Snap Inc: ¿qué hay detrás del cambio de nombre de Snapchat?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
@Snap

Snap Inc: ¿qué hay detrás del cambio de nombre de Snapchat?

El anuncio del cambio de nombre de Snapchat coincide con la presentación del primer dispositivo de esa empresa: una gafas con cámara incorporada.
@Snap
Por BBC Mundo
24 de septiembre, 2016
Comparte

”Cuando empezamos en esto tenía sentido que nuestra empresa se llamara Snapchat, porque Snapchat era nuestro único producto”.

Así explica en su cuenta de Twitter Evan Spiegel, uno de los fundadores, la razón por la que la empresa detrás de la exitosa aplicación de mensajería efímera se llamará de ahora en adelante Snap Inc.

“Pero ahora que estamos desarrollando nuevos productos, como Spectacles,necesitamos un nombre que vaya más allá del producto único, pero que no pierda la familiaridad y la diversión de nuestro equipo y nuestra marca”, añade.

De hecho, la compañía aprovechó la presentación de Spectacles—su primer dispositivo—, unas gafas con cámara incorporada y que inevitablemente recuerda a las fallidas Google Glass, para anunciar el cambio de nombre.

Imagen circular

Las gafas “inteligentes” saldrán a la venta este otoño, en tres colores (negro, coral y azul verdoso) y costarán unos US$130.

Con la lente de 115 grados de la cámara, situada en el extremo izquierdo del dispositivo, se podrá grabar videos de hasta 30 segundos.

Una imagen del video sobre las Spectacles que se colgó en YouTube, ya retirado.Un video ya retirado de YouTube mostraba el funcionamiento de las Spectacles.

La imagen captada será circular, en lugar de la tradicional rectangular, explica la compañía.

Y una vez registrado el video, éste se podrá transferir de forma inalámbrica al teléfono inteligente y de allí compartirlo vía Snapchat.

Una luz frontal advertirá a los demás usuarios que la cámara de las Spectacles está grabando.

Y la batería del dispositivo durará hasta un día entero, según la empresa.

La primera en anunciar el nuevo producto fue la página web de información económica Business Insider, y lo hizo publicando un video sobre Spectacles que encontró en YouTube.

Aunque desde la publicación del artículo en cuestión el video ha sido retirado.

“Volver a experimentar la experiencia”

Después, el propio Spiegel, de 26 años, informó a los medios que llevaban cinco años trabajando en su nuevo dispositivo y explicó qué es lo que aportará su nuevo producto.

SnapchatSnapchat cuenta ya con 150 millones de usuarios activos diarios

“Eran nuestras primeras vacaciones y fuimos a pasar un par de días a Big Sur”, una región muy poco poblada de California, Estados Unidos, donde las montañas de Santa Lucia emergen abruptamente del océano Pacífico, le contó al diario estadounidense The Wall Street Journal.

“Caminamos por los bosques, pasamos sobre troncos y admiramos los bellos árboles”, recordó.

“Y luego, cuando vi lo grabado, pude ver mis recuerdos con mis propios ojos. Era increíble”, exclamó.

“Una cosa es ver las imágenes de una experiencia que hayas tenido y otra muy distinta experimentar lo ya experimentado. Fue lo más cerca que estado nunca de sentir que estaba en el lugar de nuevo“.

Más “modernas” que Google Glass

Esto hace recordar a otras gafas inteligentes, las Google Glass.

Mientras el dispositivo de Google llegó a manos de desarrolladores y diseñadores, por su precio de US$1.500 nunca fue realmente un producto de consumo masivo.

Un hombre con las Google Glass.Google Glass no terminó siendo un producto de consumo masivo, recuerdan los expertos.

Además, en enero el gigante anunció que detenía la producción de Google Glass, aunque aseguró que la idea como tal no estaba muerta.

“A pesar de que (a Google Glass) lo persiguió una serie de fallas de hardwarequizá su mayor problema fue la percepción del público“, explica Dave Lee, el reportero especializado en tecnología de la BBC.

“En el peor de los casos, se vio como una tecnología que invadía la privacidad. Y en el mejor, su apariencia fue considerada ridícula”, añade.

Quizá por esto último, el diseño de las Spectacles es similar al de unas gafas comunes, más de aspecto retro que futurista.

“Si te fijas en la clase de gafas que usan los millenials— los jóvenes de entre 16 y 25 años, la generación entre la que más éxito tiene Snapchat— , el diseño (de las Spectacles) es muy moderna”, le dice a la BBC Carolina Milanesi, una analista de tecnología de consumo de la consultora Creative Strategies.

“Este diseño oculta mejor la cámara, aunque también limita su uso, ya que para poder utilizarla debes estar en el exterior y con luz”, añade.

Otro elemento para competir

La experta también sobre la otra noticia que se ha hecho pública junto con el lanzamiento de las nuevas gafas inteligentes: “El cambio de nombre es interesante, ya que indicaría un cambio de enfoque más allá del de la mesajería”.

El lanzamiento de “Spectacles hace sentido con eso. Es posible que Snap mude hacia la generación de contenido, a contar historias“.

En ese sentido, las gafas serán un elemento más para competir con otras aplicaciones, principalmente con Instagram y Facebook.

Los jóvenes Bobby Murphy y Evan Spiegel, creadores de Snapchat, sentados en sus oficinas.Bobby Murphy y Evan Spiegel son los creadores de Snapchat.

Snapchat se diferencia de estas otras apps al corta con la idea de la permanencia, con el concepto del favorito o del “me gusta” y con el medidor de popularidad que se ve reflejado en el número de seguidores.

Nadie sabe cuántos ven tus publicaciones y nadie sabe a quiénes sigues, excepto tú. Además, los videos y fotos publicados en esta aplicación sólo ponen en evidencia a sus usuarios durante 24 horas.

Nosotros ya estamos en Snapchat y te invitamos a seguirnos: bbcmundo

Con esas particularidades, Snapchat cuenta ya con 150 millones de usuarios activos diarios.

En mayo recibió un nueva ronda de financiación, la séptima, de US$1.800 millones.

Así, hasta el momento la empresa ha recibido más de US$2.600 millones y los inversores la han valorado en US$18.000 millones.

Además, la firma eMarketer calcula que en 2017 llegará a tener unas ganancias de cerca de US$1.000 millones por ventas de publicidad.

Nombre paraguas

Y en lo referente a esto, el cambio de nombre también tiene su sentido, dice el propio Spiegel, quien creó Snapchat junto a Bobby Murphy.

“El cambio de nombre también tiene otro beneficio: así será más fácil encontrar información relevante sobre nuestros productos (cuando los usuarios los busquen en internet) en lugar de la aburrida información de empresa y análisis financieros”.

“Podrás buscar Snapchat o Spectacles para lo divertido y dejar Snap Inc. para la gente de Wall Street“.

Al fin y al cabo, Snap será el paraguas que englobe toda la gama de productos futuros de la empresa.

Y lo dice su propio fundador.

“Con el cambio esperamos mejorar tu experiencia con Snapchat y Spectacles y crear una estructura que nos permita continuar creando productos estupendos para ti y tus amigos.

¡Ah! y si tienes cuenta de Snapchat, te invitamos a seguirnos: bbcmundo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'El día que descubrí que nací sin vagina por una enfermedad'

Julian Peter nació con el síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser (MRKH). Además de aceptar que no podría tener hijos, la joven debió combatir los prejuicios y la ignorancia de muchos en su comunidad.
19 de agosto, 2020
Comparte

Una pregunta de rutina por parte de su médico llevó a Julian Peter, una joven de Kenia de 29 años, a descubrir que había nacido sin útero, sin cuello uterino y sin vagina.

Doce años después, compartió su historia con la BBC. Este es su testimonio.

“Nací con una enfermedad llamada síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser (MRKH).

Las mujeres que paceden esta enfermedad nacen sin útero, sin cuello uterino y sin vagina, y a veces también sin un riñón.

Como no tengo útero, jamás tuve una menstruación. Pero no me siento mal por eso.

Cuando las personas se enteran de mi enfermedad reaccionan en formas diferentes.

“Pueden decir lo que quieran”

Alguien me recomendó una vez que fuera a algún sitio a pedir que rezaran por mí.

Otra persona afirmó que seguramente mi abuela debía haber hecho algo malo, porque provengo de Ukambani, una región asociada con la hechicería.

Pueden decir lo que quieran, pero lo que realmente importa es la manera en la que yo reacciono.

Si comenzara a prestar atención a las opiniones de otras personas, eso seguramente afectaría a mi confianza y me haría dudar sobre mí misma.

Descubrí que tenía el síndrome a los 17 años. En esa época era una estudiante.

Fui al hospital porque se me hinchaban las piernas.

Lo primero que me preguntó el médico fue cuando había menstruado por última vez. Le respondí que jamás había tenido un período.

En el hospital me hicieron una tomografía, que reveló que mi aparato reproductivo no tenía un orificio exterior.

Me operaron para intentar abrir un canal vaginal, pero la intervención no tuvo éxito.

Otra tomografía mostró que no tenía útero ni cuello uterino y me diagnosticaron con MRKH.

Lloré durante tres días tras ese diagnóstico, pero luego decidí seguir adelante con mi vida.

Tenía solo 17 años y era muy joven, por lo que mi prioridad era volver al colegio.

Estaba todavía en el hospital con mi madre, que me crió sola.

Ella quedó en shock con la noticia, e incluso se preguntaba si como madre tenía alguna responsabilidad y había cometido algún error.

“No quería operarme”

Como había estudiado biología, entendí bien lo que el médico me dijo aquella primera vez.

Pero yo no quería pasar por una operación en ese momento, porque quería terminar mis estudios.

Diez años después, regresé al hospital y tuve otra operación que sí tuvo éxito.

El tipo de MRKH que yo tenía significaba que no tenía útero ni cuello uterino. También carecía de vagina y solo tenía un riñón. La operación fue para crear un cana vaginal.

Mi vida es normal, pues el MRKH no interfiere con cómo yo quiero vivirla.

Pero otras personas con este síndrome precisan de apoyo psicológico profesional para superar el impacto emocional.

Una vez que comprendes las implicaciones de esta enfermedad debes descartar la posibilidad de tener hijos biológicos.

Me hicieron cuatro tomografías en total y en ninguna de ellas se detectó la presencia de ovarios, por lo que tampoco es posible extraer óvulos para fertilización in vitro.

Debemos aceptarnos como somos. Aunque darte cuenta de que no eres como otras mujeres es difícil y precisas tener a alguien con quien conversar.

Conocí a otras personas aquí en Kenia que padecen el mismo síndrome y compartimos nuestras experiencias.

Acepté mi enfermedad desde el comienzo y me acepté a mí misma, por lo que puedo decir que me siento bien.

Explicaciones a mi pareja

Tuve algunas relaciones sentimentales. Y nunca dejo pasar mucho tiempo antes de hablar con quien en ese momento es mi pareja y contarle sobre mi enfermedad.

Si quieren aceptarla, lo harán. Pero los seres humanos son apenas seres humanos.

Y muchos de los hombres a quienes les conté sobre mi síndrome simplemente me dejaron. Otros me acusaron de mentir para ahuyentarlos.

En estos momentos no tengo pareja, pero todo es obra de Dios.

Tuve la operación para construir el canal vaginal en 2018 y aún no me siento preparada para tener una relación sexual.

Tampoco estoy lista para encarar un matrimonio.

Y creo que si algún día me caso, una opción sería adoptar.

Consejos a los padres

Me llevó al menos 10 años decidir hablar públicamente sobre mi historia.

Hay muchas personas que no entienden qué es el MRKH y quiero crear conciencia sobre este síndrome.

Ilustración del aparato reproductivo femenino

Science Photo Library
“Abrir el canal vaginal es una operación dolorosa. Yo recomiendo a los padres que no acepten operar a sus hijas cuando son niñas”.

En primer lugar, a los padres de bebés con la enfermedad les digo que no acepten operar a sus hijas mientras son niñas.

En mi opinión, la cirugía solo debe ocurrir cuando ellas entiendan más sobre el síndrome, porque la operación es un procedimiento complejo y largo.

Es una intervención dolorosa y una niña no entendería qué le está sucediendo.

Los padres también deben informarse sobre este síndrome para poder ayudar a sus hijas a lidiar con el estigma que seguramente enfrentarán.

Formé un grupo de apoyo y sé que las personas con MRKH enfrentan todo tipo de desafíos.

Algunas mujeres están casadas y se ven ante una gran presión por parte de sus suegros, quienes quieren nietos. Una joven me contó que sus suegros la acusan de ser en realidad un hombre.

Así que en mi grupo escuchamos a las personas y las alentamos.

Lo importante es ayudarnos entre nosotras porque esta travesía puede ser difícil”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PpyNdI_pg38

https://www.youtube.com/watch?v=Yd02AZz63Sw

https://www.youtube.com/watch?v=bDR5eXAxyfs

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.