¡Shhh!: Grandes películas donde el protagonista nunca habla
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

¡Shhh!: Grandes películas donde el protagonista nunca habla

En el cine te puedes encontrar historias donde el personaje principal no habla, pero nos cuenta una historia entrañable. Esta es una lista de estas películas.
Especial
Por Daniel García / Click Necesario
21 de septiembre, 2016
Comparte

click-necesario-cintillo

Dicen que si no tienes nada bueno que decir, mejor no digas nada. Alguna vez tuve una cita en la que ella no dijo nada por una hora, lo cual me preocupó pues pensé que no tenía nada bueno que decir de nuestro encuentro. Ya después me enteré que era muda y la velada mejoró bastante. Así en el cine, te puedes encontrar historias donde el personaje principal no habla, pero nos cuenta una historia entrañable.

Esto podría sonar tonto, pues en los inicios del cine pasaba justo eso. El cine mudo nos llenó de relatos donde no era necesario hablar para entender y vivir las historias. Pero con la llegada del cine sonoro, volvimos a hablar y nos olvidamos de lo poderoso de los silencios.

Afortunadamente existen algunas excepciones donde el cine nos regala personajes mudos (o que simplemente no hablan porque no se les da la gana) y que nos recuerdan que a veces no es necesario hablar para expresarnos. Estas son algunas películas cuyo personaje principal no dice nada de nada.

DUMBO (Dumbo, 1941)

Si algo es característico de una película animada de Disney es que todos pueden hablar. Desde objetos y vegetales hasta animales de todas las especies. Sin embargo, nuestro paquidermo favorito de todos los tiempos (un lugar arriba de Estampi y Babar), no menciona una sola palabra.

Esto resulta bastante raro, pues todos los demás personajes hablan, incluyendo el ratón Timothy Q. Mouse quien se convierte en una especie de conciencia para el orejón mamífero, la madre de Dumbo y demás elefantes del circo y, por supuesto, unos cuervos (peligrosamente racistas) que nunca han visto a un elefante volar.

SERGEY (The Tribe, 2014)

Si odian la experiencia de ir al cine y padecer un alto nivel de ansiedad durante unas dos horas, entonces esta cinta no es para ustedes. La tribu es una cinta ucraniana que no sólo no tiene palabras, sino que tampoco tiene música. Lo único que escuchamos es el sonido ambiente que hace más notorio la creciente tensión y el realismo de la cinta.

Todo sucede en un internado para personas sordo-mudas y como buena escuela está llena de bullies. Así que para sobrevivir aquello, Sergey (nuestro protagonista) se une a una pandilla (que a diferencia de la de Don Gato, esta se dedica a la prostitución y al robo).

Una historia intrigante contada sin palabras, donde el público es el único que puede escuchar lo que pasa alrededor de los personajes. Un viaje verdadero y realista de un mundo lleno de sensaciones y totalmente alejado de sentimentalismos y compasión hollywoodense. Una película en lenguaje de señas que no necesita subtítulos, pues como bien dicen, para el amor y el odio no necesitas traducciones.

ROBERT (Rubber, 2010)

De entre mis miedos más grandes está un payaso asesino, un monstruo de enormes garras y colmillos, la obscuridad y una llanta. Claro que en mi caso se trata de la enorme llanta que está en mi panza, mientras que la cinta Rubber nos cuenta la historia de una llanta de auto con la capacidad telequinética de matar personas.

¿Por qué? Porque puede. Si una persona se despierta un día con la necesidad de ver el mundo arder, por qué no una llanta. Sobretodo si se trata de una llanta sola, triste y abandonada en el desierto. Así por cerca de dos horas,  la película dirigida por Quentin Dupiex (también conocido como Oizo) es una celebración del sin sentido y la maravillosa de un silencioso neumático que rueda y rueda con una sed asesina.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La mujer detenida en Suecia por encerrar a su hijo en un apartamento durante años

La policía del país escandinavo arrestó a la mujer, de unos 70 años, tras encontrar a su hijo en un apartamento en estado de abandono.
2 de diciembre, 2020
Comparte

La policía sueca arrestó a una mujer de 70 años por haber supuestamente mantenido a su hijo confinado en un apartamento de Estocolmo (Suecia) durante aproximadamente tres décadas.

La mujer es sospechosa de detención ilegal y también de haberle causado daños físicos después de que el hombre, de unos 40 años, fuera encontrado con heridas y en estado de abandono.

El hombre fue descubierto por un familiar el pasado domingo después de que la madre cayera enferma y fuera trasladada al hospital.

Este familiar dijo a Expressen y otros medios suecos ser su hermana y explicó que acudió al piso el pasado domingo 27 de noviembre por la noche con su pareja tras enterarse de que la madre estaba en el hospital.

¿Cómo fue encontrado?

Según le dijo a la cadena sueca SVT, ella se mudó del apartamento cuando era adolescente y nunca había vuelto a ver a su hermano.

De pequeña, explicó, intentó en vano dar la voz de alarma sobre la situación del chico, quien fue sacado de la escuela a los 11 o 12 años.

Al abrir la puerta, que no estaba cerrada con llave, dijo que se encontró el apartamento a oscuras, con un fuerte olor a orina, suciedad y polvo. Nadie le contestó cuando dijo “hola”, así que entró, haciéndose paso entre amasijos de cosas.

Tras oír un ruido en la cocina, vio a un hombre sentado en una esquina oscura. Tenía heridas en las piernas hasta las rodillas.

Cuando él la vio, se levantó y murmuró su nombre una y otra vez. Había perdido casi todos sus dientes y su voz sonaba como un murmullo.

De alguna forma la había reconocido, explicó ella, a pesar de todo el tiempo transcurrido, y no le tenía miedo.

“Solo doy gracias de que le han ayudado y vaya a sobrevivir”, le dijo ella al diario Expressen.

Tras ser trasladado al hospital, donde permanece ingresado, los médicos alertaron a la policía y la madre fue detenida.

Policía en la puerta del piso

EPA
Las autoridades dijeron que el hombre había sido retenido “durante un período largo de tiempo”.

“El único comentario sobre el tiempo que la persona llevaba ‘retenida’ por su madre es: sabemos que ha sido durante un período largo de tiempo”, le dijo la portavoz de la policía Ola Österling a la BBC.

“A veces sucede que (los criminales) agarran a alguien por un par de días y lo encierran en un vehículo o un edificio. Esto pasa a veces. Pero por tanto tiempo, nunca había oído de algo así en Suecia”, añadió Österling.

“No hemos hecho una estimación de cuántos años. Eso es ahora parte de la investigación”, afirmó.

La policía ha precintado el apartamento en Haninge, un suburbio al sur de la capital, para llevar a cabo una investigación y está buscando testigos que ayuden a reconstruir lo sucedido.

La mujer seguirá bajo custodia policial mientras se lleva a cabo la investigación. Si es declarada culpable de detención ilegal se podría enfrentar a una pena de 10 años de cárcel.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=G127XBhPq_4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.