Lo que debes saber del último debate entre Clinton y Trump por la presidencia de EU
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

Lo que debes saber del último debate entre Clinton y Trump por la presidencia de EU

Este último debate, que se llevará a cabo en Las Vegas, podría ser clave para Trump, quien tras las acusaciones de sus comentarios contra las mujeres no hay logrado convencer a los votantes que necesita.
AP
Por AP
19 de octubre, 2016
Comparte

La agria lucha por la Casa Blanca entre Hillary Clinton y Donald Trump se acerca a su fin, y los candidatos subirán al escenario es miércoles para su último debate en horario de máxima audiencia.

Sigue aquí en vivo la transmisión a través de Univisión (en español). 

Para Trump, el debate es quizá su última oportunidad de darle la vuelta a una carrera que parece se le está escapando. Sus comentarios agresivos sobre mujeres y una oleada de acusaciones de agresiones sexuales han agravado su impopularidad entre las mujeres y estrechado su camino a la victoria. Sus seguidores siguen siendo muy leales, pero hay pocos indicios de que esté atrayendo a los nuevos votantes que necesita con desesperación.

Por su parte, Clinton llega al debate con sus propios desafíos. Aunque los sondeos parecen inclinarse en su favor, la demócrata enfrenta una nueva ronda de preguntas sobre su autenticidad y fiabilidad, preocupaciones que han lastrado toda su campaña.

Lee: ¿Los migrantes son un peligro? Republicanos y fans de Trump tienen diferentes respuestas

El ataque informático a los correos de uno de sus principales asesores de campaña mostró a una candidata reacia a disculparse, que puede mostrar un tono en privado y otro diferente en público, y que sólo toma algunas decisiones tras meticulosas deliberaciones políticas.

El debate, el último en una serie de tres, se celebra en Las Vegas apenas tres semanas antes del Día de las Elecciones y mientras algunos estados indecisos celebran ya votaciones anticipadas.

Para las últimas semanas de campaña, Trump ha optado por una estrategia cada vez más agresiva que ha incluido insistir en que las elecciones serán amañadas, pese a la ausencia de pruebas de fraude electoral generalizado en las elecciones presidenciales estadounidenses.

También ha acusado a Clinton de atacar e intimidar a mujeres implicadas en las aventuras de su marido, y en el segundo debate llevó como invitadas a tres mujeres que acusaron al expresidente Bill Clinton de contactos sexuales no deseados e incluso de violación. El expresidente nunca fue procesado por delitos relacionados con esos encuentros, aunque sí llegó a un acuerdo legal en una demanda por acoso sexual.

En esta ocasión, el empresario llevará como invitado al debate al medio hermano del presidente Obama, Malik Obama. Clinton llevará al multimillonario y frecuente crítico de Trump Mark Cuban, y a la directora ejecutiva de Hewlett Packard Enterprise, Meg Whitman, una de las figuras republicanas más destacadas que apoyan a la ex secretaria de Estado.

La candidata demócrata “estará lista para cualquier táctica de tierra quemada que intente (Trump)”, dijo el portavoz de Clinton Brian Fallon.

La jefa de campaña de Trump, Kellyann Conway, dijo en MSNBC que su consejo al candidato para esta noche es muy simple: “Tiene que concentrarse”.

Los republicanos se aferran a que Trump pueda cerrar la campaña centrándose en los puntos flacos de Clinton, una estrategia que, según admiten algunos en privado, podría no bastar ya para dar la victoria a Trump, pero sí ayudar a que algunos candidatos republicanos al Senado ganen sus carreras.

En los últimos días, el empresario ha mostrado una nueva concentración en ocasiones, por ejemplo al llamar la atención sobre la petición de un miembro destacado del Departamento de Estado de que el FBI ayudara a rebajar el nivel de clasificación de un correo del servidor privado de Clinton. La oferta formaba parte de un trato que habría permitido al FBI desplegar más agentes en países extranjeros, aunque en un primer momento no estaba claro si había sido el miembro del Departamento de Estado o un agente del FBI el que planteó primero esa posibilidad.

Trump describió el martes ese caso como “corrupción ilegal” durante un acto de campaña en Colorado y afirmó que es peor que el escándalo del Watergate que le costó el puesto al ex presidente Richard Nixon.

El Comité Nacional Republicano informó el miércoles que había escrito al inspector general del Departamento de estado solicitándole “una exhaustiva investigación”.

Clinton, que ha preparado de forma meticulosa los tres debates a costa de pasar tiempo en estados indecisos, alteró visiblemente a Trump en su primer duelo al emplear las polémicas declaraciones del magnate sobre las mujeres y las minorías en su contra.

El empresario salió a la defensiva desde el principio en el segundo debate —que se produjo días después de la publicación de un video en el que presumía de besar y agarrar a mujeres, pero terminó en una posición más sólida, atacando a Clinton por ser un producto de Washington que no podrá traer cambios.

Trump negó en el segundo debate que hubiera puesto en práctica los avances sexuales no deseados que describe en el video. Su desmentido hizo que algunas de las mujeres que le han acusado de agresión salieran a la luz pública.

El republicano ha cedido ante algunos asesores que le presionaron para que preparase el debate más en serio tras el primer duelo. Sin embargo, ha seguido eludiendo las simulaciones y las sesiones de preparación de varios días por las que critica a Clinton.

“Lleva 30 años haciendo esto y ahora tiene que preparar el debate durante cinco días”, dijo Trump. “¿Saben lo que es preparar un debate? Es descansar. Es tumbarse y echarse a dormir”.

El moderador Chris Wallace, el primer periodista de Fox News que moderará un debate, ha dicho que tiene previsto preguntar a los candidatos sobre deuda y derechos adquiridos, inmigración, economía, el Tribunal Supremo, las regiones de conflicto internacional y su capacidad física para ser presidentes. Su objetivo es dedicar 15 minutos a cada tema.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Las 17 primeras medidas con las que Joe Biden empieza a revertir las políticas de Trump

El presidente número 46º de EU, que asumió el mando este miércoles, tiene una larga lista de prioridades. Estas son las primeras medidas que tomó tras asumir el cargo.
21 de enero, 2021
Comparte
Biden

Reuters
Joe Biden tomó sus primeras decisiones como presidente firmando las órdenes ejecutivas.

Diecisiete acciones ejecutivas para empezar.

Con apenas unas pocas horas en el cargo de presidente de Estados Unidos, Joe Biden firmó 17 decretos y directivas para poner en marcha su promesa de revertir con urgencia los cuatro años de políticas de Donald Trump.

Una muestra de que Biden no quiere perder tiempo para encarar las crisis del país es que Trump, en comparación, firmó ocho órdenes ejecutivas en las dos primeras semanas en la Casa Blanca, y Obama, nueve.

Biden firmó, ente otras, la orden del mandato de usar mascarillas y mantener la distancia social en edificios públicos, así como el regreso al Acuerdo de París contra el cambio climático.

Aquí te damos más detalles de los temas que han recibido la atención inmediata del nuevo presidente.

Combatir la pandemia del coronavirus

Coordinación contra la covid-19

Biden firmó una orden nombrando a Jeffrey Zients como coordinador de respuesta contra la covid-19 en un intento de que haya una dirección y una guía desde el gobierno federal.

Máscaras por 100 días

Uno de los primeros pasos de Biden fue la orden ejecutiva que requiere que los estadounidenses usen mascarilla en edificios públicos de todo el país para frenar el contagio de covid-19 y también dio inicio al reto de usar máscara al menos por 100 días para prevenir que el coronavirus siga extendiéndose.

No hay garantía de que los gobernadores estatales que hasta ahora se han opuesto a las órdenes de uso de mascarillas cambien repentinamente de opinión. Y hay cierto consenso en que no hay autoridad legal que otorgue a un presidente el poder de ordenar el uso de mascarillas a nivel nacional.

Joe Biden.

Getty Images
La primera orden que firmó Biden es la que ordena usar mascarilla en edificios de propiedad del gobierno federal.

Biden parece haber admitido ese punto y dice que él personalmente tratará de persuadir a los gobernadores para que actúen.

Si no hacen caso, se comprometió a hacer llamadas a alcaldes y funcionarios municipales para reclutarlos para la causa. Tampoco se sabe aún cómo hará cumplir esa orden.

La pandemia de coronavirus, que se había cobrado hasta este miércoles la vida de más de 400.000 personas en EE.UU., será la principal prioridad del nuevo gobierno.

Es “una de las batallas más importantes que enfrentará nuestro gobierno”, dijo Biden, y prometió implementar su estrategia sobre la covid-19 de inmediato.

Mensaje que dice "se requieren mascarillas".

Getty Images
Biden ordenó usar mascarillas en los edificios públicos del país.

Reencuentro con la OMS

Biden revirtió la decisión del gobierno de Trump de que EE.UU. abandone la Organización Mundial de la Salud (OMS).

A mitad de 2020, Trump anunció sus planes para que el país abandone la OMS, acusándola de gestionar mal la pandemia de covid-19 después de que surgiera el virus en China y diciendo que no había hecho “reformas muy necesarias”.

El doctor Anthony Fauci dirigirá la delegación de Estados Unidos en la OMS a partir de este jueves.

Broches sobre la vacunación

Getty Images
Biden tratará de hacer llegar las vacunas a un mayor número de estadounidenses.

Política de inmigración

Eliminar la prohibición de entrada a EE.UU. desde países musulmanes

La prohibición de la entrada a EE.UU. firmada por Trump solo siete días después de asumir el cargo en enero de 2017 fue otra de las primeras políticas en ser eliminadas por el nuevo mandatario.

La prohibición inicialmente afectaba a personas de siete países de mayoría musulmana, pero la lista se modificó tras una serie de impugnaciones judiciales.

Ahora restringe el ingreso a los ciudadanos de Irán, Libia, Somalia, Siria, Yemen, Venezuela y Corea del Norte.

Un camino hacia la ciudadanía

En otra importante promesa sobre inmigración, Biden envió un proyecto de ley al Congreso que establece un camino hacia la ciudadanía para más de 11 millones de inmigrantes indocumentados.

“Y todos esos supuestos soñadores, esos niños del programa DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia), serán certificados nuevamente de inmediato para poder permanecer en este país y emprender el camino hacia la ciudadanía“, había dicho a finales de octubre.

Biden envió este miércoles un memorándum al Departamento de Seguridad Nacional y al fiscal general para preservar el programa DACA, que protege de la amenaza de la deportación a los inmigrantes que llegaron como indocumentados cuando eran niños.

Protesta de inmigrantes

AFP
Biden quiere hacer más fácil el camino a la ciudadanía de muchos inmigrantes.

El equipo de Biden ha anunciado que el nuevo presidente crearía un grupo de trabajo para reunir a unos 545 niños migrantes separados de sus padres en la frontera sur de EE.UU.

En diciembre, los colaboradores del entonces presidente electo admitieron que necesitaría más tiempo para revertir una de las políticas de Trump, los Protocolos de Protección al Migrante que obligan a miles de solicitantes de asilo a esperar en México las audiencias de los tribunales de inmigración de Estados Unidos.

Si bien se trató de un compromiso del “primer día”, los asesores ahora dicen que podría tomar alrededor de seis meses abordarlo.

Otra orden ejecutiva revoca el plan de excluir del censo a los que no son ciudadanos, y otra acaba con el agresivo esfuerzo de la administración Trump por encontrar y deportar a inmigrantes indocumentados

Poner fin a la construcción del muro fronterizo

Como prometió, Biden detuvo la construcción de un proyecto representativo de la presidencia de Trump: el muro fronterizo entre EE.UU. y México. Su equipo de campaña lo había calificado como “una pérdida de dinero” que “desvía recursos críticos de las amenazas reales”.

El equipo dijo que, en cambio, desviará los fondos federales hacia esfuerzos como nuevas medidas de control fronterizo.

Trump firmando el muro en la frontera con México.

AFP
El muro de Trump no seguirá creciendo.

Medidas económicas

Alivio para inquilinos y propietarios (y para estudiantes)

Biden firmó otra orden para extender una moratoria sobre los desalojos y las ejecuciones hipotecarias de viviendas, que se congelaron al principio de la pandemia, así como para ampliar la pausa actual en los pagos e intereses de los préstamos estudiantiles federales.

También aprobó una moratoria para el pago de las deudas estudiantiles hasta final de septiembre.

Mensaje contra los desalojos

Getty Images
Evitar los desalojos es otra de las prioridades de Biden.

Medio ambiente y cambio climático

De vuelta al Acuerdo de París

Otra medida que Biden tomó en su primer día en el cargo fue volver a unirse al acuerdo climático de París, un tratado global que tiene como objetivo mantener el aumento de las temperaturas por debajo de 2 °C y “esforzarse por limitar” el aumento aún más, a 1,5 °C.

El predecesor de Biden sacó a Estados Unidos del acuerdo de 2015. La salida se hizo oficial el 4 de noviembre, convirtiendo a EE.UU. en la primera nación del mundo en salir.

Letrero que advierte sobre calor extremo

Reuters
Biden sí parece interesado en combatir el cambio climático.

“No se equivoquen, regresar al Acuerdo de París no es un mero simbolismo, es un acto envuelto en un poderoso significado político”, dice Matt McGrath, corresponsal de Medio Ambiente de la BBC.

“Si bien volver a unirse al pacto implica la simple firma de una carta y una espera de 30 días, no podría haber una señal más profunda de intención por parte de este gobierno entrante. Volver a París significa que Estados Unidos tendrá que seguir las reglas una vez más”, señala.

“Esas reglas significan que en algún momento de 2021, EE.UU. tendrá que mejorar su compromiso anterior de reducir las emisiones de carbono, realizado en la capital francesa en 2015”, escribe McGrath.

Biden también se ha comprometido a “subir la apuesta” y apuntar a estándares más altos en medidas de mitigación climática, y convocar una cumbre mundial sobre el clima dentro de los primeros 100 días en el cargo.

Biden ha dicho que quiere trabajar con el Congreso para promulgar una legislación este año que permitirá a EE.UU. alcanzar emisiones netas cero para 2050.

Cancelación del oleoducto de Keystone XL

Es una medida que ya ha provocado la alarma entre sus vecinos de Canadá. Biden rescindió el permiso transfronterizo para el controvertido oleoducto Keystone XL.

El proyecto permitiría transportar petróleo desde la región canadiense de Alberta hasta el territorio estadounidense de Nebraska.

Opositores del oleoducto Keystone XL en una manifestación en 2017.

AFP/Getty Images
Biden ordenó rescindir de inmediato el permiso transfronterizo para el controvertido oleoducto Keystone XL.

Reformas sociales

La deuda nacional con la cuestión racial es la cuarta crisis, junto a la covid-19, la economía y el clima, que Biden dijo que debía abordarse rápidamente.

Algunas de esas políticas, como abordar las disparidades raciales en vivienda y atención médica, se superponen con sus otros planes.

El presidente designó a Susan Rice para liderar un esfuerzo de todas las agencias del gobierno para acabar con el “racismo sistémico”, para lo que las agencias deberán hacer un informe sobre equidad en sus filas.

Joe Biden

Reuters
Joe Biden fue juramentado este miércoles como presidente de Estados Unidos.

Una orden ejecutiva firmada este miércoles prohíbe la discriminación laboral en el gobierno federal basada en la orientación sexual y asegura protección para la comunidad LGBTQ.

En la campaña, Biden se comprometió con la comunidad LGBT a dirigir recursos para ayudar a prevenir la violencia contra las personas transgénero, poner fin a la prohibición en el Ejército y restaurar la orientación para los estudiantes transgénero en las escuelas.

Otra prioridad en el futuro es aprobar en el Congreso la Ley de Igualdad que agregaría la orientación sexual y la identidad de género a las leyes federales de derechos civiles existentes, aunque no está claro qué tan rápido puede aprobar esa legislación.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=pYJwidxW4-E

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.