close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro
El Congreso busca restringir acceso a parejas a la reproducción asistida
Una iniciativa presentada por la priista Sylvana Beltrones, y aprobada por diputados en comisiones, plantea que sólo las parejas casadas tengan acceso a la reproducción asistida y en el caso de maternidad subrogada solo sea bajo indicación médica.
Cuartoscuro
Por Redacción Animal Político
23 de septiembre, 2016
Comparte

Sólo las parejas casadas tendrán acceso al servicio de salud de reproducción asistida y, en caso de requerir gestación sustituta (o maternidad subrogada) debe ser luego de que un médico diagnostique infertilidad, con una persona con la que haya una relación de parentesco y sin que haya dinero de por medio.

Lo anterior es parte de la iniciativa presentada por la diputada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Sylvana Beltrones, y que fue aprobada este 21 de septiembre por la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados. 

La iniciativa –que fue aprobada en el Senado, su cámara de origen, en abril pasado con 73 votos a favor y cero en contra el dictamen– se enviará para su votación en el pleno de la Cámara de Diputados la próxima semana.

Algunas de las modificaciones de la iniciativa presentada por Beltrones son las supuestos delitos y las sanciones, así como la modificación del término inseminación artificial por el de técnica de reproducción humana médicamente asistida.

En su proyecto,  la diputada explicó que a propuesta de la Secretaría de Salud se aclara en la iniciativa que la técnica de reproducción humana asistida son todos los tratamientos o procedimientos que incluyen la manipulación, tanto de ovocitos como de espermatozoides o embriones humanos, para el experimento de un embarazo.

Detalla que la reproducción humana asistida se logra través de la inducción de ovulación, estimulación ovárica controlada y desencadenamiento de la ovulación, con técnicas de reproducción humana médicamente asistida, inseminación intrauterina, intracervical o intravaginal, con semen de la pareja.

Beltrones aseguró que esta iniciativa da seguridad a las familias que tienen problemas para ser padres. “Es un primer esfuerzo, y es perfectible, pero es mejor a dejar la ley como está, porque se están cometiendo muchos abusos”.

La iniciativa tuvo el voto a favor de los legisladores del PRD y PAN. El perredista Guadalupe Hernández Alcalá consideró que la iniciativa retoma tres puntos fundamentales: la infertilidad, regula las técnicas de reproducción asistida y protege a la mujer de la explotación sexual con fines reproductivos.

“Sin lugar a duda contar con una regulación en la Ley General de Salud que reconozca el acceso a las técnicas de Reproducción Humana Asistida (RHA) como parte del ejercicio de los derechos humanos es importante; sin embargo, dicha iniciativa establece una serie de consideraciones discriminatorias para el acceso a este tipo de técnicas“, indicó sobre la ley el Grupo de Información de Reproducción Elegida (GIRE).

Lee. Gestación sustituta: lo que se aprobó no está bien

Sólo para parejas casadas

La reforma es discriminatoria porque establece como requisito para acceder a los servicios de reproducción asistida que las parejas “sean unidas en matrimonio, (lo que) resulta discriminatorio para las personas solas o para las parejas no casadas legalmente. Es por ello, que el Estado no debe establecer normas que excluyan a nadie por razón de su estado civil ni tiene la potestad jurídica de determinar un criterio modelo de familia”, agregó GIRE.

Vulnera el principio de igualdad y no discriminación al basar el acceso a la Reproducción Humana Asistida a diversas categorías prohibidas por el artículo 1 de la Constitución como el estado civil, la nacionalidad o la orientación sexual”, detalla el documento de GIRE.

La aprobación de esta iniciativa en comisiones ocurre justo en un momento en que en México grupos de la iglesia se han manifestado en contra de la ley de matrimonio igualitario que presentó hace cuatro meses el presidente Enrique Peña Nieto, por considerar que atenta contra el esquema tradicional de familia.

Por ello, la directora de GIRE, Regina Tamés, dijo a Animal Político que “en este contexto, que alguien del PRI presente una iniciativa así es un descaro, es absurdo”.

Vientre sustituto

En relación con la maternidad subrogada, Tamés explicó que la iniciativa de Beltrones no tiene una postura científica que respalde que para la gestación sustituta debe haber un vínculo de parentesco –como plantea su iniciativa–, y además “sin considerar, incluso, que ha habido problemas cuando se trata de eso. O que alguien prefiere que el vientre sustituto sea una completa extraña”.

Animal Político buscó a la diputada Sylvana Beltrones para hablar sobre su iniciativa, pero no estuvo disponible.

El condicionar que la mujer gestante tenga un vínculo de parentesco con una persona de la pareja solicitante no encuentra justificación alguna, la propuesta no contempla los supuestos en los que las personas solicitantes no tengan familia o éstas no acepten participar, motivo por el cual la propuesta de ley excluye a las personas que se encuentren en este supuesto, estableciendo características discriminatorias en la redacción de la norma”, detalla GIRE.

De acuerdo con la iniciativa, este candado busca evitar “el mal uso de la figura de la subrogación del vientre materno puede derivar en males tan lesivos a la sociedad como son la trata de persona y la explotación de la mujer con fines reproductivos”.

Además, la iniciativa de la priista dice en el artículo 71 Bis 9 que la mujer gestante tiene la obligación de preservar en todo momento las condiciones de salud que permitan el sano desarrollo del embrión, feto, niña o niño.

Y en caso de no cumplir con dicha obligación, se le impondría –de acuerdo con la propuesta del artículo 462, que establece los delitos– “una pena excesiva, innecesaria y desproporcionada, vulnerando con ello los derechos de las mujeres gestantes, ya que dicha medida no es objetiva ni razonable, motivo por el cual el instrumento de gestación debe establecerse respetando los derechos humanos de las personas involucradas, de manera especial los derechos reproductivos”, según GIRE.

Beltrones detalla en su iniciativa que no debe haber fines de lucro al hablar de maternidad subrogada.

Sin embargo, “restringir la gestación subrogada únicamente a su realización de forma gratuita, viola los derechos humanos a la libertad del trabajo y al ejercicio libre de una profesión comprendidos en el artículo 5 de la Constitución. Por lo tanto, se debería permitir la gestación onerosa, en lugar de sancionarla, pues de otra manera únicamente se fomenta el mercado clandestino de dicha práctica”.

Por lo anterior, la recomendación de GIRE es que “el Pleno de la Cámara de Diputados vote contra el Dictamen de reforma a la Ley General de Salud en materia de técnicas de reproducción humana médicamente asistida, por tratarse de una regulación claramente discriminatoria por motivos de estado civil, nacionalidad y orientación sexual y por lo tanto violatoria de la Constitución” mexicana.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
¿Por qué es importante saber que Jesús no era blanco?
Los historiadores están de acuerdo en que Jesús era un judío de Oriente Medio. Sin embargo, suele representarse como un hombre de raza blanca. La académica australiana Robyn J. Whitaker reflexiona sobre esta cuestión.
18 de abril, 2019
Comparte

Me crié en un hogar cristiano. En la pared de mi habitación colgaba un retrato de Jesús, y allí sigue todavía.

Es cursi y bastante chabacano, como solo algo de los setenta puede serlo, pero cuando era pequeña me encantaba.

En la foto, Jesús se muestra tierno y amable; veo amor en su mirada. Tiene el pelo claro, los ojos azules y la piel muy blanca.

El problema es que Jesús no era blanco. Es normal que la creencia habitual sea la contraria si uno se fija en las iglesias del mundo occidental o visita una galería de arte.

Pero, al no haber una descripción física de Cristo en la Biblia, tampoco hay lugar para la duda: el Jesús histórico, el hombre que fue ejecutado por el Imperio Romano en el siglo I, era un judío de piel oscura procedente de Oriente Medio.

Esta afirmación no es para nada controvertida desde el punto de vista académico.

Sin embargo, es un detalle que parecen olvidar los millones de cristianos que celebrarán la Semana Santa estos días.

En Viernes Santo, los devotos peregrinan hasta las iglesias para adorar a Jesús y recordar su muerte clavado en la cruz.

En la mayoría de los templos, Jesucristo será representado como un hombre blanco, con rasgos similares a los de un individuo anglo-australiano (o europeo).

Cristo entre los apóstoles, Mondadori Portfolio

Mondadori Portfolio/Getty Images
Las imágenes de Jesús en los templos le retratan como un hombre con la piel clara.

Piensa por un momento en el apuesto actor Jim Caviezel, quien interpretó a Jesús en la película de Mel Gibson “La Pasión de Cristo”. Exacto, es irlandés-americano.

Recuerda también algunas de las obras pictóricas de mayor renombre que tienen la crucifixión de Jesús como tema central. Rubens, Grünewald, Giotto… en todos los autores se puede apreciar la tendencia europea a representar a Jesucristo como un hombre blanco.

Pero, ¿qué importancia tiene todo esto? Pues mucha, ya que, como sociedad, somos plenamente conscientes del poder de la representación y de la importancia de la diversidad de los modelos de conducta.

Referentes

Lupita Nyong’o saltó a la fama tras ganar el Óscar a la mejor actriz de reparto en 2013. Desde entonces, la intérprete keniana ha confesado en varias entrevistas que cuando era joven tenía un sentimiento de inferioridad debido a que todos los referentes de belleza que veía alrededor eran mujeres de piel clara.

No fue hasta que la modelo sudanesa Alek Wek se hizo un hueco en el mundo de la moda cuando Nyong’o se dio cuenta de que siendo negra podía ser igual de hermosa.

Si somos capaces de reconocer la importancia de la diversidad étnica y física en los modelos de conducta que aparecen en los medios, ¿qué nos impide hacer lo mismo con la fe? ¿Por qué seguimos permitiendo que la imagen del Jesús blanco sea la que predomina?

Pintura de Jesús del siglo XIX en Turín.

Getty Images
¿Tienes una imagen de Jesús con rasgos europeos?

Numerosas iglesias y culturas representan a Cristo como un hombre de piel oscura o, directamente, negro.

Los cristianos ortodoxos suelen tener una iconografía que difiere sustancialmente de la que exhibe el arte europeo; de hecho, si visitas una iglesia en África, lo más probable es que te encuentres con un Jesús africano.

Sin embargo, imágenes como esa no se ven habitualmente en las iglesias protestantes y católicas de Australia, mi país (ni en las europeas).

Esta diferencia supone una importante pérdida, ya que permite a la comunidad cristiana predominante separar su devoción por Jesús de la atención compasiva que conceden a aquellos que consideran diferentes.

Desconexión cognitiva

Me atrevería a decir, incluso, que la representación tradicional de Cristo produce una desconexión cognitiva en la que un individuo puede sentir un gran afecto hacia Jesús y al mismo tiempo demostrar muy poca empatía por una persona de Oriente Medio.

Asimismo, la afirmación teológica de que los humanos fueron creados a imagen y semejanza de Dios tiene consecuencias: si Dios siempre es representado como un hombre blanco, por defecto los humanos serán blancos, idea bajo la que subyace un racismo latente.

Históricamente, el blanqueamiento de Jesús ha contribuido a que los cristianos hayan perpetrado algunos de los más terribles actos antisemitas documentados. En la actualidad, se continúa manifestando en países como Australia en la frecuencia con que se trata de etiquetar a los australianos no anglosajones como “los otros”.

Semana Santa, Costa Rica

Kryssia Campos/Getty Images
Las procesiones de Semana Santa tampoco muestran a un Jesús negro.

Dios negro

Esta Semana Santa no podré evitar preguntarme cómo serían nuestra iglesia y nuestra sociedad si se aceptara que Jesús tenía la piel oscura; qué pasaría si nos enfrentáramos a la realidad, que no es otra que el cuerpo clavado en la cruz, abatido, torturado y ejecutado públicamente por un régimen opresor, era negro.

Quizá nuestra actitud cambiaría si comprendiéramos que el injusto encierro, abuso y ejecución a los que fue sometido el Jesús histórico tienen más que ver con las experiencias de los indígenas o de los refugiados que con aquellos que ostentan el poder en la iglesia y que se apropian de la imagen de Cristo.

Puede que suene radical, pero no paro de darle vueltas a qué podría cambiar si fuéramos conscientes de que la persona a la que los cristianos llaman Dios no era blanca, sino que el salvador del mundo fue un judío de Oriente Medio.


*Robyn J. Whitaker es profesora del New Testament, Pilgrim Theological College de la Universidad de Divinity en Australia.

estampas de Jesús en Irak

Chris Hondros/Getty Images

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=VtZC2ETz-Mk

https://www.youtube.com/watch?v=p7ZPoLzIEsw

https://www.youtube.com/watch?v=HT9u-MOrhXU

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.