Precios sin control del material electoral: una urna cuesta 29 pesos en un estado y en otro 600
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Omar Bobadilla (@obobadilla)

Precios sin control del material electoral: una urna cuesta 29 pesos en un estado y en otro 600

La segunda parte de nuestro especial Derroche por la democracia: así se tira tu dinero. Te explicamos cómo los institutos electorales estatales compran materiales y documentación electoral a precios muy distintos, aunque sean los mismos productos.
Omar Bobadilla (@obobadilla)
Por Redacción Animal Político
23 de noviembre, 2016
Comparte

Puedes ver la primera parte de este especial aquí.


Las compras de materiales electorales en los estados no tienen sentido: la misma urna puede costar 29 o 608 pesos, dependiendo de la entidad que compre. Esto sucede incluso cuando la vende la misma empresa.

Una mampara puede costar 589 pesos en un estado y 2,550 en otro, porque los responsables de comprar el material electoral de cada estado pueden gastar sin control ni supervisión. Las diferencias de precio pueden ser de 20 a 1.

Según Ciro Murayama, consejero del Instituto Nacional Electoral (INE), los institutos estatales electorales están a cargo de negociar y fijar los precios, pero —cuando se les pregunta— no ofrecen ninguna explicación para tener variaciones de ese tamaño.

El mercado que vende estos productos a los estados lo dominan cuatro empresas: Seriplast de México, Formas Finas y Materiales, Litho Formas y Talleres Gráficos de México. Esta última es una empresa del gobierno federal cuyo director es designado por el Presidente y su junta de gobierno la encabeza el Secretario de Gobernación. Ni siquiera por ser empresa pública vende más barato o al mismo precio para diferentes entidades.

Estas empresas venden a precios muy distintos los mismos productos. Por ejemplo, Seriplast de México vendió una mampara a Colima en 589 pesos, a Michoacán en 624 pesos y a San Luis Potosí en 888 pesos.

En otros estados fue mucho más caro: a Puebla en 1,442 pesos, Baja California Sur en 1,344 pesos y Campeche en 2,550 pesos. Hay una diferencia de 332% entre la venta más cara y la más barata.

derroche-electoral

Los consejeros Luis Fernando Landeros y Juan Manuel Vázquez, de los institutos electorales de Aguascalientes y Veracruz, dijeron que pueden compran de dos formas distintas.

La primera es la que se determina a través de una licitación, en la que se elige a la empresa que entrega la mejor oferta. La segunda es el precio que les ofrece Talleres Gráficos de México, que al estar vinculada al gobierno federal no participa en estas licitaciones y obtiene los contratos por adjudicación directa. Sus precios deberían ser competitivos en el mercado.

Pero aunque los órganos locales dicen que Talleres Gráficos de México tiene precios base, esta empresa también vendió mamparas a precios muy distintos: Guerrero en 581 pesos, Sinaloa en 765 pesos, Zacatecas en 823 pesos, Baja California Sur en 900 pesos y Quintana Roo en 1,798 pesos.

La versión que Talleres Gráficos dio a Animal Político es que la diferencia de precio es responsabilidad de los institutos electorales estatales: “Los estados contratan y solicitan distintos materiales, muchas veces uno que no es el más barato. En lugar de plástico blando, piden duro y eso es más caro. O sobre el modelo que se ofrece y está aprobado por la autoridad electoral piden otras especificaciones que hacen que el material sea más caro y nosotros tenemos que ajustar el precio”.

Sobre este tema el consejero del INE, Ciro Murayama, señaló que no hay razón para que el gasto de los institutos electorales locales, tanto en materiales como en documentación, sea tan dispar. Agregó que las empresas no tendrían por qué ofertar a precios tan distintos si se trata del mismo producto, y esto mucho menos debería ocurrir con Talleres Gráficos de México, que es un organismo público.

Para Murayama la diferencia de entre 10 y 15% en el precio sólo puede justificarse por volumen: siempre será más barato hacer los materiales y documentación electoral de un estado con más población.

Pero esa justificación tampoco sirve para explicar la diferencia de precios en los estados. El costo promedio de una boleta impresa por Talleres Gráficos de México es de 80 centavos. En ese precio la compró Colima en 2015, estado con 498 mil electores. Pero en el mismo año Campeche —con 100 mil electores más— la compró a Seriplast de México en 2.20 pesos.

Otros estados que compraron a precios más altos pese a tener más población son Jalisco y Quintana Roo, que compraron a Litho Formas boletas de 1.36 pesos.

Hay estados que compraron urnas con la empresa Seriplast o Talleres Gráficos en entre 250 y 300 pesos cada una. Cuando lo hicieron a la empresa Formas Finas y Materiales, como en el caso de Nuevo León, el costo se fue a los 608 pesos. Pero cuando las compraron a empresas locales, que tienen sede en las entidades, el costo disminuyó notablemente: Guanajuato compró la urna a una firma estatal por 48 pesos y San Luis Potosí, 29 pesos; es decir, 20 veces menos de lo que pagó Nuevo León.

****
En la última parte del especial Derroche por la democracia: así se tira tu dinero, te contaremos cómo los institutos estatales electorales gastan de más en la organización de comicios locales y cómo los partidos políticos se suman a ese derroche de dinero público y ahora te cuestan 1,494 millones de pesos más.

Coordinación: Tania L. Montalvo
Equipo de Investigación: Fernanda Muñoz, Elizabeth Velázquez, Manuel Ureste, Arturo Ángel y Arturo Daen.
Diseño de información: Omar Bobadilla


titulo-oples-01

Ver el mapa en pantalla completa


Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Reuters

Sube a 724 la cifra de fallecidos en Haití por el sismo de magnitud 7.2; hay miles de heridos

El sismo fue alertado en la mañana de este sábado por el Servicio Geológico de EE.UU. En un primer comunicado, las autoridades dijeron que los muertos eran 29 pero con el paso de las horas la cifra aumentó significativamente.
Reuters
15 de agosto, 2021
Comparte

Un terremoto de magnitud 7,2 sacudió este sábado el sur de Haití causando al menos 724 muertos y decenas de heridos.

La oficina de Protección Civil de Haití confirmó la cifra de víctimas mortales y señaló que hay al menos 2.800 heridos, situación que ha desbordado los hospitales de las zonas afectadas.

La situación se dificultó debido a una fuerte réplica que se sintió en las horas de la noche de Haití.

Del total de fallecidos, gran parte se produjeron en el sur, según el informe de este organismo.

El terremoto, que también se sintió en República Dominicana y Cuba, ocurre pocos días antes de la posible llegada de la tormenta tropical Grace.

Según el reporte del Servicio Geológico de EE.UU. (USGS, por su siglas en inglés), el epicentro del sismo, de 10 kilómetros de profundidad, se ubicó a unos 12 kilómetros de la ciudad de Saint-Louis du Sud.

Las autoridades locales reportaron daños estructurales en las ciudades Jérémie y Les Cayes, además de la capital, Puerto Príncipe.

Jérémie quedó incomunicada por carretera y su muelle resultó completamente destruido.

En Les Cayes varios edificios se habían derrumbado o sufrido daños importantes, de acuerdo a las autoridades, que dijeron que hay una operación de búsqueda de sobrevivientes.

Map

El terremoto se produjo alrededor de las 8:30 am hora local (12:30 GMT).

Ayuda internacional

El primer ministro de Haití, Ariel Henry, señaló que la situación es “dramática” y añadió que el sismo provocó “varias pérdidas de vidas humanas y materiales” en varios departamentos del país.

Ariel Henry, primer ministro de Haití

Getty Images
El primer ministro de Haití, Ariel Henry, le pidió a la población que no entre en pánico.

Henry declaró el estado de emergencia por un mes y pidió a la población que no entre en pánico.

“Lo más importante es recuperar el máximo número posible de sobrevivientes bajo los escombros”, dijo el primer ministro.

“Sabemos que los hospitales locales, en especial el de Les Cayes, están sobrepasados por la cantidad de heridos”.

En su cuenta de Twitter, el primer ministro hizo un llamado “al espíritu de solidaridad y compromiso de todos los haitianos” para afrontar “esta dramática situación que vivimos actualmente” a causa del terremoto que se registró este sábado.

Casa derrumbada en Les Cayes, Haití tras el terremoto.

Reuters

Henry compartió fotos aéreas de Les Cayes, ciudad que sobrevoló para tener una mejor idea de cómo canalizar las medidas de emergencia.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, autorizó una “respuesta inmediata” de ese país para ayudar a Haití.

Un equipo de expertos en desastres de EE.UU. se encuentra ya en el país caribeño para evaluar “los daños y necesidades” de la población.

Así lo anunció este sábado la administradora de la Agencia de Cooperación para el Desarrollo de Estados Unidos (Usaid, en inglés), Samantha Power, designada por Biden para coordinar la respuesta al sismo.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, también ordenó este sábado enviar todo el apoyo que se pueda a Haití.

Casa derrumbada en Les Cayes, Haití tras el terremoto.

EPA

El presidente dominicano, Luis Abinader, cuyo país comparte con Haití la isla La Española, ofreció ayudar “dentro de sus posibilidades”.

Organizaciones internacionales insistieron en la necesidad de instalar de forma “inmediata” albergues para socorrer a “muchas personas” que han perdido sus hogares.

Save the Children y Unicef destacan la especial vulnerabilidad de niños y adolescentes.

“Estamos profundamente entristecidos por la información sobre las víctimas y los daños causados por el terremoto en Haití”, dijo Bruno Maes, el representante de Unicef en la nación caribeña, en un comunicado enviado a los medios.

“Unicef está trabajando con socios gubernamentales y no gubernamentales para suministrar apoyo a las comunidades afectadas. Expresamos nuestra solidaridad con familias y niños en estos momentos de dificultad”.

Leila Bourahla, directora de la oficina en Haití de Save the Children, habló con The New York Times: “Está claro que esta es una emergencia humanitariaa gran escala“.

La tenista Naomi Osaka anunció que donará todas sus ganancias del próximo torneo que disputará la semana que viene para los esfuerzos de recuperación en Haití, el país del que es originario su padre.

Edificios destruidos

Usuarios de redes sociales compartieron imágenes de edificios afectados por el sismo en la región norte del país.

“Muchas casas están destruidas, hay personas muertas y algunas en el hospital”, le dijo Christella Saint Hilaire, que vive cerca del epicentro, a la agencia AFP.

La agencia Reuters reportó que la situación más difícil se dio en la ciudad de Les Cayes, donde residen 129.000 personas. Allí testigos señalaron el colapso de varios edificios, entre ellos un hotel.

https://twitter.com/JCOMHaiti/status/1426533275858788352

“Igual o peor que 2010”

Milford Milo, habitante de Puerto Príncipe, le dijo a BBC Mundo, que la zona más afectada era sin duda el sur del país.

“En la capital no se presentaron daños, aunque hubo una ola de pánico que hizo que muchas personas salieran a las calles debido a lo que pasó hace 11 años”, anotó Milo.

Un auto destruido tras el terremoto en Haití.

Getty Images

En 2010 Haití fue víctima de un feroz terremoto que dejó cerca de 200.000 muertos y más de 300.000 heridos.

Y para Milo, este terremoto podría tener una dimensión similar.

“Lo que me cuentan las personas que viven allá es que hay muchos edificios colapsados y mucho caos. Estas son provincias donde las construcciones son mucho más frágiles que las que hay o había en la capital en 2010”, señaló.

Edificio derrumbado en Jérémie, Haití.

Reuters

El Sistema de Alerta de Tsunamis de Estados Unidos emitió una advertencia de maremoto después del terremoto, levantándola poco después.

Profunda crisis

Este sismo se produce cuando Haití ya está sumido en una crisis política, humanitaria y de seguridad.

Haití en cifras. [ 11 millones de habitantes ],[ 55% de ellos vive bajo la línea de pobreza ] [ 2004-2017 Años en los que estuvieron las fuerzas de la ONU. ],[ 200.000 muertos dejó el terremoto de 2010. ], Source: Source: BBC Monitoring, Image:

Ocurre además un mes después del asesinato del presidente Jovenel Moìse, mientras que zonas del país se enfrentan a un hambre creciente y los servicios de salud están colapsados por la pandemia de covid-19.

“¡Este país nunca encuentra un descanso! Cada año de mala gestión no dolió, pero los efectos acumulativos nos hicieron vulnerables a todo “, dijo el empresario haitiano Marc Alain Boucicault en Twitter.

“Va a llevar años arreglar las cosas ¡y ni siquiera hemos empezado!”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=lGUuIKrNxbE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.