El Metro de la CDMX estrena una red de comunicaciones digital para prevenir accidentes
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

El Metro de la CDMX estrena una red de comunicaciones digital para prevenir accidentes

Fue sustituida la red analógica que operó durante 47 años; el propósito de la renovación es hacer más eficiente el servicio para los usuarios y prevenir situaciones que los pongan en riesgo.
Cuartoscuro
Por Diana Delgado (Más por Más)
18 de septiembre, 2016
Comparte

La red de Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro de la Ciudad de México renovó sus comunicaciones internas, una medida con la que promete mejorar el servicio y prevenir accidentes.

Es por eso que todos los días, a las 6 de la mañana, los tableros empotrados en las paredes de los puestos centrales de control del Metro se encienden. Cada uno tiene pequeñas luces rojas que forman un extenso entramado y que son monitoreadas constantemente.

Cuando alguna de las luces parpadea, un funcionario llama, analiza el caso y activa el mensaje correspondiente, por ejemplo: “Debido a la lluvia, la marcha del tren será lenta. Gracias”.

Se trata de la nueva red digital comunicaciones internas del Metro, con la cual se renovó la red analógica que operó durante 47 años.

El propósito de la renovación es hacer más eficiente el servicio para los usuarios y prevenir situaciones que los pongan en riesgo, según explica el director de la institución, Jorge Gaviño.

Ahora, el Metro cuenta con 5,700 radios Tetra similares a los que utiliza la policía. De acuerdo con las autoridades capitalinas, se trata de una de las tecnologías más modernas del mundo, la que permite a conductores, vigilantes y supervisores reportar incidentes en tiempo real, como ocurre en Londres y París.

Para comunicarse bajo tierra

Hasta antes de la renovación del sistema digital, las comunicaciones entre las estaciones y los puestos centrales se realizaban a través de teléfonos de magneto.

Este sistema funcionó desde la apertura del STC en septiembre de 1969, pero una de sus principales desventajas era que, con ellos, no era posible hacer llamadas cuando los trenes iban de una estación a otra, lo que generaba demoras en el servicio.

Los 5,700 nuevos radios —que costaron a la ciudad 40 millones de pesos— se distribuyen así: 5,000 aparatos portátiles están en áreas de operación, vigilancia, emergencia, mantenimiento y con jefes de estación; los 700 restantes se encuentran embarcados, dos por tren.

Para que puedan funcionar, la empresa que ganó la licitación, la francesa Thales, instaló cable radiante en las estaciones subterráneas, con el fin de que la señal rebote y se mantenga estable incluso dentro de las zonas más profundas, como la Línea 7, que va de Barranca del Muerto a El Rosario.

Con estas medidas se busca que los conductores de tren puedan comunicarse y reportar problemas directamente a los jefes de estación, la gerencia de seguridad o los puestos centrales de Control.

Las fallas de la nueva red

La nueva red de comunicaciones del Metro empezó a operar en noviembre de 2015, dos años después de que se diera a conocer la licitación, cuando todavía Joel Ortega era el director del STC.

Las autoridades de la institución confían en que esta nueva herramienta sirva para que la capital tenga un transporte más eficiente y seguro, aunque admiten que en estos primeros meses de operación han detectado algunas fallas (“vicios ocultos”).

Una de esas fallas se ha registrado en la Línea 4, que recorre de Martín Carrera a Santa Anita, donde se descubrió que la potencia de la señal disminuye.

Cuestionado sobre el tema, Gaviño explica que la empresa Thales tiene un año para corregir los problemas encontrados. Si no lo hace, el Metro puede hacer valer una póliza de seguro equivalente a 15% del monto del contrato.

El fin, prevenir accidentes

La nueva red tiene una vida útil de 10 años y, una vez cumplidos los plazos contractuales, el propio Metro será el responsable de darle mantenimiento, dice Juan Carlos Rubio, director de Ingeniería y Desarrollo Tecnológico del STC.

Durante sus primeros meses de funcionamiento, trabajadores lo han utilizado para realizar alrededor de dos millones de llamadas, comenta Horacio Padilla, jefe de Reguladores de la institución, quien detalla que la mayoría ha sido para solicitar indicaciones de avance, reportar incidentes y artefactos dañados, y establecer marcha de seguridad para los trenes.

Esta cifra se traduce en cientos de reportes al día, que las autoridades del Metro buscan atender con rapidez para evitar accidentes u otras situaciones de riesgo para los usuarios.

Uno de los más recientes y difundidos públicamente fue el choque de trenes que ocurrió el 4 de mayo de 2015 en la estación Oceanía de la Línea 5, que dejó un saldo de 12 personas lesionadas.

Según Gaviño, ese hecho pudo haberse evitado con una red de comunicación como la actual, que entró en funcionamiento seis meses después.

“En ese momento no funcionaba el nuevo sistema de comunicación, además de que se trató de un error humano porque no se respetaron los 400 metros de separación ni la marcha de seguridad por lluvia”, dice el director del STC.

“El Metro sólo ha tenido dos accidentes graves, éste (de 2015) y otro hace 40 años en calzada de Tlalpan , pero con esta comunicación que alcanza andenes, pasillos, vestíbulos, escaleras, torniquetes, taquillas, exteriores, interestaciones y talleres, se podrán prevenir y evitar nuevos incidentes”, asegura el funcionario.

En cifras

  • 5,700 radios Tetra integran la nueva red de comunicaciones del Metro de la capital.
  • 10 años es el tiempo de vida útil de estos aparatos, que comenzaron a funcionar en noviembre.
Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

¿Es posible que sigan apareciendo variantes cada vez más peligrosas de covid-19 o existe un límite?

La variante Delta es aún más contagiosa que la Alfa. ¿Seguirá el virus cambiando de modo tal que pueda evadir la inmunidad o la evolución misma le pondrá un freno?
Getty Images
13 de junio, 2021
Comparte

Está claro que ahora estamos lidiando con un virus que se propaga mucho más fácilmente -probablemente con más del doble de facilidad- que la versión que surgió en Wuhan a fines de 2019.

La variante Alpha, identificada por primera vez en Kent, Reino Unido, realizó un gran salto en su capacidad de transmisión. Ahora la Delta, encontrada por primera vez en India, dio un salto aún más grande.

Esto es evolución en acción.

Entonces, ¿estamos condenados a un desfile interminable de variantes nuevas y mejoradas que se vuelven cada vez más difíciles de contener?

¿O hay un límite en torno a cuánto puede empeorar el coronavirus?

Vale la pena recordar el viaje en el que se encuentra este virus. Ha dado el salto desde infectar a una especie completamente diferente (sus parientes más cercanos son los murciélagos) a nosotros.

Es como tú cuando comienzas en un nuevo trabajo: eres competente, pero queda espacio para mejorar.

La primera variante fue lo suficientemente buena como para iniciar una pandemia devastadora, pero ahora está aprendiendo en el trabajo.

Número de reproducción

Cuando los virus saltan a los humanos, sería “muy raro que fueran perfectos”, explica Wendy Barclay, viróloga del Imperial College de Londres. “Se instalan y luego se lo pasan genial”.

Multitud

Getty Images
La forma más clara de comparar el poder de propagación biológico puro de los virus es observar su número de reproducción.

Hay ejemplos de virus, dice, desde pandemias de gripe hasta brotes de ébola, que dan el salto y luego se aceleran.

Entonces, ¿hasta dónde podría llegar?

La forma más clara de comparar el poder de propagación biológico puro de los virus es observar su R0 (el número de reproducción).

Ese es el número promedio de personas a las que cada persona infectada transmite un virus, si nadie fuera inmune y si nadie tomara precauciones adicionales para evitar infectarse.

Ese número era de alrededor de 2,5 cuando comenzó la pandemia en Wuhan y podría llegar a 8,0 para la variante Delta, según los modeladores de enfermedades del Imperial College.

“Este virus nos ha sorprendido mucho. Va más allá de lo que temíamos”, dice Aris Katzourakis, un investigador que estudia la evolución viral en la Universidad de Oxford.

“El hecho de que haya sucedido dos veces en 18 meses, dos linajes (Alfa y luego Delta) cada uno 50% más transmisible es una cantidad fenomenal de cambio”.

Él cree que es “tonto” intentar poner un número a qué tan alto podría llegar, pero puede ver fácilmente más saltos en la transmisión durante los próximos dos años.

Otros virus tienen un R0 mucho más alto, y el poseedor del récord, el sarampión, puede causar brotes explosivos.

Laboratorio

Getty Images
El virus todavía puede “mejorar”, es decir volverse más eficiente en su modo de transmisión.

“Todavía hay espacio para que suba más”, dice Barclay. “El sarampión está entre 14 y 30, dependiendo de a quién le preguntes, no sé cómo se desarrollará”.

Entonces, ¿cómo lo están haciendo las variantes?

Hay muchos trucos que el virus podría utilizar para mejorar su propagación, como:

  • mejorar la forma en que se introduce dentro de las células de nuestro cuerpo
  • sobrevivir por más tiempo en el aire
  • aumentar la carga viral para que los pacientes respiren o tosan más virus
  • cambiar en el proceso de infectar otra persona

Una de las formas en que la variante Alfa se volvió más transmisible fue mejorando la forma de saltarse el mecanismo que alerta de su intrusión, llamado respuesta de interferón, dentro de las células de nuestro cuerpo.

Pero esto no significa que para cuando lleguemos a Omega en el alfabeto griego de las variantes acabaremos con una bestia imparable.

“En última instancia, existen límites y no existe un virus superdefinitivo que tenga todas las combinaciones de mutaciones negativas”, señala Katzourakis.

También existe el concepto de compensaciones evolutivas: para mejorar en una cosa, a menudo tienes que empeorar en otra.

Traslado de enfermo con covid-19

Getty Images
Las nuevas variantes son más transmisibles que la original.

El programa de vacunación más rápido de la historia le dará al virus un obstáculo diferente para superar y lo empujará en otra dirección evolutiva.

“Es muy posible que los cambios en el virus que hacen que sea mejor para evitar las vacunas puedan terminar comprometiendo su capacidad de transmisión en un sentido absoluto”, dice Katzourakis.

Él piensa que la variante Beta -que tiene una mutación llamada E484K que ayuda a evadir el sistema inmunológico pero que no ha logrado despegar- es un ejemplo de esto.

Sin embargo, la Delta tiene mutaciones que la ayudan a propagarse y a esquivar parcialmente la inmunidad.

Fase intermedia

Aún es difícil predecir cuál resultará ser la estrategia óptima para el coronavirus. Los diferentes virus utilizan diferentes técnicas para seguir infectando.

El sarampión es explosivo, pero deja una inmunidad de por vida, por lo que siempre tiene que encontrar a alguien nuevo. La influenza tiene un R0 mucho más bajo, apenas por encima de 1, pero muta constantemente para evadir la inmunidad.

“Estamos en una fase realmente interesante, intermedia y algo impredecible, es difícil predecir cómo se desarrollará dentro de un año”, dice Barclay.

Una cosa que se afirma a menudo, pero que atrae el desprecio de los científicos, es que el virus debe volverse más leve para propagarse más fácilmente.

Perú

Getty Images
Las variantes cada vez más transmisibles son una pesadilla para los países más pobres.

Hay muy poca presión evolutiva sobre el virus para que eso suceda. El virus ya se ha transmitido a la siguiente persona mucho antes de que mate a la persona infectada.

Y las personas que más lo propagan (los más jóvenes) son las que no se enferman mucho.

En los países ricos con buenas campañas de vacunación, se espera que las próximas variantes no puedan representar un problema importante debido a la inmunidad generalizada.

Pero estas variantes cada vez más transmisibles son una pesadilla para el resto del mundo, donde hacen cada vez más difícil contener a la covid-19.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=N0wyhKC_uok

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.