Home
>
Auditoría estatal indaga el contrato que otorgó Duarte para explotar la marca Tiburones Rojos
Auditoría estatal indaga el contrato que otorgó Duarte para explotar la marca Tiburones Rojos
6 minutos de lectura
Auditoría estatal indaga el contrato que otorgó Duarte para explotar la marca Tiburones Rojos
13 de octubre, 2016
Por: Arturo Angel (@arturoangel20)
@arturodaen 
0

El Órgano de Fiscalización Superior de Veracruz (ORFIS) abrió una investigación relacionada el contrato de comodato del equipo y la marca “Tiburones Rojos” de Veracruz, así como del Estadio Luis Pirata Fuente, que la administración del gobernador Javier Duarte concedió a la empresa Promotora Deportiva de Orizaba, la cual es propiedad del diputado federal del PRI Fidel Kuri.

[contextly_sidebar id=”f97tfPMJmDSjuzuNgq1h8TnknmSKJ1j2″]Un informe especial de investigación que acompaña a la auditoría de la Cuenta Pública 2015, al que tuvo acceso Animal Político, revela que se solicitó al Órgano de Control Interno del gobierno estatal toda la información correspondiente a este proceso de concesión para iniciar el análisis y verificar si existen irregularidades.

La auditoría señaló que en diciembre de 2015 el Congreso de Veracruz autorizó ceder en comodato a los Tiburones Rojos, y en abril de este año se actualizó el contrato que lo hizo posible, aunque desde 2013 Kuri ya ostentaba la operación del equipo.

Se estipuló que este contrato se mantendría de forma permanente mientras el equipo de los Tiburones Rojos permanezca en la Primera División del Futbol Mexicano. Solamente en caso de que descendiera sería devuelto al estado.

Pero en el caso de la explotación de la marca del equipo, denominada “Tiburones Rojos”, el gobierno de Veracruz cedió a Kuri todos los beneficios que se generen de la misma y regalías, sin que el Estado recibiera a cambio contraprestación alguna.

El Estadio Luis Pirata Fuente, donde juega el equipo de futbol profesional, fue cedido a Kuri solo con el requisito de que permita realizar en el mismo los eventos que el gobierno quisiera organizar

Todo este procedimiento y las condiciones en que fue cedida la marca a Fidel Kuri así como el estadio se encuentran bajo revisión de los auditores, indica el ORFIS.

Los resultados de esta indagatoria se darán a conocer el próximo año como parte del informe de resultados de la Cuenta Pública 2016.

Desde que Fidel Kuri ostenta la operación del club Tiburones Rojos se han presentado varios incidentes. Animal Político publicó que el equipo ha estado en riesgo de embargo en varias ocasiones debido a los adeudos que promotora Deportiva mantiene con trabajadores despedidos de forma injustificada, y que no han sido debidamente indemnizados.

El pasado 7 de octubre, el gobernador Javier Duarte envió otra iniciativa al Congreso para ceder a Fidel Kuri – también de forma gratuita – un centro deportivo de alto rendimiento donde entrenan las fuerzas básicas de Tiburones Rojos y un terreno en Boca del Río, situación que fue criticada por diputados de oposición.

¿Se llevaría al equipo?

Previo a la elección estatal realizada en junio pasado, Fidel Kuri anunció su intención de llevarse al equipo de Veracruz si el Partido Revolucionario Institucional (PRI) no ganaba las elecciones.

Después de que Javier Duarte anunciara que pediría licencia como gobernador del estado, Kuri habló de nuevo sobre el tema.

En un inicio, incluso planteó la posibilidad de enviar una carta a la Federación Mexicana de Futbol, para solicitar formalmente el cambio de sede y nombre del equipo.

Sin embargo este jueves, en entrevista con Radio Fórmula, dijo que no quisiera llevarse al equipo de Veracruz, aunque tiene dudas respecto al apoyo que pudiera recibir con el nuevo gobierno. “Quisiera tomar esta decisión con la cabeza fría”, mencionó Kuri Grajales.

 

El reglamento de la Federación Mexicana de Futbol sí permite a un propietario de un club realizar este procedimiento de cambio de sede y nombre, siempre y cuando lo lleve a cabo con seis meses de anticipación.

La marca de los Tiburones regresaría a ser propiedad del estado, pero no habría equipo que lo ostente pues los recursos humanos son propiedad de la empresa de Kuri.

No le pagan a la Universidad

En los últimos tres meses la deuda que tiene la administración de Javier Duarte con la Universidad Veracruzana (UV) subió 30 millones de pesos más para llegar a dos mil 338 millones de pesos, de los cuales sigue sin pagarse un centavo, revela una revisión realizada al caso hecha por el Órgano Superior de Fiscalización del estado (ORFIS).

Un informe especial de investigación que acompaña a la auditoría de la Cuenta Pública 2015. desglosa el cúmulo de recursos públicos que no se han entregado a la máxima casa de estudios de Veracruz y confirma que se debe a la Universidad tanto recursos estatales como federales.

La responsabilidad del dinero no pagado a la universidad, subrayan los auditores, recae enteramente en la Secretaría de Finanzas que debó entregar tanto el apoyo federal como los recursos locales. Más aún porque así se había establecido en el convenio 044/2016 de febrero pasado, en el que el gobierno del estado reconoció la falta de pago.

“La SEFIPLAN deberá cumplir con la programación de ministraciones a la UV señaladas en el oficio 044/2016 (…) acatar la normativa, lineamientos y convenios celebrados con la Federación; en el mismo sentido observar lo relativo al ingreso de los caudales públicos cuya responsabilidad recae en forma exclusiva en la Secretaría de Finanzas de Veracruz” indica el documento de la auditoría.

El pasado 25 de febrero el gobernador Javier Duarte dijo que ya había entablado un diálogo con la rectoría de la Universidad y prometió que se pagaría la totalidad de los recursos que se le adeudaban. Pero de acuerdo con el documento de los auditores eso no ha sucedido e incluso la deuda es hoy mayor.

EL 28 de septiembre el abogado de la Universidad pidió que se autorice el embargo de bienes del gobierno estatal para cubrir la deuda que hay con el plantel. Entre las propiedades que se solicitaron sean aseguradas se encuentra el WTC de boca del Río y el Velódromo de Xalapa. Esta propuesta no ha prosperado todavía.

La auditoría reveló además que el gobierno de Veracruz le adeuda más de mil 800 millones de pesos de apoyos a otros 29 planteles educativos de la entidad.

Otras deudas 

El reporte del Órgano de Fiscalización Superior de Veracruz detalla que en los últimos seis años el gobierno federal destinó subsidios por mil 182 millones de pesos a la Universidad Veracruzana derivado de la firma de convenios.

De ellos, el gobierno de Veracruz solo le ha entregado a la Universidad 730 millones, y se ha quedado hasta ahora con 451 millones por lo menos.

La Secretaría de Finanzas del Estado es la responsable de recibir los recursos que provienen de la federación etiquetados a distintos fines y distribuirlos. En el caso de la Universidad de Veracruz debió entregar la totalidad del dinero que estaba destinado para ello, lo que no ha ocurrido.

Los auditores establecieron que los 451 millones de partidas federales destinados como subsidio a la Universidad y que no se le han entregado tampoco fueron devueltos a la federación por lo que el destino de dicho dinero está pendiente por aclarar. El documento establece que este dinero  tiene que ser entregado a este instituto educativo o en su defecto regresado a la federación.

A ello se suman mil 625 millones de subsidios estatales que tampoco ha recibido la rectoría de la Universidad Veracruzana y que por obligación legal deben llegar a sus arcas.

El dinero que se le adeuda a la Universidad Veracruzana estaba previamente etiquetado ya a objetivos específicos, entre ellos el fortalecimiento de la matrícula de este plantel educativo, impulsar trabajos de reforzamiento o crecimiento de la infraestructura de la Universidad, revisar y fortalecer los programas educativos, entre otros.

La auditoría del ORFIS reveló que la Universidad no es el único organismo autónomo afectado por la falta de entrega de recursos etiquetados pues el gobierno local registra adeudos con 65 organismos en total.

Entre esos organismos, además de la Universidad Veracruzana hay 29 planteles educativos entre institutos tecnológicos, universidades y colegios a los que la administración de Javier Duarte les adeuda más de mil 869 millones de pesos.

Los mayores adeudos se concentran en el Colegio de Bachilleres del Estado de Veracruz con 725 millones de pesos, el Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Veracruz con 331 millones de pesos,  Instituto Tecnológico Superior de Coatzacoalcos con 91 millones de pesos, y el Instituto Tecnológico Superior de Poza Rica a quien no s ele han entregado subsidios por 77 millones de pesos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
#CorrupciónVeracruz
cambio de sede de tiburones rojos
fidel kuri se lleva a tiburones
investigacion sobre tiburones rojos
marca tiburones rojos
Tiburones Rojos
image