la espera, la agraviada ingresó al sanitario, lugar donde nació su bebé, quien se golpeó la espalda al momento del parto. Al lugar de los hechos llegó personal médico y de enfermería, que trasladó a ambos a la Sala de Urgencias. Los días 17 y 18 de junio de 2014, la madre y el bebé fueron dados de alta al evolucionar satisfactoriamente su estado clínico”, agregó la Comisión.

Ante ambos casos, la CNDH emitió la recomendación  33/2016, dirigida al gobernador de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo, por violaciones a los derechos humanos a la protección de la salud, al trato digno, a vivir una vida libre de violencia obstétrica y a la información en materia de salud.

La Comisión apuntó que tiene acreditado que cuatro médicos del Hospital Básico Comunitario De la Paz Teojomulco-Texmelucan, y uno del Hospital General de San Pedro Pochutla, respectivamente, incurrieron en conductas de violencia obstétrica contras las mujeres indígenas.

“Atendiendo a las circunstancias en las que ocurrieron los hechos, al tratarse de mujeres pertenecientes a una comunidad indígena, que presentaban embarazos de alto riesgo, sufrieron una afectación en su derecho a la igualdad y no discriminación”, señaló la CNDH.

“En este sentido, este Organismo Nacional recomendó al Gobernador Constitucional del Estado de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo, se repare el daño a las dos mujeres y sus bebés, debido a la responsabilidad en que incurrió el personal del Hospital Básico y del Hospital General; reparación que deberá incluir una indemnización y rehabilitación”, agregó.

Otras medidas solicitadas son que se otorgue atención médica de seguimiento a las mujeres indígenas y sus hijos, y que se les inscriba en el Registro Estatal de Víctimas de Oaxaca, para que tengan acceso al Fondo de Apoyo y Auxilio en esa entidad.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué efectos tendrá el fenómeno de La Niña que se está desarrollando en el Pacífico

La Organización Meteorológica Mundial anuncia que este nuevo episodio de la La Niña probablemente tendrá un efecto de enfriamiento en todo el mundo.
30 de octubre, 2020
Comparte

Un nuevo episodio de La Niña se está desarrollando en el Océano Pacífico y se espera que sea “de moderado a intenso”, anunció la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

El fenómeno, que ocurre naturalmente, provoca el enfriamiento a gran escala de la temperatura de la superficie del océano.

Este episodio, que durará hasta el primer trimestre de 2021, probablemente tendrá un efecto de enfriamiento en las temperaturas globales.

Pero no evitará que 2020 sea uno de los años más cálidos que se han registrado.

La Niña se describe como una de las tres fases del patrón climático conocido como El Niño-Oscilación del Sur (ENOS).

Este incluye la fase cálida llamada El Niño, la más fría (La Niña) y una fase neutra.

La Niña se desarrolla cuando los vientos que soplan sobre el Pacífico empujan el agua templada de la superficie hacia el oeste, hacia Indonesia.

En su lugar, las aguas más frías de las profundidades del océano suben a la superficie.

Esto provoca cambios climáticos importantes en diferentes partes del mundo.

Existe un 55% de probabilidad de que las condiciones persistan durante el primer trimestre del próximo año.

NASA

Normalmente, La Niña significa que países como Indonesia y Australia pueden recibir mucha más lluvia de lo habitual, y se produce un monzón más activo en el sureste de Asia.

Es probable que haya más tormentas en Canadá y el norte de los EE.UU., lo que a menudo conduce a condiciones de nieve.

Al mismo tiempo, los estados del sur de Estados Unidos pueden verse afectados por la sequía.

La última vez que se desarrolló un evento intenso fue en 2010-2011.

La OMM dice que ahora hay cerca de 90% de probabilidades de que las temperaturas del Pacífico tropical permanezcan en los niveles de La Niña durante el resto de este año.

Existe un 55% de probabilidad de que las condiciones persistan durante el primer trimestre del próximo año.

Si bien un evento de La Niña normalmente ejerce un efecto de enfriamiento en el mundo, es poco probable que esto tenga mucho impacto en 2020.

“La Niña normalmente tiene un efecto de enfriamiento en las temperaturas globales, pero esto queda compensado por el calor atrapado en nuestra atmósfera por los gases de efecto invernadero”, dijo el profesor Petteri Taalas, de la OMM.

“Por lo tanto, 2020 sigue en camino de ser uno de los años más cálidos registrados y se espera que 2016-2020 sea el período de cinco años más caliente que se ha registrado”, dijo.

“Los años de La Niña ahora son más cálidos incluso que los años del pasado con intensos eventos de El Niño”, explicó.

Una vista satelital de tormentas en el Atlántico

NOAA
Un aspecto importante de La Niña es el efecto que podría tener en el resto de la temporada de huracanes del Atlántico.

La OMM dice que está anunciando La Niña ahora para dar a los gobiernos la oportunidad de comenzar a planificar en áreas clave como la gestión de desastres y la agricultura.

Un aspecto importante de La Niña es el efecto que podría tener en el resto de la temporada de huracanes del Atlántico.

Un evento de La Niña reduce la cortante del viento, que es el cambio en los vientos entre la superficie y los niveles superiores de la atmósfera.

Esto permite que crezcan los huracanes.

La temporada de huracanes termina el 30 de noviembre y hasta ahora ha habido 17 tormentas con nombre de las entre 19 y 25 que fueron pronosticadas por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA).


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=bDSBMWM16Ss&t=4s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.