El gobierno federal contrata a empresario y le paga dos años sin trabajar en ProMéxico
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Facebook ProMéxico

El gobierno federal contrata a empresario y le paga dos años sin trabajar en ProMéxico

Fernando Velasco Alvear cobró durante dos años más de 2 millones de pesos sin presentarse nunca a trabajar en la oficina de ProMéxico en Los Ángeles, ciudad en la que nisiquiera vivía.
Facebook ProMéxico
Por Nayeli Roldán
13 de septiembre, 2016
Comparte

mexicoleaks-cintillo

La Cancillería y la Secretaría de Economía avalaron la contratación de Fernando Velasco Alvear -hijo del dueño de Grupo Empresarial Toluca- en la oficina de ProMéxico en Los Ángeles, sin que se presentara a trabajar durante dos años; aún así, recibió poco más de 2 millones 200 mil  pesos de salario y para renta de casa durante 19 meses.

A partir de documentos filtrados a la plataforma Méxicoleaks, los medios y organizaciones que la integran -entre ellos Animal Político- realizaron una investigación que confirmó el movimiento en la estructura burocrática de la Secretaría de Relaciones Exteriores, la Secretaría de Economía (de la cual depende Proméxico), la oficina de Proméxico y el Consulado de México en Los Ángeles para dicha contratación.

Aunque la plaza es como Técnico Administrativo C, los cargos que van desde embajador hasta Técnico administrativo, tienen un estatus diplomático porque se incorporan al Servicio Exterior Mexicano y, por tanto, se notifica al Consulado mexicano en el país correspondiente. En este caso, la contratación ocurrió cuando Carlos Sada -actual embajador de México en Estados Unidos- era cónsul en Los Ángeles.

Consultado al respecto, la oficina de prensa del embajador Sada respondió que la notificación de contrataciones del personal asimilado corresponde a la Cancillería, pero en este caso, “Velasco Alvear nunca fue presentado en el Consulado durante la gestión del Embajador Sada, y tampoco se presentó con la administración del Consulado para poder proceder a ser dado de alta, como corresponde, ante el Departamento de Estado”.

Sin embargo, la Secretaría de Relaciones Exteriores respondió en una solicitud de información que Velasco Alvear sí “ingresó al Servicio Exterior Mexicano”, según confirmó la dirección del Servicio Exterior y de Recursos Humanos. Es decir, Velasco sólo no fue dado de alta en los registros del gobierno estadunidense.

El embajador Sada respondió, además, que la responsabilidad de la contratación “recae en la dependencia a la que representa (ProMexico)”, es decir, Juan Carlos Briseño, consejero de Proméxico en Los Ángeles.

En una grabación filtrada a Méxicoléaks se escucha a Briseño explicando a su equipo que el 5 de agosto de 2014, desde la Ciudad de México le solicitaron contratar a Velasco Alvear en la oficina de Los Ángeles, quien recibiría salario por una plaza de tiempo completo “sin que trabajara tiempo completo” y estaría trabajando en “un proyecto de negocio en San Diego Coronado”, por lo que ni siquiera viviría en Los Ángeles.

Según confirma un directorio de Estados Unidos, Velasco Alvear, de 46 años, vive en Avenida del Mundo en San Diego Coronado, desde junio de 2014.

Briseño, dijo que la contratación se trataba de “un grave error y sencillamente incorrecto estructurar un puesto en el cual se utilice el erario de los mexicanos y una plaza diplomática de esta manera. Por ello debo declinar el aceptar este movimiento de personal”.

Por tanto, le informó a su equipo, enviaría esta denuncia a Francisco González Díaz, Director General de ProMéxico y a los titulares de Recursos Humanos y de la dirección de Finanzas.

En la carta dirigida a González Díaz, Briseño afirma que recibió un correo del Cónsul de Asuntos Administrativos para decirle que el Consulado recibió una petición del Fideicomiso ProMéxico “para realizar las gestiones pertinentes a fin de acreditar a Velasco Alvear al Servicio Exterior Mexicano (representando a ProMéxico en Los Ángeles con estatus diplomático A1)”.

Sin embargo, su denuncia no prosperó. En noviembre de 2014, Francisco Javier Díaz Corzas, director general del Servicio Exterior Mexicano y Recursos Humanos, envió un oficio para solicitar la acreditación de Velasco Alvear al Servicio Exterior Mexicano.

El documento fue dirigido al Consulado de México en Los Ángeles, la embajada de Estados Unidos, la subsecretaría para América del Norte, la Oficialía Mayor a petición del “Fideicomiso ProMéxico, dependiente de la Secretaría de Economía”.

En respuesta a una solicitud de información, la oficina Proméxico en Los Ángeles informó que Velasco Alvear recibió 2 millones 202 mil 799 pesos netos por concepto de salario y pago de renta en Estados Unidos entre noviembre de 2014 y mayor de 2016.

Velasco Alvear renunció a su cargo el 31 de mayo de este año, días después de que el equipo de Méxicoleaks inició la investigación periodística.

Un aviador en Los Ángeles

Tras una solicitud sobre los informes laborales y pruebas documentales que demostraran que Velasco Alvear trabajaba ahí, el consejero de Proméxico en Los Ángeles, Juan Carlos Briseño, respondió que el personal “no emite registro de asistencia” y no realizaba ese tipo de informes, pero sí un “informe de resultados”, por lo que remitió la solicitud al área de Negocios Globales y la Dirección Ejecutiva de Recursos Humanos.

Dichas áreas respondieron que la información solicitada era “inexistente”.

Además de decenas de llamadas para contactar a Velasco Alvear, el reportero local Agustín Durán, acudió a la Oficina de Proméxico en Los Ángeles, pero cinco funcionarios consultados negaron conocer o haber tratado con el técnico administrativo que, en teoría, debía trabajar en ese edificio.

Aunque el ingreso como personal de carrera a la rama técnica administrativa, como lo es la plaza de Técnico administrativo C, tendría que pasar por concurso de oposición, según la Ley del Servicio Exterior Mexicano, también incluye la excepción cuando el candidato es promovido por alguna dependencia, como ocurrió en este caso.

Los Velasco

Fernando Velasco Alvear es miembro de una familia de empresarios en Toluca, Estado de México. Su padre, Sergio Velasco Sánchez, es dueño de Grupo Industrial Toluca, instituida en octubre de 1971.

Entre las empresas del grupo está Crucero Zapatos, apoyada por ProMéxico para exportar desde noviembre de 2009, según establece el registro de beneficiarios.

Velasco Alvear además tiene 17.33% de las acciones de Grupo Industrial Toluca y el 22 de octubre de 2015, fue nombrado como apoderado legal de la empresa.

Sergio Velasco es hermano de Ernesto Velasco, papá de José Luis Velasco Lino. El primo de éste es Erwing Lino Zárate, quien trabaja como secretario particular del presidente Enrique Peña Nieto, y su experiencia laboral fue en el Estado de México.

De acuerdo con el currículum Lino Zárate, fue secretario Particular del gobernador del Estado de México, director general de Fomento a la Micro y Pequeña Empresa del Gobierno del Estado de México y director general de Desarrollo Rural del Gobierno del Estado de México entre 2005 y 2011.

La familia Velasco es de tradición en Toluca, y entre las empresas familiares está Grupo Empresarial Velavil, Grupo Empresarial Transforma, Inmobiliaria Valstar y la Revista Nivel 1.

De acuerdo con reportes de ProMéxico a inicio de este año, recortó 45% de su personal, es decir, 160 personas de las 335 que laboraban en el organismo fue despedida debido a la insuficiencia de recursos.
Además, su carga financiera es mayor debido a que 31% del personal de Administración y Finanzas tiene nivel de dirección de área o superior, un porcentaje mayor que otros organismos, como el Consejo de Promoción Turística de México que sólo tiene 17.7% en esa situación.

Pagos ProMéxico Los Ángeles by http://www.animalpolitico.com on Scribd

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Jurado acusa a dos hombres por tráfico de personas y muerte de migrantes hallados en camión en Texas

Homero Zamorano y Christian Martínez enfrentarán una condena que puede llegar a ser la pena de muerte.
21 de julio, 2022
Comparte

Dos hombres fueron acusados por el tráfico y la muerte de 53 migrantes en Texas, informó este miércoles el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Un gran jurado federal en la ciudad de San Antonio acusó formalmente a Homero Zamorano y a Christian Martínez, ambos texanos, de cuatro cargos:

  • conspiración para transportar migrantes de forma ilegal con resultado de muerte,
  • transporte de extranjeros de forma ilegal con resultado de muerte,
  • conspiración para transportar migrantes de forma ilegal que resultó en lesiones graves y puso vidas en peligro,
  • transporte de extranjeros de forma ilegal que resultó en lesiones graves y puso vidas en peligro.
El conductor del tráiler con migrantes muertos

Reuters
Homero Zamorano ha sido acusado por la muerte de los 53 migrantes en San Antonio.

La pena máxima por estos cargos es la cadena perpetua o la pena de muerte, algo que analizará el fiscal general antes de pedir la condena en los próximos días.

Un juez federal determinará luego la sentencia.

Una tragedia

El incidente en San Antonio, ocurrido el pasado 27 de junio, es el caso de tráfico de personas más mortífero en la historia reciente de EE.UU.

“Un trabajador de uno de los edificios aquí atrás escuchó un grito de ayuda. Salió a investigar, encontró un remolque con las puertas entreabiertas, las abrió para mirar y encontró varias personas fallecidas adentro”, narró entonces el jefe de la Policía de San Antonio, William McManus.

Además de los 50 adultos y tres menores de edad que murieron, 10 adultos y un menor resultaron heridos.

Entre las víctimas había mexicanos, guatemaltecos, hondureños y salvadoreños.

Muerte por calor

Zamorano, de 46 años, conducía el camión y fue captado por las cámaras en un punto de inspección del servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU., aunque en ese momento no fue detenido.

Horas después, cuando ocurrió el hallazgo de los migrantes, Zamorano “fue encontrado escondido en la maleza después de intentar fugarse”, según la investigación del Departamento de Justicia.

En un principio, los servicios de emergencia le prestaron ayuda, pero luego fue detenido por la policía de San Antonio.

La policía investiga un camión en el que fueron hallados decenas de migrantes muertos

Getty Images
San Antonio queda aproxidamente a 250 km de la frontera con México.

Martínez, de 28 años, fue identificado en comunicaciones con Zamorano en las que hablaban sobre la operación de tráfico de personas.

Dos mexicanos, Juan Claudio D’Luna Méndez y Juan Francisco D’Luna Bilbao, también estaban siendo procesados bajo distintos cargos por su posible participación en el fatal incidente, aunque de momento no fueron incluidos en la acusación formal.

El jefe del Departamento de Bomberos de San Antonio, Charles Hood, dijo a fines de junio que las personas murieron de agotamiento y exceso de calor dentro del camión, que no tenía aire acondicionado.

Las víctimas estaban “calientes al tacto”.

La investigación reveló que, aparentemente, Zamorano no sabía que el aire acondicionado del tráiler no funcionaba.

Los migrantes estaban en el vehículo con mínima ventilación en un día que rozó los 40 °C a la sombra.

Rutas peligrosas

El vehículo fue encontrado en una zona de poco tránsito, cerca de una vía de tren en el suroeste de San Antonio, que queda a unos 250 kilómetros de la frontera entre EE.UU. y México.

Zamorano había tomado la ruta que va desde Laredo, en la frontera de México y Texas, hasta San Antonio.

Mapa del sitio de incidente

BBC

La inmigración es un tema político polémico en EE.UU., donde el año pasado se detuvo a un número récord de inmigrantes indocumentados que cruzaban al país desde México, muchos de ellos viajando por rutas extremadamente peligrosas e inseguras.

Huyendo de la pobreza y la violencia en América Central, muchos de los inmigrantes indocumentados terminan pagando enormes sumas de dinero en efectivo a traficantes de personas para cruzar la frontera.

En los últimos años ha habido muchos ejemplos similares de migrantes que fallecieron durante su viaje, pero ninguno tan mortal como el de San Antonio.

El gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, culpó al presidente estadounidense, Joe Biden, del Partido Demócrata, por las muertes y las describió como “resultado de sus letales políticas de fronteras abiertas”.

Beto O’Rourke, el candidato demócrata que compite contra Abbott en las elecciones de noviembre, dijo que los informes eran devastadores y pidió una acción urgente para “desmantelar las redes de contrabando de personas y reemplazarlas con vías ampliadas para la migración legal”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Iw8YMJx_rSM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.