Ciudadanos ejemplares, un show de cabaret para curar la crisis nacional
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Ciudadanos ejemplares, un show de cabaret para curar la crisis nacional

Con este show, Tiaré Scanda busca “que todos hagamos catarsis con carcajadas en vez de llorar amargamente" y también sacudir un poco la consciencia de quien no la tenga despierta.
Por Karen Julibeth
23 de septiembre, 2016
Comparte

¿Hasta qué punto nuestro comportamiento y relaciones personales participan en la crisis social y política de nuestra ciudad, país y planeta? Para Tiaré Scanda la respuesta corta es: mucho. Y la respuesta larga: Ciudadanos ejemplares, el show de cabaret que se presenta en el teatro-bar El Vicio.

Subirse al transporte público es un recordatorio constante para actriz de la “descomposición del tejido social” y la “época de gran individualismo” que vivimos desde hace algunas décadas. “Cuando era niña veía más seguido que se le cedía el asiento a personas que lo necesitaran y últimamente veo caras de yo-también-estoy-cansado-y-no-me-pienso-parar”, dice en entrevista la también activista social, en referencia a la situación política de México y en el mundo.

Pero así como hay ciudadanos que suelen demostrar su desprecio por los valores, también existen las personas que atacan ideologías dañinas al mismo tiempo que su comportamiento social forma parte de éstas.

Ciudadanos ejemplares es la obra que Tiaré Scanda escribió, produce y dirige. Es una obra teatral donde, además de no existir la cuarta pared se hace crítica social al mostrar “un mosaico de ciudadanos incongruentes e indignados por la realidad nacional” de México, en crisis.

Los diez personajes que “saben que el vecino es el que tiene que cambiar. Ellos están bien”. Un granadero, un drogadicto, una madre, un hijo, un conductor de televisión, un psiquiatra, una empleada del hogar, una actriz y un chofer.

Todos ellos tienen en común “la incongruencia y la absoluta falta de conciencia… No es que sean deliberadamente malos. Si los personajes de la obra fueran entrevistados todos dirían que están convencidos de que somos más los buenos. Ellos piensan de sí mismos que son buenos.  Y si se les preguntara sobre su papel en esta sociedad en crisis, es que ellos no son parte del problema”, pues tienen conciencia ecológica, respetan los derechos laborales y van a las marchas.

El objetivo principal e inmediato del show es entretener y hacer reír. Y con el tiempo, “sacudir un poco la consciencia de quien no la tenga despierta. A través del humor siempre es más fácil lograr eso. Así el espectador no se siente ni sermoneado o regañado”.

Tiaré aclara que no ideó la obra cómica desde una postura de autoridad moral. Todo lo contrario: “Yo me paro en el escenario a burlarme, primeramente, de mí. Si no, no tendría ningún sentido… Todos estamos llenos de defectos y contradicciones”.

¿Incongruencia, inherente al ser humano?

Para Tiaré Sacanda la realidad no está como para “ser normalitos, ser un poquito neuróticos, un poquito violentos, un poquito mezquinos, un poquito desafanados de los hijos o un poquito mediocres. No podemos”. Cada ciudadano debería esforzarse por “ser lo mejor posible como ser humano… Tenemos que esforzarnos porque si no nos va a cargar la fregada”.

Tiene la sensación de que los valores “se han ido perdiendo, las cosas se han vuelto desechables, las personas se han vuelto desechables”. Es una situación que califica de falta de desesperanza. Pero aclara que hay que tener cuidado con la palabra “valores”, pues al mencionarla “se presta a que vengan las buenas conciencias y nos digan que los valores son llegar virgen al matrimonio y no estamos hablando de eso. Hablo de los valores humanos universales: honestidad, solidaridad, generosidad, respeto, consciencia”.

Crítica social, improvisación y sin cuarta pared

Ciudadanos ejemplares, con música original, se presenta en El Vicio hasta el 1º de octubre, los viernes y sábados a las 22:30 horas. El costo del boleto es de 400 pesos. Si quieres ir, mandanos un correo a [email protected] y recibe un boleto en la compra de otro.

Tiaré Sacanda es integrante de la Asamblea Consultiva del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).
Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Anabel Sharma

La foto de una hija y su madre antes de morir por COVID (y por qué la hija decidió difundirla)

Maria Rico se quitó la mascarilla de oxígeno para decir adiós a su familia, a pesar de saber que esto aceleraría su muerte.
Anabel Sharma
5 de enero, 2021
Comparte

Maria Rico, de 76 años, de Leicestershire, Inglaterra, se quitó la mascarilla de oxígeno para hablar con sus dos hijas por última vez, a pesar de saber que esto aceleraría su muerte.

Anabel Sharma vio a su madre morir junto a ella en el hospital después de que ambas se contagiaron de COVID-19, y ahora le suplica a la gente que tome precauciones con el coronavirus.

Sharma describió el momento como “desgarrador”, pero dijo que se alegraba de que su madre no muriera sola.

Ahora publicó la última fotografía de su madre antes de morir para crear conciencia sobre el virus.

“Consuelo”

Sharma dijo que su madre había muerto aproximadamente media hora después de que se quitó la mascarilla.

“Mi mamá pidió que le quitaran la mascarilla y ellos dijeron: ‘una vez que te la quitemos, se acabará todo. No tendrás mucho tiempo’.

“Ella dijo: ‘sí, lo sé, pero ya tuve suficiente'”, declaró Sharma, de 49 años.

“Tuvimos unos cinco minutos con ella mientras pudo hablar, luego perdió el conocimiento”.

“Nos dijo que no tenía miedo de morir, que estaba lista. Me dijo que tenía que luchar mucho porque tenía a mis hijos en casa”.

Anabel y Maria

Anabel Sharma
Maria Rico vivía con su hija, yerno y tres nietos.

A su hermana, Susana, también se le permitió estar presente mientras usaba equipo de protección personal.

“Le sostuvimos la mano hasta su último aliento”, agregó.

“Me reconforta saber que pudimos estar con ella y sé que también trajo consuelo a mi madre”.

Rico vivía en la misma casa que Sharma, su esposo y sus tres hijos, Noah, 10, Isaac, 12 y Jacob, 22.

Sharma indicó que creía que uno de sus hijos contrajo el coronavirus en la escuela y luego “arrasó” a la familia a una velocidad “aterradora”.

“Le pediría a la gente que siga todas las precauciones y piense en los demás”, dijo.

Maria con hija y nietos

Anabel Sharma
El coronavirus se propagó en toda la familia y todos en la casa dieron positivo.

Sharma y su madre fueron admitidas en el hospital Leicester Royal Infirmary el mismo día de octubre y Rico murió el 1 de noviembre.

Su funeral fue transmitido en vivo a Sharma, quien todavía estaba en el hospital.

“Ella estaba muy consciente de lo que iba a suceder y sabía que no se iba a recuperar y ya había tenido suficiente tratamiento”, explicó Sharma, quien continúa recibiendo tratamiento con oxígeno en casa porque sus pulmones quedaron dañados por el virus.

Describió a su madre como una “abuela increíble” y “muy, muy tenaz”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ARrMFeZEfmU&feature=emb_title

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.