close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
close
Manu Ureste
Peña defiende a migrantes en la ONU, pero en México aumentan deportaciones y agresiones
El presidente ensalzó a los migrantes como “agentes de cambio”, sin embargo, en México las deportaciones masivas continúan. La organización Wola critica que México privilegie la deportación frente al asilo.
Manu Ureste
Por Manu Ureste
20 de septiembre, 2016
Comparte

En plena campaña estadounidense hacia la Casa Blanca, en la que el candidato republicano Donald Trump ha lanzado múltiples mensajes contra la migración que llega a su país, el presidente Peña Nieto se presentó ayer en la sede de las Naciones Unidas, en Nueva York, con un discurso en el que destacó las bondades de la migración.

“La historia demuestra que no hay barreras que detengan el movimiento de las personas (…). No las hay naturales y tampoco artificiales. Para cada río, ha habido siempre un puente”, dijo el mandatario en alusión a Trump, quien ha advertido en reiteradas ocasiones que construirá un muro en la frontera con México si es electo presidente.

Además, Peña Nieto prometió en su mensaje que México seguirá trabajando para que se “reconozca a los migrantes como agentes de cambio y desarrollo”, y planteó 7 puntos para proteger sus derechos humanos.

Sin embargo, a pesar de este discurso de los ‘puentes’ frente a los muros, en México el ‘boom’ de detenciones y deportaciones de migrantes que trajo en 2014 el Plan Frontera Sur continúa.

Drones, brigadas de seguridad privada, y bardas para frenar a migrantes

Según cifras de la Unidad de Política Migratoria, en 2015 se detuvo a 198 mil 141 migrantes, de los cuales el 90% eran de origen centroamericano. Esta cifra ‘pulverizó’ el récord de capturas del 2014, que con 127 mil 149 eventos era el año con más capturas en ocho años.

En el presente 2016, hasta el mes de julio suman 99 mil 768 capturas de migrantes. Aunque esta cifra refleja un ligero descenso de -17% en relación al nuevo récord de 2015, es todavía 63% más alta que la de 2014 (61 mil 092) y hasta 88% más que 2013 (52 mil 906), el primer año de Peña Nieto en Los Pinos.

Este aumento en las detenciones coincide con el anuncio que hizo en el verano de 2014 el secretario de Gobierno, Miguel Ángel Osorio Chong, quien advirtió que ya no se permitiría a los migrantes subir al tren conocido como ‘La Bestia’ para alcanzar la frontera con Estados Unidos.

Animal Político publicó que esta advertencia quedó plasmada por escrito en el Diario Oficial de la Federación del 23 de agosto de este año, en el que el Gobierno expone su plan de ‘blindar’ el ferrocarril empleando drones, cámaras de vigilancia, y hasta con brigadas de guardias de seguridad privada.

Además de este ‘blindaje’, el gobierno de México también está ‘cercando’ las vías ferroviarias del paísen 2015, un total de 2,351 migrantes fueron capturados en las vías del tren. Esta cifra refleja un aumento de 190% en comparación con 2013. Y de 71% en contraste con 2014.

La política de detención y deportación de migrantes centroamericanos quedó corroborada en las propias palabras del presidente Peña Nieto hace unos días, el pasado 3 de septiembre, cuando durante la visita de Donald Trump rechazó la idea de construir un muro en el norte de México, pero acto seguido sí coincidió con el magnate en la necesidad de blindar la frontera sur.

“Es de vital importancia para México y para la relación con Estados Unidos hacer la frontera de Centroamérica más segura”, recalcó el presidente mexicano.

Un vigilante privado custodia los vagones de La Bestia a su paso por Apizaco, Tlaxcala. //Foto: Manu Ureste (@ManuVPC)

Un vigilante privado custodia los vagones de La Bestia a su paso por Apizaco, Tlaxcala. //Foto: Manu Ureste (@ManuVPC)

Solicitudes de refugio baten ‘récord’, pero COMAR tiene 25 millones de presupuesto

En contraste con este aumento del control migratorio, la política de refugio mexicana abre muy poco la mano a quienes buscan refugio por la violencia de las pandillas en Centroamérica.

En 2013, de las 1 mil 296 solicitudes de asilo, solo se aprobaron 280, el 21%.

En 2014, se registraron 2 mil 137 y se aprobaron 456, el 21%.

En 2015, 3 mil 424 y aprobadas 949, el 27%.

Y en 2016 se batió un récord de 3 mil 486 solicitudes en apenas seis meses, de las cuales se aprobaron el 35%.

Además, aunque el número de solicitudes de personas que huyen de la violencia  se ha multiplicado en los últimos años –en 2016 las peticiones aumentaron 169% en comparación con 2013-, el presupuesto destinado a la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) se ha mantenido ‘congelado’ por debajo de los 26 millones de pesos.

Un migrante centroamericano lee un cartel de ACNUR en el albergue de Arriaga, Chiapas, en el que se le informa que tiene derecho a solicitar la condición de refugiado. //Foto: Manu Ureste (@ManuVPC)

Un migrante centroamericano lee un cartel de ACNUR en el albergue de Arriaga, Chiapas, en el que se le informa que tiene derecho a solicitar la condición de refugiado. //Foto: Manu Ureste (@ManuVPC)

Por poner un ejemplo: para este proyecto de egresos de la Federación 2017, se propone un presupuesto para COMAR de 25 millones 400 mil pesos, frente a los mil 670 millones del Instituto Nacional de Migración (INM), el organismo encargado de, entre otras funciones, detener a los migrantes sin documentos y de mantenerlos en centros de reclusión hasta su deportación.

Para la Oficina de Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA por sus siglas en inglés) estas estadísticas muestran que México sigue priorizando el control migratorio, a pesar de las palabras de Peña Nieto en la ONU.

“Por un lado, México exige a Estados Unidos que trate a sus migrantes con dignidad, pero después voltea con los centroamericanos y otros migrantes en tránsito y les niega sus derechos más básicos”, plantea en entrevista Maureen Meyer, coordinadora del Programa México y Derechos de Migrantes para WOLA, quien critica que “México sigue priorizando las deportaciones sobre la protección de migrantes que podrían estar huyendo del peligro”.

En este sentido, WOLA publica este martes en el informe Un camino de Impunidad que tiene conocimiento de que en México “las deportaciones de migrantes en muchos casos son arbitrarias y que personas que podrían calificar para asilo son enviadas a situaciones peligrosas que ponen en riesgo sus vidas”.

Y para sustentar lo anterior, WOLA documenta en el informe, que elaboró junto con Fundar y la Casa del Migrante de Saltillo, varios testimonios de migrantes centroamericanos que, a pesar de estar amenazados de muerte por las pandillas, fueron deportados por las autoridades mexicanas.

Deportación de niños migrantes desde México: la historia de Gabriela from WOLA on Vimeo.

Deportación de niños migrantes desde México: la historia de Karla from WOLA on Vimeo.

Niños que huyen de la violencia en Centroamérica enfrentan peligro en México from WOLA on Vimeo.

Fracaso en proteger a niños migrantes: HRW

Aunado a lo anterior, la organización Human Rights Watch (HRW), también denunció en marzo pasado que menos del 1% de los menores que son detenidos por las autoridades migratorias mexicanas son reconocidos como refugiados.

La organización planteó varios factores para una cifra tan baja, como que los agentes migratorios no informan a los niños que pueden solicitar el reconocimiento como refugiados, no brindan una asesoría jurídica adecuada, o no hacen una evaluación adecuada de cada caso.

Fiscalía especial se queda sin presupuesto, pero las agresiones contra migrantes continúan

Por otra parte, aunque el Programa Frontera Sur promete como parte de sus cinco ejes la protección de los migrantes indocumentados, en la práctica ha provocado que, como resultado del incremento del control migratorio, miles de personas busquen rutas alternas alejadas de las vías del tren y de los albergues de la sociedad civil, quedando más expuestos ante el crimen organizado, a la delincuencia común, a y las extorsiones de las autoridades.

Por poner solo un ejemplo, el Instituto Nacional de Migración respondió vía transparencia pública a Animal Político que en apenas 18 meses, de enero de 2015 a junio de 2016, registró 595 casos de agresión a migrantes, de los cuales 208 eran de secuestro (el 35%). Mientras que organizaciones civiles como la Casa del Migrante de Saltillo documentó hasta el 15 de julio de este 2016 al menos 20 secuestros de migrantes y 77 robos en contra de ellos.

Asimismo, Animal Político publicó que un año después de que entrara en vigor el Plan Frontera Sur, los robos a migrantes en los estados de la frontera sur aumentaron 81%. 

Asistencias INM

A pesar de todo lo anterior, la Unidad de Investigación de Delitos para Personas Migrantes, que fue creada en diciembre de 2015 como una unidad adscrita a la Subprocuraduría de Derechos Humanos y Prevención del Delito de la PGR, se quedó en este proyecto de presupuesto 2017 sin recursos económicos etiquetados, tal y como reflejó el Colectivo Migraciones para las Américas.

WOLA destaca en su informe que la creación de esta Unidad es un buen avance. “Sin embargo –contrapone-, las autoridades no han garantizado que funcione correctamente y cumpla su objetivo de investigar delitos contra los migrantes”.

Y como muestra de ello, la organización estadounidense señala que aunque la Unidad ya está funcionando, “carece de personal y recursos para investigar los 129 casos de migrantes que ha recibido a la fecha”.

Además, recalca que al mes de septiembre dicha Unidad solo cuenta con cinco agentes del Ministerio Público y dos policías de investigación. Es decir, que cada agente de investigación está a cargo de 25 casos y cada policía de investigación de 64.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte