Pedí licencia por amor a Veracruz y por la responsabilidad que rige mi vida: Javier Duarte

El político dijo este miércoles a Televisa que la decisión de pedir licencia no es para huir, sino para dar la cara y esclarecer los casos en que se le ha acusado, entre ellos el de las empresas fantasma.

Duarte
Cuartoscuro Archivo

 

Horas después de haber solicitado licencia para dejar su cargo como gobernador a 48 días de concluir su mandato, Javier Duarte aseguró que su decisión responde al “enorme amor que le tengo a Veracruz y por el sentido de responsabilidad que ha regido siempre mi vida pública y privada”.

En un video publicado en sus redes sociales, Javier Duarte explica que se abocará a defenderse de las acusaciones en su contra.

“Hoy, las circunstancias derivadas de imputaciones falsas y con fines electorales presentadas hace unos meses, hacen necesario que por congruencia y honorabilidad deba dedicar tiempo y atención a limpiar, ante la opinión pública, y aclarar, ante las instituciones de procuración de justicia, mi nombre y el de mi familia.

“Como gobernador he defendido siempre el principio que la ley debe aplicarse sin distingo alguno, sea quien sea y caiga quien caiga; es decir, que todos seamos sometidos al escrutinio de la ley, y se responda con claridad ante las instituciones”, afirmó.

Javier Duarte presumió que ser gobernador ha sido el honor más grande de su vida, al que puso su mejor empeño.

Aprovechó para agradecer al Presidente Enrique Peña Nieto por el respaldo que, según expresó, le dio a Veracruz durante su gestión.

La mañana de este miércoles 12 de ocutbre, Javier Duarte solicitó licencia para separarse del cargo de gobernador de Veracruz y así enfrentar las acusaciones en su contra, por casos como el de las empresas fantasma.

El político dijo a Televisa que esta solicitud al Congreso de Veracruz no es para huir, sino para dar la cara y esclarecer los casos en que se le ha acusado.

Su periodo de gobierno concluía el 30 de noviembre, y él pidió licencia para ausentarse hasta la conclusión de su mandato.

El martes pasado Duarte se reunió con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, para informarle que presentaría la petición de licencia.

La reunión se realizó tras el encuentro que sostuvo Osorio con el secretario de Seguridad Interna de los Estados Unidos de América, Jeh Johnson, confirmó Gobernación.

Duarte dijo que antes de que inicie la próxima administración es necesario que Veracruz tenga un gobernador de tiempo completo, que no esté ocupado en responder denuncias.

Insistió en que tiene la conciencia tranquila, y que todas las situaciones de presunta corrupción por las que ha sido señalado no tienen fundamento.

“No soy rico, soy una persona que ha trabajado toda su vida”, expresó.

Una investigación de Animal Político, publicada en mayo pasado, detectó que Sedesol Veracruz durante el gobierno de Duarte dio más de 40 contratos a empresas fantasma por conceptos como cobijas materiales o despensas, sin que haya pruebas de que beneficiarios los recibieron.

Respecto a este caso, el político que perdió sus derechos como militante priista dijo que no tuvo responsabilidad o conexión con las empresas fantasma, y que es el principal interesado de que esto se esclarezca.

Duarte dijo que de acuerdo con la información que recibió esas empresas cumplieron con todos los requisitos para ser proveedores de gobierno, y sí cumplieron con el objetivo para el que se les contrató.

Sin embargo, expresó, debe ser investigado si en verdad cumplieron.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha informado sobre la presentación de 32 denuncias ante la Procuraduría General de la República (PGR), por este caso.

La PGR también atrajo la investigación por las denuncias de enriquecimiento ilícito y peculado, presentadas en contra de Duarte por quien será el próximo gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes.

De acuerdo con un informe del Órgano de Fiscalización Superior de Veracruz (ORFIS), el gobierno de Duarte repitió durante 2015 un patrón para desviar recursos, con contratos a empresas fantasma, adquisición de supuestos productos para poblaciones marginadas o damnificadas que nunca llegaron a sus beneficiarios, y emisión de facturas que amparan operaciones falsas.

La auditoría de la Cuenta Pública 2015 de Veracruz descubrió que el año pasado se desviaron más de 400 millones de pesos con este modus operandi, que coincide plenamente con el utilizado en 2012, 2013 y 2014 para desaparecer casi mil millones, como lo documentó Animal Político en un reportaje.

Close
Comentarios
  1. Jorge Ángel Soto Niño

    Espero que este personaje y los demás involucrados terminen en la presión, no como castigo ni venganza, como un acto de justicia social y reparen el daño que le han provocado a los habitantes del Estado de Veracruz y la vergüenza a la nación!