Inician los primeros 7 juicios contra operadores de empresas fantasma en Veracruz
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Inician los primeros 7 juicios contra operadores de empresas fantasma en Veracruz

La PGR ya consignó cinco casos más ante jueces federales que iniciarán procesos cuando los implicados sean localizados o presentados.
Cuartoscuro Archivo
Por Arturo Angel
17 de octubre, 2016
Comparte

cintillo-empresas-fantasma-de-veracruz

Jueces federales dieron luz verde para iniciar los primeros siete juicios relacionados con el caso de las empresas fantasma que obtuvieron contratos del gobierno de Veracruz, tras considerar que las pruebas aportadas por la Procuraduría General de la República (PGR) y el Servicio de Administración Tributaria (SAT) son suficientes para presumir que se cometió un delito.

Autoridades del Poder Judicial Federal indicaron a Animal Político que los procesos son en contra de representantes y/o administradores únicos de estas compañías quienes son los que dieron de alta a las empresas ante Hacienda. Los nombres de los implicados se mantienen bajo reserva para no violentar el principio de presunción de inocencia.

Los fiscales de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales acusaron a estas personas de haber cometido al menos el delito tipificado en el artículo 110 fracción II del Código Fiscal de la Federación que considera que viola la ley el que:

“Rinda con falsedad al Registro Federal de Causantes los datos, informes o avisos a que se encuentra obligado”.

Esta situación fue corroborada por visitadores del SAT y luego por agentes ministeriales de la Subprocuraduría quienes visitaron los domicilios fiscales de estas empresas en las ciudades de Xalapa y Puerto de Veracruz y confirmaron que las referidas compañías no operan ni han operado nunca en esos sitios.

Los primeros siete juicios iniciados en esta investigación quedaron radicados en el Centro de Justicia Federal de Xalapa, bajo las causas penales número 20/2016, 27/2016, 30/2016, 31/2016, 32/2016, 33/2016 y 34/2016.

Las imputaciones iniciales comenzaron a ser presentadas por la PGR en septiembre y octubre y en todos los casos los jueces de control han determinado dictar los autos de vinculación de proceso.

Los juicios se encuentran ahora en la fase de investigación complementaria, que son periodos de uno a tres meses (con la posibilidad de duplicarse) que los jueces concedieron tanto a la defensa de los imputados como a la PGR para reunir pruebas que complementen su posición previo a la audiencia intermedia en donde se plantearán posibles salidas alternas o continuar con el juicio oral.

Las personas que ya se encuentran procesadas por estos primeros siete casos se presentaron de forma voluntaria a las audiencias donde les notificaron las imputaciones en su contra, luego de que recibieron las órdenes de comparecencia por parte del juez federal en donde se fija fecha y hora para audiencia. Ahí se les advierte que en caso de no presentarse se podrá utilizar la fuerza pública.

Debido a que los implicados en estos casos en específico acudieron por su propio pie a la audiencia los jueces no estimaron necesario imponer alguna medida cautelar. Por ello todos permanecerán en libertad mientras se desarrolle su proceso solo con el requerimiento de estar localizables.

Estos juicios penales y la investigación que dio origen a ellos se desataron luego de un reportaje publicado por Animal Político entre el 24 y 26 de mayo pasados titulado “Desaparece el gobierno de Veracruz 645 millones de pesos; entrega el dinero a empresas fantasma”.

En dicha investigación periodística se documentó como una red de compañías cuyos domicilios eran falsos, y cuyos accionistas en muchos casos no eran empresarios sino personas de bajos recursos, recibieron múltiples contratos de al menos cuatro dependencias del gobierno de Veracruz a cambio de productos y servicios delos que no hay prueba fehaciente que hayan sido entregados a los beneficiarios.

El gobierno de Javier Duarte otorgó los contratos a las empresas vía adjudicación directa o mediante licitaciones cerradas en donde invitó a “competir”  a empresas de la misma red.

Las investigaciones que ha realizado tanto el SAT como el Órgano Fiscalizador del Estado de Veracruz han descubierto que estas facturaron casi mil millones de pesos solo de recursos estatales en las referidas dependencias, pero sus operaciones pueden superar más de tres mil millones de pesos en contratos con múltiples dependencias.

grafico-representantes-legales

Los cinco casos que siguen

Los casos que ya fueron judicializados no son los únicos que están en manos de los jueces federales en Veracruz. Hay otros cinco expedientes que ya fueron consignados por la PGR ante los jueces y están en espera de la audiencia de vinculación a proceso, de acuerdo a lo confirmado por fuentes judiciales a este portal.

Entre estos casos se encuentran dos que ya dieron paso a órdenes de aprehensión giradas en contra de los probables responsables. Uno de ellos fue hecho público por la Procuraduría la semana pasada y se trata del de Victorino Benítez Márquez, administrador de la empresa Bienart la cual recibió al menos 30 millones de pesos en contratos.

Benítez Márquez fue detenido la semana pasada y esta semana se realizará la audiencia de vinculación a proceso lo que daría paso al octavo juicio relacionado con las empresas fantasma. Este caso está asentado en la causa penal 9/2016 en el juzgado Primero de Distrito con sede en Xalapa.

La segunda orden de aprehensión confirmada por Animal Político es contra Román Ulises Alvarado Hernández, administrador único de la compañía Importadora Denylk la cual ostenta contratos por al menos 18 millones de pesos según lo documentado por este medio.

Alvarado Hernández, según sus familiares, es un conductor de un taxi e hijo de una promotora del voto del PRI. La familia aceptó que ha proporcionado  y firmado documentos a cambio de supuestos apoyos que no recibieron.

El caso de Denylk quedó asentado en la causa penal 6/2016  radicada en el Juzgado Decimoquinto de Distrito en Xalapa.

Los otros tres casos consignados por la Procuraduría también son contra administradores o representantes legales de distintas empresas de esta red. Uno de ellos está asentado en el expediente 26/2016 cuya audiencia de vinculación a proceso está programada para el próximo jueves.

Dos casos más, que corresponden a las causas penales 25/2016 y 29/2016, no tienen fecha de audiencia debido a que las personas involucradas no han sido localizadas. De continuar así se podrían girar órdenes de comparecencia o aprehensión.

Además de los casos que ya fueron judicializados, la Procuraduría General de la República informó que busca a por lo menos una decena de personas más relacionadas con esta mista red de compañías fantasma.

Lo que viene

Los juicios abiertos hasta ahora y los que se iniciarán en las próximas semanas se desprenden de las 32 denuncias iniciales que interpuso el SAT ante el Ministerio Público Federal en contra de los contribuyentes, es decir, de las empresas que proporcionaron información falsa sobre su ubicación y actividades. Pero vienen más denuncias.

El SAT informó que finiquitado el tiempo que tenían las compañías para comprobar su existencia se anularán fiscalmente todas las operaciones reportadas, es decir, lo facturado en los contratos que dieron las dependencias de Veracruz involucradas.

En consecuencia se presentará una nueva denuncia penal en PGR en contra de los funcionarios que resulten responsables por su involucramiento en la firma de comprobantes fiscales (facturas) que amparan operaciones inexistentes.

En tanto, el Órgano Superior de Fiscalización de Veracruz ya presentó una denuncia penal pero a nivel estatal en la Fiscalía para Delitos Cometidos por Servidores Públicos tras encontrar que las empresas involucradas recibieron en realidad 131 contratos solo de tres dependencias estatales, y que el daño patrimonial es de casi mil millones de pesos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Escasez de autos y precios altos, así afecta la industria automotriz a las economías del mundo

Los problemas de la industria automotriz generan un "efector multiplicador" que afecta el empleo y el crecimiento económico.
11 de noviembre, 2021
Comparte

Cuando la cadena de fabricación y suministro de autos funcionaba como un engranaje perfectamente engrasado, antes de la pandemia de covid-19, los consumidores podían elegir la marca y el modelo que querían.

Ahora, que hay una inédita escasez de autos a nivel mundial, los compradores se están anotando en listas de espera y pueden pasar meses antes de que puedan conseguirlos.

Esa escasez ha provocado un aumento de precios en algunos modelos de carros nuevos y ha disparado los precios de los autos usados.

Las grandes compañías están fabricando menos automóviles porque no hay suficientes semiconductores en el mercado, una pieza esencial en su producción.

A eso se suma el hambre de chips que tienen las empresas tecnológicas que fabrican desde electrodomésticos, computadores y celulares hasta consolas de videojuegos.

“La industria de los semiconductores está tratando de ponerse al día con la demanda, pero simplemente no puede”, dice Susan Golicic, profesora de la Facultad de Negocios de la Universidad Estatal de Colorado, en Estados Unidos.

Ante la falta de chips, los fabricantes de vehículos han tenido que seleccionar qué modelos seiguen en la línea de producción y qué modelos no, explica la experta.

chip

Getty Images
Las empresas que fabrican semiconductores no logran abastecer la demanda.

“Muchas de las empresas solo están produciendo los vehículos que les generan mayores ganancias“, como coches utilitarios deportivos (SUV, por sus siglas en inglés), camiones o autos de lujo.

“La situación es bastante seria”.

Willy Shih, profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard, le dice a BBC Mundo que la escasez afecta a toda la cadena de fabricación en la industria automotriz. Es decir, a todas las empresas que fabrican partes.

“Esto tiene un efecto en el empleo que generan todos los negocios asociados a la fabricación de un automóvil. Entonces, las consecuencias se han extendido rápidamente”.

En Japón, país de marcas como Toyota y Nissan, la escasez de partes hizo que las exportaciones del sector bajaran un 46% en septiembre, en comparación con el año anterior, una clara demostración de la importancia de la industria automotriz para su economía.

Trabajador en fábrica de autos

Getty Images

“Se calcula que la fabricación de automóviles genera cerca del 3% del Producto Interno Bruto (PIB) global”, señala David Menachof, profesor del Departamento de Gestión de Operaciones y Tecnología de la Información de la Escuela de Negocios de la Florida Atlantic University (FAU).

En el último año, según explica en conversación con BBC Mundo, cerca de 8 millones de vehículos dejaron de ser producidos. Esta situación se traduce en una pérdida de ingresos cercana a los US$200.000 millones para la industria automotriz.

Sube el precio de los autos usados y nuevos

“En Estados Unidos los autos se están vendiendo incluso a valores más altos que el precio de venta porque hay gente dispuesta a ofrecer más que el precio normal”, le dice a BBC Mundo Menachof.

Y como no hay suficientes productos nuevos disponibles en el mercado, ha subido la demanda de vehículos usados, elevando el costo promedio de un auto de segunda mano en EE.UU. a más de US$25.000.

De hecho, apunta Susan Golicic, el valor promedio de un vehículo ha venido subiendo cerca de US$200 cada mes.

Lo mismo está ocurriendo en otras partes del mundo. México, por ejemplo, es el cuarto exportador mundial de autos y el séptimo productor.

Fábrica automotriz en México

Getty Images

Este país, que exporta un 80% de su producción y tiene el liderazgo en la industria automotriz de América Latina, está viviendo los efectos de la escasez mundial en la fabricación de carros.

Guillermo Prieto, presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), comenta que el precio de los autos nuevos ha subido un 9%, mientras que el mercado de los seminuevos (con una antigüedad no superior a los cinco años) también ha visto un incremento en su costo.

“Hay más demanda, menos coches y los clientes a veces tienen que esperar cinco o seis meses para comprar lo que están buscando”, le dice a BBC Mundo.

“Es una escasez enorme”, apunta, que ha tenido un fuerte impacto en el mercado laboral, dado que genera dos millones de empleos directos, y muchos otros indirectos al sumar todas las empresas que proveen partes y servicios.

A la escasez de automóviles, se ha sumado un factor adicional: el aumento en la entrada ilegal de los llamados “autos basura” desde EE.UU.: vehículos en mal estado que no encuentran compradores en la mayor economía del mundo, pero sí tienen demanda al otro lado de la frontera.

Efectos laborales y económicos

Aunque los autos se producen en distintas regiones del mundo, gran parte de la fabricación está concentrada en países como EE.UU. y China.

Pero también participan en la cadena otros más pequeños como, por ejemplo, Eslovaquia.

Este último país, que apenas tiene poco más de 5.6 millones de habitantes, alberga grandes fábricas de Volkswagen, Peugeot y Kia, y produce un millón de automóviles al año, lo que lo convierte en la nación con la mayor producción per cápita del mundo.

Fábrica en Eslovaquia

Getty Images

Eso hace que los problemas en la industria automotriz tengan un fuerte efecto en su economía.

En el contexto global, debido al tamaño de la industria automotriz, se produce un “efecto multiplicador”, dice David Menachof.

“Una compañía que emplea a 100 personas, genera efectos en la contratación de hasta 500 trabajadores”, por todas las empresas asociadas que giran en torno a ella.

Y cuando todas las personas que intervienen en la cadena de fabricación de un auto se ven afectadas, se resiente la economía local, especialmente cuando se cierran temporalmente algunas plantas.

“Todas las estimaciones apuntan a que la escasez se extenderá hacia 2022, incluso hasta 2023, antes de volver realmente a una situación de mercado normal”, apunta Menachof.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=4QEW0DHWIlg&t=17s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.