Pérdidas en negocios habrían permitido a Trump evitar el pago de impuestos durante años: NYT
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

Pérdidas en negocios habrían permitido a Trump evitar el pago de impuestos durante años: NYT

El diario New York Times recibió de forma anónima páginas de las declaraciones de impuestos del candidato republicano a la presidencia de EU.
AP
Por AP
2 de octubre, 2016
Comparte

Las pérdidas que tuvo Donald Trump en los negocios en 1995 fueron tan cuantiosas que podrían haberle permitido evitar el pago de impuestos federales sobre la renta durante mucho tiempo, incluso hasta 18 años, según registros a los que tuvo acceso The New York Times.

La campaña de Trump acusó al diario de trabajar en beneficio de la rival demócrata del empresario neoyorquino, Hillary Clinton.

En un artículo publicado el sábado por la noche en internet, el diario dijo que recibió de forma anónima las primeras páginas de las declaraciones de impuestos de Trump de 1995 para Nueva York, New Jersey y Connecticut. Los registros mostraron pérdidas netas de 915,729,293 dólares en ingresos gravables por impuestos federales para ese año.

El hecho de que Trump perdió dinero entre principios y mediados de la década de 1990 —una época marcada por bancarrotas y malas decisiones de negocio— ya se había determinado con certeza, pero los registros a los que tuvo acceso el Times muestran pérdidas de tal magnitud que probablemente permitieron a Trump evitar el pago de impuestos durante años, posiblemente hasta finales de la década pasada.

“Conozco nuestras complejas leyes fiscales mejor que nadie que haya sido candidato a presidente y soy el único que puede solucionarlas”, tuiteó Trump el domingo.

El equipo de campaña de Trump fustigó al Times por publicar los documentos, pero añadió que el ahora candidato republicano ha pagado “cientos de millones” de dólares en impuestos de otras clases a lo largo de los años.

“El New York Times, como los medios tradicionales en general, es una extensión de la campaña de Clinton, el Partido Demócrata y sus intereses globales especiales”, afirmó el equipo de campaña, que describió a Trump como “un empresario muy capaz que tiene una responsabilidad fiduciaria con su negocio, su empresa y sus empleados de no pagar más impuestos de los requeridos legalmente”.

Los aliados de Trump lo defendieron durante los programas de noticias del domingo.

El exalcalde de Nueva York, Rudy Giuliani ,dijo que Trump “tuvo algunos fracasos pero luego construyó un imperio” y lo llamó de ser “un genio por la forma en que aprovechó los recursos legales que pueden ayudar a una empresa a sobrevivir y crecer”.

“¿No les parece que un hombre que tiene este ingenio económico es mucho mejor para Estados Unidos que una mujer? Lo único que ella ha producido alguna vez fue una gran cantidad de trabajo para el FBI al revisar sus correos electrónicos”, dijo Giuliani al programa “This Week” de la cadena ABC.

En otra entrevista, para “Meet the Press” de la NBC, Giuliani afirmó que las personas “pobres” aprovechan “lagunas” fiscales similares, en referencia a los millones de estadounidenses que no están obligados a pagar impuestos federales sobre la renta cada año porque sus ingresos son demasiado bajos.

El antiguo rival de Clinton en las primarias demócratas, el senador Bernie Sanders -quien hizo de la desigualdad en los ingresos un tema clave de su campaña-, dijo que suponiendo que la estrategia fiscal deTrump fuera legal, “lo que te dice es que existe un sistema fiscal corrupto que le dice a la gente común: ‘usted debe pagar sus impuestos’, pero si eres un multimillonario hay todo tipo de lagunas que se pueden utilizar que le permiten… no pagar nada de impuestos”.

El director de campaña de Clinton, Robby Mook, aprovechó el artículo del Times para criticar a Trump por no publicar su declaración de impuestos y por alegar durante su primer debate con Clinton que de no haber pagado impuestos federales sobre sus ingresos, eso demostraría que es “listo”.

En un comunicado, Mook afirmó que aparentemente Trump evitó pagar impuestos durante dos décadas “mientras decenas de millones de familias trabajadoras pagaban los suyos. Él llama a eso ‘listo”’.

“Ahora que se ha descubierto, ¿por qué no da un paso adelante y publica sus declaraciones fiscales para demostrarnos a todos lo ‘listo’ que es en realidad?”, añadió Mook.

Desde 1976, todos los candidatos importantes a la presidencia de Estados Unidos han publicado sus declaraciones de impuestos. Clinton ha hecho públicas sus declaraciones de casi 40 años y el compañero de fórmula de Trump, el gobernador de Indiana Mike Pence, ha revelado 10 años de sus declaraciones tributarias.

Sin embargo, luego de decir en un principio que publicaría sus declaraciones durante su campaña, Trumpcambió de opinión. Alegó que había auditorías en marcha del Servicio Interno de Impuestos del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (IRS por sus siglas en inglés) y que sus abogados le aconsejaron mantener en privado los documentos mientras continuaran esas auditorías.

Exfuncionarios del fisco han expresado su escepticismo porque alguien pudiera pasar auditorías con tanta frecuencia, y al igual que otros expertos en impuestos dijeron que incluso en ese caso, no habría ninguna prohibición que impidiera a Trump difundir sus declaraciones.

En su artículo, el Times informó que las tres páginas de documentos se enviaron el mes pasado a un periodista del Times que había escrito sobre las finanzas de Trump. Un sello en los documentos indicaba que se habían enviado desde la ciudad de Nueva York, y la dirección del remitente decía que el sobre se había enviado desde la Trump Tower, informó el periódico.

La campaña de Trump no se pronunció directamente sobre la autenticidad de los extractos. El excontable deTrump Jack Mitnick, cuyo nombre aparece como gestor fiscal de Trump en las declaraciones, confirmó su autenticidad, según el diario.

“Esto es legítimo”, dijo Mitnick al periódico.

El Times dijo que un abogado de Trump había alegado que publicar los documentos sería ilegal porque el magnate no había autorizado su difusión.

Debido a las cláusulas en la normativa fiscal que permiten a personas adineradas compensar sus ingresos personales con pérdidas en diversas sociedades y emprendimientos, Trump podría haber utilizado sus pérdidas de 1995 para evitar que su declaración le obligara a pagar impuestos sobre sus ingresos, como máximo, de los tres años previos y los 15 posteriores.

Los 916 millones de dólares en pérdidas recogidos por el Times no incluirían las pérdidas sufridas por Trump en años anteriores, cuando su imperio de casinos en New Jersey cayó en bancarrota.

En una entrevista, Mitnick dijo al Times que en ocasiones le había parecido extraño que la normativa fiscal permitiera al empresario vivir con tanto lujo sin pagar impuestos sobre sus ingresos.

“El hombre estaba acumulando un valor neto increíble sin pagar impuestos sobre ello”, comentó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Vacuna contra COVID-19: la difícil decisión de vacunar o no a los niños

La decisión de vacunar a la población infantil debe responder cuestiones científicas, pero también éticas.
Getty Images
24 de mayo, 2021
Comparte
Menor recibiendo una vacuna.

Getty Images
Estados Unidos ya ha comenzado a vacunar a menores de edad.

Vacunar a los niños es rutinariamente aceptado. Sarampión, polio, difteria, paperas, múltiples cepas de la meningitis, tos ferina, figuran entre la lista de enfermedades para las que se vacuna a los menores, a veces cuando solo tienen unas semanas de vida.

Entonces ¿hay que vacunar a los niños contra la covid-19?

Hay países que ya han comenzado a hacerlo. Estados Unidos ha vacunado a alrededor de 600.000 menores de entre 12 y 15 años de edad.

Allí las autoridades esperan tener suficientes datos sobre la seguridad de las vacunas para lanzarse a inmunizar a niños aún más pequeños el año que viene.

Reino Unido avanza rápido con los adultos y a todos se les debería haber ofrecido la primera dosis antes del final de julio, pero aún no ha tomado una decisión sobre los menores.

La cuestión científica a responder es si vacunar a los pequeños salvará vidas. La respuesta es compleja y podría variar de país a país.

También se plantea la cuestión moral de si las dosis destinadas a los niños salvarían más vidas si se les administraran a trabajadores sanitarios y población vulnerable en otros países.

Riesgo muy bajo en niños

Uno de los argumentos en contra de la vacunación infantil contra la covid-19 es que, en realidad, los niños se benefician relativamente poco de ella.

Bebé recibiendo una vacuna

Unicef
Con otras vacunas que se administran a menores no hay tanta controversia.

“Afortunadamente, una de las pocas cosas buenas de esta pandemia es que los niños raramente se ven seriamente afectados por esta infección”, afirma el profesor Adam Finn, miembro del Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización en Reino Unido.

Las infecciones en niños son casi siempre asintomáticas o muestran síntomas leves, lo que contrasta con otros grupos de edad a los que se ha dado prioridad en las campañas de vacunación.

Un estudio realizado en siete países y publicado en la revista The Lancet estimó que menos de dos de cada millón de niños murieron de covid durante la pandemia.

Incluso los niños con enfermedades preexistentes que elevarían el riesgo en un adulto no están recibiendo la vacuna por el momento en Reino Unido.

Solo se les ha indicado la vacuna a aquellos con un “riesgo muy alto de exposición y desenlaces graves, como los menores discapacitados que viven en centros para dependientes.

Las vacunas son extraordinariamente seguras, pero sus riesgos y beneficios deben sopesarse cuidadosamente.

Algunos países podrían beneficiarse

Otro potencial beneficio de la vacunación infantil es que podría salvar las vidas de adultos.

Es un enfoque que se ha utilizado con adultos. El spray nasal que reciben los niños británicos de entre 2 y 12 años protege ampliamente a sus abuelos cada año.

Hay partidarios de que hacer lo mismo con la vacuna contra la covid podría ayudar a que se alcance la inmunidad del rebaño, el punto en el que hay tanta gente protegida que el virus encuentra dificultades para seguir propagándose.

Las vacunas contra la covid se han demostrado muy efectivas para cortar la propagación del coronavirus.

Los indicios apuntan a que, con solo una dosis, las posibilidades de resultar contagiado se reducen a menos de la mitad y a que quienes se contagian infectan a menos gente.

Enfermera prepara una vacuna en Río, Brasil.

EPA
La vacunación de los menores podría ser beneficiosa también para sus abuelos.

Los niños no se han mostrado hasta ahora como grandes propagadores del virus, pero los adolescentes sí podrían jugar un papel.

“Hay evidencia del potencial de transmisión en las edades de la escuela secundaria, así que la vacunación podría tener un impacto real en la transmisión”, dice Adam Kucharski, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

Pero no hay una respuesta unánime a la pregunta de si merece la pena.

El programa de vacunación en Reino Unido marcha a toda velocidad y ha habido grandes brotes en el país que probablemente han dejado una herencia de inmunidad.

Más de una cuarta parte de los muchachos de entre 16 y 17 años en Inglaterra tienen anticuerpos en la sangre, a pesar de que casi ninguno de ellos ha sido vacunado.

Así que Reino Unido y países de características parecidas podrían encontrarse con que cuentan con suficiente inmunidad colectiva para frenar al virus sin necesidad de vacunar a los niños.

“Es muy diferente en países que no han tenido muchos brotes y que no tienen a tanta población adulta cubierta; en estos será difícil lograr el objetivo sin vacunar a los niños”, dice el doctor Kucharski.

Australia es uno de los países que se está encontrando con reticencias la vacunación, y, como les sucedió también a Nueva Zelanda y Taiwán, contuvo el virus tan rápidamente que casi no hay inmunidad allí.

La cuestión ética

Algo que considerar es quién deja de recibir la vacuna que se le inyecta a un niño.

La Organización Mundial de la Salud sostiene que los países ricos deberían posponer sus planes de vacunación infantil y donar las vacunas al resto del mundo.

El profesor Andrew Pollard, que dirigió ensayos clínicos para la vacuna de Oxford-AstraZeneca, afirma que está “mal desde el punto de moral” priorizar a los más pequeños.

Enfermo de covid yace en el suelo en India.

Reuters
Las vacunas podrían llegar a países como India, donde las muertes de adultos siguen disparadas.

Eleanor Riley, inmunóloga de Universidad de Edimburgo, declaró: “Hay argumentos a favor de hacerlo si tuviéramos un suministro ilimitado de vacunas y pudiéramos continuar con los mayores de 12, pero no lo tenemos”.

“Al fin y al cabo, es una decisión política si priorizar a nuestros niños antes que a los adultos que mueren a montones en otros lugares del mundo”, concluyó.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarganuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.