close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Ciudadanos que viajan diario a Santa Fe gastan entre 13 mil y 25 mil pesos anuales en transporte

Pese a los problemas de movilidad, que ocasionan que una persona pase 26 días al año en el tráfico, Santa Fe se consolida como una de la zonas corporativas más atractivas de la Ciudad de México.
Cuartoscuro
Por Iván Ramírez Villatoro // Más por Más
3 de agosto, 2016
Comparte

Alejandro vive en una de las zonas con mayor plusvalía de la Ciudad de México, pero con graves problemas de movilidad, por lo que este economista de 44 años reconoce que no es sencillo lidiar con el entorno de ese rumbo de la delegación Cuajimalpa, al poniente de la Ciudad de México.

En su opinión, el principal problema de la zona es la movilidad, que él ejemplifica con el hecho de que no puede llegar caminando al centro de Santa Fe, sino que forzosamente debe utilizar su automóvil o el transporte público.

Quienes viven, trabajan, estudian o por alguna otra razón deben ir a Santa Fe deben encarar otras situaciones negativas, algunas de las cuales se vislumbraron desde que se concibió este desarrollo en las décadas de los 80 y 90, de acuerdo con especialistas en el crecimiento de la ciudad.

“No hubo un estudio prospectivo adecuado sobre la capacidad de carga del terreno, entendido como las infraestructuras básicas necesarias para su correcto funcionamiento. Desde ahí, uno de los principales problemas, evidentemente, es la falta de accesibilidad”, menciona Jorge Montejano, doctor en Urbanismo e investigador del Centro de Investigación en Geografía y Geomática (CentroGeo).

Un estudio del Centro de Transporte Sustentable (CTS Embarq) estima que únicamente en esa zona se realizan alrededor de 850 mil viajes diarios. De ellos, 64% corresponde a traslados relacionados con actividades corporativas.

Santa Fe sólo cuenta con cinco vías de acceso. Las principales son Paseo de la Reforma y avenida Constituyentes, por donde llega la mayoría de las 233 mil personas que se calcula se dirigen a esta parte de la capital cada día.

Si una de esas vialidades queda obstruida —debido a accidentes, protestas u otros motivos—, ocasiona un fuerte tráfico que, incluso, llega a afectar vías cercanas como Periférico y Circuito Interior.

En ese contexto, de las 233 mil personas que a diario se dirigen a este rumbo, solamente 15% vive en la zona, y el resto corresponde a trabajadores fijos y temporales, unos 118 mil, así como a 100 mil visitantes y a los 15 mil estudiantes de universidades del poniente de la ciudad.

“Si analizas los datos de la gente que llega a Santa Fe a trabajar, podrás darte cuenta de que son personas que, por sus sueldos, no pueden pagar una residencia ahí. Si pudieran pagarla y tuvieran una seguridad laboral más o menos estable, te aseguro que vivirían cerca de Santa Fe ”, dice Montejano.

Así, los ciudadanos que viajan a Santa Fe gastan 13 mil pesos al año si llegan en transporte público y hasta 25 mil pesos anuales en caso de que se trasladen en un automóvil particular.

Al tráfico suma la lluvia

Una persona que trabaja en Santa Fe deba invertir un promedio de 26 días anuales para llegar a su empleo, según el estudio de CTS Embarq. La situación empeora por factores adicionales, como las lluvias de la temporada veraniega.

A finales de junio, por ejemplo, una tormenta de 40 minutos dejó congestionamientos viales, casas y estacionamientos de corporativos inundados.

Francisco Belmont, quien trabaja en uno de estos edificios, tuvo que esperar hasta la medianoche para poder regresar a su casa en Toluca, en el Estado de México. “Ya no pude pasar, me quedé esperando como tres horas, hasta que me dijeron que abrieron la autopista”, cuenta.

Otras personas sufrieron peores afectaciones, como la pérdida de sus vehículos o de sus pertenencias.

Zona atractiva, pese a todo

A pesar de estos problemas, Santa Fe se consolida como una zona atractiva para inversionistas inmobiliarios, quienes siguen construyendo ahí debido a que le ven potencial de desarrollo comercial.

“Lo que pasa en la Ciudad de México es que hay tal escasez de suelo urbano que con tener terrenos donde no haya nada ahorita, donde no haya edificación previa, que la propiedad sea relativamente clara, con eso tienes mercado y tienes clientes”, explica Eugene Towle, director de la consultora inmobiliaria Softec.

Otro atractivo de la zona, de acuerdo con un reporte de la firma Cushman and Wakefield, es que el precio de renta por metro cuadrado para oficinas es uno de los más baratos de la Ciudad de México: 22.71 dólares, es decir, menor al de otras zonas comerciales como Polanco, Reforma y Las Lomas.

Towle reconoce que esas ventajas comerciales pueden quedar en riesgo o incluso desaparecer en cierto tiempo, si los problemas cotidianos del lugar no son atendidos pronto.

“Si no nos preocupamos por reforzar y por facilitar y ayudar a que la actividad económica sea cada vez más funcional y productiva, las empresas van a empezar a migrar a otro lado”, dice.

En cifras

  • 25 mil pesos invierte al año una persona que trabaja en Santa Fe y llega ahí en automóvil.
  • 13 mil pesos invierte una persona que trabaja ahí y llega en transporte público.
  • 5 vías de acceso tiene Santa Fe, donde 87% de los vehículos que circulan es particular.
Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

'Impeachment a Trump': 6 preguntas para entender el proceso en su contra

Este miércoles comenzaron las audiencias públicas de la investigación para el juicio político que podría acabar con la destitución de Donald Trump, algo que nunca ha sucedido en la historia de EU.
Getty Images
13 de noviembre, 2019
Comparte

Este miércoles comenzaron las audiencias públicas en el Congreso en el marco de la investigación para el “impeachment” contra Trump.

En medio de una gran expectación y ante cientos de periodistas, este miércoles comenzaron las primeras audiencias públicas de la investigación que podría acabar con la destitución de Donald Trump.

Son las primeras audiencias para un juicio político a un presidente de Estados Unidos en las últimas dos décadas, centrado en este caso en aclarar si Trump buscó o no ayuda de Ucrania para aumentar sus posibilidades de ser reelegido en 2020.

Con las primeras declaraciones de testigos retransmitidas en directo desde el Congreso, la investigación entró este miércoles en una fase crucial.

Pero lo cierto es que el proceso aún está en una etapa temprana y todavía quedan semanas para determinar si el mandatario acabará o no enfrentándose a un “impeachment“.

En BBC Mundo respondemos algunas de las preguntas básicas para entender este proceso y su importancia histórica en la política estadounidense.

1. ¿De qué se le acusa a Trump?

Trump está acusado de presionar al presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, para que encontrara información perjudicial sobre uno de sus principales rivales demócratas, Joe Biden, y su hijo Hunter.

Hunter trabajó para una empresa ucraniana cuando Joe Biden era vicepresidente de EE.UU.

Volodymyr Zelensky y Donald Trump
Getty Images

La denuncia se centra en una llamada entre Trump y el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky.

Pedir ayuda a entidades extranjeras para ganar una elección estadounidense es completamente ilegal.

2. ¿Cuáles son las pruebas?

En el centro de la historia está la queja de un denunciante, un funcionario de inteligencia no identificado, que escribió una carta expresando su preocupación por una llamada telefónica del pasado 25 de julio entre Trump y Zelensky.

Una transcripción de la llamada reveló que Trump había instado al presidente Zelensky a investigar acusaciones contra Joe y Hunter Biden.

La llamada tuvo lugar poco después de que Trump bloqueara millones de dólares en ayuda militar estadounidense destinada a Ucrania.

Bill Taylor

AFP
El embajador interino de EE.UU. en Ucrania, Bill Taylor, es uno de los dos testigos en declarar en las audiencias públicas de este miércoles en el Congreso.

Bill Taylor, embajador de EE.UU. en Ucrania y uno de los dos primeros testigos en declarar este miércoles, aseguró con anterioridad que Trump había dejado claro que la liberación de las ayudas estaba condicionada a que Biden fuera investigado. La Casa Blanca lo niega.

3. ¿Cuál es la respuesta de Trump?

Trump niega haber utilizado la ayuda militar estadounidense como moneda de cambio con Zelensky y ha insistido reiteradamente en que su llamada al líder de Ucrania fue “perfecta“.

Califica la investigación para el juicio político como una “caza de brujas” por parte de sus rivales los demócratas y algunos medios de comunicación.

“Es todo muy simple. Están intentando detenerme porque estoy luchando por ustedes”, dijo Trump en un video publicado en su cuenta de Twitter este miércoles.

4. ¿Qué es el juicio político o “impeachment”?

Para llevar a cabo un “impeachment“, se deben presentar cargos en el Congreso que constituirán la base de un juicio.

La Constitución estadounidense establece que un presidente “será destituido de su cargo si es acusado en juicio político y condenado por traición, soborno, u otros crímenes o delitos graves”.

5. ¿Cuál es el proceso?

Tiene lugar en dos fases. Los procesos deben ser iniciados por la Cámara de Representantes.

La Cámara Baja del Congreso -actualmente con mayoría demócrata- solo necesita una mayoría simple para aprobar un proceso de juicio político.

De ser así, el proceso pasa al Senado, donde se celebra el juicio.

Proceso de destitución

BBC

Pero en esta Cámara, de mayoría republicana, es necesaria para aprobar la destitución del presidente una mayoría de dos tercios, algo que nunca se ha logrado en la historia de EU.

6. ¿Quién sustituiría a Trump?

La Ley de Sucesión Presidencial de 1947, que establece la línea de sucesión para el gobierno de EU, establece que sería el vicepresidente Mike Pence quien ocupara la Oficina Oval durante el resto de mandato presidencial si Trump es destituido.


¿Qué otros presidentes de EU se enfrentaron a un juicio político?

Bill Clinton fue acusado de perjurio y obstrucción a la Justicia después de mentir sobre el tipo de relación que mantenía con su becaria Monica Lewinsky y, supuestamente, pedirle después que mintiera al respecto.

Pero cuando el juicio llegó al Senado en 1999, la votación no alcanzó el respaldo necesario de dos tercios de la Cámara para destituir al presidente demócrata.

Bill Clinton

AFP
Bill Clinton fue acusado de perjurio y obstrucción a la Justicia pero su juicio político no logró la mayoría necesaria en el Senado para destituirlo.

El único otro presidente que se enfrentó a este tipo de juicio en la historia de EU fue el también demócrata Andrew Johnson en 1868.

Fue acusado, entre otras cosas, de despedir a su secretario de Guerra contra la voluntad del Congreso. Johnson se escapó del “impeachment” por la mínima: la mayoría de dos tercios en el Senado no se consiguió por un solo voto.

Ilustración de juicio contra Andrew Johnson

Getty Images
El presidente Andrew Johnson no fue destituido de su cargo por un solo voto.

Richard Nixon, el 37º presidente de Estados Unidos, renunció en 1974 antes de que pudiera ser acusado por el escándalo de Watergate.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=StKur7oONyw

https://www.youtube.com/watch?v=vFY6U5zH1-4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.