Lanzan campaña de solidaridad para un sonorense enjuiciado por disparar en defensa propia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo / Cuartoscuro

Lanzan campaña de solidaridad para un sonorense enjuiciado por disparar en defensa propia

Internautas crearon una campaña para ayudar al ingeniero sonorense Juan Pedro Baca, quien es enjuiciado por haber disparado en defensa propia contra uno de sus agresores.
Archivo / Cuartoscuro
Por Redacción Animal Político
21 de octubre, 2016
Comparte

Luego de que Animal Político expuso el caso del ingeniero Juan Pedro Baca Ramírez, un padre de familia sonorense que lleva cinco años sometido a proceso penal, por disparar en defensa propia contra personas que allanaron su vivienda y agredieron a su esposa e hijas, distintos lectores se comunicaron a nuestra redacción, para ofrecer su solidaridad a esta familia, que ha perdido todo.

El pasado 20 de octubre, esta solidaridad cristalizó en dos acciones a través de redes sociales: una colecta de fondos en apoyo de la familia Baca, y una convocatoria a abogados que puedan asistirlos legalmente, de forma gratuita.

Tal como reportamos el pasado 29 de septiembre, el ingeniero Baca es un hombre de 66 años, padre de dos hijas, una de diez años, y otra 32, que presenta discapacidad intelectual.

En 2010, el ingeniero sonorense solicitó apoyo a las autoridades municipales de Hermosillo, debido a que su vecino insistía en bloquear el acceso a su vivienda, estacionando autos chatarra frente a su puerta.

A pesar de los distintos escritos que dirigió al ayuntamiento sonorense, el ingeniero Baca nunca recibió respuesta de las autoridades. En cambio, con el paso del tiempo, la actitud del vecino, y sus hijos, todos adultos, se fue tornando cada vez más agresiva, hasta que en marzo de 2011, integrantes de esta familia decidieron invadir la morada de la familia Baca y atacarlos físicamente.

Así narró los hechos la señora Bárbara: “Eran pasadas las 5 de la tarde del 6 de marzo de 2011. Nosotros veníamos regresando de Caborca, y al llegar a nuestro domicilio nos percatamos que había mucha gente afuera, en la casa del vecino. Estaban teniendo una celebración, estaba el vecino, don Ramón, sus hijos Lalo y Beto, sus nueras, y varios familiares más… estaban tomando.”

“Metimos la camioneta y cerramos la reja con la cadena, y empezamos a bajar a las niñas y a meter a la casa las mochilas que llevábamos, y cuando voy dando la segunda vuelta a la camioneta, para traer una última mochila que faltaba, me percato que se deja venir el montón de gente sobre la reja… El señor Ramón, el vecino, empezó a gritarle a mi esposo que no importaba que lo demandara, que él lo iba a dejar inválido, para que se arrepintiera toda la vida.”

“Nos encerramos dentro de la casa, y metimos a las niñas a su recámara (…) Poco después, escuchamos que rompieron la cadena de la reja y se metieron al porche de la casa, y también nos dimos cuenta que estaban golpeando el aire acondicionado de la azotea, para tumbarlo y meterse por el hueco. Luego rompieron la ventana de la cocina y la del baño, pero no pudieron meterse porque una tiene rejas y la otra es muy chiquita. Eran Lalo y Beto, los hijos del vecino, que son ya hombres adultos, y a través de las ventanas rotas, nos gritaban que ya nos había llevado la chingada. Estaban muy borrachos.”

Tras varios minutos de gritos y amenazas, “Beto rompió la puerta interior de la casa y se metió”. 

Luego de arrojar a la señora Bárbara contra el suelo, “Beto se fue sobre mi esposo, comenzaron a forcejear y entonces mi esposo disparó”.

El arma que usó el ingeniero sonorense para defenderse fue una pistola calibre 22, que no es de uso exclusivo de las fuerzas de seguridad, y que guardaba en un cajón, hasta el día de los hechos.

Aún en su desesperación, la señora Bárbara tuvo la precaución de registrar el ataque a su vivienda, con una grabadora de audio.

Este audio, de 20 minutos –y al que tuvo acceso Animal Político–, confirma los hechos: registra las amenazas de muerte que desde fuera del inmueble lanzan distintas personas, registra el momento en que es rota la reja exterior, y luego cuando la puerta interior es quebrada; se escucha el forcejeo de dos hombres, luego viene una detonación y un grito de dolor. Por último, se escucha la voz de la señora Bárbara, angustiada, diciendo a su atacante: “¿Para qué te metiste? ¿Para qué te metiste?”.

El lesionado, Manuel Alberto Segura Romero, fue dado de alta tres días después de los hechos, tras sufrir una herida leve en el costado del tórax.

El ingeniero Baca, por el contrario, pasó un año en la cárcel y lleva cuatro más en libertad condicional, sometido a juicio, y bajo la amenaza de volver a prisión en caso de recibir una sentencia condenatoria.

A pesar de las evidencias de que el ingeniero sonorense actuó en defensa de su familia, entre las que destaca la grabación en audio de los hechos, el Ministerio Público lo acusó de haber disparado contra su vecino en la vía pública, y de haber arrastrado su cuerpo hasta el interior de su vivienda.

A raíz de esta acusación, el ingeniero Baca perdió su trabajo en el ramo minero, tuvieron que abandonar su hogar y hoy, él y su familia, sobreviven del comercio callejero y, cuando esto no da, recogen la comida desechada en el basurero del mercado municipal.

“La pistola estuvo años en un cajón –narró el ingeniero Baca, en entrevista–, pero el día que nos atacaron, yo la saqué de ese cajón, porque vi amenazada la vida de mis hijas y de mi esposa. Y cuando los atacantes entraron a la casa, golpeando a mi mujer y avanzando hacia el cuarto de mis hijas, yo actué en legítima defensa, las defendí a ellas y a mí mismo.”

Por esta situación, añadió, “perdimos la casa, no tenemos trabajo, no pude inscribir a mi hija en la escuela este año y, a veces, no tenemos ni para comer. Cuando tenemos, apenas nos alcanza para comprar sopas. A veces nos alcanza para comprar tres sopas y eso comemos, y a veces sólo nos alcanza para una sopa… yo soy ingeniero minero, pero desde hace cinco años nadie me da trabajo, quedé estigmatizado, y ahora subsistimos de lo que salga, he vendido ropa de segunda mano en tianguis, y he ido a recoger verduras y fruta de la que tiran en los mercados.”

A raíz de su denuncia pública, usuarios de “Reddit” lanzaron una carta convocando a la solidaridad de internautas que estén en condición de tenderle una mano a esa familia sonorense, ya que “Juan Baca no tiene abogado el día de hoy y lucha por probar su inocencia, en constante riesgo de volver a la cárcel por haber defendido a su familia”.

Acompañan a esta convocatoria los expedientes relacionados con su proceso penal, con la intención de que abogados solidarios puedan brindarle asesoría.

Asimismo, se invita a todos y todas quienes deseen apoyar a “además de donar, inundar las cuentas de Twitter de sus legisladores y senadores para que apoyen esta causa”.

Como complemento, internautas crearon también una colecta digital a través del sistema GoGetFunding, para recabar fondos que ayuden a esa familia sonorense a enfrentar la precaria condición a la que están sometidos. Esta colecta ha reunido ya 4 mil 649 pesos.

Si deseas expresar tu solidaridad a la familia Baca, puedes suscribir la carta de apoyo y comunicarte directamente con ellos dando clic aquí.

Y si estás en condición y deseas brindar un apoyo económico, ingresa a la colecta dando clic aquí.

Cuentas de antemano con el agradecimiento del ingeniero Juan Pedro Baja, su esposa Bárbara, y sus dos hijas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Qué es la fatiga de decisión, el gran reto de las plataformas de "streaming" para no perder consumidores

Al acabar el día y tras la toma de muchas decisiones, los espectadores no son capaces de elegir qué ver en Netflix o Amazon y terminan por desconectar. Los gigantes del streaming pondrán en marcha un botón que elija por nosotros y nos evite la "fatiga de decisión".
Getty Images
29 de marzo, 2021
Comparte

Uno de los puestos de trabajo más decisivos en el mundo de la televisión es el del programador.

La persona que decide qué se ve en cada momento: si un concurso va al prime time, si es mejor colocar en esa franja horaria una película…

De hecho este es uno de los factores que deciden si un contenido tiene éxito entre la audiencia o no.

Normalmente, el puesto tiene tanta responsabilidad que la decisión recae en un equipo de personas.

Pero el uso de los servicios de streaming nos ha convertido a todos en programadores, y eso lleva a muchos a dedicar más tiempo a decidir qué contenido van a ver que lo que se tarda luego en verlo, o a quedar paralizados ante tantas posibilidades.

Es la fatiga de decisión.

Este término fue acuñado por Roy F. Baumeister, psicólogo social y autor de “La fuerza de voluntad: Redescubriendo la mayor fuerza humana”.

Es el desgaste mental que padece una persona al verse sometida diariamente a un cúmulo de informaciones que necesitamos para tomar decisiones.

Mujer cansada en el sofá

Getty Images
A veces se tarda más tiempo en elegir qué ver que en verlo.

Lo primero que le explica a BBC Mundo Rafael Penadés, psicólogo del Hospital Clínico de Barcelona y vocal de la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Psicología de Cataluña, es que la fatiga de decisión no es un trastorno clínico, pero es un fenómeno real que sufren miles de personas cada día.

A lo largo del día, tenemos que elegir muchas cosas. Algunas son sencillas -qué comer o qué ropa elegir- y otras son mucho más complicadas porque tendrán consecuencias a largo plazo -qué tengo que hacer primero o qué es más importante-.

2.000 decisiones por hora

Algunos estudios han calculado que una persona toma unas 35.000 decisiones al día.

Es decir, unas 2.000 decisiones por hora que estamos despiertos.

La principal consecuencia de estos procesos es el cansancio, un menor autocontrol y menor fuerza de voluntad.

“Tomar decisiones consume energía mental”, dice Penadés.

Mujer eligiendo entre dos vestidos

Getty Images
Algunas decisiones son sencillas, otras pueden tener consecuencias a largo plazo y requieren un proceso mental más elaborado

“Los procesos mentales se dividen en dos tipos: los automáticos y los procesos controlados, que exigen un control continuo sobre ellos. Justamente son éstos los que consumen energía”, explica el especialista.

“Esto ocurre porque la parte del cerebro responsable de la toma de decisiones son los lóbulos frontales. Son las estructuras más complejas que tenemos en el cerebro y consumen muchos recursos”, añade.

“Algo que tendría que ser tan banal, como ver una serie o como poder disfrutar de una comida, se vuelve algo serio en tu en tu vida y que va a influir en tu estado emocional“, explica la psicóloga Timanfaya Hernández, codirectora del gabinete Globaltya Psicólogos.

Por eso, cuando llegamos al sofá después de una larga jornada de trabajo, a veces resulta extremadamente difícil elegir qué ver. Estamos saturados y nos sobreviene una incapacidad para seguir tomando decisiones.

La enorme oferta en el catálogo de servicios como el de Netflix o Amazon, aunque positiva a priori, puede hacer que no sea fácil conseguir ese rato de calma frente al televisor.

Amazon premium en una televisión

Getty Images
Amazon o Netflix están dispuestos a elegir por ti.

Decidir por ti

Tanto es así que los dos gigantes del streaming están desarrollando una nueva funcionalidad que haga más fácil decidir: un botón que reproduzca contenidos aleatoriamente basándose en nuestros gustos.

Ya no tienes que hacer nada, elije el algoritmo por ti.

Ambas tecnológicas están preocupadas porque han detectado que la “fatiga de decisión” está haciendo que muchos espectadores se vayan de la app sin consumir ningún contenido.

“Antes veíamos lo que decidía el programador de una sala de cine o de una televisión. Las películas que llegaban a los videoclubs ya habían pasado por el cine con lo que más o menos las conocíamos. Era bastante fácil tomar una decisión“, explica Elena Neira, experta en nuevos modelo de distribución audiovisual y autora del libro “Streaming Wars: La nueva televisión”.

Neira cree que el hecho de que las plataformas de streaming hayan decidido poner en marcha estas funciones de reproducción aleatoria tiene que ver con este cansancio a la hora de tomar decisiones y con nuestra capacidad limitada a la hora de gestionar la enorme oferta.

“Lo que los datos han demostrado a las plataformas es que nuestra capacidad de decisión a lo largo del día se va reduciendo, por lo cual necesitan una manera de eliminar la incertidumbre”, explica.

Portada del libro de Elena Neira

Editorial Planeta
“Netflix es que quizás el servicio que tecnológicamente está más avanzado y es el que ha desarrollado fórmulas para para combatir este problema”, dice la especialista Elena Neira.

En Netflix, la nueva función se llama “Play Something” en inglés o “reproducción aleatoria” en español.

El servicio confirmó a BBC Mundo que implementará esta función a todos los clientes en la primera mitad de 2021.

Al explicar por qué la plataforma está lanzando la “reproducción aleatoria” como una función permanente, el director de operaciones y director de productos, Greg Peters, dijo que a veces los usuarios acuden al servicio “y no están realmente seguros de lo que quieren ver”.

La función está diseñada para que los usuarios “nos indiquen que no quieren tener que buscar, sino hacer clic y nosotros elegiremos un título para que puedan ver al instante”, señaló.

En el caso de Amazon, la función parece más limitada aunque permitirá a los espectadores sintonizar episodios aleatorios de sus programas de televisión favoritos.

Función de Netflix

BBC
“Play Something” ya está disponible en Netflix a través de la televisión.

Neira cree que estos nuevos botones son además “una forma fantástica de mostrar nuevos contenidos que a lo mejor a priori la persona no estaría interesada y eliminan la decisión de la ecuación”.

“Lo que quieren las plataformas de streaming por encima de todos es que veamos contenido. Porque si vemos contenido estamos fidelizados y eso significa que seguiremos pagando mes a mes“, sentencia Neira.


https://www.youtube.com/watch?v=WHVHsbI4oYs&t=

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.