¿Cuánto sobrevive de la Cuba de Fidel Castro en la isla de hoy?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

¿Cuánto sobrevive de la Cuba de Fidel Castro en la isla de hoy?

Se puede decir que Cuba es cada vez menos aquella versión caribeña del "socialismo real" del siglo pasado, con Fidel Castro, y cada vez más pragmática.
AP
Por Boris Miranda - @ivanbor BBC Mundo
28 de noviembre, 2016
Comparte

Partidarios y detractores de la Revolución Cubana coinciden en una cosa: la isla de hoy no es la misma que la de los años de Fidel Castro al mando.

Cada día hay más cuentapropistas (emprendedores privados), más cubanos viajando al extranjero y personas conectadas a internet.

En la Cuba del recientemente fallecido Fidel Castro de hace 15, 30, 40 o 50 años todo eso era absolutamente impensable.

Sin embargo, la realidad es hoy distinta y hay coincidencia en que el fidelismo que nació en 1959 dista mucho de la etapa que inició cuando Raúl Castro asumió la presidencia en 2008.

Hoy en día los cubanos pueden alquilar habitaciones a turistas, abrir paladares (restaurantes tradicionales), portar teléfonos móviles y conducir taxis particulares.

Decenas de miles prefieren la iniciativa privada frente a los empleos estatales.

Se puede decir que Cuba es cada vez menos aquella versión caribeña del “socialismo real” del siglo pasado y cada vez más pragmática.

En los años de Fidel Castro al frente de todo, eso no sucedía.

“Las ideas más radicales”

Arturo López Levy, docente experto en temas cubanos, señaló que muchos de los cambios que atraviesa la Cuba actual no habrían sucedido con Fidel Castro todavía al mando de ese país.

“La Cuba actual tiene mucho más mercado frente a la que Fidel Castro estableció. Tiene mayor libertad religiosa y posibilidades de viajes para los cubanos”, explicó a BBC Mundo el profesor de la Universidad de Texas Valle del Río Grande, en Estados Unidos.

La HabanaREUTERS
La Cuba contemporánea es imposible de explicar sin la mención de Fidel Castro.

El analista añadió que Fidel Castro hizo de Cuba un bastión frente a las fuerzas occidentales de mercado y globalización, sin embargo señala que ahora se impusieron políticas más acordes con las necesidades de la población cubana.

Murió con las botas puestas, defendiendo las ideas más radicales“, añadió López.

Para nadie es secreto que Fidel Castro en sus columnas editoriales criticaba el descongelamiento de las relaciones de Cuba con Estados Unidos.

El líder de la Revolución Cubana llegó a decir recientemente que el presidente saliente de EE.UU., Barack Obama, merecía una “medalla de barro”.

Castro no recibió a Obama cuando éste visitó Cuba en abril de este año y no dejó de atacar a Estados Unidos incluso en los momentos de mayor acercamiento de la isla con ese país.

“El sueño era otro”

En las calles de La Habana todavía lucen carteles optimistas augurando al paraíso socialista que “ya está llegando”.

Se ven paredes pintadas en las que se puede leer “Señores imperialistas, no les tenemos ningún miedo“.

Olivera con CastroÓSCAR OLIVERA
Olivera visitó Cuba desde la década del 80.

Óscar Olivera, dirigente sindical boliviano, estuvo decenas de veces en La Habana e incluso formó parte de la “Escuela Nacional de Cuadros Sindicales Lázaro Peña”.

Conoció a la isla en los años de generosidad soviética, los difíciles momentos del Periodo Especial de los 90 y también las transformaciones actuales.

Consultado por BBC Mundo, Olivera señala que “Cuba es cada vez menos el fervor revolucionario de Fidel y más el reflejo de sus necesidades“.

“Cuba vive un cambio sustancial porque el aparato estatal ya no respondía a la realidad de la sociedad cubana”, señaló Olivera.

El boliviano puso como ejemplo la diferencia entre el “fervor revolucionario” que se “respiraba” antes de los 80 a la impronta de muchos jóvenes cubanos de hoy que quieren salir de la isla.

“El sueño de Fidel Castro era otro, pero no sucedió”, concluye.

De Fidel a Raúl

Fuera de la isla, mucha gente creía que Raúl Castro estaba plenamente en sintonía con las políticas de su hermano mayor.

Sin embargo, en muy poco tiempo quedó en evidencia que ello no fue así.

Fidel Castro delegó “provisionalmente” el mando de Cuba a Raúl en julio de 2006 y en 2008 se anunció que dejaba la presidencia de forma definitiva.

Dentro de Cuba, Raúl Castro provocaba diferentes percepciones: desde el hombre “duro” al mando de las Fuerzas Armadas Revolucionarias hasta el sensato consejero del máximo líder de la Revolución Cubana.

Fidel CastroAFP
Fidel Castro es reconocido como uno de los máximos líderes políticos del siglo XX.

El sucesor de Fidel disipó la incertidumbre en poco tiempo.

Ya como presidente de Cuba, rápidamente abolió impedimentos vigentes para cubanos como el acceso a hoteles, la renta de autos o la compra de teléfonos móviles.

La apertura hacia la propiedad privada y los emprendimientos particulares fue considerada por muchos como una visión mucho más pragmática de gobernar frente a la de su férreo hermano Fidel.

Además, Raúl puso un límite a su mandato presidencial (2018) y aceptó que la Iglesia católica sea un mediador entre el gobierno y los presos por cuestiones políticas.

Los vaticinios del pragmatismo del hermano de Fidel tomaron más fuerza después de que se anunció el descongelamiento de relaciones con Estados Unidos en diciembre de 2014.

Datos

De acuerdo al Consejo de Administración de Cuba, existe medio millón de trabajadores por cuenta propia en la isla,

Existen 201 actividades privadas autorizadas y uno de los negocios más florecientes son los restaurantes.

Centro Habana
201 actividades privadas están permitidas en Cuba desde 2012.

El “cuentapropismo” es un fenómeno que despegó a partir de reformas económicas que hizo Raúl Castro en 2012.

El descongelamiento de las relaciones con Estados Unidos, que empezó en 2014, es señalado como un fuerte apoyo a ese impulso emprendedor.

Tanto López como Olivera coinciden que esa no era la Cuba que Fidel Castro impulsó en los años de la Guerra Fría.

Pero la realidad fue más fuerte, dicen ambos.

No es fácil de establecer con precisión lo que viene, pero es muy posible que con la partida del “Comandante en jefe” también se vayan muchos de los lineamientos más rígidos y radicales que durante décadas dictaron el destino de la Revolución Cubana.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

No son solo un número: el memorial que busca que cada muerto por COVID tenga un rostro

La cuenta de Twitter Las Caras del COVID19 México busca recordar a quienes murieron por coronavirus, para que no sean solo un número, sino que tengan un rostro.
Cuartoscuro
1 de febrero, 2021
Comparte

La señora Alejandra vendía quesadillas y su muerte fue registrada en la estadística de personas que han fallecido a causa de COVID-19. Los medios no conocen su historia ni su rostro porque no era famosa o una figura pública, pero cada persona que murió por COVID no es solo un número, tenía un nombre, un rostro, una familia.

“Siempre me daba una quesadilla cuando era niño y mi mamá estaba trabajando. Una víctima en el olvido”, cuenta quien la conoció y así la recuerda.

A través de Las Caras del COVID19 México, una cuenta de Twitter que busca recordar a quienes murieron por coronavirus se puede conocer, al menos a través de una foto, el rostro de la señora Alejandra. Ella ya no es solo la persona fallecida número 657 o 1,349.

Te puede interesar: Cifra real de muertos por COVID es casi 45% más de lo reportado por Salud: Inegi

Esta cuenta busca ser un memorial o un lugar para recordar a quienes fallecieron y que quede registro del nombre de cada persona, su rostro, fecha de fallecimiento, de dónde eran y a qué se dedicaban. 

En ella se difunden los datos e imágenes de maestros, enfermeras, enfermeros, médicos, doctoras, estudiantes, políticos, periodistas, músicos, deportistas, secretarias, comerciantes, trabajadoras del hogar, personas de todos los oficios y profesiones. 

La creadora de esta iniciativa es Noralí González, una comunicóloga que al inicio de la pandemia no veía los casos de COVID tan de cerca hasta que cada vez se hicieron más próximos, ya era el vecino, el conocido, el familiar del amigo el que se enfermaba y a veces moría.  

Mucha gente no tuvo la oportunidad de despedirse de sus familiares y amigos, seguían creciendo los fallecimientos y los números comenzaban a ser más alarmantes, pero esas estadísticas no tenían rostro. Por eso decidió abrir esta cuenta, especialmente para recordarlos, o para que sus seres queridos les dediquen unas palabras. 

En entrevista, comenta que al principio nutrió la cuenta con información que se publicaba en los medios de comunicación, más tarde comenzaron a llegarle los mensajes y las fotografías de fallecidos por COVID de varias partes del país.  

Aunque había personas que pedían que el rostro de su familiar se compartiera en la red social, también hay quien le escribe para decirle que mejor se baje la imagen ya sea “por miedo, por temor a la estigmatización, porque les duele o porque están en un proceso del duelo y aún no lo pueden hacer, por muchas cosas, y bueno, eso es algo que también se respeta”, expresa. 

México registra ya más de 158 mil 074 defunciones a causa del virus del SARSCoV-2, según datos de la Secretaría de Salud.

El 31 de agosto, la dependencia reportaba un acumulado de 64 mil 414 defunciones por COVID, pero este dato contrasta con el conteo preliminar de certificados de defunciones revelado por el Inegi que indica que entre enero y agosto de 2020, un total de 108 mil 658 personas murieron a causa del virus. 

Es decir, la cifra real de decesos confirmados por COVID es casi un 45% superior a la que se reporta diariamente.

“Es gente que tenía una historia. Eran padres, madres, hermanos, esposas, amigas, cuñados, suegras, primos, tías, hijos. Todos dejaron una huella en una familia. Hay mucho duelo y dolor en muchos hogares y lo que yo intento es nombrarlos y conocer sus rostros, saber un poquito de ellos y no olvidarlos”, dice Noralí. 

Para quien desee que el nombre de su familiar aparezca en este mural solo debe mandar una fotografía a la cuenta @CarasCovid19, nombre, ciudad, fecha fallecimiento, foto, y si lo desea un mensaje. 

Hay quienes incluso mandan cartas. Si alguien no envía la fotografía los datos se comparten con la imagen de una veladora. Algunos de los mensajes que se han compartido en este espacio son: 

“Acaba de morir mi mejor amigo, mi vecino. Teníamos más de 30 años de conocernos, de ser amigos en las buenas y en la malas, falleció a causa del COVID-19 y dejó un gran vacío en mi corazón y en mi vida, lo voy a extrañar don Rufino, descanse en paz”.

“Vuela alto papi, te amo con todo mi corazón. Descansa en paz”. 

“Enorme compañero en las cirugías de cardio con una personalidad y humor increíbles que tanto necesitamos durante el estrés quirúrgico”.

“Un hombre joven que murió cumpliendo su deber cómo el enfermero amoroso y dedicado que era. Descanse en paz”.

“Mamita, siento un enredo de sentimientos: dolor, enojo, impotencia, tristeza, pero al mismo tiempo amor, ternura y felicidad de haber tenido una madre como tú”. 

Lee más: 40% del personal de funerarias enfermó de COVID y 3 mil fallecieron; sector pide ser vacunado

Noralí dice que muchas veces es difícil y doloroso leer los mensajes, pero que el espacio es para honrarlos. Espera que más gente se sume a este memorial publicado en Twitter y que cada número tenga rostro y no se olvide.  

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.