El notario que certificó a policías de Nochixtlán es exfuncionario de la Secretaría de Seguridad
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

El notario que certificó a policías de Nochixtlán es exfuncionario de la Secretaría de Seguridad

Para el investigador Ernesto López Portillo es “irregular” que un notario público certifique la nula portación de armas en un operativo policiaco; pues se tendrían que videograbar la actuación de los policías e invitar a instancias de derechos humanos.
Cuartoscuro
Por Nayeli Roldán
2 de agosto, 2016
Comparte

El notario público que el pasado 16 de junio “certificó” la nula portación de armas de fuego por parte de policías estatales y federales que participaron en el operativo de Nochixtlán, Oaxaca, que dejó un saldo de siete civiles muertos y decenas de heridos, es un ex funcionario de la desaparecida Secretaría de Seguridad Pública, dependencia que hasta hace cuatro años comandaban a la Policía Federal.

Se trata del notario público oaxaqueño Blas Fortino Figueroa Montes, quien de acuerdo con un documento entregado a una comisión de senadores que da seguimiento a los hechos ocurridos en Nochixtlán, certificó en una hora y veinte minutos que 400 policías estatales y un número no definido de policías federales, sólo portaban equipo antimotín y no llevaban armas de fuego.

La certificación notarial fue presentada por el comisionado general de la Policía Federal, Enrique Galindo, para argumentar que los policías sólo portaban equipo antimotín al inicio del operativo, lo que a decir del investigador Ernesto López Portillo, director del Instituto para la Seguridad y la Democracia (INSYDE), se trata de una medida “irregular”, pues si quiere mostrar certeza la policía debe de videograbar sus operaciones y mostrar el material.

“En todo caso, debió llamar a visitadores de derechos humanos para que verificaran el operativo desde el inicio, hasta la retirada, y no a un notario”, dice el investigador.

El notario, exdiputado priista y exfuncionario de la SSP

De acuerdo con el acta notarial, de la que Animal Político tiene copia, el notario 65  de la ciudad de Oaxaca, Blas Fortino Figueroa Montes, recibió desde el 18 de junio tres oficios para realizar una “certificación de fe de hechos” sobre el número de elementos que participarían en un “operativo emergente de restauración del orden”.

La solicitud la hicieron el secretario de Seguridad Pública de Oaxaca, Jorge Alberto Ruiz; el coordinador general de la Agencia Estatal de Investigaciones, Jaciel Vázquez, así como el coordinador estatal de la Policía Federal en Oaxaca, Jorge Cano.

Por ello, el domingo 19 de junio, el notario público acudió a la Supercarretera Cuacnopalan-Tehuacán-Oaxaca desde las cinco horas y certificó que los 400 policías estatales sólo portaban el “kit policíaco antimotines”, sin armas de fuego ni punzocortantes.

Lo mismo hizo con 50 elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, quienes además del equipo antimotín, llevan dos lanzadores simples de “agentes químicos”.

En el acta notarial no se asienta cuántos elementos de la Policía Federal revisó, aunque, de acuerdo con la información del comisionado Galindo, participaron 400 en el operativo. El notario certificó que los federales portaban “equipo antimotín, seis lanzadores simples de agentes químicos y 158 cápsulas de humo”.

Revisó también los 50 vehículos oficiales que utilizarían los policías; la diligencia encabezada por el notario concluyó a las 6:20 de la mañana; es decir, una hora y veinte minutos después de su llegada.

El historial laboral del notario Blas Fortino Figueroa Montes denota que conoce bien el funcionamiento de la policía, toda vez que de 2007 a 2013 trabajó en la Secretaría de Seguridad Pública Federal, durante la administración de Genaro García Luna.

De acuerdo con el registro de servidores públicos de la Secretaría de la Función Pública, Figueroa Montes entró a dependencia en 2007 como director de Asuntos legales y derechos humanos del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social. Y de 2009 a 2013 fue director general de Normatividad y control de la SSP.

Además, el notario conoce también el estado de Oaxaca, toda vez que tuvo cargos públicos durante tres gubernaturas. Fue presidente del Congreso estatal por el PRI, durante la administración del exgobernador, Diódoro Carrasco, entre 1992 y 1998.

Después saltó a la Cámara de Diputados, como diputado priista por Oaxaca, en la LVI Legislatura, entre noviembre de 1994 y agosto de 1997.  Y de 2001 a 2002 fue director de comunicación social en la administración del exgobernador José Murat.

Mientras que entre 2002 y 2004 fue Coordinador estatal de Abasto y de 2004 a 2007, en la administración de Ulises Ruiz, fue director del Consejo estatal del café de Oaxaca.El investigador Ernesto López Portillo sostiene que la única manera para convencer sobre la buena actuación de la policía en el país no está en un acta notarial, sino en la transparencia. “La Policía Federal debe enseñar sus protocolos”, dice.

Notario by http://www.animalpolitico.com on Scribd

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Qué es la regla del 10-4 propuesta por científicos para reabrir la economía y aprovechar un punto débil del COVID

Gobiernos de todo el mundo se enfrentan al dilema de cómo reabrir su economía sin arriesgarse a que los contagios de coronavirus repunten. Un grupo de científicos israelíes propone una solución.
Getty Images
13 de mayo, 2020
Comparte

Es un dilema al que ahora se enfrentan muchos gobiernos: ¿cómo reabrir la economía sin arriesgarse a un repunte de contagios de coronavirus?

Muchos países están poco a poco levantando las duras medidas restrictivas que tuvieron que imponer para combatir el COVID-19. En algunos casos, como España e Italia, dos de los países más afectados por la actual pandemia, se impuso el cierre total de la economía.

Pero en otros que están reabriendo sus economías se ha registrado un repunte en el número de casos de coronavirus. Ocurre por ejemplo en Corea del Sur, que ha tenido que volver a cerrar bares y locales de ocio nocturno, y en Alemania.

Pero mantener la economía cerrada para evitar los contagios también puede tener un efecto devastador para los países y las personas.

Para solucionar este dilema, un grupo de científicos del Instituto Weizmann de Israel propone un modelo cíclico 10-4 (10 días de cuarentena y 4 de trabajo). ¿En qué consiste exactamente?

Aprovechar el punto débil del virus

Los investigadores del Instituto Weizmann desarrollaron un modelo matemático que propone que las personas trabajen en ciclos de dos semanas, con 10 días en cuarentena y 4 yendo al trabajo o a la escuela.

Gente en un parque.

Getty Images
Este modelo debe combinarse con otras medidas, como la distancia social.

“Es un modelo que alterna entre cuarentena y trabajo/escuela, un camino intermedio que ofrece un equilibrio entre salud y economía”, le dice a BBC Mundo Uri Alon, profesor de Biología Computacional y de Sistemas y uno de los investigadores que desarrolló este modelo.

La idea es que en una misma casa, padres e hijos salgan los mismos días a trabajar y a la escuela.

“Es predecible y equitativo, por lo que puede llevarse a cabo durante meses hasta que tengamos una vacuna, tratamiento u otra solución, y mientras la economía puede tener una producción casi continua en turnos”, agrega Alon.

El modelo básicamente se aprovecha de una debilidad del coronavirus: su período de latencia, es decir, el retraso promedio de tres días entre el momento en que una persona se infecta y el momento en que puede contagiar a otros.

“Sabemos que cuando una persona se infecta, tiene un período de latencia de tres días antes de tener síntomas y poder contagiar a otro”, explican los investigadores en su estudio.

Así, este modelo cíclico funciona de la siguiente manera: si una persona se contagia en sus días de trabajo, estará dentro de su período de latencia, y solo alcanzará el pico de la infección en casa, durante los días de cuarentena, cuando no entra en contacto con tanta gente.

Por supuesto, si una persona presenta síntomas, tendrá que permanecer en cuarentena.

El número mágico

En ese punto entra algo que se considera clave en los contagios de coronavirus: el número de reproducción básico o R0.

El R0 es el número de personas a las que un individuo puede pasar un virus, en promedio, suponiendo que nadie es inmune y que la gente no cambia su comportamiento para evitar enfermarse. Es decir, mide la capacidad del virus para propagarse.

Si el número de reproducción es mayor a 1, entonces la cantidad de casos aumenta exponencialmente.

La meta de los gobiernos en todo el mundo ha sido llevar el número de reproducción a menos de 1.

El R0 del coronavirus es aproximadamente 3. Lo que significa que una persona infectada contagia naturalmente a otras tres en promedio.

Getty Images
El R0 del coronavirus es aproximadamente 3. Lo que significa que una persona infectada contagia naturalmente a otras tres en promedio.

Y según los modelos matemáticos desarrollados por los investigadores israelíes, la regla 10-4, que restringe la habilidad del virus de infectar a mucha gente, mantiene ese número por debajo de 1.

El profesor Alon explica que es un modelo que debe formar parte de una estrategia más amplia para salir de la cuarentena, y “debe combinarse con otras medidas, como el uso de mascarillas, distancia física, realización de pruebas y protección de grupos de riesgo”.

Ventajas y desventajas

Además de permitir el regreso al trabajo a millones de personas -y obtener ingresos- y reabrir la economía, según los investigadores del Instituto Weizman la regla del 10-4 tiene la ventaja de que reduce el número de personas en los lugares de trabajo, en las escuelas, y también en el transporte público.

Personas en el metro.

Getty
Aplicando el modelo del 10-4 también se observaría menos densidad en el transporte público.

Esa es la lógica precisamente del gobierno de Austria para reabrir sus escuelas primarias a partir del lunes 18 de mayo. Los estudiantes austríacos se dividirán en dos grupos y cada uno de ellos asistirá a clase 5 días cada dos semanas, para tener menos alumnos por clase.

El país centroeuropeo ha sido uno de los más exitosos a la hora de contener la pandemia.

El modelo 10-4, además, puede aplicarse a cualquier escala: una escuela, una fábrica, una ciudad, o un estado.

“Es aplicable a cualquier lugar donde la cuarentena se pueda ejecutar de manera efectiva, y no requiere de una gran capacidad para hacer tests, que, lamentablemente, es lo que ocurre en la mayoría de la población”, explica Alon.

Sin embargo, reconoce el investigador, hay sectores para los que, aunque se siga este modelo, la reapertura es mucho más difícil.

“Sectores como clubes nocturnos y grandes eventos probablemente no podrán regresar al principio, y los restaurantes y hoteles necesitarán hacer grandes ajustes”.

Mientras, los gobiernos de todo el mundo estudian fórmulas para mantener el equilibrio entre retomar la actividad económica y controlar el número de contagios.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=HJFAoUU2alE

https://www.youtube.com/watch?v=QBv7nudMSpc&t=30s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.