¿Todavía están a tiempo los republicanos de deshacerse de Donald Trump?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

¿Todavía están a tiempo los republicanos de deshacerse de Donald Trump?

Estas son las alternativas que tienen los militantes del Partido Republicano en caso de que no deseen que Donald Trump sea su candidato a la Presidencia de EU.
AP
Por BBC Mundo
8 de octubre, 2016
Comparte

Hay muchos republicanos a los que les gustaría que Donald Trump no fuera el candidato de su partido a la presidencia de EE.UU. Pero, ¿es posible a menos de un mes de los comicios?

La respuesta, contenida en la llamada “Regla 9” del Comité Nacional Republicano (RNC), incluye tres conceptos clave: “Muerte”, “declinación” y “otras circunstancias”.

“El Comité Nacional Republicano está por esta vía autorizado a llenar cualquier de las vacantes que puedan producirse en caso de muerte, declinación u otras circunstancias que afecten al candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos”, afirma la regla.

Pero Trump no parece tener planes de morirse. ¿Qué pasaría con los otros escenarios?


Declinación…

El sábado, pocas horas después del escándalo que desató la publicación de una grabación de 2005 en la que se escucha a Trump expresándose de forma obscena sobre mujeres, el candidato republicano dejó en claro que “no se retirará bajo ninguna circunstancia” de la contienda electoral.

Su declaración surgió tras los pedidos de muchos dentro de su partido para que se retire.

En el poco probable caso de que Trump declinara la candidatura, el Comité podría volver a convocar a los 2.472 delegados a la Convención Republicana para que votaran por un nuevo candidato.

Eso, a estas alturas, no parece muy viable.

TrumpEl viernes se desató una tormenta con la publicación de una grabación de Trump donde ofende a mujeres.

Así que la solución podría quedar en mano de la junta directiva del RNC, integrada por 160 miembros que representan a todos los territorios y estados. En este caso, el voto de cada estado y cada territorio tendría el mismo peso que en la convención.

Mike Pence, el nominado a la vicepresidencia, no sería promovido automáticamente, pues la junta está habilitada para elegir a cualquiera para llenar la vacante. Y muchos senadores y representantes republicanos muy probablemente favorecerían a un nuevo candidato que pudiera ayudarlos a conservar sus asientos.

Desafortunadamente para los oponentes de Trump, tal como lo dejó en claro el sábado, el candidato republicano no parece tener ninguna intención de tirar la toalla.

“Nunca me retiraré. Nunca me he retirado en mi vida”, le dijo Trump al diario Washington Post. Y agregó: “No, no renunciaré a esta contienda. Tengo un apoyo enorme”.


…U otras circunstancias

Los opositores a Trump pueden encontrar algo de consuelo en lo vago de la frase.

La Regla 9 nunca ha sido empleada. Y sus límites jamás han sido examinados.

Thomas Eagleton y George McGovern en 1972Thomas Eagleton (izq.) fue suspendido de la campaña de George McGovern en 1972.

Por lo demás, la última vez que un candidato abandonó tan tarde la contienda fue en 1972.

Se trató del candidato demócrata a la vicepresidencia Thomas Eagleton, quien se vio obligado a retirarse luego de que episodios de depresión se hicieran públicos.

Y por “otras circunstancias” generalmente se entiende la brecha entre muerte y declinación, como un coma, un derrame o alguna otra enfermedad que deje al candidato con vida, pero incapacitado para retirarse.

En otras palabras, se trata de una regla concebida para llenar vacantes, no para crearlas. 

Algunos han propuesto una interpretación un poco más amplia de “otras circunstancias” para que incluya actos como crímenes, traición o incluso la adopción de principios “fundamentalmente contrarios a los del partido”, como explicó el comentarista Thomas Balch.

Pero Trump podría demandar por la vía legal si el concepto de “otras circunstancias” es empleado en su contra.

E incluso si cometiera un crimen, esto no le impediría ser candidato a la presidencia. Y de ganar, podría perdonarse a sí mismo.


Reescribir las reglas

Todo indica que ya es demasiado tarde incluso para esta jugada.

La Regla 9 puede ser modificada con una mayoría simple de votos en el comité sobre reglamentos del RNC, a lo que debería seguir una mayoría de tres cuartos en el RNC en pleno.

Pero cualquier cambio entraría en efecto 30 días más tarde.


Votar por alguien más

Si Trump no abandona la contienda, las reglas no permiten un remplazo republicano.

Donald TrumpTrump declaró que “no se retirará” de la contienda, “bajo ninguna circunstancia”.

Pero el candidato del partido Libertario, Gary Johnson, es un antiguo republicano que sirvió como gobernador de Nuevo México de 1995 a 2003.

En 2012 obtuvo 1,2 millones de votos y aparece en la boleta en todos los 50 estados.

Evan McMullin, exagente de la CIA y miembro del personal del Comité Congresional Nacional Republicano (NRCC) también está presentándose como independiente, pero entró a la carrera demasiado tarde para competir en todos los estados.

La desventaja para los republicanos es que un voto para un tercer partido puede ayudar a la victoria de la candidata demócrata Hillary Clinton.

La candidata del Partido Verde, Jill Stein, probablemente no atraiga a muchos republicanos.

.


Denunciarlo y aguantarse

“Más suerte la próxima vez” no es la estrategia electoral más reconfortante, pero algunos republicanos descontentos piensan que su mejor opción es denunciarlo y esperar.

Mitt RomneyMitt Romney: “Donald Trump es un fraude”.

Cada vez más republicanos están firmando cartas y escribiendo columnas denunciando a Trump.

Treinta ex legisladores republicanos lo hicieron el 6 de octubre, diciendo en una carta que Trump carecía de “inteligencia” y temperamento para ser presidente.

No propusieron que fuera reemplazado, sólo que los electores lo rechacen en las urnas.


Esperar que gane y recoger los platos rotos

Trump ha sido subestimado antes y al final podría resultar vencedor.

Los republicanos han aguantado hasta ahora la “campaña salvaje” de Trump, así que ¿por qué no esperar otro mes?

El poder ejecutivo es una enorme gestión que involucra miles de cargos y no hay suficiente gente leal a Trump para llenarlos.

Los republicanos -incluso los que no están satisfechos con el candidato- podrán ser capaces de dar forma a la política y cumplir en los asuntos que son importantes para sus electores durante los próximos cuatro años.

Por otra parte, Trump quizás ya ha hecho demasiado daño a la marca del Partido Republicano entre los electores hispanos, negros, musulmanes y las mujeres.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Trump quería bombardear laboratorios de droga en México y otras 7 revelaciones del libro sobre el expresidente

Para escribir “Confidence Man”, la periodista Maggie Haberman conversó con 200 personas, incluyendo el propio exmandatario Trump.
4 de octubre, 2022
Comparte

Donald Trump temió morir de Covid-19 en octubre de 2020, cuando se contagió de coronavirus; y le pidió a funcionarios como el entonces gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, que no prestaran tanta atención a la enfermedad.

Esta es una de las ocho revelaciones que figuran en el esperado libro sobre el expresidente de Estados Unidos que la periodista del New York Times, Maggie Haberman, escribió y que salió a la venta el martes.

El libro, titulado “Confidence Man”, narra la vida de Trump desde su época de empresario inmobiliario hasta su vida después de la Presidencia. Para elaborarlo la comunicadora conversó con más de 200 personas, incluidos antiguos ayudantes del exmandatario y mantuvo tres entrevistas con el propio Trump.

El expresidente ha atacado a Haberman, escribiendo en su plataforma de redes sociales que el libro contiene “muchas historias inventadas con cero comprobación de hechos”.

1. Miedo a la muerte

El 2 de octubre de 2020 Trump dio positivo de covid-19 y como su condición empeoraba no solo fue trasladado desde la Casa Blanca al hospital militar Walter Reed de Washington, sino que incluso él mismo llegó a temer por su vida.

De acuerdo con el libro, el entonces jefe de gabinete adjunto, Tony Ornato, advirtió al presidente que si su salud se deterioraba aún más tendrían que poner en marcha los procedimientos para garantizar la continuidad del gobierno; es decir traspasar al vicepresidente sus poderes.

Trump no solo temió por su vida, sino por las repercusiones que su contagio podrían tener para su imagen. ¿La razón? Durante el inicio de la pandemia trató de minimizar la gravedad del coronavirus. Haberman asegura que el entonces mandatario pidió a sus ayudantes que se quitaran las máscaras y que aconsejó al entonces gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, que no hablara públicamente del virus en la televisión.

“No le des tanta importancia a esto”, le dijo Trump a Cuomo, según el libro. “Vas a convertirlo en un problema”, habría dicho.

Trump junto a su hija y el esposo de ésta en un acto en la Casa Blanca

Getty Images
Haberman, en su libro, asegura que Trump pensó en despedir a su hija y al esposo de ésta, a quienes designó como asesores nada más llegar a la Casa Blanca.

2. Quiso despedir a Ivanka y a su esposo

Haberman, en el libro, también asegura que Trump estuvo a punto de anunciar, por Twitter, el despido de su hija, Ivanka, y del esposo de ésta, Jared Kushner, ambos asesores suyos.

La decisión la habría tomado el controversial político durante una reunión con el entonces jefe de gabinete John Kelly y el entonces consejero de la Casa Blanca Don McGahn. Sin embargo, la intervención de Kelly lo frenó. El general retirado le aconsejó a Trump que hablara primero con ambos antes de tomar esta medida.

Trump nunca habló con su hija y yerno, y ambos siguieron en sus cargos oficiales hasta el final de su Presidencia en enero de 2021.

El libro también revela que Trump frecuentemente hablaba con desprecio de su yerno, de quien una ocasión dijo “suena como un niño” después de escuchar un discurso que dio en 2017.

El exmandatario ha negado que hubiese pensado en despedir a Ivanka y a su marido. “Es pura ficción. Nunca se me pasó por la cabeza”, ha dicho.

3. Pensó en bombardear laboratorios en México

Haberman asegura que Trump planteó varias veces la posibilidad de bombardear laboratorios de drogas mexicanos, una sugerencia que dejó atónito al exsecretario de Defensa estadounidense Mark Esper.

Trump en un discurso junto a soldados y con un avión caza a sus espaldas

Getty Images
En el libro se asegura que Trump pensó la posibilidad de ordenar a sus fuerzas armadas que bombardeara los laboratorios de drogas que hay en México.

La idea surgió de una conversación que el entonces inquilino de la Casa Blanca mantuvo con Brett Giroir, un oficial de salud pública y almirante del Cuerpo Comisionado del Servicio de Salud Pública de Estados Unidos.

Giroir entró en el Despacho Oval vistiendo un uniforme de gala -como es habitual en los oficiales de salud pública del cuerpo- y le dijo a Trump que las instalaciones que producen drogas ilegales en México deberían ser tratadas como “blanco” para impedir que las sustancias ilícitas lleguen al país. Trump entonces le sugirió a Giroir, a quien por lo visto confundió con un militar, que bombardeara dichas instalaciones.

A partir de allí la Casa Blanca pidió a Giroir que dejara de llevar su uniforme a las reuniones con el mandatario.

Trump y sus seguidores se jactan de que durante su controversial mandato el Ejército de EEUU no se embarcó en guerras.

4. Presiones a Theresa May

El libro de Haberman detalla varios encuentros entre Trump y los líderes mundiales, entre ellos la primera reunión que mantuvo con la entonces premier británica Theresa May.

Durante la cita Trump habló sobre el aborto en los siguientes términos: “Algunas personas están a favor de la vida, algunas personas a favor del aborto. Imagínate que unos animales con tatuajes violaran a tu hija y se quedara embarazada”.

May y Trump a las puertas de Downing Street en 2019

Getty Images
En el libro se dan detalles de algunos de los encuentros que Trump mantuvo con otros líderes mundiales, entre ellos la entonces primera ministra británica Theresa May.

Sin embargo, luego cambió de tema y habló de cómo bloquear un proyecto eólico marino que se instalaría cerca de una propiedad suya en el Reino Unido.

5. “Cualquier cosa” por anular las elecciones de 2020

Cuando se hizo evidente que Trump iba a perder las elecciones presidenciales de 2020 frente al demócrata, Joe Biden, el entonces mandatario llamó al exalcalde de Nueva York y su abogado personal, Rudy Giuliani.

“Bien, Rudy, tú estás al mando. Haz locuras, haz lo que quieras. No me importa”, dijo Trump, después de que otros abogados se negaran a ir tan lejos como él en sus pedidos para anular los resultados electorales, según narra en el libro.

“Mis abogados son terribles”, le dijo Giuliani.

Giuliani dando un discurso ante la Casa Blanca

Getty Images
Haberman, en su libro, asegura que Trump habría dado “carta blanca” a su abogado, Rudolph Giuliani, para que consiguiera anular las elecciones presidenciales de 2020 que perdió.

6. Excusa sobre la marcha

Mientras hacía campaña en 2016, Trump fue preguntado por su director de campaña, Corey Lewandowski, y su secretaria de prensa, Hope Hicks, sobre cómo abordar su negativa a publicar sus declaraciones de impuestos, una cuestión que veían como un problema para su candidatura.

Haberman asegura Trump respondió: “Bueno, usted sabe que mis impuestos están bajo auditoría, siempre me auditan”.

“Así que podría decir: ‘Los publicaré cuando ya no esté bajo auditoría’. Porque nunca dejaré de estar bajo auditoría”.

Desde Richard Nixon, todos los presidentes de EE.UU. han publicado voluntariamente sus declaraciones de impuestos. Una investigación del New York Times de 2020 reveló que Trump pagó US$ 750 en impuestosobre la renta el año en que se convirtió en presidente.

Vsta de la casa de Trump en Florida, durante el allanamiento del FBI.

Getty Images
El libro refuerza las acusaciones de que Trump se hizo con documentos oficiales, en lugar de entregarlos a los Archivos Nacionales de EE.UU. y por ello su casa de Florida fue allanada por la policía.

7. Tiró documentos por el inodoro

Mientras ocupó la presidencia, el personal de la Casa Blanca descubrió que el inodoro que usaba Trump se obstruía frecuentemente por papeles, por lo que sospechaba que se deshacía de documentos oficiales por esa vía.

El político y empresario también habría destrozado documentos, lo que contraviene la Ley de Registros Presidenciales, que establece que los documentos creados o recibidos por un presidente son propiedad del gobierno de EE.UU. y deben ser resguardados por los Archivos Nacionales una vez que termina su período.

Los detalles del libro coinciden con las acusaciones sobre la desaparición de documentos durante el mandato de Trump formuladas por los Archivos Nacionales. El exmandatario también se enfrenta a una investigación penal por parte del Departamento de Justicia por mantener los papeles del gobierno en su residencia de Mar-a-Lago (Florida).

8. Confundía a los funcionarios que de minorías étnicas con camareros

Haberman relata que en una reunión en el Congreso, celebrada poco después de su toma de posesión en 2017, Trump confundió con camareros a un grupo racialmente diverso de empleados de legisladores demócratas, a los que les pidió que trajeran canapés y bebidas.

El libro detalla que Trump hizo los comentarios a los empleados del senador Chuck Schumer y de la representante Nancy Pelosi.

Haberman también documentó un historial de comentarios homófobos supuestamente pronunciados por Trump.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=NMDLd_zwYXY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.