¿Cómo reacciona nuestro cerebro a la corrupción y por qué nos prepara para cometer delitos mayores?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

¿Cómo reacciona nuestro cerebro a la corrupción y por qué nos prepara para cometer delitos mayores?

Mientras más actos deshonestos cometemos, menores las resistencias emocionales para cometer otros peores.
AP
Por BBC Mundo
27 de octubre, 2016
Comparte

Piensa en los personajes más corruptos de tu país.

Pues esos nombres que tienes en mente comparten algo en común: su cerebro utilizó el mismo mecanismo para llevarlos a ocupar un lugar en tu lista.

Es más, tú también tienes aquel mecanismo, y lo activas cada vez que te ves tentado por un acto deshonesto.

Como una droga

Científicos del University College de Londres comprobaron que la reacción emocional negativa que producen los actos deshonestos disminuye cuando cometemos nuevas pequeñas transgresiones.

En otras palabras, el cerebro se adapta para delinquir.

Captura de video de Vladimiro Montesinos apilando dinero sobre una mesa.Image copyrightAFP
Image captionVladimiro Montesinos, quien fuera asesor del ex presidente peruano Alberto Fujimori, fue sentenciado por corrupción. Compró lealtades apilando fajos de dinero uno sobre otro.

Según Nature, una de las publicaciones científicas más prestigiosas, los seres humanos tenemos mecanismos biológicos que intentan evitar los comportamientos deshonestos.

A esa sensación la llamamos popularmente tener conciencia o escrúpulos.

Cuando mentimos o robamos la reacción natural de nuestro cerebro es producir un estímulo emocional que nos hace sentir incómodos.

Esos reflejos, que se pueden medir, son el fundamento sobre el que trabajan losdetectores de mentiras.

Marcelo Odebrecht posa y detrás de él la vista de varios edificios.Image copyrightGETTY IMAGES
Image captionMarcelo Odebrecht era considerado uno de los hombres de negocio más poderosos de Brasil. Fue condenado a prisión por ser parte de la trama de corrupción de Petrobras.

Sin embargo, si tenemos comportamientos deshonestos una y otra vez, al igual que sucede con otros estímulos o incluso con ciertas drogas, la respuesta del cerebro ya no es la misma.

En resumen, el estudio demuestra que el cerebro deja de reaccionar ante actos deshonestos continuos.

De menos a más

Pero ningún corrupto empieza su carrera metiéndose fajos de dinero público en los bolsillos.

Especialistas de University College de Londres observaron que actos deshonestos menores o casi irrelevantes son los que llevan pronto a cometer delitos más graves.

Ex presidente de Nicaragua, Arnoldo Alemán, saluda a sus seguidores. Viste camiseta roja.Image copyrightGETTY IMAGES
Image captionEl ex presidente de Nicaragua Arnoldo Alemán fue enjuiciado y condenado por corrupción en su país. Transparencia Internacional calificó su gestión como “acaparamiento de poder”.

80 voluntarios fueron puestos en situaciones en las que podían engañar para obtener beneficios personales a costa de otros.

Se les pidió individualmente calcular las monedas que había en un frasco de vidrio sin que otro participante pudiera verlo.

Luego tenía que decirle el monto para que ambos pudieran dividirse el dinero de forma equitativa.

A lo largo de las varias fases del experimento, las pequeñas deshonestidades de quien estaba a cargo de contar el dinero fueron creciendo de forma progresiva.

Sin escrúpulos

El experimento midió en paralelo la actividad cerebral de los participantes y registró que la reacción de un área conocida como amígdala, en el lóbulo temporal, fue intensa durante el primer engaño.

Con la sucesión de deshonestidades, la actividad en la zona encargada de producirnos un estímulo de incomodidad se debilitaba de manera gradual.

Radiografía de un cerebroImage copyrightTHINKSTOCK
Image captionEl estudio registró las respuestas del cerebro ante la deshonestidad. La reacción disminuye con el número de transgresiones.

Y mientras mayores las transgresiones, menores las resistencias emocionales.

Para decirlo coloquialmente, el estudio probó de manera científica la frase “perder los escrúpulos”.

Pero eso no es todo, a través de la resonancia magnética los científicos lograronpredecir los niveles de deshonestidad de los participantes de acuerdo a su actividad cerebral.

Dos jóvenes se pasan la respuesta de un examen a escondidasImage copyrightTHINKSTOCK
Image captionActos deshonestos menores, como hacer trampa en un examen por ejemplo, debilitan el mecanismo biológico que nos impulsa a actuar correctamente.

Aunque sean pequeños, cometer actos deshonestos puede gatillar un proceso que lleva a graves actos de deshonestidad“, señalan las conclusiones.

No es difícil imaginar que aquellos personajes que asociamos a la corrupción comenzaron cayendo en situaciones de deshonestidad que parecían irrelevantes.

Y son esas pequeñas tentaciones a la que la mayoría ha debido enfrentarse alguna vez.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
BBC Mundo

'Nos está matando: cómo el consumo de combustibles fósiles está destrozando nuestra salud (y quiénes son los más perjudicados)

En vísperas de la COP 27 en Egipto, un estudio de The Lancet enfatiza el grave impacto del calentamiento global en la salud.
BBC Mundo
28 de octubre, 2022
Comparte

El cambio climático está afectando gravemente la salud de las personas en todo el mundo.

Esta es la conclusión del estudio The Lance Countdown, que asegura que la continua dependencia mundial de los combustibles fósiles aumenta el riesgo de inseguridad alimentaria, enfermedades infecciosas y enfermedades relacionadas con el calor.

“La crisis climática nos está matando”, señaló António Guterres, secretario general de Naciones Unidas, tras la publicación de este estudio y enfatizó que los líderes globales deben modificar sus acciones en función del tamaño del problema.

Líderes de todo el mundo se reunirán el mes próximo para la conferencia climática más importante del año, la COP27, que tendrá lugar en Egipto.

La más reciente edición del informe -que se lleva a cabo desde 2016 y en el que participan cerca de 100 expertos de organizaciones incluidas la OMS- hace hincapié en cómo el clima extremo aumentó la presión sobre los servicios de salud en todo el mundo que ya se han visto afectados por la pandemia de COVID-19.

También destacan la relación entre el cambio climático y la quema de combustibles fósiles (petróleo, carbón y gas natural), a los que se atribuye el 80% de los gases de efecto invernadero generados por el hombre y que acaban calentando la Tierra.

Impacto del calor extremo

De acuerdo con el estudio, las muertes vinculadas al calor aumentaron en dos tercios en las dos últimas décadas.

En 2022 se han batido récords de temperatura en todo el mundo, incluso en Reino Unido, donde se registraron 40 °C en julio, así como en partes de Europa, Pakistán y China.

Persona mayor en una ola de calor

Getty Images

Los impactos en la salud del calor extremo incluyen la exacerbación de condiciones tales como enfermedades cardiovasculares y respiratorias, y provocan insolación y problemas de salud mental.

Por otra parte, las temperaturas cálidas extremas aumentan el riesgo de incendios forestales.


Análisis de Justin Rowlat, editor de Clima

El informe de The Lancet de hoy es un llamado a las armas.

Los autores esperan que la evidencia que presenta muestre la necesidad de una acción urgente en la conferencia de la ONU sobre el clima en Egipto.

Pero la cumbre se enfrenta a fuertes vientos en contra.

Los países en desarrollo exigirán que las naciones que se enriquecieron utilizando combustibles fósiles gasten más efectivo para cubrir los costos de las pérdidas y daños que está causando nuestro clima cambiante.

Y preguntarán: ‘¿Qué pasó con los US$100.000 millones anuales para la acción climática que los países desarrollados supuestamente pusieron a disposición a partir de 2020?’. Todavía estamos miles de millones de dólares por debajo del total.

Los anfitriones egipcios de la COP27 advirtieron sobre una “crisis de confianza”.

Pero el mundo desarrollado está luchando contra una crisis del costo de vida a medida que se disparan los precios de la energía y los alimentos. Muchos de ellos ya están gastando miles de millones en apoyo militar a Ucrania.

Así que prepárate para una conferencia con debates acalorados.


Enfermedades infecciosas

El calentamiento global incrementa la propagación de enfermedades infecciosas.

Malaria en Venezuela

Getty Images
Esta familia en Venezuela espera para hacerse una prueba de malaria.

Los investigadores hallaron que los períodos en que la malaria podía transmitirse se hicieron un 32 % más largos en las zonas altas de las Américas y un 15 % más largos en África durante la última década, en comparación con la década de 1950.

La probabilidad de transmisión del dengue aumentó un 12% durante el mismo período.

Seguridad alimentaria

Los datos recabados por el informe indican que debido al aumento de las temperaturas y a los fenómenos meteorológicos extremos se produjo un menor rendimiento en los cultivos y se redujo su temporada de crecimiento.

Además, alrededor de un 30% más de tierra se ve ahora afectada por sequías extremas, en comparación con la década de 1950.

Sequía en Monterrey

Getty Images
Consecuencias de la sequía en Monterrey, México.

Estos impactos están provocando un aumento del hambre, dice el informe.

Los períodos cálidos en 2020 se asociaron con 98 millones más de personas que no pudieron obtener los alimentos que necesitaban, en comparación con el promedio de 1981 a 2010, y la proporción de la población mundial que sufre inseguridad alimentaria también está aumentando.

Por otro lado, en 2021 se perdieron casi medio billón de horas de trabajo debido al calor extremo. Esto afectó principalmente a los trabajadores agrícolas en los países más pobres, reduciendo el suministro de alimentos y los ingresos.

Aunque la crisis climática nos afecta a todos, el impacto no se distribuye de manera igualitaria, siendo los países pobres los que se ven más afectados, así como los grupos de población más vulnerables, como es el caso de las personas mayores con las olas de calor.

Según The Lancet Countdown, las muertes vinculadas al calor extremo en los mayores de 65 años aumentaron un 68% en el período comprendido entre 2017 y 2021 en comparación con el 2000-2004.

Esperanza

Sin embargo, concluye el informe, hay soluciones.

“A pesar de los desafíos, existe evidencia clara de que la acción inmediata aún podría salvar la vida de millones, con un cambio rápido hacia la energía limpia y la eficiencia energética”, señaló Marina Romanello, directora ejecutiva de ‘The Lancet Countdown’, del University College de Londres.

“La acción climática acelerada generaría beneficios en cascada, con sistemas de salud, alimentación y energía más resilientes”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.