Construyamos el muro: las polémicas razones de los que apoyan la valla entre EU y México

Robert J Samuelson, periodista del diario Washington Post señala porqué no todas las ideas de Trump son erróneas, incluida la construcción del muro.

muro trump
Un sondeo publicado en agosto asegura que 36% de los estadounidenses apoyan la construcción de un muro en su frontera con México. Getty Images

Sólo porque Donald Trump no esté calificado para ser presidente -y porque gran parte de su agenda sea aborrecible e indeseable- no significa que todo lo que digasea automáticamente incorrecto. Algunas de sus ideas merecen consideración y promulgación. Una de ellas es la construcción de un muro en nuestra frontera sur con México”.

Así comienza una columna de opinión de Robert J Samuelson, periodista del diarioWashington Post, titulada “Construyan el muro” y que fue publicada recientemente.
Robert J Samuelson                                                Robert J Samuelson ha sido nominado para el Premio Pulitzer y publica una columna semanal de economía en el Washington Post.

Samuelson ha sido nominado al Premio Pulitzer y es autor de The Great Inflation and its Aftermath (“La Gran Inflación y sus secuelas), Good Life and its Discontent(“Buena vida y su descontento”) y Untruth: Why the Conventional Wisdom is (almost Always) Wrong (“Falsedad: ¿por qué la sabiduría convencional está (casi siempre) equivocada).

En su columna Samuelson expone los argumentos por los que él, al igual que 36% de los estadounidenses -según un sondeo del Pew Center realizado en agosto-, apoya la construcción del muro fronterizo.

Samuelson cree que un muro en la frontera con México sería “un catalizador” para lograr una reforma integral de la política de inmigración de Estados Unidos, un tema que, dice, ha frustrado al Congreso y a los dos últimos presidentes de ese país.

Valla en la frontera de México y Estados UnidosImage copyrightREUTERS
Image captionCasi una tercera parte de los 3.000 kilómetros de la frontera entre México y Estados Unidos ya está cubierta por algún tipo de muro o valla.

BBC Mundo conversó con el columnista estadounidense para pedirle queexplique sus argumentos.

Línea

BBC Mundo: Usted propone que un muro en la frontera con México será la solución para que el Congreso apruebe la estancada política migratoria. Y cree que esto podrá conducir a la legalización de los 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven actualmente en ese país, ¿no es así?

R. J. Samuelson: Primero, no quiero que sus lectores me malinterpreten. Apoyo el muro, pero no apoyo que éste sea pagado por México. La sugerencia de Trump de que México pague por el muro es absurda. Ningún presidente mexicano que se respete aceptaría esto.

Tampoco apoyo la repatriación forzada de 10 o 11 millones de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos.

Esto, además de ser completamente impracticable, es una política inmoral porque EU ha sido cómplice en el incremento de estos enormes flujos de inmigrantes indocumentados.

No hemos sido suficientemente serios en el control de la inmigración y en mi opinión (los estadounidenses) somos en parte responsables de que haya tanta gente sin documentos aquí.

La idea es crear lo que llamamos un “gran pacto” (en el Congreso) que cubra todos los asuntos sobre inmigración. Y una de las cosas que a mi me gustaría es legalizar a la población existente de inmigrantes indocumentados e Estados Unidos.

No debemos tener una situación en la que una enorme porción de la población vive una zona gris o limbo legal. Estados Unidos se enorgullece de ser una nación de leyes pero no se puede ser una nación de leyes si se permite que tanta gente viva en esta ‘dimensión desconocida’.

Tenemos que asegurar que obtengan todos las protecciones a las que tienen derecho, las mismas protecciones y derechos de todos los estadounidenses.

Enrique Peña Nieto y Donald TrumpEnrique Peña Nieto invitó a Donald Trump a la Ciudad de México y la visita provocó reacciones negativas en México.

Pero, ¿realmente un muro es la respuesta para controlar la migración? Estados Unidos ya gasta US$3.800 millones al año para mantener a unos 21.000 agentes de la patrulla fronteriza, y unos US$3.200 millones para vigilancia en los puntos de entrada (según cifras del Departamento de Seguridad Nacional).

Ésta es una de las fronteras más vigiladas -quizás la más vigilada- del mundo y aún así, cientos de miles de personas continúan intentando atravesarla anualmente.

Sobre esto tengo dos opiniones: una tiene que ver con la sustancia, la otra con la política. Sobre la sustancia, EE.UU. necesita cortar de un tajo la inmigración ilegal.

La gente que viene a este país necesita entrar bajo ciertas regulaciones y leyes, porque la inmigración ilegal es muy desestabilizadora para este país. Por eso creo que, en esencia, un muro limitaría el flujo de personas que entran ilegalmente.

El río BravoEsta es una de las fronteras más vigiladas y controladas del mundo y aún así más de 300.000 personas fueron aprehendidas en 2015 intentando cruzarla.

Pero también estoy a favor del muro porque, políticamente, no se podrá lograr el ‘gran pacto’ del que hablaba antes sin hacer un gesto real para cortar la inmigración ilegal, porque quienes se oponen a este pacto, piensan que primero, antes de poder hacer otra cosa, hay que cortar la inmigración ilegal.

Entonces para lograr un compromiso, ambas partes tienen que poner de su parte… Y si el muro no funciona – y en este sentido tengo amigos expertos en este tema que son muy escépticos de que el muro funcione-, la única forma de saberlo es erigirlo y ver qué ocurre.

Usted menciona en su columna que “muchos entran al país legalmente y se quedan en el país cuando expiran sus visas”. Hay datos de que estos inmigrantes ahora superan a los que cruzan de forma ilegal por la frontera. Hay quien cree que un muro sería un impedimento adicional para que muchas de estas personas regresen a su país.

Es una objeción legítima, pero parte del compromiso que estoy concibiendo es crear un sistema de E-verify (verificación electrónica para que los inmigrantes sin documentos no puedan obtener un empleo ilegalmente). Si un inmigrante no puede conseguir un trabajo, no habría una razón para que se quedaran en el país.

Seguidores de Donald TrumpSamuelson cree que aunque gran parte de la agenda de Trum “es aborrecible e indeseable”, eso no significa que todo lo que dice es automáticamente incorrecto.

Todo esto tiene que ser concebido como parte de un gran paquete. Si sólo construimos un muro, esto no tendrá éxito, tiene que haber otras medidas complementarias para lograr éxito.

Pero estamos hablando de construir un muro entre dos países que son amigos, que están unidos con un acuerdo comercial de más de US$500.000 millones anualmente. ¿Es correcto construir este muro entre estas naciones?

Estoy de acuerdo, hasta cierto punto, con esto. Es cierto que un muro crea fricciones, pero el flujo de inmigrantes ilegales también crea fricciones. ¿Cuál es la mayor fuente de fricción? Mi opinión es que es el flujo de inmigrantes.

Yo preferiría vivir en un mundo en que un muro es innecesario, pero si queremos lograr una solución integral a un problema tenemos que ser flexibles en los puntos donde lo ideal no debe ser enemigo de lo realista. Y repito que un muro puede ser parte de una solución colectiva .

Algo que no se menciona pero es absolutamente necesario es que si erigimos un muro para dificultar la entrada a los mexicanos estaremos obligados, tanto política como moralmente, a asegurarnos de que no tomaremos medidas para hacer daño a la economía mexicana.

Trump, por ejemplo, está proponiendo aranceles de 35% en los productos mexicanos y sugiere que salgamos del ALCAN (Acuerdo de Libre Comercio de América del Norte).

Ambas son políticas desastrosas y sería un intento de empobrecer y castigar a México por algo que no se merece.

Yo estoy en contra de esas medidas, y pienso que si erigimos un muro debemos estar conscientes de que México es nuestro aliado y que tenemos una obligación de hacer todo lo posible -dentro del marco de nuestros propios intereses- de asegurarnos de la prosperidad y estabilidad de México.

Niño frente a una valla fronteriza en MéxicoCon un muro, “las tragedias -morir en desierto y ser explotado por “coyotes”- también disminuirían” , dice Samuelson.

Usted dice en su columna que con un muro: Las tragedias -morir en desierto y ser explotado por “coyotes”- también disminuirían.Hasta ahora, ni la vigilancia constante en tierra y aire, ni la forma como los trayectos para cruzar la frontera son cada vez más peligrosos, han logrado evitar que cientos de miles de mexicanos y centroamericanos intenten cruzar la frontera y muchos de ellos mueran de forma terrible en el desierto.

Creo que a la gente le llegará el mensaje de que con este muro será mucho, mucho más difícil cruzar la frontera o atravesarla sin que ser atrapado. Y sí creo que mucha más gente dejará de intentarlo y mucho menos gente morirá tratando de llegar a la frontera.

Pero, tal como mi esposa me lo recuerda contantemente, puedo estar equivocado. Y si estoy equivocado y el muro no funciona, ese será el fin del argumento sobre este muro.

Donald TrumpTrump quiere construir “un muro impenetrable, físico, alto, poderoso, hermoso, en la frontera sur” entre México y Estados Unidos.

Si dejamos la política a un lado, ¿qué piensa de lo que dijo el Papa de queconstruir muros no es cristiano. Lo que debemos construir son puentes?

Estoy de acuerdo con el Papa, nadie quiere estar en desacuerdo con el papa. Pero el Papa también debe enfrentar la realidad en esta situación y preguntarse ¿por qué toda esta gente cree que debería haber un muro?

Un muro conduce a muchos males pero también existe la posibilidad de que un muro conduzca a mejorar la situación. Nadie es infalible. Quizás el Papa está en lo correcto. Pero la única forma de saberlo es construir el muro y ver qué pasa.

Close
Comentarios
  1. oscar

    El Papa, Adam Smith y la mayoría dicen que si me aviento al barranco me voy morir, pero también existe la posibilidad de que un barranco conduzca a mejorar la
    situación. Nadie es infalible. Quizás el Papa está en lo correcto. Pero
    la única forma de saberlo es tirarse del barranco y ver qué pasa. :DDDD

  2. oscar

    Es mucho más barato que legalicen la inmigración. La inmigración y los trabajadores ilegales son la realidad económica. La gente deja sus países buscando una vida mejor. Es la ley de la oferta y la demanda. Nada se puede hacer contra la mano invisible de Adam Smith: Los que van es porque los contratan y lo que les pagan les conviene para migrar y trabajar. Si los legalizan, los pueden controlar, con el muro los meterán más en la ilegalidad, de todas formas la mayoría de los ilegales entran por avión, no por tierra. Muchos miles de millones para las bolsas de Trump y amigos, para algo inefectivo.

  3. Diego Solís

    Hay una sola razón para que los estadounidenses quieran construir barreras: Los caucásicos o “blancos” como les llaman ellos, no se reproducen, están en vías de ser minoría. Los nativistas, sobre todo los viejos, están aterrados de verse entre tanta gente que no es de su raza “pura”. Los trabajos que les prometen van a regresar en su mayoría no regresarán, han sido comidos por la tecnología y además la mayor parte de la gente que tuvo esos trabajos es mayor de cincuenta años y ya no tienen la fuerza necesaria, sus hijos tienen grados universitarios y no tomarían un trabajo de obrero. Lo de que “forzaría un acuerdo” sería presión unilateral por parte de Estados Unidos. Quiten a los inmigrantes de la fuerza de trabajo en ese país y verán.

  4. kisai

    Bueno, la historia ya nos ha mostrado lo mucho que ilusiona a regímenes, obsesionados con el control incluso totalitarios, el uso de la fuerza para defenderse de las “amenazas externas”, en su momento diversas dinastías chinas construyeron o rehabilitaron la gran muralla pero a pesar de eso, abandonaban el proyecto posteriormente por el costo increíble de su mantenimiento, claro que esta muralla era con propósitos de defensa militar pero demuestra la tenacidad humana para librar obstáculos y cumplir nuestras metas.

    Otros ejemplos son la línea Maginot que no tuvo ningún efecto al proteger a Francia de la invasión Alemana del tercer Reich.

    Esto me parece que queda perfectamente descrito por el título del libro “The Utopia of Rules” del Antropólogo David Graeber de la London School of Economics que analiza los problemas y consecuencias que vienen con los sistemas, las burocracias y en general la ilusión de control que buscamos sentir al establecer estos mecanismos.

    Las personas ya enfrentan varios problemas de por sí para llegar al otro lado y para muchas poblaciones mexicanas ha adquirido un ritual de paso a la vida adulta el ir y mandar dólares o regresar con ellos.

    Si se construye el muro lo único que lograran es que los polleros se asocien con los constructores de narco-túneles para pasar inmigrantes por ahí y que incluso los conviertan en traficantes menores.

    Lo único seguro del muro, en término de teoría de complejidad y de sistemas, es que es un elemento muy perturbador y que no sabemos si sólo producirá fricciones menores como este periodista supone sin ningún tipo de evidencia alguna, sólo como un simple acto de fe.