El aborto seguro en la CDMX, una opción ante los vacíos y trabas legales en el país
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

El aborto seguro en la CDMX, una opción ante los vacíos y trabas legales en el país

Aunque el aborto se encuentra permitido en la CDMX desde el 2007, el panorama para las mujeres en otros estados continúa siendo complicado debido a leyes que lo penalizan.
Cuartoscuro
Por Erendira Aquino
28 de septiembre, 2016
Comparte

Una mujer decide no ser madre en ese momento de su vida. Toma la decisión de interrumpir su embarazo, por más difícil, dolorosa y arriesgada que sea.

Si vive en la Ciudad de México podrá ir a un centro de salud y pedir la interrupción legal de su embarazo. Le harán una revisión médica y si tiene menos de 12 semanas de gestación se realizará el procedimiento.

Este 28 de septiembre se conmemora el Día Internacional del aborto legal y seguro.

Desde 2007, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal modificó el Código Penal y la Ley de Salud del DF y estableció un marco legal moderado que despenalizó el aborto en función de plazos en el proceso de gestación y lo volvió una práctica segura para las mujeres.

Pero si en la ciudad donde vive el aborto está penalizado o su situación no corresponde a alguna de las causales legales que determinan que puede interrumpir su embarazo, su escenario es más difícil.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, se calcula que cada año se realizan unos 22 millones de abortos peligrosos en todo el mundo, casi todos en países en desarrollo. En México, se estima que al año se realizan más de 1 millón de abortos, la mayoría inseguros, reporta la organización Marie Stopes.

De ahí que cada año miles de mujeres de otros estados del país lleguen a la Ciudad de México para interrumpir su embarazo de manera segura y legal.

Organizaciones, como Fondo MARIA, apoyan a estas mujeres para que acudan a la Ciudad de México a practicarse este procedimiento, brindándoles acompañamiento y, de ser necesario, asesoría legal.

De abril de 2007 a agosto de 2016, casi 47 mil mujeres de todo el país, así como extrajeras, han acudido a clínicas y hospitales de la Ciudad de México para practicarse abortos.

Mujeres procedentes del Estado de México son las que más acuden a realizarse el procedimiento, le siguen las de Puebla, Hidalgo, Morelos, Querétaro, Michoacán y Veracruz.

En total, desde abril de 2007 a la fecha, se han realizado 164 mil 939 interrupciones del embarazo en clínicas y hospitales públicos de la capital del país.

Actualmente 24 hospitales públicos de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México practican interrupciones legales del embarazo a mujeres. A estos se suman diversas clínicas privadas que prestan el servicio en la capital.

La realidad en el país

En el resto de los estados del país, la interrupción legal del embarazo se puede dar sólo bajo ciertos criterios, lo que restringe la práctica libre a las mujeres que deciden no ser madres.

Aunque en todos los estados es legal interrumpir el embarazo si la mujer fue víctima de violación, en Baja California y Quintana Roo sólo puede practicarse si se presenta denuncia ante Ministerio Público.

En Durango, el Ministerio Público debe autorizar que se realice la práctica y en Hidalgo sólo puede realizarse cuando la violación se denuncia antes de tener conocimiento del embarazo.

Otras causales que permiten el aborto en algunos estados son la inseminación artificial no consentida; que el embarazo ponga en riesgo la vida de la mujer; riesgos para la salud de la mujer; malformaciones genéticas o congénitas en el producto y/o razones socioeconómicas.

Sin embargo, no todos los estados las contemplan para permitir a las mujeres abortar.

En Veracruz, apenas el pasado mes de agosto, se aprobó una “reforma contra el aborto” promovida por el gobernador Javier Duarte y que compara la interrupción del embarazo con la “pena de muerte”, por lo que, dice, no se puede ejecutar a la persona (en este caso el producto u óvulo fecundado) sin antes concederle el “derecho de audiencia”.

Aunque las causales que permiten el aborto continúan vigentes, de acuerdo con la reforma a la constitución estatal tanto la mujer que interrumpe el embarazo como el médico que lo practica estarían violando el derecho a la vida del producto.

La contradicción entre las leyes sobre el tema en Veracruz ha llevado a episodios como el que vivió Patricia, quien por complicaciones médicas tuvo un aborto en un hospital del IMSS estatal y fue violentada por las autoridades médicas, quienes la obligaron a pedirle perdón a su feto por haberlo matado.

El director general del IMSS, Mikel Arriola, dijo que se investigaría el caso.

En agosto pasado en Sonora autoridades estatales negaron el aborto a una niña de 13 años que fue violada por un conocido de la familia, argumentado que el embarazo fue por estupro y no por violación.

En Guerrero, Miriam estuvo ocho años en la cárcel acusada de haber asesinado a su bebé, que murió a causa de un aborto espontáneo. Al no comprobarse su culpabilidad quedó libre.

Estos casos permiten ver que en el país no todas las mujeres pueden acceder a un aborto seguro y sin ser víctimas de violencia o estigmatización.

Si quieres conocer acerca de las causales para poder abortar vigentes en los diferentes estados del país, pueden consultarlas en esta página de Marie Stopes.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
EPA

Chernóbil: los incendios forestales que arden en los alrededores de la planta nuclear

Los incendios, que llevan ardiendo desde el 4 de abril, se acercan a la zona de exclusión de la planta nuclear de Chernóbil. Sin embargo, las autoridades aseguran que el área no corre peligro.
EPA
14 de abril, 2020
Comparte
Bomberos luchando contra el incendio.

EPA
Las autoridades dicen que la radiación en el área está en niveles “normales”.

Los incendios forestales que llevan ardiendo casi diez días en el norte de Ucrania ahora están a unos pocos kilómetros de la planta nuclear abandonada de Chernóbil, según alertan grupos como Greenpeace.

La rama rusa de esta ONG dijo este lunes, según la agencia de noticias AFP, que unas imágenes satelitales mostraban que en su punto más cercano, el fuego estaba a solo 1,5 kilómetros del domo protector del reactor que explotó el 26 de abril de 1986, el peor accidente nuclear de la historia.

Las autoridades ucranianas confirmaron el martes que el incendio estaba bajo control.

Los servicios de emergencia explicaron que todavía había algunas partes “humeantes” en el suelo del bosque, pero que no quedaba “fuego abierto”.

El mayor incendio, de acuerdo a Greenpeace, ya cubre 34.000 hectáreas, mientras que un segundo fuego ocupaba un área de 12.000 hectáreas.

La organización también dijo que los incendios son mucho más grandes de lo que las autoridades reconocen.

El operador turístico Yaroslav Emelianenko escribió en Facebook que uno de los incendios había llegado a la ciudad abandonada de Pripiat, construida para los trabajadores de la planta y sus familias.

Advirtió que las llamas estaban a solo 2 km de donde se almacenaban los desechos más peligrosos de la central nuclear.

Mapa de la zona

BBC

Emelianenko también dijo que si el incendio rodeara Pripiat causaría un desastre económico, ya que las visitas turísticas supervisadas proporcionaban valiosos ingresos.

En 2018, más de 70.000 personas visitaron la ciudad.

En 2019, esa cifra fue aún mayor después del éxito de la miniserie “Chernobyl”, de HBO, sobre el desastre.

Cortafuegos alrededor de la planta

La policía ucraniana dijo que los fuegos habían estado ardiendo desde el fin de semana del 4 de abril, luego de que un hombre quemara hierba seca cerca de la zona de exclusión de la planta (un radio de 30 kilómetros con acceso restringido).

Un sospechoso ya ha sido identificado.

El 5 de abril, Yegor Firsov, jefe interino del Servicio Estatal de Inspección Ecológica de Ucrania, dijo en una publicación de Facebook que los niveles de radiación en el área habían aumentado sustancialmente por encima de lo normal.

El gobierno rechazó esta afirmación y dijo que los niveles en el área estaban “dentro de los límites normales”.

Firsov retiró luego sus comentarios.

Ahora más de 300 bomberos con equipos especiales trabajan en el lugar, mientras seis helicópteros y aviones intentan extinguir el fuego desde arriba.

Imágenes aéreas de la zona de exclusión, tomadas por Reuters, muestran tierra chamuscada y ennegrecida y troncos de árboles todavía ardiendo.

Volodymyr Demchuk, funcionario del servicio de emergencia de Ucrania, dijo en un video difundido el lunes que no había “amenaza para la planta de Chernóbil ni para las instalaciones de almacenamiento, ni para otras instalaciones críticas de la zona de exclusión”.

El viceministro del Interior de Ucrania, Anton Herashchenko, también dijo que no hay peligro para los almacenes de desechos nucleares.

En una publicación repleta de hipervínculos a imágenes satelitales del área, Herashchenko dijo que la situación era “completamente segura” y que cualquier posibilidad de que el incendio llegara a las instalaciones estaba “absolutamente descartada”.

“No ha habido cambios en la radiación de fondo en la central nuclear de Chernóbil, en la zona de exclusión o fuera de la zona”, escribió Herashchenko.

Incendios forestales cercanos a Chernóbil.

Reuters
Hasta este lunes, los incendios estaban acercándose a la planta nuclear.

“La misión de los rescatistas es evitar que el fuego se propague a instalaciones críticas. ¡Y tendrán éxito!”, subrayó Herashchenko.

“Por favor, no se interpongan en su camino. No difunda ni comparta noticias falsas, mentiras ni tonterías. Todo estará bien”.

Sin embargo, Kateryna Pavlova, jefa interina de la Agencia Estatal Ucraniana de Gestión de la Zona de Exclusión, dijo el lunes a la agencia de noticias Associated Press que “no pueden decir que el incendio está contenido”.

“Hemos estado trabajando toda la noche, cavando cortafuegos alrededor de la planta para protegerla de las llamas”, dijo, pese a que según Herashchenko, este método no se recomienda para la zona de exclusión pues “la excavación puede liberar partículas radioactivas que hayan estado en el suelo”.

Abandono

La central nuclear de Chernóbil y la ciudad cercana de Pripiat han estado abandonadas desde 1986, cuando estalló el reactor número 4 de la planta.

La explosión disparó una nube de lluvia radiactiva sobre gran parte de Europa, pero el área alrededor de la planta fue la más afectada.

Nadie puede vivir en un radio de 30 kilómetros alrededor de la planta.

Chernóbil continuó generando energía hasta que el último reactor operativo la planta fue cerrado en 2000.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zdkwo02LwCs

https://www.youtube.com/watch?v=2f3bWviThuQ

https://www.youtube.com/watch?v=BVgNytA9FNs

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts