Con su petición de licencia ¿qué pasa con el fuero de Javier Duarte?

Duarte enfrenta investigaciones de la PGR y el SAT. Este miércoles pidió licencia por los 48 días que le restan en el cargo.

Veracruz
Javier Duarte, gobernador con licencia de Veracruz. Cuartoscuro

cintillo-empresas-fantasma-de-veracruz

Javier Duarte, acusado por presunto peculado y enriquecimiento ilícito, solicitó licencia para dejar el cargo de gobernador de Veracruz, y el Congreso discutirá el asunto este miércoles.

Si aprueba la solicitud, ¿Duarte perderá la protección que le da el fuero constitucional?

De acuerdo con Miguel Ángel Yunes, no será así.

“Duarte sigue teniendo fuero, y para ser procesado necesitaría ser desaforado. En el caso de delitos federales, por el Congreso de la Unión, y en el caso de delitos del fuero común por el Congreso del estado”, señaló en conferencia quien será el sucesor de Duarte en el gobierno del estado.

Una tesis Jusrisprudencial de la Suprema Corte de Justicia señala que cuando un servidor público que goza de fuero constitucional solicita licencia a su encargo, no pierde la protección otorgada.

Esto implica que el fuero protege a dos personas, al servidor público que se encuentra separado del cargo y al que solicitó licencia.

Si se quiere ejercer acción penal contra Duarte durante su periodo de licencia, la PGR deberá pedir al Congreso local un juicio de procedencia para pedir su desafuero.

Si los legisladores declaran que procede, el sujeto quedará a disposición de las autoridades competentes para que actúen.

Si esto ocurriera tras dejar el cargo como gobernador, Duarte sería juzgado como cualquier ciudadano.

Sin embargo, consultado por Animal Político, el abogado Jorge Winkler indicó algo distinto.

Mencionó que al solicitar una licencia indefinida, o por más de 30 días, Duarte pierde la protección del fuero.

“La diferencia entre tener fuero y no tener fuero es que si la PGR ya tiene integrado el expediente para solicitar su presentación y una acusación formal ante un juez si tuviera fuero no lo podría hacer porque primero tendría que pedirle al congreso del estado de Veracruz le quitara el fuero para poder acusarlo”, explica Winkler.

En esto coincide el jurista Everardo Moreno.

“Lo que procederá es que estas averiguaciones se consignaran, se librara la orden de aprehensión, estando con licencia si puede ser aprendido”, explicó el también ex subprocurador de la República.

Este miércoles el Congreso de Veracruz analizará la petición de licencia hasta el final de su mandato.

Las acusaciones contra Duarte

En mayo pasado, Animal Político reveló la existencia de una red de empresas fantasma a través de las que varias dependencias del gobierno de Duarte desviaron 645 millones de pesos.

Las empresas obtuvieron contratos para ser proveedoras de bienes, mercancías y servicios para el gobierno de Veracruz, a pesar de que estaban recién constituidas a través de adjudicaciones directas o licitaciones simplificadas, en las que siempre competían las mismas.

Con ello iniciaron las investigaciones del Sistema de Administración Tributaria (SAT) y del Órgano de Fiscalización Superior de Veracruz (ORFIS), que derivaron en denuncias ante la PGR.

El SAT informó que ha presentado 32 denuncias ante la PGR, por el caso de las empresas fantasma con las que el gobierno de Veracruz.

Las denuncias presentadas ante la PGR son contra 31 empresas y una persona física. El pasado 5 de julio, la Procuraduría General confirmó ya había iniciado formalmente una investigación penal, en contra de quien resulte responsable, tras denuncias interpuestas por el Servicio de Administración.

El pasado 21 de septiembre, la Procuraduría General de la República(PGR) atrajo la investigación que hace la Fiscalía de Veracruz por enriquecimiento ilícito y peculado en contra de Javier Duarte.

Duarte ha dicho que desconocía el caso de las empresas fantasma que establecieron contratos con el gobierno estatal y sus irregularidades.

“Sería ilógico que el gobernador estuviera enterado de las miles de operaciones que hace el gobierno con particulares”, mencionó Duarte en entrevista con la cadena Radio Fórmula.

Además de su gobierno, el SAT también inició una auditoría al gobernador.

El entonces titular del SAT, Aristóteles Núñez, indicó en entrevista con Radio Fórmula el 24 de agosto que en total 10 servidores públicos de Veracruz tuvieron alguna relación con el caso de “las empresas fachada”, y que en total cinco están siendo auditados, entre ellos Duarte.

Duarte respondió al titular del SAT que él era “el primer interesado en que las autoridades realicen las investigaciones correspondientes”.

Además del SAT, el gobernador electo, Miguel Ángel Yunes ha presentado diversas denuncias contra Duarte por enriquecimiento ilícito al acusarlo de tener propiedades millonarias fuera del país.

Las más recientes revelaciones de operaciones fraudulentas en el gobierno de Duarte fueron dadas a conocer en el Informe de Resultados de la auditoría entregado por el Órgano de Fiscalización Superior de Veracruz (ORFIS).

La auditoría a la Cuenta Pública 2015 de Veracruz descubrió que en 2015 se desviaron más de 400 millones de pesos a través del otorgamiento de contratos adquisición de supuestos productos para poblaciones marginadas o damnificadas que nunca llegaron a sus beneficiarios.

De acuerdo con la auditoria esta forma de actuar se registró en los años 2012, 2013 y 2014 para desaparecer casi mil millones.

Close
Comentarios