¡Shhh!: Grandes películas donde el protagonista nunca habla
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

¡Shhh!: Grandes películas donde el protagonista nunca habla

En el cine te puedes encontrar historias donde el personaje principal no habla, pero nos cuenta una historia entrañable. Esta es una lista de estas películas.
Especial
Por Daniel García / Click Necesario
21 de septiembre, 2016
Comparte

click-necesario-cintillo

Dicen que si no tienes nada bueno que decir, mejor no digas nada. Alguna vez tuve una cita en la que ella no dijo nada por una hora, lo cual me preocupó pues pensé que no tenía nada bueno que decir de nuestro encuentro. Ya después me enteré que era muda y la velada mejoró bastante. Así en el cine, te puedes encontrar historias donde el personaje principal no habla, pero nos cuenta una historia entrañable.

Esto podría sonar tonto, pues en los inicios del cine pasaba justo eso. El cine mudo nos llenó de relatos donde no era necesario hablar para entender y vivir las historias. Pero con la llegada del cine sonoro, volvimos a hablar y nos olvidamos de lo poderoso de los silencios.

Afortunadamente existen algunas excepciones donde el cine nos regala personajes mudos (o que simplemente no hablan porque no se les da la gana) y que nos recuerdan que a veces no es necesario hablar para expresarnos. Estas son algunas películas cuyo personaje principal no dice nada de nada.

DUMBO (Dumbo, 1941)

Si algo es característico de una película animada de Disney es que todos pueden hablar. Desde objetos y vegetales hasta animales de todas las especies. Sin embargo, nuestro paquidermo favorito de todos los tiempos (un lugar arriba de Estampi y Babar), no menciona una sola palabra.

Esto resulta bastante raro, pues todos los demás personajes hablan, incluyendo el ratón Timothy Q. Mouse quien se convierte en una especie de conciencia para el orejón mamífero, la madre de Dumbo y demás elefantes del circo y, por supuesto, unos cuervos (peligrosamente racistas) que nunca han visto a un elefante volar.

SERGEY (The Tribe, 2014)

Si odian la experiencia de ir al cine y padecer un alto nivel de ansiedad durante unas dos horas, entonces esta cinta no es para ustedes. La tribu es una cinta ucraniana que no sólo no tiene palabras, sino que tampoco tiene música. Lo único que escuchamos es el sonido ambiente que hace más notorio la creciente tensión y el realismo de la cinta.

Todo sucede en un internado para personas sordo-mudas y como buena escuela está llena de bullies. Así que para sobrevivir aquello, Sergey (nuestro protagonista) se une a una pandilla (que a diferencia de la de Don Gato, esta se dedica a la prostitución y al robo).

Una historia intrigante contada sin palabras, donde el público es el único que puede escuchar lo que pasa alrededor de los personajes. Un viaje verdadero y realista de un mundo lleno de sensaciones y totalmente alejado de sentimentalismos y compasión hollywoodense. Una película en lenguaje de señas que no necesita subtítulos, pues como bien dicen, para el amor y el odio no necesitas traducciones.

ROBERT (Rubber, 2010)

De entre mis miedos más grandes está un payaso asesino, un monstruo de enormes garras y colmillos, la obscuridad y una llanta. Claro que en mi caso se trata de la enorme llanta que está en mi panza, mientras que la cinta Rubber nos cuenta la historia de una llanta de auto con la capacidad telequinética de matar personas.

¿Por qué? Porque puede. Si una persona se despierta un día con la necesidad de ver el mundo arder, por qué no una llanta. Sobretodo si se trata de una llanta sola, triste y abandonada en el desierto. Así por cerca de dos horas,  la película dirigida por Quentin Dupiex (también conocido como Oizo) es una celebración del sin sentido y la maravillosa de un silencioso neumático que rueda y rueda con una sed asesina.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Tan lento como sea posible: 'la pieza musical más larga del mundo' planeada para sonar hasta 2640

Una obra experimental del compositor John Cage comenzó a sonar en 2001 y, si todo sale según lo planeado, deberá poder escucharse durante más de 600 años.
15 de septiembre, 2020
Comparte
El órgano de Tan lento como sea posible.

Reuters
El órgano está ubicado en una iglesia de Alemania.

Tan lento como sea posible.

Ese es el título una obra musical avant-garde del compositor estadounidense John Cage (Los Ángeles 1912 – Nueva York, 1992).

El título de la melodía no es una metáfora, por el contrario, el objetivo es que sea “la pieza musical más larga y más lenta del mundo”.

Desde 2001, un órgano especialmente diseñado para esta melodía comenzó a interpretar la obra en la iglesia San Burchardi, en Halberstadt, Alemania.

Tuvo una pausa de 17 meses y, desde entonces, el sonido del incesante del órgano retumba entre las paredes de la iglesia.

Aquí puedes escuchar cómo suena Tan lento como sea posible:

Pueden pasar años entre un cambio de acorde y otro. Desde que comenzó el concierto, solo ha habido 14 cambios de acordes.

El más reciente fue el pasado 5 de septiembre. Antes de eso, el órgano había sostenido la misma nota desde 2013.

El próximo cambio de “Tan lento como sea posible” está programado para el 5 de febrero de 2022.

A ese ritmo de interpretación, el concierto terminará en 2640.

El órgano de Tan lento como sea posible.

Reuters
Los operarios del órgano utilizan bolsas de arena para sostener los arcordes.

¿De qué se trata la pieza?

Tan lento como sea posible es parte del Órgano John Cage, un proyecto artístico que tiene la misión de interpretar la melodía que el artista compuso en 1985.

Rainer Neugebauer, director del proyecto, dice con esta obra Cage buscaba liberar los sonidos de cualquier intención, retórica o moralidad.

“Es un proyecto de arte a la vez radical, irritante, abierto y extremadamente delicado”, le dice Neugebauer a BBC Mundo.

Según Neugebauer, el hecho de tener acordes sostenidos produce la sensación de que “el tiempo está detenido” o de que surge la noción de eternidad.

El órgano de Tan lento como sea posible.

Reuters
La partitura está planeada para interpretarse durante más de 600 años.

La obra, según los encargados del proyecto, también es un “símbolo de confianza en el futuro”.

Música en medio de la pandemia

Para cada cambio de acorde, un grupo de operarios intercambian los tubos metálicos del órgano y añaden bolsas de arena para lograr y mantener lo que dicta la partitura.

Muchos de los fanáticos que llevaban siete años esperando este momento, tuvieron que conformarse con ver el cambio de acorde a través de una pantalla gigante, debido a las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus.

Iglesia

Reuters
Cientos de fanáticos llegaron a ver el cambio de acorde, pero debido a las restricciones por el coronavirus no todos pudieron entrar a la iglesia.

Según Neugebauer, la pandemia ha reducido significativamente el número de visitantes que reciben, por lo que también reciben menos donaciones.

Aun así, Neugebauer es optimista con el futuro del proyecto.

“Quizás en 2620, 20 años de que termine la interpretación según lo planeado, alguien diga: ‘Oh, esto no es lo más lento posible, vamos a tocarlo un poco más lento y le añadiremos algunos años o siglos’”, concluye Neugebauer.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=6kQ0oCfV43I

https://www.youtube.com/watch?v=0fHkEolNWFc&t=47s

https://www.youtube.com/watch?v=jizwCrw_WEU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.