El ingenioso niño que vende empanadas en Acapulco y que le dijo no, gracias a Carlos Slim
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

El ingenioso niño que vende empanadas en Acapulco y que le dijo no, gracias a Carlos Slim

Paco es un adolescente de 15 años que se hizo famoso por un video donde se aprecia su formidable manera de vender empanadas en Acapulco, Guerrero.
BBC Mundo
Por Darío Brooks (BBC Mundo)
30 de octubre, 2016
Comparte

Francisco “Paco” Orihuela se imagina que en el futuro se verá a sí mismo como aquel niño que “vendía con un poco de actitud, que hacía algo diferente que los demás”.

Paco es un adolescente de 15 años que vive en el balneario de Acapulco, en el sur de México, y que de manera súbita se ha convertido en una de las personas más populares de México.

La razón es un video en que se aprecia su formidable manera de vender empanadas y que llamó la atención de millones de personas e incluso hasta la empresa de Carlos Slim, uno de los empresarios más ricos del mundo.

“Se le plantea garantía previa de la venta para así posteriormente poder cerrar un trato convincente por las dos partes. Si usted degusta la calidad de estas empanadas y no es lo suficientemente buena para satisfacer las necesidades de sus paladares, a continuación habría una devolución completa e inmediata de su dinero”, le dice a sus clientes.

“Podría llegar a su lugar de residencia platicando que ayudó a un empanadero que vendía con un poco de actitud, que hacía algo diferente de los demás”.

El video, grabado por dos de sus clientes el 23 de octubre, ha sido reproducido más de 13 millones de veces y compartido por unas 500,000 personas en Facebook, además de que en YouTube acumula millón y medio de reproducciones.

Francisco Orihuela en AcapulcoFRANCISCO ORIHUELA
Paco tiene 15 años y pertenece a una familia de 8 hermanos.

Puedes ver el video aquí en el propio canal de Paco*.

Con su estupendo discurso y mejor actitud, Paco habló con BBC Mundo.

Explicó que vende empanadas “porque es un producto original y además es la receta de la abuela, para gente de caché, de buenos paladares”.

Desde pequeño me gustaban mucho las ventas, llegaba a llevar a la primaria bolsas de dulces, sándwiches o en la colonia vendía salsa. Siempre me gustó, desde chiquito me gustaba ganar dinero”.

Su exitoso sistema de ventas ha llamado la atención de la prensa en México y otros países de Hispanoamérica, pero también de uno de los “pesos pesados” de los negocios en México.

El “No” a Slim

Luego de que se volvió tan popular su video, la firma del multimillonario mexicano Carlos Slim buscó a Paco para ofrecerle una beca para sus estudios y plantearle más oportunidades.

Arturo Elías Ayub, directivo de alianzas estratégicas de América Móvil, pidió a los usuarios de Facebook y Twitter que le ayudaran a encontrar a Paco para llevárselo a trabajar con él.

“México tiene chavos como estos, chavos honestos, con ganas de chambear (trabajar), emprendedores, abusados (listos), que hay que apoyarlos”, dijo Elías tras hablar con los padres de Paco.

Arturo ElíasGETTY IMAGES
Arturo Elías, directivo en América Móvil y yerno del empresario Carlos Slim, habló con Paco para proponerle la facilitación de una beca y oportunidades de colaborar juntos.

Ellos dijeron que no estaban interesados en ninguna beca o ayuda, pues su hijo no lo requiere.

“No necesitamos un apoyo, simplemente surgió el video y se hizo popular”, dijo Paco al respecto.

América Móvil dijo este viernes a BBC Mundo que “la intención y postura nunca fue enfocada a generar publicidad, sino más a una ayuda personal por parte del licenciado Elías”.

El “speech” es la clave

Paco hace las empanadas “de jamón con queso y de queso con jamón” por las mañanas.

Como muchos comerciantes ambulantes en Acapulco, recorre la bahía de Santa Lucía con una charola con las empanadas ofrece a los turistas en una de las playas más populares del sur de México.

Como pocos comerciantes ambulantes en Acapulco, tiene una estrategia de venta individualizada.

“Veo a cada cliente y digo: ‘Bueno, si a este cliente le ofrezco así’ y lo analizo”, explica Paco.

“Le voy a dar este speech (discurso) que lo convenza, que esté adaptado hacia él. Y pues a la gente le da risa la actitud o el empeño que le meto y me compra. Ahí era cuando yo cierro la venta”.

Comerciantes en AcapulcoGETTY IMAGES
En las playas de Acapulco trabajan decenas de comerciantes ambulantes como Paco, quienes ofrecen múltiples productos a los turistas.

“Would you like buy empanadas for snack?”, dice Paco a sus clientes de habla inglesa, “Vous pensez que la persévérance mène au succès?”, insiste cuando sus clientes del francés se hacen los duros.

Paco asegura que ya tiene frases en portugués, alemán, italiano, ruso y hasta árabe, aunque le falta practicar ese último idioma.

La “actitud” es el medio

Este joven de 15 años no necesita que aportar dinero a su casa ni algo parecido, “más que verlo como un trabajo, me divierto y me la paso bien”, dice.

Debería estar cursando el tercer año del nivel secundario, pero no asiste a la escuela regular, sino que sigue un método de enseñanza en casa y presenta exámenes de equivalencia.

Su madre, Aurea, asegura que cuando Paco estaba en la primaria tenía un aprendizaje muy rápido que lo llevó a presentar exámenes de niveles superiores al de su edad, por lo que finalmente eligió estudiar por su cuenta.

“He sido educado por mi madre y su esposo al más puro estilo de los 70. Ellos me han inculcado los valores, el buen gusto y el amor a todo lo que hago”, dice Paco.

Bahía de Santa Lucía.THINKSTOCK
El puerto de Acapulco, en el estado de Guerrero, es uno de los principales balnearios del sur de México.

Para este joven, no solo el trabajo que realiza vendiendo empanadas, sino todas las metas que se pone dependen de la “actitud”.

“La actitud son las ganas que ponga cada quien en su trabajo. Las ganas de hacer todo bien, positivo”, dice.

Pero advierte que tener actitud no solo es hablar, sino ponerse en acción, “actuar”, lo define.

“Mercadólogo del futuro”

Paco dice que por ahora realiza “relaciones públicas a nivel micro con el cliente”, pero con toda seguridad afirma que será el “mercadólogo del futuro”.

Luego de su semana de éxito, llamó la atención del escritor y mercadólogo estadounidense Jürgen Klaric, quien lo mostró como un caso de “gran talento de ventas”.

Sin embargo para Paco, aunque estos últimos días le han mostrado que existen oportunidades cuando se buscan, dice que todo debe ser a su tiempo y por ahora está disfrutando la edad que vive.

“Es muy padre que a la gente le guste lo que haces, que se acerque y te felicite. Hay mucha gente que incluso te toma como un ejemplo. Te agradece y te dice que es un ejemplo a seguir”.

Entonces, ¿qué balance saca de su exitoso video en internet?

“Cerré la venta, que es lo importante”.


*BBC Mundo no se responsabiliza del contenido de páginas de fuera de la BBC.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Tomada de video de Toks

Alejandra fue despedida por Toks un día antes de ser operada; denuncian más ceses por pérdidas en pandemia

Videos filmados por los trabajadores muestran el momento en el que un grupo recibe la noticia de que serán dados de baja.
Tomada de video de Toks
30 de diciembre, 2020
Comparte

Alejandra Pérez Páramo, de 51 años, fue despedida de Toks este 28 de diciembre. Junto a ella, otro grupo de aproximadamente 50 personas fue citado para firmar una “baja voluntaria” en las oficinas que la cadena de restaurantes tiene en San Cosme, junto al Metro Revolución.

Tres días después de la Navidad, con problemas respiratorios y la víspera de ser sometida a una operación, la empresa en la que trabajó los últimos ocho años dio le dio de baja y le ofreció un finiquito de 35 mil pesos. 

Leer más | La otra pandemia: aumentan 25% quejas de trabajadores por abusos laborales

“Las señoras de Recursos Humanos dijeron que la empresa estaba pasando un momento muy difícil y por eso había las bajas, porque nunca hablaron de despidos, sino de bajas”, explica Pérez Páramo.

Son las 13 horas del martes 29 de diciembre y le faltan dos para entrar a quirófano. Sus preocupaciones son muchas: primero, recuperarse de la intervención. Luego tocará pensar en la situación económica que le deja su despido y otras consecuencias como perder el derecho al IMSS. En octubre le detectaron problemas respiratorios y necesita medicamentos. Sin el seguro, cree que no podrá costearlos. 

Por el momento, considera que no pueden expulsarle. Su permiso, firmado por la misma empresa, concluye este miércoles 30. Y a partir de entonces empiezan los días de recuperación de la cirugía. La incertidumbre es qué ocurrirá entonces.

Por el momento ha sido expulsada de los grupos de WhatsApp del trabajo. Muchos de sus compañeros están en la misma situación: algunos despedidos desde ya y otros de permiso y esperando que se cumpla el plazo con la orden expresa de que no pueden regresar a su puesto.  

Animal Político quiso conocer la versión de Toks. Tras hablar con la centralita, una telefonista dijo que algún responsable devolvería la llamada, pero no se recibió respuesta al cierre de la nota.

“Ningún empleador puede despedir por motivo de la contingencia”, explica Paul Ortiz, director general de Trabajo y Previsión Social de la Secretaría de Trabajo y Fomento al Empleo de la Ciudad de México, que recuerda que cualquier modificación contractual tiene que ser revisada por la Junta de Conciliación y Arbitraje, que determina la legalidad del proceso.

En caso de que los empleados consideren que son víctimas de alguna irregularidad, pueden recurrir a la Procuraduría de Defensa del Trabajo o pedir que se realice una inspección. Por último, señala que el gobierno de la capital puso en marcha un apoyo de 2 mil 100 pesos para los restauranteros afectados por el cierre en diciembre. 

“¿Para qué vas a pasar con tu abogado?”

El caso de Alejandra Pérez Páramo no es el único en Toks, pero sirve como ejemplo de lo ocurrido en los últimos días. El domingo 27,  trabajadores de diversas unidades de esta compañía restaurantera recibieron mensajes de sus gerentes para que se presentasen al día siguiente en las oficinas de San Cosme.

Algunos estaban de permiso sin goce de sueldo desde el 21 de diciembre, tres días después de que el gobierno de la Ciudad de México decretase el semáforo rojo por el repunte de contagios de COVID-19. 

“Íbamos en ascuas, a ver que nos iban a decir. Al llegar, después de dos horas de espera, nos dicen que nos iban a liquidar y nos dan hojas con la leyenda de retiro voluntario”, dice Enrique Ortega, de 58 años y trabajador en la unidad Centralia hasta que fue liquidado. Su principal queja: el “maltrato” al que, a su juicio, le sometió Toks. 

Algunos de los trabajadores grabaron videos del momento en el que las trabajadoras de Recursos Humanos les instan a pasar de uno en uno a su despacho. En una de las grabaciones, una de las empleadas pide ser acompañada por un asesor legal. “¿Para qué vas a pasar con tu abogado? Ni siquiera te he explicado cuál es la situación”, responde la representante de Toks.

En otros videos se observa a un representante sindical argumentar que la empresa puede ejecutar los despidos, pero siempre de acuerdo a la ley, abonando todas las compensaciones reglamentarias, y no del modo en el que pretendía hacerlo. 

Algunos empleados, una minoría, aceptaron firmar los papeles que ofrecía la empresa. El resto permaneció allá durante varias horas, hasta las 5 de la tarde, exigiendo que llegase algún supervisor. Nadie hizo acto de presencia. Entonces, recomendados por un representante sindical, decidieron abandonar el local de forma pacífica. Próximamente se reunirán para promover una demanda colectiva. 

“Las señoritas de Recursos Humanos nos dijeron que la empresa no va a negociar, que es lo que nos corresponde, si no lo que pueden hacer a buscar quien los asesore. Aquí no tienen nada que hacer. Ya no son empleados”, recuerda Pérez Páramo.

Los despidos son el cierre de un año complicado en Toks. Al inicio de la pandemia, recuerdan tanto Pérez Páramo como Orgtega que fueron enviados a casa percibiendo íntegramente su salario. Sin embargo, algunos de sus compañeros fueron despedidos. De hecho, la empresa fue señalada en una conferencia matutina por el presidente Andrés Manuel López Obrador tras haber recibido denuncias por irregularidades con los empleados. 

En el caso de Pérez Páramo, recuerda que regresó al trabajo en julio, cuando comenzó la reapertura. Sin embargo, llegó el nuevo cierre en diciembre por el incremento de los contagios en el Valle de México. Lo que en un primer momento parecía una medida para mitigar el golpe provocado por el cierre terminó con el intento de que un grupo de trabajadores firmase su baja voluntaria.

“No están obligados a firmar esas bajas voluntarias”, dice Paul Ortiz, que lamenta que la Secretaría de Trabajo capitalina ha recibido múltiples denuncias por despidos injustificados o porque un empleador deja de pagar a sus trabajadores amparándose en la crisis de la COVID-19. 

Mientras Alejandra Pérez Páramo se recupera, pone voz a sus compañeros despedidos: “Lo que queremos es que nos devuelvan nuestro puesto de trabajo”. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.