Mario Almada, el justiciero (y villano) del viejo oeste mexicano
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Mario Almada, el justiciero (y villano) del viejo oeste mexicano

El actor Mario Almada murió este martes 4 de octubre a los 94 años. Como actor y productor participó en más de 500 cintas.
Cuartoscuro
Por Redacción Animal Político
5 de octubre, 2016
Comparte

La venganza justiciera fue la característica que hizo de Mario Almada el héroe y villano del viejo oeste mexicano recreado en cintas como Los desalmados.

Este martes 4 de octubre, el pistolero mexicano murió a los 94 años de un paro respiratorio en su residencia de Cuernavaca, Morelos.

Siete décadas de trabajo, 500 películas actuadas y producidas respaldan la historia de uno de los iconos del cine de acción en México.

Almada dio vida a héroes y villanos en las cintas de pistoleros como “Los desalmados”, “Todo por nada”, y “El valle de los miserables”, entre otros.

Mario Almada Otero nació el 7 de enero de 1922 en Huatabampo, Sonora, pero vivió un tiempo en Guadalajara, Jalisco, y posteriormente se asentó en la Ciudad de México, donde comenzó a trabajar en un centro nocturno llamado “Cabaret señorial” que era propiedad de su padre.

Cuando su hermano Fernando Almada empieza a dedicarse a la actuación dentro del cine, Almada hace lo propio como productor, y en 1963 escribe su primer guion para un filme; posteriormente sustituye a Bruno Rey dentro de “Los jinetes de la bruja” (1965).

Almada debutó en el cine en 1935 con el filme “Madre querida”, al que le siguieron cientos de películas, entre ellas “Todo por nada” (1968), que le mereció la Diosa de Plata por Revelación del Año, “El tunco Maclovio” (1969) con la que ganó su segunda Diosa de Plata por Mejor Actor Co-protagónico, y “La viuda negra” (1984), donde compitió por el Premio Ariel al Mejor Actor.

Como un actor multifacético, participó en producciones de distintos géneros, tales como los westerns, “Los doce malditos” (1972); reconstrucciones históricas, “Aquellos años” (1972); filmes escatológicos, “La isla de los hombres solos” (1973), y en cintas de narcotráfico como “La banda del carro rojo” (1976).

Así como en adaptaciones literarias, “Divinas palabras” (1977); melodramas rancheros, “Mariachi (1976), y en melodramas urbanos como “Para usted, jefa” (1979).

Su filmografía es considerada como un vínculo entre México y la comunidad hispana radicada en Estados Unidos.

A finales de abril de este año recibió el galardón Diamante que otorga la Asociación Internacional de Prensa, Radio y Televisión de Las Vegas; dicho reconocimiento lo han recibido personalidades como Vicente Fernández, Luis Miguel, Chayanne, Joan Sebastian y Julio Iglesias.

Por los viejos tiempos

Este año, como en los viejos tiempos, Mario Almada, Hugo Stiglitz y Ricardo Carrión se reencontraron en el set cinematográfico con la película El ocaso del cazador, cuya historia está basada en hechos reales.

En agosto pasado, Stiglitz –quien es el director y productor del largometraje de acción– reconoció que fue muy grato volver a sumar esfuerzos con la leyenda del cine de acción Mario Almada, así como con Ricardo Carrión, integrante del grupo Los Hermanos Carrión.

“Son personajes entrañables y el guión cuenta con mucha fuerza, debido a que está basado en un caso real que ocurrió hace un par de años en Tamaulipas, cuando un hombre tuvo que defenderse para no perder sus tierras”, dijo en ese entonces el director.

Con información de Notimex. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

"Fracasamos": qué pasó con el polémico plan de Suecia contra COVID-19

Suecia ha recibido críticas por su política para manejar la pandemia, menos estricta que la de otros países europeos.
17 de diciembre, 2020
Comparte

“Creo que hemos fracasado. Tenemos un gran número de muertos y es terrible”.

Así definió el rey de Suecia, Carlos Gustavo, el año 2020, marcado por la polémica estrategia del país contra la covid-19.

Suecia ha recibido críticas por su gestión de la pandemia, en la que nunca impuso el confinamiento total que se vio en otros países europeos, y basada, más que en normas de obligado cumplimiento, en recomendaciones a la población.

Ha habido casi 350,000 casos de coronavirus confirmados y más de 7,800 muertos en Suecia.

“El pueblo de Suecia ha sufrido tremendamente en condiciones difíciles. Uno piensa en todos los miembros de las familias que no han podido despedirse de sus familiares enfermos. Creo que es una experiencia dura y traumática no poder dar una cálida despedida”, dijo en el programa anual de televisión en el que revisa el año que termina.

Cuando le preguntaron si tenía miedo de resultar infectado con el virus, el rey, que tiene 74 años, respondió: “Últimamente, se ha hecho más evidente, se ha ido acercando más y más. Eso no es lo que uno quiere”.

En lugar de basarse en reglas y sanciones, Suecia apela a la responsabilidad de los ciudadanos y el deber cívico, y las autoridades se limitan a emitir recomendaciones. No hay castigo para quienes hacen caso omiso de ellas.

El gobierno sueco nunca ha impuesto un confinamiento total ni el uso obligatorio de la mascarilla, y bares y restaurantes han permanecido abiertos.

Sin embargo, hace pocos días se solicitó a escuelas en Estocolmo, la capital, que pasen lo antes posible a enseñar a distancia a sus estudiantes de entre 13 y 15 años por primera vez. La medida se anunció en respuesta al aumento de los contagios.

Una semana antes se había decidido la educación a distancia para los mayores de 16 en todo el país.

Y el lunes, llegaron nuevas recomendaciones a nivel nacional sobre distancia social para el periodo navideño que sustituyen a las que habían emitido las autoridades regionales.

El consejo para los suecos es que no se reúnan más de ocho personas, hacerlo al aire libre cuando sea posible y evitar viajar en tren o autobús.

Se mantiene en vigor la prohibición de encuentros públicos de más de ocho personas, lo que afecta a eventos como conciertos, competiciones deportivas y manifestaciones.

La polémica de las medidas “voluntarias”

El epidemiólogo jefe del Estado sueco, Anders Tegnell, dijo en noviembre que la estrategia que seguía el país combinaba medidas legales y acciones voluntarias.

Le dijo a la BBC: “Creemos que es realmente la mejor” en el contexto sueco.

De acuerdo con un informe oficial publicado esta semana, la estrategia nacional fracasó en la protección de los mayores en residencias, algo por lo que el gobierno ha aceptado su responsabilidad.

Más del 90% de las muertes relacionadas con la covid se han producido entre mayores de 70 años y casi la mitad en residencias de mayores y dependientes, afirma el gobierno.

Una mujer recoge muestras de test de la covid-19 en la ciudad sueca de Malmo.

Reuters
La estrategia sueca se ha basado más en la colaboración ciudadana que en normas de obligado cumplimiento.

Tegnell dijo que el organismo que dirige, la Agencia Sueca de Salud Pública, no es responsable de dirigir este tipo de centros y que todos los interesados deben ayudar a mejorar la situación para asegurarse de que los ancianos no se contagien.

Para Tegnell, Suecia ha mejorado en la protección de los mayores, y dijo que ningún país ha tenido un éxito total en esta tarea.

El epidemiólogo sueco recordó en una entrevista en Sverige Radio el miércoles que incluso Alemania estaba siendo ahora duramente golpeada.

Suecia ha sido también señalada por ser uno de los países con un mayor número de casos per cápita y acumula más muertos que todo el resto de estados nórdicos sumados.

Esto ha provocado críticas de vecinos como Noruega, Dinamarca y Finlandia, que se quejan de que la laxa política sueca está poniendo en riesgo la efectividad de sus propias medidas.

El martes, el primer ministro sueco, Stefan Lofven, dijo que tenía la sensación de que muchos expertos habían subestimado la segunda ola.

“Creo que muchos en la profesión no vieron venir semejante ola”, dijo al diario Aftonbladet.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=BKNQNzyRydw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.