Donald Trump denuncia fallas en el sistema electoral durante la jornada de votación en EU
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Donald Trump denuncia fallas en el sistema electoral durante la jornada de votación en EU

El candidato republicano publicó en Twitter, citando a CNN, que oficiales de Utah reportaron fallas con máquina de votación a lo largo del país.
Por AP
8 de noviembre, 2016
Comparte

Durante la jornada electoral de este martes, el candidato republicano, Donald Trump, denunció acerca de presuntas fallas en el sistema electoral.

Pese al constante escepticismo de Trump sobre la fiabilidad de las elecciones, muy pocos votantes que acudieron hoy a las urnas encontraron problemas, e incluso los desperfectos que se presentaron fueron los habituales, como máquinas que se descompusieron y largas filas para votar.

Los días previos a las elecciones fueron tensos, con acusaciones infundadas por parte del candidato presidencial republicano acerca de que los comicios estaban amañados y temores de que los hackers atacaran el sistema electoral.

El día de las elecciones, Trump reiteró sus acusaciones, luego de que su campaña anunció que solicitaba una investigación en el disputado estado de Nevada, ante los reportes de que algunos centros de votación anticipada permitieron que las personas se formaran luego de la hora programada de cierre.

Cuando se le preguntó en Fox News si aceptaría los resultados del martes, Trump se mantuvo con objeciones.

“Veremos cómo transcurre el día y ojalá todo salga bien y ojalá no debamos preocuparnos de nada”, dijo Trump. Más tarde durante la entrevista aseguró que “es un sistema amañado extensamente”.

Las preocupaciones sobre intimidación de votantes y fraude provocaron una serie de demandas en los días previos a las elecciones, y las nuevas regulaciones en más de una docena de estados tienen el potencial para sembrar la confusión en algunos centros de votación.

Pero, al menos en las primeras horas, la mayoría de los problemas fueron rutinarios, de los que suceden en todos los comicios, tales como filas, desperfectos y algunos problemas con las boletas o los padrones. Un votante de New Jersey reportó que llevaba tres horas formado porque había muy pocas máquinas para votar en su centro de voto en Jersey City.

En Texas, un desperfecto en una computadora en Houston obligó a enviar a los votantes a otro lugar a más de tres kilómetros (dos millas) del lugar. El funcionario electoral John Oldham dijo que la consola fue reemplazada por otra y se reanudó la votación.

Andrea Patience, una técnica farmaceuta de 50 años, fue una de las personas que estaba formada cuando surgió el desperfecto técnico. Dijo que esperó una hora a que fuera arreglada. Patience dijo que había una fila de unas 100 personas en ese momento y que casi la mitad de ellos se fueron.

“Había muchas personas molestas”, comentó Patience. “No sé si volverán más tarde u optaron por no votar”.

En Utah, los funcionarios electorales dijeron que los problemas con las máquinas en el sur del estado obligaban a usar boletas de papel, lo que podría afectar a decenas de miles de votantes que aún no habían sufragado. Un problema técnico en el condado Durham, Carolina del Norte, bastión demócrata en un estado que ha sido clave para la contienda presidencial, causó largas filas luego de que las autoridades electorales tuvieron que optar por un proceso de votación a mano.

También hubo reportes esporádicos en Carolina del Norte de personas que acusaban que no aparecían en el registro electoral pese a que se habían inscrito.

La pregunta este año era si habría problemas extensos que indicaran un patrón de fraude o intimidación de votantes.

Trump había insinuado que Filadelfia era uno de esos lugares propensos al fraude electoral. El fiscal de distrito de la ciudad, Seth Williams, dijo pasado el mediodía que su oficina había investigado 68 quejas de intimidación de votantes, máquinas descompuestas y otros problemas, una cifra similar a la de las tres elecciones presidenciales anteriores. Dijo que todas las acusaciones han carecido de fundamentos.

En la última semana, los demócratas entablaron demandas en siete estados por los presuntos esfuerzos de los republicanos y la campaña de Trump para desplegar una red de observadores que buscara instancias de fraude. Los republicanos rechazaron las acusaciones de intento de intimidación y los jueces no encontraron pruebas de esos intentos.

Aunque había temores de que la intensa retórica de campaña provocaría confrontaciones en los centros de votación, solo se reportaron algunos roces sin mayores incidentes. En el sureste de Michigan, las autoridades señalaron que afuera de un centro de votación, se presentó una discusión entre una mujer que estaba a favor de la candidata Hillary Clinton y otra a favor de Trump, lo que provocó que un hombre empujara a una de las mujeres y otras personas se involucraran. No hubo arrestos.

Esta es la primera elección presidencial en la que no rige una cláusula crucial de la Ley del Derecho al Voto. Un fallo de la Corte Suprema en 2013 anuló la parte de la ley que obligaba a estados y jurisdicciones con una trayectoria de discriminación racial a someter cualquier cambio en sus leyes electorales a la aprobación del Departamento de Justicia federal. Esto permitió a varios estados, en su mayoría con legislaturas y gobernadores republicanos, imponer leyes de identificación más estrictas y limitar la votación anticipada.

Las impugnaciones de algunas de estas leyes han dado lugar a una serie de fallos que bloquearon o anularon algunas disposiciones, a la vez que ratificaron o restauraron otras. Esto generó temores de desinformación entre los votantes, las autoridades electorales y los empleados de los comicios.

El fallo de la Corte Suprema también llevó al Departamento de Justicia a enviar menos observadores entrenados que en años anteriores, lo cual probablemente reducirá su capacidad para detectar instancias de intimidación y otros problemas en potencia.

Mientras tanto, las autoridades electorales se precavían de cualquier intento de irrupción en sus sistemas. Unos 48 estados aceptaron una oferta del gobierno federal de verificar sus bases de datos de votantes y buscar puntos vulnerables en sus sistemas después de intentos de hackers de penetrar en los de dos estados a mediados de año.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

"Fracasamos": qué pasó con el polémico plan de Suecia contra COVID-19

Suecia ha recibido críticas por su política para manejar la pandemia, menos estricta que la de otros países europeos.
17 de diciembre, 2020
Comparte

“Creo que hemos fracasado. Tenemos un gran número de muertos y es terrible”.

Así definió el rey de Suecia, Carlos Gustavo, el año 2020, marcado por la polémica estrategia del país contra la covid-19.

Suecia ha recibido críticas por su gestión de la pandemia, en la que nunca impuso el confinamiento total que se vio en otros países europeos, y basada, más que en normas de obligado cumplimiento, en recomendaciones a la población.

Ha habido casi 350,000 casos de coronavirus confirmados y más de 7,800 muertos en Suecia.

“El pueblo de Suecia ha sufrido tremendamente en condiciones difíciles. Uno piensa en todos los miembros de las familias que no han podido despedirse de sus familiares enfermos. Creo que es una experiencia dura y traumática no poder dar una cálida despedida”, dijo en el programa anual de televisión en el que revisa el año que termina.

Cuando le preguntaron si tenía miedo de resultar infectado con el virus, el rey, que tiene 74 años, respondió: “Últimamente, se ha hecho más evidente, se ha ido acercando más y más. Eso no es lo que uno quiere”.

En lugar de basarse en reglas y sanciones, Suecia apela a la responsabilidad de los ciudadanos y el deber cívico, y las autoridades se limitan a emitir recomendaciones. No hay castigo para quienes hacen caso omiso de ellas.

El gobierno sueco nunca ha impuesto un confinamiento total ni el uso obligatorio de la mascarilla, y bares y restaurantes han permanecido abiertos.

Sin embargo, hace pocos días se solicitó a escuelas en Estocolmo, la capital, que pasen lo antes posible a enseñar a distancia a sus estudiantes de entre 13 y 15 años por primera vez. La medida se anunció en respuesta al aumento de los contagios.

Una semana antes se había decidido la educación a distancia para los mayores de 16 en todo el país.

Y el lunes, llegaron nuevas recomendaciones a nivel nacional sobre distancia social para el periodo navideño que sustituyen a las que habían emitido las autoridades regionales.

El consejo para los suecos es que no se reúnan más de ocho personas, hacerlo al aire libre cuando sea posible y evitar viajar en tren o autobús.

Se mantiene en vigor la prohibición de encuentros públicos de más de ocho personas, lo que afecta a eventos como conciertos, competiciones deportivas y manifestaciones.

La polémica de las medidas “voluntarias”

El epidemiólogo jefe del Estado sueco, Anders Tegnell, dijo en noviembre que la estrategia que seguía el país combinaba medidas legales y acciones voluntarias.

Le dijo a la BBC: “Creemos que es realmente la mejor” en el contexto sueco.

De acuerdo con un informe oficial publicado esta semana, la estrategia nacional fracasó en la protección de los mayores en residencias, algo por lo que el gobierno ha aceptado su responsabilidad.

Más del 90% de las muertes relacionadas con la covid se han producido entre mayores de 70 años y casi la mitad en residencias de mayores y dependientes, afirma el gobierno.

Una mujer recoge muestras de test de la covid-19 en la ciudad sueca de Malmo.

Reuters
La estrategia sueca se ha basado más en la colaboración ciudadana que en normas de obligado cumplimiento.

Tegnell dijo que el organismo que dirige, la Agencia Sueca de Salud Pública, no es responsable de dirigir este tipo de centros y que todos los interesados deben ayudar a mejorar la situación para asegurarse de que los ancianos no se contagien.

Para Tegnell, Suecia ha mejorado en la protección de los mayores, y dijo que ningún país ha tenido un éxito total en esta tarea.

El epidemiólogo sueco recordó en una entrevista en Sverige Radio el miércoles que incluso Alemania estaba siendo ahora duramente golpeada.

Suecia ha sido también señalada por ser uno de los países con un mayor número de casos per cápita y acumula más muertos que todo el resto de estados nórdicos sumados.

Esto ha provocado críticas de vecinos como Noruega, Dinamarca y Finlandia, que se quejan de que la laxa política sueca está poniendo en riesgo la efectividad de sus propias medidas.

El martes, el primer ministro sueco, Stefan Lofven, dijo que tenía la sensación de que muchos expertos habían subestimado la segunda ola.

“Creo que muchos en la profesión no vieron venir semejante ola”, dijo al diario Aftonbladet.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=BKNQNzyRydw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.