Legisladores se indignan por gasto de partidos políticos, pero ven difícil una reforma electoral
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Legisladores se indignan por gasto de partidos políticos, pero ven difícil una reforma electoral

Luego de que una investigación de Animal Político documentara que el gasto de los partidos aumentó 5 mil 700 millones en dos años, diputados y senadores plantean propuestas para recortar las prerrogativas a sus partidos.
Cuartoscuro
Por Manu Ureste
25 de noviembre, 2016
Comparte

La Ley General de Partidos Políticos de 2014 fue discutida en la Cámara de Diputados y en el Senado en tan solo 48 horas y aprobada sin la oposición de ningún partido.

Ahora, dos años después, y luego de que Animal Político documentara que los partidos se han embolsado 5 mil 700 millones extra en prerrogativas gracias a esta ley aprobada en el marco de la Reforma Política y del ‘Pacto por México’, diputados y senadores aseguran estar “indignados” con tal derroche de recursos.

Por ello, y ante el nuevo recorte presupuestal de 239 mil millones de pesos con el que México recibirá el próximo 2017, los legisladores plantean medidas para frenar “el despilfarro” de dinero con el que se están beneficiando sus respectivos partidos, como rediseñar el Instituto Nacional Electoral (INE), recortar los gastos a institutos políticos un 50%, o hacer otra reforma a la reforma política de 2014.

Sin embargo, llevar a cabo estas medidas a corto plazo requiere sobre todo de la voluntad de los legisladores y sus partidos que, a meses de las elecciones a gobernador en el Estado de México, Coahuila y Nayarit, y a menos de dos años de las elecciones presidenciales, deberían aceptar perder cientos de millones en prerrogativas aun y cuando la ley actual los ampara. Algo que, tal y como admiten algunos senadores, parece “francamente complicado”.

Animal Político te presenta la postura de los legisladores sobre el aumento millonario destinado a partidos políticos. Cabe precisar que si bien los senadores se renuevan cada seis años –por lo tanto los actuales sí votaron y aprobaron la reforma de 2014-, los diputados actuales no la votaron, puesto que en 2015 se renovó la Cámara.

Recortar 50% a partidos

Para Armando Ríos Píter, senador del PRD por el estado de Guerrero –donde el gasto de los partidos pasó de 67 millones en 2014 115 en 2015, un 61% al alza con la inflación-, se requiere de “un cambio radical en el  modelo de financiación” de los partidos.

“El gasto de nuestra democracia es enorme”, admitió el legislador, quien aseguró que en colaboración con el senador panista Francisco Búrquez ya están construyendo una iniciativa para recortar 50% el gasto de los partidos.

“Si queremos que nuestra democracia electoral sea atractiva para la ciudadanía, tenemos que hacer un recorte trascendental. Un crecimiento de más de 5 mil millones en prerrogativas es difícil de justificar cuando, por otro lado, se están haciendo recortes en salud y educación”, apuntó.

Aunque no precisó más sobre cómo se llevaría a la realidad ese recorte, Ríos Píter opinó que se requiere de “un cambio mucho más radical” que hacer modificaciones a la reforma política aprobada en 2014.

“Hay que cambiar el modelo de financiamiento de los partidos –insistió-, y obligarlos a que verdaderamente innoven en las campañas”.

“Una nueva reforma necesita de una presión muy fuerte de la ciudadanía”

Martha Tagle, senadora independiente, dijo que recortar al gasto de los partidos sí pasa directamente por hacer una reforma a la reforma política de 2014.

“No hay de otra”, dijo Tagle, quien recordó que de poco sirve plantear ideas y propuestas si no se hace una modificación a la actual Ley General de Partidos Políticos. Dicho cambio a la ley, explicó la senadora, debe incluir también un cambio en la fórmula de cómo se reparte el dinero entre los partidos.

Con la fórmula de la ley actual, cada ciudadano en edad para votar paga dos veces por los partidos: una vez por los nacionales y otra por los estatales, y así estos reciben más dinero. De hecho, en los estados el presupuesto de los partidos ha aumentado, en promedio, un 88%.Un ejemplo: en Baja California aumentó de 15.8 millones en 2014 a 116.4 millones un año después. Para 2016, había aumentado a 126.7 millones (592%, calculando la inflación).

No obstante, hacer modificaciones a la fórmula que ha dejado ganancias por más de 5 mil millones a los partidos, va a resultar complicado.

“En primer lugar, no tenemos mucho tiempo –planteó Tagle-. La reforma tendría que salir en el próximo periodo febrero-abril, porque tendría que volver a homologarse en los 32 estados de cara a los próximos comicios”.

“Y en segundo lugar, una reforma para recortar el gasto es un tema que ningún partido ha puesto sobre la mesa para debatirlo”, añadió la senadora.

“Por eso –concluyó-, para que el recorte se incluya en la agenda se requiere primero de una fuerte presión de la ciudadanía”.

¿Financiación pública o privada para los partidos?

Guadalupe Acosta Naranjo, representante del PRD ante el INE, recordó que el dinero que se entrega a los partidos “es el recurso que marca la ley”, y que el debate no debe centrarse “en si es mucho o poco dinero”, sino más bien en si la sociedad quiere un modelo de financiación público o privado para los partidos.

“¿Queremos un modelo como el de Estados Unidos donde los recursos son privados, para que sean los empresarios o los narcotraficantes quienes terminen decidiendo las elecciones?”, preguntó el legislador.

“En mi opinión, el financiamiento debe ser público”, se respondió para subrayar a continuación que con la reforma electoral de 2014 se le dio “dientes” al INE para fiscalizar los gastos de los partidos, eliminando el secreto bancario, el secreto fiduciario y el secreto fiscal.

“Tenemos la burocracia electoral más cara del mundo” 

Jorge Álvarez Maynez, consejero del partido Movimiento Ciudadano (MC) ante el Instituto Nacional Electoral (INE), también admitió que la reforma política de 2014 no ha cumplido con la promesa de reducir los costos de los comicios.

“Al contrario –concedió-. Tenemos la burocracia electoral más cara del mundo”.

En opinión de Álvarez, para reducir los gastos electorales se debe, en primer lugar, empezar por el INE.

“En 2015 ya rechazamos el nuevo edificio del INE (que supondrá una “inversión” de más de mil 100 millones de pesos) y denunciamos que cuenta con un coordinador de asesores que gana más que los secretarios de estado”, apuntó el legislador, quien subrayó que como sociedad “debemos preguntarnos qué tipo de INE necesitamos”. “Ya que –abundó-, lo que es un hecho es que el INE actual no es lo que en verdad ocupamos”.

Además del INE, cabe recordar que en la segunda parte del especial ‘Derroche por la democracia: así se tira tu dinero’, se documentó que los institutos electorales a cargo de organizar las elecciones para gobernador duplicaron su gasto entre un proceso electoral y otro, sin justificación.

Aguascalientes es un claro ejemplo. Entre la elección para gobernador de 2010 y la de 2016 el gasto aumentó 922%; en la primera se gastó 1.7 millones de pesos en materiales electorales y en la de este año 22.2 millones. No hay explicación para este incremento.

“Poner controles al sistema electoral cuesta dinero”

El priista Jorge Carlos Ramírez justificó que el aumento de los costos de la democracia electoral está directamente relacionado con la necesidad de garantizar la “imparcialidad” de todas las elecciones en el país.

“Todavía el sistema (electoral) presenta vulnerabilidades y vacíos que hay que llenar. Y por cada uno de esos vacíos, la propuesta es ponerle más controles. Y cada control cuesta dinero”, señaló Ramírez.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El “tremendo daño” que está causando a la economía china la política de cero covid

Estrictos confinamientos han golpeado a la segunda mayor economía del mundo. Las proyecciones apuntan a que este año tendrá uno de los menores crecimientos de las últimas cuatro décadas, afectando a todo el resto del mundo.
4 de diciembre, 2022
Comparte

Los estrictos confinamientos por la política de covid cero han dado un duro golpe a la economía china y los efectos se han hecho cada vez más evidentes.

El desempleo juvenil alcanzó un récord de 20%, las ganancias corporativas se han reducido y el sector manufacturero volvió a contraerse en noviembre.

Para un país acostumbrado a tener tasas de crecimiento anual cercanas al 9% en las últimas décadas, las cosas se están complicando.

Los pronósticos internacionales estiman que el crecimiento económico para este año no superará el 3%, muy por debajo de las expectativas del gobierno.

Si las cosas siguen así, la economía china sufriría la expansión más lenta en más de cuatro décadas, descontando la crisis de 2020 en medio de la pandemia.

Aunque este jueves el gobierno chino anunció que reducirá algunas de las restricciones impuestas a la movilidad de las personas para contener la pandemia de COVID-19, no está claro aún cuáles serán las nuevas medidas, en un momento en que han subido las infecciones provocadas por la variante ómicron en una población que no ha sido vacunada masivamente.

Hartos del encierro, en los últimos días cientos de ciudadanos protagonizaron inéditas protestas detonadas tras un incendio que mató a 10 personas encerradas en un edificio residencial de altura.

Los manifestantes atribuyeron las muertes a que las puertas del edificio estaban bloqueadas para evitar los contagios, algo que las autoridades niegan.

Protesta, Pekín, 27 Nov 2022

Reuters
Manifestantes han salido a protestar contra los estrictos confinamientos.

No queremos pruebas de covid, queremos libertad”, gritaba un grupo de jóvenes en las calles de Shanghái durante manifestaciones que también incluyeron gritos contra el gobierno de Xi Jinping, algo inédito en el gigante asiático.

Mientras las restricciones a la libre circulación han frenado la confianza de los consumidores desatando incluso la ira de quienes son sometidos a largos encierros, el gobierno enfrenta el dilema de cambiar el enfoque sanitario para estimular la economía, arriesgándose a que los contagios se salgan de control.

“Un daño tremendo a la economía”

“El cero covid está causando un daño tremendo a la economía china”, dice a BBC Mundo Nancy Qian, profesora de Economía en la Escuela de Administración Kellogg de la Universidad Northwestern, Estados Unidos.

Los bloqueos han causado gigantescas interrupciones en las cadenas de suministro de productos alrededor del mundo. Y en el interior del país, los efectos han sido muy duros sobre la población.

Puerto en China

Getty Images

Durante el cierre en Shanghái, señala Qian, los envíos de alimentos llevados a la ciudad para los residentes encerrados “se pudrieron en las calles mientras los ciudadanos pasaban hambre”.

Los cierres a gran escala de un mes de una ciudad como Pekín o Shanghái, explica la investigadora, reducen el crecimiento económico en al menos un 4%.

Si sumas todos los bloqueos que han ocurrido, sabes que el impacto negativo es enorme”.

Cualquier debilitamiento de la segunda mayor economía del mundo tiene ramificaciones globales, más aún cuando organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) estiman que alrededor de un tercio de los países caerán en recesión en 2023.

Cómo el iPhone se convirtió en un símbolo de la desesperación

Los inversores y los mercados están inquietos por el aumento en las infecciones, considerando que China no ha tenido una campaña de vacunación masiva, algo que aumenta aún más los niveles de incertidumbre sobre el futuro económico.

Por otro lado, “las personas dentro del país están gastando menos dinero en cosas como automóviles y teléfonos inteligentes”, otra señal del impacto que ha tenido la política de covid cero, dice Suranjana Tewari, corresponsal económica para Asia de la BBC.

Xi Jinping

Getty Images
Las infecciones siguen aumentando en una población que no ha sido masivamente vacunada por el gobierno de Xi Jinping.

Como telón de fondo, agrega, está el hecho de que “China se enfrenta a una serie de desafíos como la crisis inmobiliaria, las enérgicas medidas contra las empresas de tecnología y los efectos de una menor demanda como resultado de la desaceleración mundial”.

Empresas multinacionales como Apple están viendo los efectos de la política de covid cero en sus líneas de producción.

El cierre reciente de una planta china que ensambla iPhones ha causado problemas al gigante tecnológico. La fábrica, que emplea a 200 mil personas y es propiedad de Foxconn, una empresa taiwanesa, sufrió un brote en octubre que obligó a un cierre parcial.

Cuando la comida comenzó a escasear, muchos empleados se dieron a la fuga, saltando muros y caminando por autopistas en un intento por llegar a casa. Una situación desesperada que ha tenido un impacto en la fabricación de un producto de consumo masivo en el mundo.

Calles confinadas. Personas afuera de negocios

Getty Images

Pese a que la severidad de los confinamientos podría cambiar en las próximas semanas, hasta esta semana los bloqueos seguían vigentes en ciudades que representan aproximadamente una cuarta parte del PIB de China, según un índice compilado por Nomura, un banco de inversión japonés.

“Es posible que empeore antes de mejorar”

La política de covid cero ha sido un gran freno para la economía china en los últimos meses, argumenta Mark Williams, economista jefe para Asia de la consultora Capital Economics.

Ha obligado a las ciudades a implementar bloqueos y ha hecho que todos desconfíen de salir por temor a ser puestos en cuarentena, dejando a más de 2 millones de personas en instalaciones de cuarentena, dice a BBC Mundo.

Confinamiento en Guangzhou, China. Personas llevan comida a confinados.

Getty Images
Edificios completos son cerrados si hay un contagio. En muchos casos, la gente se queda sin alimentos.

“Es posible que empeore antes de mejorar”, apunta, dado que “las autoridades no querrán relajar la política covid cero hasta que los vulnerables estén bien vacunados, y eso llevará meses”.

La reapertura de un país toma tiempo. Incluso si el país decidiera poner fin ahora a la política de covid cero, los efectos económicos positivos probablemente comenzarían a sentirse hacia 2024, señalan algunos analistas.

Pero todo depende del plan de reapertura que definan las autoridades chinas y la velocidad con que lo implementen.

“Sin duda habrá una apertura”

Algunos economistas están confiados en que más temprano que tarde habrá un cambio en la política.

TRabajadora china

Getty Images

“La apertura será lenta, probablemente con algunas vueltas atrás, pero sin duda habrá una apertura”, dice a BBC Mundo Alicia García-Herrero, economista jefa para Asia-Pacífico del banco de inversiones Natixis.

“China está intentando mover la política de cero covid al modelo de Hong Kong, en el sentido de hacer confinamientos muy rápidos”, agrega, aunque “claramente la inversión y el consumo no van a volver rápidamente porque la gente está muy preocupada”.

Aunque la reapertura sea un proceso largo y difícil, de todos modos, dice García-Herrero, “la economía estará mejor el año que viene”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.